Archivo de la categoría: CAS – Coordinadora Anti-privatización de la Sanidad Publica

Último comunicado de CAS Madrid Oficial (19/01/2021)

Desde CAS Madrid Oficial (SAS-Sindicato Asambleario de Sanidad, Solidaridad Obrera y Plataforma Sindical de la EMT) queremos hacer público que no tenemos nada que ver con el contenido los textos publicados últimamente en las páginas CAS Madrid y CAS Estatal:

– “La Atención Primaria que queremos” (CAS Madrid – CAS Estatal).

– “El medicamento como negocio y dudas razonadas acerca de la vac- una  de Pfizer-BioNTech publicado con este título  en CAS Estatal” (publicado en CAS Madrid con el título “Crítica del medicamento como negocio e incertidumbres argumentadas acerca de la vacuna PfizeBioNTech-Versión ampliada”).

Nos referimos, concretamente, a estos dos artículos por las consultas que hemos recibido sobre ellos, aunque cualquier otro texto que se haya publicado en las dos anteriores páginas desde que se usurparon las siglas de CAS (en julio de 2020) no tienen  nada que ver con CAS Madrid Oficial (SAS-Sindicato Asambleario de Sanidad, Solidaridad Obrera y Plataforma Sindical de la EMT).

También queremos aprovechar estas líneas para anunciar públicamente, que en la última reunión que hemos mantenido las 3 organizaciones que conformamos CAS Madrid Oficial hemos decidido dar por concluida nuestra etapa como Coordinadora Anti-Privatización de la Sanidad-CAS. No estamos por la labor de emprender una pelea jurídica por la titularidad de las siglas CAS Madrid. Está pelea distraeria fuerzas de nuestra actividad y sembraría más confusión.

Desde el año 2004 hasta el mes de julio de 2020, hemos trabajado de forma conjunta en hacer comunicados, textos, acciones (como las que se hicieron en cada uno de hospitales privatizados el día en que los responsables políticos del PP los inauguraron), concentraciones, manifestaciones, recogidas de firmas, actos, etc. para defender la Sanidad Pública y denunciar los efectos de las políticas de privatización y recortes sobre la salud y la vida de lxs madrileñxs, sobre todo la clase trabajadora.

A todas las organizaciones sindicales y sociales de Madrid y del resto del Estado con las que hemos trabajado durante estos años, así como a todas las personas que a nivel individual han estado luchando con nosotras, les queremos mandar un abrazo solidario y nuestro más profundo agradecimiento, ya que de todas hemos aprendido.

Como desgraciadamente pasa en la vida, hay quienes se creen por encima de los demás y que rompen todo lo que haga falta para imponer su voluntad.

Desde julio hasta aquí hemos aguantado descalificaciones y mentiras, tanto en público como en privado, de quienes usurparon CAS, pero esa actitud no hace sino reforzar nuestra posición de seguir trabajando unitariamente como hasta ahora, defendiendo los servicios públicos y los derechos de la clase trabajadora.

Seguiremos defendiendo la Sanidad Pública y luchando contra los recortes y la privatización de la forma que consideremos mejor.

Seguimos en la lucha:

– Por la derogación de la Ley 15/97 y del Artículo 90 de la Ley General de Sanidad. Rescate de todo lo privatizado. Atención Primaria centrada en la salud colectiva. Supresión de redes paralelas. Incompatibilidad público-privada. Fuera las empresas de la Sanidad.

– Por una industria sanitaria y farmacéutica pública.

– Por una sanidad para todxs, independientemente de la situación administrativa.

– Por un cuidado de nuestrxs mayores con dignidad.

– Por un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad

– Por un sistema público, universal y con gestión/control democrático.

Madrid, 19 enero de 2021.

Comunicado de CAS Madrid – EL TRASLADO FORZOSO DE TRABAJADORXS DE LA SANIDAD PÚBLICA MADRILEÑA, SE REPITE LA HISTORIA DE PONER EL LUCRO POR DELANTE DE LA SALUD.

https://casmadridoficial.blogspot.com/2020/12/el-traslado-forzoso-de-trabajadorxs-de.html

La noticia del traslado forzoso de trabajadorxs de la Sanidad Pública Madrileña (SERMAS), al ya conocido popularmente como el Hospital Isabel Zendal Díaz Ayuso, Pandemias Virgen de los Milagros, es una repetición de la historia. Ya en 2008, la apertura de 11 hospitales privados (made in Esperanza Aguirre) supuso un desvío de trabajadorxs de los centros del SERMAS hacia esos hospitales (en aquella época solo de categorías sanitarias, en la actualidad también hay categorías no sanitarias afectadas).

Esos hospitales estaban diseñados para hacer negocio y, claramente, para desviar dinero de todxs lxs madrileñxs a empresas privadas. Hoy, el nuevo Hospital de Pandemias sigue el mismo patrón.

De momento sin estar acabado (y sin saber aún cuándo van a entregarlo las constructoras) y teniendo serias dudas sobre su actividad asistencial, ya nos ha costado 100 millones de euros, que han ido a parar a manos de los de siempre; y eso, cuando todavía hay espacio en los actuales hospitales para aumentar el número de camas.

Este traslado forzoso se produce pese a que las plantillas del SERMAS no han sido reforzadas durante la pandemia. No sólo no se han contratado rastreadorxs, sino que muchos de los contratos eventuales no son en realidad “refuerzo Covid”, sino que están siendo utilizados para sustituir a personas que están de baja o que se han jubilado. Se trata, además, de contratos precarios con fecha de caducidad (31 de diciembre). El objetivo: disponer de ellos, no para reforzar la Atención Sanitaria, sino para las campañas de imagen que tanto gustan a Isabel Díaz Ayuso.

Una vez más nos encontramos, como en el año 2008, con un panorama en el que no se construyen hospitales teniendo en cuenta criterios asistenciales, sino intereses electorales (PP) y económicos (empresas de la construcción).

La entrada exhaustiva del negocio y el ánimo de lucro en la sanidad, está suponiendo un deterioro real y patente de la calidad asistencial que estamos pagando lxs madrileñxs, y está poniendo en serio riesgo nuestra salud.

Por eso, nos unimos a las convocatorias como la del próximo viernes 11 de diciembre a las 12 de la mañana ante la puerta de los Centros Sanitarios, y a todas aquellas que tengan lugar con el objetivo de dotar a la Sanidad Pública de los recursos humanos, materiales y económicos suficientes, para afrontar esta pandemia y atender (con calidad y sin las intolerables listas de espera que padecemos) las necesidades reales de la población madrileña.

Desde CAS Madrid seguimos exigiendo:

UNA SANIDAD VERDADERAMENTE PÚBLICA,

QUE SE DEROGUE LA LEY 15/97 Y EL ARTÍCULO 90 DE LA LEY GENERAL DE SANIDAD,

SE RECUPERE LO PRIVATIZADO,

SE GARANTICE QUE TODAS LAS PERSONAS TENGAN ACCESO A LA SANIDAD PÚBLICA (NATIVA O EXTRANJERA LA MISMA CLASE OBRERA),

Y TODO ELLO CON CONTROL DEMOCRÁTICO POR PARTE DE LXS TRABAJADORXS Y QUE NO QUEDE EN MANOS DEL CAPITAL.

Madrid, 9 diciembre de 2020.

Web: https://casmadridoficial.blogspot.com/

Correo electrónico: casmadridoficial@gmail.com

Twitter: @CASMadrid1

https://casmadridoficial.blogspot.com/…/el-

VER PARA CREER, ACTO CONJUNTO CONVOCADO POR IZQUIERDA UNIDA Y LOS USURPADORES DE CAS (Madrid)

El pasado 18 de noviembre de 2020 se hizo público un texto en los medios de comunicación en el dos personas que se autodenominan intengrantes de la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad de Madrid hacían público un artículo titulado “No es Ayuso, es el sistema” tanto en El Salto Diario y en la página web usurpada de CAS Madrid.

En el ante título decían “Lo que oculta a toda costa la izquierda institucional es que tanto la gestión actual como el desmantelamiento previo de la sanidad pública madrileña realizado por los predecesores de Ayuso tiene respaldo legislativo gracias a los mismos que gritan ahora contra Ayuso”, algo que en CAS Madrid (SAS, Plataforma Sindical EMT, Solidaridad Obrera) compartimos ya que los mismos que critican en la Asamblea de Madrid y en sus declaraciones públicas la gestión del trifachito (PP-Ciudadanos-Vox) presidido por Ayuso, son lo que votan las conclusiones del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión de Reconstrucción del Congreso de los Diputados y mantienen la Ley 15/97, las Reformas Laborales, las de las pensiones, la Ley Mordaza, los desahucios…

El actual gobierno del estado esta sostenido, entre otros, por los votos en Congreso de los Diputados de Unidas Podemos, en donde está Izquierda Unida, y no acabamos de creernos que los mismos que dicen en Madrid y en el Estado una cosa, convocan y participan, en Castilla La Mancha, en un acto junto a quienes ellos mismos critican, el 25 de noviembre.

Este acto convocado conjuntamente forma parte la campaña ENCUENTROS HORIZONTE CASTILLA LA MANCHA Diálogo con la sociedad civil para la reconstrucción de Castilla La Mancha que ha sido convocada por Izquierda Unida y Unidas Podemos.

¿Qué es lo próximo que veremos? ¿un acto conjunto Unidas Podemos, PSOE y los usurpadores de CAS Madrid defendiendo la Sanidad Pública? Ver para creer.

Desde CAS Madrid (SAS, Plataforma Sindical EMT, Solidaridad Obrera) estamos donde siempre hemos estado, defendiendo la Sanidad Pública, pidiendo la derogación de la ley 15/97 y del artículo 90 de la Ley General de Sanidad, que se recupere todo lo privatizado, se garantice que todas las personas tengan acceso a la Sanidad Pública y que todo se haga con el control democrático por parte de lxs trabajadorxs, para que no quede en manos del capital.

Madrid, 25 de noviembre de 2020.

https://casmadridoficial.blogspot.com/2020/11/ver-para-creer-acto-conjunto-convocado.html

APOYO Y SOLIDARIDAD CON LA HUELGA DE LXS TRABAJADORXS DE OSAKIDETZA Y SUS SUBONTRATAS. Comunicado CAS Madrid 08/11/2020

El Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha afrontado la pandemia del Covid-19 con las limitaciones que han impuesto las políticas neoliberales tras 24 años de gobiernos del PP: privatizaciones, recortes, precariedad laboral, etc.

Solo para hacernos una idea de ello en el documento del Ministerio de Sanidad Estadística del Gasto Sanitario Público 2018, se puede ver que el gasto sanitario per cápita de la Comunidad de Madrid fue de 1.274€ mientras que el promedio del estado fue de 1.416€ (sólo hay una comunidad que invierte menos en Sanidad por habitante, Andalucía 1.212€, mientras que en Euskal Herria era de 1.753€). En septiembre de 2020 del total 81.430 trabajadorxs que tiene el SERMAS, más del 51% son temporales. Las privatizaciones siguen haciéndose a buen ritmo: rastreadores, personal de limpieza del Hospital Gregorio Marañón, pacientes Covid-19 del mismo hospital, quien sabe si parte o todo del nuevo “hospital de pandemias”, etc.

Ante esta situación cabría pensar que lxs trabajadorxs de la Sanidad Pública madrileña estarían luchando de forma conjunta para cambiar su situación. Pues nada más lejos de la realidad, en los últimos meses ha habido movilizaciones de “sanitarios”, los no sanitarios NO, y sólo en masculino aunque más de 78% sean mujeres, médicxs, “Enfermería de Madrid Unida” que se preocupan tanto por la Sanidad Pública que en su manifiesto no la nombran y hacen una serie de reivindicaciones que la mayoría de ellas son meramente retributivas, y no tienen ningún reparo en reunirse con el grupo parlamentario de Vox en la Asamblea de Madrid.

Las organizaciones sindicales que formamos CAS Madrid siempre hemos defendido la necesidad de que a igual trabajo, igual salario, en todas las categorías laborales, y en el caso que nos ocupa da igual que sean sanitarias o no sanitarias. Desgraciadamente en Madrid la unidad de lxs trabajadorxs de la Sanidad Pública y de todas sus subcontratas no ha sido posible, seguramente más pronto que tarde se produzca esa unidad y junto con los usarios de la sanidad luchemos todxs juntxs para que se rescate todo lo privatizado, se acaben con los recortes, se dote al SERMAS de la plantilla suficiente, se mejoren sus retribuciones y se acabe con la precariedad laboral.

Ahora mismo tenemos el ejemplo en Euskal Herria en donde las organizaciones sindicales LABSATSEELASMECCOOUGTESKSAE y UTESE han convocado tres jornadas de huelga en Osakidetza: el 29 de octubre en los centros de trabajo de Araba, el 5 de noviembre en los de Gipuzkoa y el 12 de noviembre en los de Bizkaia. Convocatoria a la que se han unido lxs trabajadorxs de las subcontratas de Osakidetza que han sido convocadas a la huelga los mismos días y en en los mismos territorios por ELA, LAB, CCOO, UGT y ESK.

Lo que les ha unido sería también extrapolable para la Comunidad de Madrid:

– Una partida presupuestaria para la sanidad pública que se equipare a la media de la UE, destinando un 25% a la Atención Primaria.

– En materia de empleo: Aumento de la plantilla, con la incorporación a la plantilla estructural de los empleos ocultos en fraude. Consolidación de trabajadoras/es eventuales que estabilicen la plantilla y eviten la fuga de profesionales formados por Osakidetza con dinero público.

 – La reversión de todos los recortes: recuperación del poder adquisitivo, Itzarri, desarrollo profesional, primas de jubilación anticipada y negociación de un nuevo acuerdo regulador caducado desde el 2009.

– La reversión de los servicios privatizados con el mantenimiento del empleo.

– Medidas para garantizar la salud y la seguridad de la plantilla, tanto ante el coronavirus, como en su labor diaria: material de protección suficiente y adecuado para todas las categorías; valoración de los riesgos laborales en los distintos niveles asistenciales y adopción de medidas preventivas y de protección; evaluación de riesgos psicosociales, incluyendo los derivados de las cargas de trabajo, y adopción de medidas correctoras.

Este el camino que tenemos que seguir en Madrid la unidad de todxs lxs trabajadorxs de la Sanidad Pública (trabajen para el SERMAS o cualquiera de sus subcontratas) y así junto a lxs usuarixs conseguir:

UNA SANIDAD VERDADERAMENTE PÚBLICA, QUE SE DEROGUE LA LEY 15/97 Y EL ARTÍCULO 90 DE LA LEY GENERAL DE SANIDAD, SE RECUPERE LO PRIVATIZADO, SE GARANTICE QUE TODAS LAS PERSONAS TENGAN ACCESO A LA SANIDAD PÚBLICA (NATIVA O EXTRANJERA SOMOS LA MISMA CLASE OBRERA), Y TODO ELLO CON CONTROL DEMOCRÁTICO POR PARTE DE LXS TRABAJADORXS Y QUE NO QUEDE EN MANOS DEL CAPITAL.

Madrid, 8 noviembre de 2020.

AYUSO VUELVE A PONER EL NEGOCIO POR DELANTE DE LA SALUD DE LXS MADRILEÑXS. Comunicado CAS Madrid

Según el Portal Estadístico de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), en septiembre del año 2020 había 81.430 personas trabajando (sin tener en cuenta al personal directivo), lo que en relación a febrero del mismo año supone un incremento en plantilla de 9.163 personas; incremento que no solo no alcanza las 10.000 personas a las que se comprometió el gobierno madrileño, sino que en un enorme porcentaje no suponen nuevos efectivos, sino cobertura de bajas médicas, etc.

Con esta cifra de los hospitales están llegando a situaciones críticas, el Gregorio Marañón ya ha privatizado parte de su asistencia sanitaria a pacientes de Covid-19, las urgencias de Atención Primaria están cerradas desde marzo, los Centros de Salud siguen sin poder prestar su asistencia sanitaria con normalidad, no se han contratado casi rastreadores, etc., y ahora el SERMAS ha decidido que los trabajadorxs que van a ir a su nuevo Hospital de Pandemias (Hospital Enfermera Isabel Zendal) van a salir de su actual plantilla.

Si con la plantilla actual el SERMAS no ha podido recuperar su actividad normal, con menos efectivos ¿qué va a suceder?, ¿cuándo se recuperará la normalidad? El gobierno madrileño y quienes lo mantienen (PP-Cuidadanos-Vox) solo buscan una solución para la Sanidad Pública que pasa por su privatización y por favorecer los intereses de las empresas. Un ejemplo de ello lo tenemos en el hospital de pandemias que, según todas las informaciones ya está acumulando fuertes incremento sobre el gasto previsto (se estiman ya en 46 millones los sobrecostes).

No se puede seguir jugando con la salud y la vida de lxs madrileñxs. Pese a que a este gobierno solo le importen los beneficios económicos de las empresas privadas, hay un dato que debería de llamar a atención sobre lo que viene pasando en Madrid desde el 1 septiembre al 3 de noviembre: según los propios datos de la Comunidad de Madrid, los muertos por covid-19 llegan a la enorme cifra de 2.501. Para este gobierno neoliberal es un dato con poca relevancia, aunque en los barrios obreros de Madrid lxs trabajadorxs lo tienen muy claro, y se manifiestan continuamente en defensa de la Sanidad Pública, contra su privatización y en defensa de su salud y su vida. 

Desde CAS Madrid lo tenemos muy claro: hay que seguir con la lucha en defensa de la Sanidad Pública, hay que recuperar para manos públicas todo lo privatizado, hay que dotar a los centros sanitarios  de los recursos materiales y humanos suficientes para garantizar nuestra salud y nuestra vida.

POR UNA SANIDAD VERDADERAMENTE PÚBLICA, POR LA DEROGACIÓN DE LA LEY 15/97 Y EL ARTÍCULO 90 DE LA LEY GENERAL DE SANIDAD, POR RECUPERAR LO YA PRIVATIZADO Y GARANTIZAR QUE TODAS LAS PERSONAS TENGAN ACCESO A LA SANIDAD PÚBLICA (NATIVA O EXTRANJERA SOMOS LA MISMA CLASE OBRERA), Y TODO ELLO CON CONTROL DEMOCRÁTICO POR PARTE DE LXS TRABAJADORXS Y QUE NO QUEDE EN MANOS DEL CAPITAL.

Madrid, noviembre de 2020.

ANTE la UTILIZACIÓN del NOMBRE de CAS MADRID FRAUDULENTAMENTE

Ante la utilización del nombre de CAS Madrid FRAUDULENTAMENTE nos dirigimos a todas las organizaciones sindicales, sociales y políticas de Madrid, a todxs lxs ciudadanxs…

CAS Madrid, la coordinadora Anti-privatización de la Sanidad Pública, compuesta en la actualidad por los sindicato Sindicato Asambleario de la Sanidad (SAS), Plataforma Sindical EMT y Solidaridad Obrera, está sufriendo una parasitación de su nombre por parte de un antiguo e importante militante de CAS (de hecho fue temporalmente su presidente) y por parte de una dirigente del partido político Red Roja. Ambos de sobra conocidos.

Utilizando la fortaleza alcanzada tras la manifestación del pasado 20 de junio de Atocha al Hospital Niño Jesús, estas dos personas han decidido utilizar el nombre de CAS Madrid y CAS Estatal para llevar a cabo sus propias iniciativas personales y politicas, hacer comunicados elaborados a duo, dar entrevistas en medios alternativos, nombrar Juntas Directivas… y hasta convocar una movilización estatal para el 17 de octubre.

La Coordinadora CAS Madrid es ajena a todas esas acciones, las tres organizaciones sindicales que componemos CAS Madrid tenemos una trayectoria clara que nos avala y una vez que legalmente acabemos con esta dualidad artificial podremos volver al funcionamiento habitual de la coordinadora.

Aún así, en estas precarias condiciones, estamos participando en las movilizaciones que se están organizando horizontalmente en defensa de la Sanidad Pública y todos los servicios públicos desde los barrios obreros.

Valga esta Nota para aclarar lo que está ocurriendo y para conocimiento de todo el mundo.

Qué nadie se llame a engaño, CAS Madrid es una Coordinadora de organizaciones, no un club privado de personas que ponen su ambición política por encima de un comportamiento ético al servicio de todos y no de intereses personales.

Madrid, 13 de octubre de 2020

CAS Madrid (SAS,PS EMT, Solidaridad Obrera)

JUEVES 24 de SEPTIEMBRE – ACUDE A TU CENTRO MEDICO DE REFERENCIA

Desde CASMadrid nos sumamos a las convocatorias vecinales del jueves 24 de septiembre de 2020 a las 19 horas en los Centros de Salud de cada barrio.

En nombre de una Salud Pública que el gobierno de Madrid del PP-Ciudadanos-Vox destruye de forma sistemática se quiere segregar/estigmatizar a l@s obrer@s madrileñ@s. Estamos en contra se intenten crear guetos, por ello reclamamos:

–              Que se abran todos los Centros de Salud en su horario completo (8-21 horas) y todas las unidades de Urgencias de Atención Primaria que llevan meses cerrados. Y que se les dote, junto a la Atención Hospitalaria, de más personal y recursos materiales.

–              Que cesen todos los procesos de privatización de la Sanidad Pública y se revierta todo lo privatizado. Derogación de la ley 15/97 y del Artículo 90 de la Ley General de Sanidad (LGS)

–              Que se dote a la Educación Pública de los recursos necesarios (profesor@s, aulas, centros, etc) para el desarrollo de l@s alumn@s. Y que se deje de financiar la educación “concertada”.

–              Que se potencie el Transporte Público dotándole de los recursos humanos y materiales para que deje de estar masificado.

POR TU SALUD, POR NUESTRA SALUD, CONTRA LA SEGREGACIÓN/ESTIGMATIZACIÓN DE LOS BARRIOS OBREROS DE MADRID MÁS SANIDAD, MÁS ENSEÑANZA Y MÁS TRANSPORTE: PÚBLICOS

JUEVES 24 DE SEPTIEMBRE DE 2020 A LAS 19 HORAS ACUDE AL CENTRO DE SALUD DE TU BARRRIO

SANIDAD PÚBLICA

DEROGACIÓN DE LA LEY 15/97 Y ARTÍCULO 90 LGS.

Un clamor inunda 40 ciudades del Estado español: la lucha por la sanidad pública exige expulsar a la empresa privada. Crónica de la manifestación del 20J en Madrid. Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS)


Crónica de la manifestación del 20J en Madrid. Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS)

Una explosión de pueblo ocupó las calles y plazas de 40 ciudades del Estado por primera vez desde que se decretó el Estado de Alarma. Y lo ha hecho espléndidamente, recuperando la independencia de clase, adueñándose de las verdades que todos los poderes callan, acusando al capital de la responsabilidad por miles de muertes evitables y a las fuerzas políticas de diferentes colores que desde gobiernos y parlamentos les han abierto las puertas para que ejecutaran el crimen.

Ha sido el encuentro de dos procesos:

  • Uno largo, con 16 años de lucha constante de la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS), oscura, barrio a barrio, pueblo a pueblo. Una lucha silenciada sistemáticamente porque denunciaba al mismo tiempo al PP y al PSOE y a las derechas nacionalistas – que con sus votos apoyaron la Ley 15797 que permite la entrada del capital privado en la sanidad – y a la complicidad de sus satélites sociales y sindicales, convenientemente subvencionados. Un combate titánico que se ha enfrentado a los dueños de los medios de comunicación y a sus títeres.
  • El otro más reciente, construido por la sabiduría popular, en medio del dolor y el miedo por la pandemia. La reivindicación de la sanidad pública, que se fue abriendo paso en cada barrio y en cada pueblo, esgrimida por la gente como un arma frente al esperpento de la extrema derecha, evitó – en una edición actualizada del “No Pasarán” – que los fascistas ocuparan sus calles. Al tiempo, los aplausos que bajaron de los balcones a los centros sanitarios, se fueron constituyendo en germen organizativo, al tiempo que se abría paso la acusación al binomio privatización – desmantelamiento de la sanidad pública, del dolor y la muerte que se abatía sobre los barrios obreros.

Y a pesar del miedo, del silencio mediático y de la manipulación informativa muchos miles de personas, con sus mascarillas, con su distancia de seguridad, de todas las edades – aunque por primera vez predominaba la juventud, las calles de Madrid (esta vez los “barrios altos”), se han inundado de pueblo. Del pueblo diverso, en el que destacaba una nutrida representación de jóvenes “sin papeles” – aplaudidos a rabiar -, de mucha gente que venida de los pueblos, se tragaba el miedo y se subía por primera vez a un transporte público, la gente del Metro y de la EMT con un papel destacado en toda la logística de la manifestación, los “riders”, currantes de todo tipo, de pensionistas, y – cómo no – muchos trabajadores y trabajadoras de la sanidad.

Junto a CAS, convocaban la manifestación la Plataforma por un Plan de Choque, la Plataforma de Centros de Salud, y la Coordinadora de Médicos Internos y Residentes (MIR) que convoca huelga el 1 de julio para denunciar su escandalosa precariedad laboral.

El silencio enrarecido del confinamiento, el miedo al futuro agigantado por el aislamiento y la losa del control social y policial de la cuarentena han saltado por los aires de esta tarde del comienzo del verano. Los ha roto un sentimiento de solidaridad esencial que se nutre de la pluralidad ideológica, construido por gentes conscientes de que el fortalecimiento de la unidad requiere de flexibilidad e inteligencia, pero también de que el requisito indispensable para enfrentarse a una batalla es saber definir con la mayor claridad posible a tu enemigo. En definitiva, algo tan imprescindible como la independencia de clase.

La batalla no ha hecho más que empezar, pero aunque nos asombre a quienes estamos acostumbrados a enfrentarnos a tantas dificultades, es bueno saber que lo ha hecho de la mejor forma posible.

Crónica de Solidaridad Obrera en su página de Facebook y vídeo de la manifestación:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2828604313936014&id=180169848779487

Miles de personas exigen Sanidad Pública, sin Privatizaciones

Fuera las empresas de la sanidad; Derogación 15 97; Nada, nada, nada, para la privada, Menos banderas y más enfermeras; Atención primaria la más necesaris; Sanidad Pública; Viva la lucha de la clase obrera; …los lemas más coreados

Más de cinco mil manifestantes, con mascarilla y guardando la distancia de seguridad sanitaria recogieron ayer, 20 de junio, las calles del centro de Madrid, desde Atocha al Hospital Infantil Niño Jesús, en defensa de la sanidad pública y contra las privatizaciones. La convocatoria unitaria fue alentada por CAS, la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad que lleva luchando desde 2004 y preparando esta etapa de movilizaciones desde el inicio de la pandemia.  A la convocatoria se unieron la Plataforma de Centros de Salud de Madrid, el Comité de Huelga de los MIR, el Plan de Choque Social, el Bloque Combativo y de Clase, Asociaciones de Vecinos, la COESPE, la Asoc. Víctimas del franquismo y decenas de organizaciones sindicales, sociales y políticas.

Por la actual pandemia de estableció un servicio de seguridad formado por setenta personas encargado de mantener la distancia de seguridad sanitaria de dos metros y el buen uso de la mascarilla.

Muchos vecinos y vecinas aplaudieron el paso de la manifestación desde las aceras y balcones. Solo una pareja franquista en un balcón de la calle O’donnell intentó provocar a los manifestantes con su cacerola y gestos obscenos, haciendo el ridículo.

Finalizó la manifestación ante el Hospital Infantil Niño Jesús, en peligro de privatización por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid (PP Cs y Vox) con la lectura de manifiestos de la Plataforma de Centros de Salud, de los MIR en lucha, del Plan de Choque Social y de la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad.

Estos son los cinco puntos exigidos por la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad en las movilizaciones llevadas a cabo en cerca de cincuenta ciudades, Barcelona, Sevilla, Córdoba, Granada, Cádiz, Málaga, Plasencia, Ciudad Real, Tomelloso, Alcázar de San Juan, Toledo, Segovia, Cuellar, Valladolid, Miranda de Ebro, Salamanca, Oviedo, Pontevedra, Huesca, Teruel, Zaragoza, Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura…etc

 1. Derogación de la ley 15/97 y del artículo 90 de la Ley General de Sanidad. Rescate de todo lo privatizado. Potenciación y desarrollo de un nuevo modelo de atención primaria centrada en la salud colectiva, y no solo en la atención individual. Supresión de redes paralelas. Incompatibilidad absoluta público-privado. Fuera las empresas de la sanidad. Sanciones y/o intervención de aquellos centros privados que no han utilizado sus recursos o han cerrado en plena pandemia.

2. Por una industria sanitaria y farmacéutica pública.

3. Sanidad para todos, independientemente de la situación administrativa.

4. Cuidados de nuestros mayores con dignidad

5. Por un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad.

Por un sistema público, universal, y con gestión democrática

Finalmente la manifestación de disolvió manifestando la voluntad de continuar la lucha y lograr la expulsión del ánimo de lucro de la sanidad, citándose de nuevo para nuevas movilizaciones en septiembre.

Vídeo de la manifestación:

Crónica de CAS:

http://www.casmadrid.org/index.php/comunicados/1177-un-clamor-inunda-40-ciudades-del-estado-espanol-la-lucha-por-la-sanidad-publica-exige-expulsar-a-la-empresa-privada-cronica-de-la-manifestacion-del-20j-en-madrid-coordinadora-antiprivatizacion-de-la-sanidad-cas

DESASTRE EN LA SANIDAD PÚBLICA

Un drama como el que hemos vivido y previsiblemente seguiremos viviendo durante tiempo, nos ofrece la posibilidad de pensar, de sentir, de entender, … en definitiva la posibilidad de cambiar.

De cambiar socialmente, pero también desde el punto de vista personal.

Dice el refrán que ‘no hay peor ciego que el que no quiere ver’. Y desgraciadamente es cierto: durante años, a pesar de la evidencia del desmantelamiento de los servicios públicos, la sociedad ha mirado para otro lado.

En el aspecto sanitario porque, pese a la evidencia del deterioro (disminución de la calidad, listas de espera incompatibles con la salud y la vida, …), la sociedad se ha limitado a una solución ‘individualista’: huir –quien ha dispuesto de medios económicos para ello- de la Sanidad
Pública y buscar la solución en las pólizas de seguros privados. ‘Y quien no tenga para ello, que se aguante’.

Solución, repetimos, individualista, que ha contribuido al desastre vivido por la pandemia, al encontrarnos con una Sanidad Pública descapitalizada, desmantelada, privatizada en gran parte y sin la capacidad de respuesta necesaria; solo paliada por el enorme esfuerzo de sus trabajadoras y trabajadores, esfuerzo que en muchas ocasiones han pagado con su propia salud.

Consideración aparte debería realizarse de lo sucedido en las residencias de mayores, sector altísimamente privatizado y con una evidente carencia de medios, personal y, por lo tanto, de calidad.

La indignidad que han padecido nuestros mayores, la más que evidente conducta criminal de las Administraciones Públicas en comunidades como Madrid debe tener, inexcusablemente, consecuencias.

Pero en ambos sectores, sanitario y socio-sanitario, deberíamos tener en cuenta que “si se recorren los mismos caminos llegaremos al mismo sitio”.

Y decimos esto porque es más que conveniente recordar que en Madrid, durante 2012-2013, se hizo todo lo posible por convencernos de que “se había frenado la privatización” y como hemos podido comprobar en nuestras propias carnes, era mentira y solo se trataba del más burdo manejo.

Tampoco deberíamos olvidarnos de que el deterioro y privatización del sistema sanitario no surgieron por generación espontánea: ‘hay responsables’. Por un parte quienes se benefician económicamente y, por
otra, quienes no adoptan de manera prioritaria los cambios legales necesarios (nos preguntamos por qué).

Y al principio de este escrito, señalábamos también la necesidad de cambios personales.

Nadie entendería que una postura contra el machismo se limitase a pedir cambios legales: ‘son imprescindibles los cambios personales’.

Lo mismo sucedería con la lucha contra el cambio climático, en la que nuestras posturas y compromisos personales son absolutamente
necesarios.

Pues lo mismo sucede en la sanidad y la dependencia: cuando el lucro y el
negocio marca la actuación en salud o el cuidado de las personas mayores, mal vamos.

No volvamos a consentirlo.

Por una ética humana en el cuidado de la salud y la dependencia.

Por la derogación de la Ley 15/97.

Por la vuelta a manos públicas de todo lo privatizado.

Por la potenciación de la Atención Primaria.

Acude el 20 de junio de 2020 en Madrid a la manifestación a las 20 horas de Atocha hasta Hospital Niño Jesús o al resto de movilizaciones que tendrán lugar en todo el estado.

AVISO 53/2020 METROMADRID – Manifestación 20 de junio, sábado, 20:00h Atocha al Hospital Infantil Niño Jesús

Convoca: CAS, Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad y 50 organizaciones sociales, políticas y sindicales

En defensa de la Sanidad Pública

Derogación Ley 15/97

NUNCA MÁS

La crisis del coronavirus ha destapado la situación del sistema sanitario en el estado español.

Años de privatizaciones y recortes se han plasmado en el espectáculo de estas semanas: atención primaria sin medios para contener la epidemia, hospitales colapsados con pacientes por los suelos, profesionales obligados a decidir a quién intentaban salvar la vida por falta de respiradores, residencias de ancianos en las que los infectados y las muertes sin atención han sido la tónica general, centros de minusválidos psíquicos, cárceles y CETIs de los que ni se habla…

Hay responsables: políticos que aprobaron la Ley 15/97 o la mantuvieron, sindicatos domesticados que no han defendido el interés general, empresas y fondos de capital riesgo que se han estado lucrando con estas privatizaciones, jueces que no han visto ningún problema en las leyes que desmontaban la sanidad, … y la gran mayoría de la población que se mantuvo en silencio mientras todo esto ocurría pensando que no le afectaba.

Hoy, la realidad es otra. Todos y todas hemos perdido o conocido a alguien que ha muerto por falta de asistencia o deficiencias en la atención.

No podemos volver a la situación de partida. Los de siempre pretenden hacer tabla rasa y volver a la situación previa, en la que ya el sistema estaba desmantelado. En junio de 2019, según cifras oficiales, convenientemente maquilladas, casi 700.000 personas esperaban una intervención quirúrgica, y 2.400.000 la primera consulta con el especialista.

Mientras, los seguros privados (esos que han desaparecido en la pandemia), no han parado de crecer y hacer caja a nuestra costa.

Ahora no queremos promesas de blindaje en la Constitución, ni comisiones parlamentarias, ni libros blancos para “reconstruir la sanidad” … elaborados por los que nos han llevado a esta situación.

Este es un problema de todos. Es el momento, y la responsabilidad es nuestra.

Estamos obligados a salir a la calle. No un día, ni dos, sino todos aquellos que sean necesarios para obligarles a blindar la sanidad, revertir lo privatizado, expulsar al ánimo de lucro de la atención sanitaria, establecer un sistema digno de cuidado de nuestros mayores.

Para centrar el sistema en la prevención, y en la actuación contra los productores de enfermedad… es decir, para prevenir lo que no sabemos curar.

Para que nuestro dinero se dedique a garantizar el interés general.

Nunca más muertos evitables, Nunca más negocio con la sanidad

1. DEROGACIÓN DE LA LEY 15/97 Y DEL ARTÍCULO 90 DE LA LEY GENERAL DE SANIDAD. RESCATE DE TODO LO PRIVATIZADO.

ATENCIÓN PRIMARIA CENTRADA EN LA SALUD COLECTIVA.

SUPRESIÓN DE REDES PARALELAS. INCOMPATIBILIDAD PÚBLICO-PRIVADA. FUERA LAS EMPRESAS DE LA SANIDAD.

2. POR UNA INDUSTRIA SANITARIA Y FARMACÉUTICA PÚBLICA.

3. SANIDAD PARA TODOS, INDEPENDIENTEMENTE DE LA SITUACIÓN ADMINISTRATIVA.

4. CUIDADOS DE NUESTROS MAYORES CON DIGNIDAD.

5. POR UN SISTEMA SANITARIO CENTRADO EN LOS DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD Y LA ENFERMEDAD.