AVISO 30/2020 METROMADRID – NOS TOCA TOMAR LAS RIENDAS DE NUESTROS DESTINOS

Ya han pasado tres semanas desde que se decretó el estado de alarma y poco o nada ha cambiado, la Dirección de Metro continúa sin afrontar el grave problema de salud pública existente en estos momentos y en lugar de tomar medidas contundentes y efectivas que reduzcan la exposición de los trabajadores al coronavirus, siguen cometiendo infinidad de deficiencias, sobretodo para proteger a los trabajadores y trabajadoras, dando prioridad a pasear trenes vacíos, a que los jefes y jefas de sector permanezcan en estaciones fantasmas o teniendo a los trabajadores de los mantenimientos haciendo trabajos no esenciales ni para la circulación de trenes ni para la seguridad de la personas.

Una vez más, la Dirección olvida su obligación de garantizar la seguridad y la salud de la plantilla de Metro y muy probablemente, otra vez, incurre en dejación de funciones, ahora entendemos mejor lo que pasó con el amianto… la protección de los empleados y empleadas de Metro es la última de sus preocupaciones.

Ante esto, los trabajadores no podemos quedar impasibles, debemos exigir medidas higiénico-sanitarias para realizar nuestras labores y si ellos no nos cuidan, ser nosotros los que nos cuidemos, no exponiendo nuestra salud en ningún momento.

Los y las trabajadoras tenemos que evitar errores pasados y tomar las riendas de nuestros destinos, tenemos que estar todos unidos, debemos ser todos uno y cuidarnos los unos a los otros, sin egoísmos, solo el apoyo mutuo y la solidaridad de clase nos hará fuertes frente a una Dirección que nos olvida y sacrifica en aras del “servicio”, que solo nos ve como simples números, solo juntos saldremos de esto, juntos los compañeros y compañeras y juntos los sindicatos, teniendo todos una única prioridad, la seguridad y la salud de los trabajadores y trabajadoras de Metro, y por ende la de los vecinos de Madrid.

Es vergonzoso que con los datos a día 2 de abril en Madrid (32.155 infectados, 4175 fallecidos) se preste un servicio superior al de los Servicios mínimos decretados para una Huelga General o una Huelga de Metro. La nueva tabla de trenes, y la gestión del personal en estaciones, pasando por la frivolidad en las órdenes de trabajo del personal de oficio, o la falta de  EPIs al personal de mantenimiento son sólo algunas de las muestras de que los responsables de Metro de Madrid, la Consejería de Transportes y el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid, están dando un bochornoso espectáculo, los primeros por su incompetencia y su nefasta gestión, los otros por su guerra contra el Gobierno, utilizando a los y las trabajadoras de Metro, junto a los usuarios, como munición y en un macabro juego de engrosar al máximo el número de infectados y muertos, un juego que cuesta vidas como las del compañero Pedro (fallecido por amianto el 2 de abril) o Jesús, todo para sacar un rédito electoral futuro…

Solidaridad Obrera, como todos, anhelamos la normalidad, pero la realidad es tozuda, se lo hemos hecho saber nuevamente en el Plenos del Comité de Seguridad y Salud, donde nadie está a la cabeza del Área de Prevención y Salud Laboral y nadie firma nada ya, esto es un sálvese quien pueda. Nuestra máxima es tomar decisiones para protegernos del virus y de quien no nos protege, su guerra política no nos importa, nos negamos a ser sus “mártires”, a ser sacrificados por unos y expuestos por otros: nos queremos seguros, nos queremos sin riesgos, nos queremos vivos

LLENEMOS DE ORGULLO LOS 10 EUROS DE LA VERGÜENZA

Por otro lado, Solidaridad Obrera sigue con la campaña “Llenemos de orgullo los 10 euros de la vergüenza”, recogiendo fondos destinados a la Asociación de Parados de San Blas-Canillejas, con el dinero que se recaude, los integrantes de esta asociación, ayudarán a muchas familias del barrio que están pasando serias dificultades económicas, más aún estos días que con la pandemia del coronavirus, todo se complica aún más. Por todo esto, llamamos a la solidaridad de todos los trabajadores y trabajadoras de Metro, que podrán hacer sus donaciones solidarias en el número de cuenta siguiente, con el concepto “euros de la vergüenza.

ES31 2038 1807 1060 0061 6942

¡¡¡JUNTOS SOMOS MÁS FUERTE!!!

¡¡¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!!!

AVISO 29/2020 METROMADRID – SOCIÓPATAS

Parece claro que nuestros destinos están en manos de verdaderos sociópatas, que lejos de preocuparse por mejorar las condiciones y cuidar de las personas que componen la clase obrera, gobiernan y gestionan pensando únicamente en el bien comercial, en el económico, para así tener contentos a sus jefes, los grandes capitales y jerarcas del poder.

Una clara muestra de ello es la política de privatización de los servicios públicos en favor de intereses privados de grandes corporaciones evasoras de impuestos, en favor de las ganancias para unos pocos a costa de las arcas públicas de los trabajadores, políticas neoliberales que están siendo implementadas desde hace ya años, hoy en día lo estamos pagando con nuestras vidas.

Pues bien, éstos que gestionan nuestros designios laborales no son mejores, empezando por el Consejero de Transportes y el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid, que no parecen entender o más bien no quieren, que estamos en un estado de alarma, no solo la decretada por el gobierno, si no realmente grave: de alarma sanitaria. En sus manos está tomar medidas que eviten determinados focos de contagio, como apagar las máquinas de recarga de tarjetas, abrir los torniquetes al paso libre y adaptar la tabla de trenes a la verdadera afluencia de viajeros, para así permitir que más compañeros puedan permanecer en casa sin exponerse a esta fatal pandemia.

Pero éste no es el único síntoma de lo poco que les importamos, siguen exponiéndonos en desplazamientos en estaciones y en trenes de forma innecesaria por la mala gestión, en Mantenimiento de Instalaciones siguen mandándonos a hacer avisos que no requieren ninguna urgencia incluso mandando informes a los agentes que piden medidas preventivas, en Mantenimiento de Trenes se continúan haciendo trabajos que no son necesarios en las circunstancias en las que nos encontramos, además, siguen sin suministrarnos el material higiénico sanitario suficiente que nos ayude a disminuir nuestra exposición al virus…

Por otro lado, ninguna de las propuestas de los representantes de los sindicatos es buena para ellos, así, se les ha propuesto que los M.T.E. hagan jornada de unas 3,5h., sin cambiar de tren, para de este modo evitar posibles contagios entre compañeros al utilizar la cabina de conducción, con intervalos pronunciados y horarios publicados que aseguren además un descanso en cabecera para ir al aseo. En Estaciones, se les hizo una propuesta de turnos de 6h., además de cubrir una estación de cada tres recuperando sectores, y que el Jefe de Sector no saliera del cuarto del operador si no fuera absolutamente imprescindible su presencia, adaptando el horario a las recomendaciones de la ley. En los mantenimientos, se les ha exigido desde el primer día, que no se realice ningún trabajo que no pusiera en riesgo la circulación de trenes o pusiera en peligro la integridad física de trabajador@s y usuari@s.

Pues bien, ni éstas ni ninguna otra medida propuesta ha sido suficientemente buena para estos aprendices de SOCIÓPATAS, que lejos de velar por la salud y seguridad de los trabajadores, han mostrado una vez más, al igual que con el tema del amianto, que no les importamos nada.

Si algo tiene claro Solidaridad Obrera es que solo el pueblo salva al pueblo, así que invitaros a todos los compañeros a cuidarnos los unos a los otros, porque desde luego, ni la Dirección de Metro ni ningún otro organismo que derive del ámbito político lo hará, ellos son solo el instrumento final de esos poderes económicos, son solo los siervos fieles plegados a los lobbys de poder.

Madrid a 31 de marzo de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Ante la pandemia represiva – Carlos Taibo

Ante la pandemia represiva: un borrador de tareas, modestas y asequibles, para
anarquist@s, libertari@s y afines
Permitan un gesto de ingenuidad extrema que asume la forma de una reflexión en voz
alta. Pongo aquí por escrito las que entiendo que son, en un momento crítico, las tareas
mayores de las gentes que siguen creyendo en la autogestión, en la acción directa y en el
apoyo mutuo. Me trae sin cuidado si esas gentes son anarquistas o no lo son. Lo he
dicho mil veces: lo que importan son las conductas, y no los emperifollamientos
ideológicos. Desde una conciencia clara –la de que no podemos seguir así, desunidas y,
a menudo, enfrentadas-, parto de la firme convicción de que somos más, muchas más,
de lo que parece y de que tenemos que movernos con urgencia. A duras penas puede ser
casual que un buen número de las iniciativas de solidaridad que han cobrado cuerpo en
las últimas semanas hayan decidido autodescribirse como grupos de apoyo mutuo, como
si un flujo subterráneo de la historia reapareciese ahora y empezase a correr, suelto, por
ahí. Si este texto les sirve de algo, mejor; si no, deséchenlo. O, por qué no, reescríbanlo
a su gusto. Y pongan manos a la tarea, a las tareas. Que desde mi punto de vista son las
que siguen.

  1. Ejercer la solidaridad desnuda desarrollada desde abajo, y no la forzada y, en último
    término, interesada. Agradecer sin dobleces la conducta de quienes despliegan, con
    coraje, la primera.
  2. Repensar el papel de viejitos y viejitas en nuestros movimientos e iniciativas,
    otorgarles el relieve que merecen –que han merecido siempre- y aprovechar su
    sabiduría, su entrega y su tiempo.
  3. Pelear por la definitiva liberación de las mujeres y, al respecto, denunciar las
    limitaciones del feminismo de Estado y de las reivindicaciones que poco más reclaman
    que una igualitaria integración de aquéllas en la sociedad creada por los hombres. La
    sociedad patriarcal parece llamada a pervivir aun en presencia de la deseable, y hoy por
    hoy lejana, igualdad formal entre mujeres y hombres.
  4. Ante agresiones y recortes que se van a convertir en el pan nuestro de cada día,
    recuperar las prácticas del sindicalismo de combate y, entre ellas, en lugar principal, la
    acción directa. Extender la autogestión y, frente al capital, el mercado y sus miserias,
    abrir espacios autónomos desmercantilizados y despatriarcalizados. Tener presente, en
    suma, la dimensión de clase de la crisis. La situación no es la misma para las elites
    políticas y económicas, para las clases medias y para las clases populares, a menudo
    condenadas a trabajar en condiciones infames. Es mentira que a todas nos toque por
    igual. Y sería un error aceptar que, para resolver problemas muy graves, se impone
    acatar retrocesos sin cuento.
  5. Defender lo público, pero agregar detrás de ese sustantivo los adjetivos
    autogestionado y socializado, no vaya a ser que, como tantas veces, lo público oculte el
    relieve de lamentables intereses privados y se emplee contra las gentes que son sus
    teóricas beneficiarias.
  6. Denunciar el espectáculo de la política al uso, de la lógica de la representación, de los
    juegos de los partidos y de los intereses subterráneos a los que obedecen. Al tiempo,
    contestar frontalmente la jerarquía y la militarización, denunciar la represión –la de

antaño y la de hoy- y repudiar el sinfín de formas de servidumbre voluntaria que se
revelan entre nosotras en estas horas. Tomar conciencia, en suma, de que estamos ante
lo que parece un ensayo general de contrainsurgencia –sin insurgencia previa, claro- que
bien puede ser empleado, desde los estamentos de poder, para perfilar medidas futuras
en la línea del ecofascismo.

  1. Subrayar que la pandemia contemporánea ha tenido el efecto, llamativo, de reducir la
    contaminación planetaria, de rebajar sensiblemente el concurso de los combustibles
    fósiles y de imponer un freno salvaje a la turistificación. Evitar que lo que se nos ha
    dado de forma sobrevenida e imprevista se diluya en la nada. Propiciar, por añadidura,
    una contestación franca del crecimiento económico y sus tributos, y, para ello, apostar
    por el decrecimiento, la rerruralización, la destecnologización, la despatriarcalización, la
    descolonización y la descomplejización de nuestras sociedades. No tanto para esquivar
    el colapso que viene como para aprender a adaptarnos al escenario correspondiente.
  2. Recordar una y otra vez, y actuar en consecuencia, que el escenario de muchos de los
    países del Sur es infinitamente más calamitoso que el nuestro, y subrayar cómo en esos
    países muere todos los años, por enfermedades curables, mucha más gente que la que lo
    hace de resultas del coronavirus. Extraer, en paralelo, las consecuencias que se derivan
    del carácter internacional de la pandemia, y contestar, también de manera internacional,
    el escenario que los poderes de siempre nos proponen.
  3. Recelar de la idea de que el capital todo lo puede y todo lo controla. Ese capital sigue
    siendo, en muchos lugares y momentos, aberrantemente cortoplacista, poco más le
    preocupa que la obtención del beneficio más rápido y descarnado, y –ecofascismo
    aparte- carece en los hechos de un proyecto de futuro. Tomar nota, sin embargo, de lo
    que significa el ecofascismo recién mencionado, una perspectiva que se revela de
    manera incipiente y que entiende que en el planeta sobra gente, de tal manera que se
    trataría, en la versión más suave, de marginar a quienes sobran –esto ya lo hacen- y, en
    la más dura, de exterminarlos directamente.
  4. Procurar el acercamiento entre las gentes que creen en la autogestión, en la
    democracia directa y en el apoyo mutuo. Aparcar al respecto sectarismos y debates
    estériles. Pensar antes en la gente común –más lúcida, a menudo, de lo que tendemos a
    creer- que en nuestros círculos de iniciados, y emplear al efecto los resortes que ofrecen
    el apoyo mutuo y la empatía con quienes sufren.
    Fácil, ¿verdad?

Artículo enviado por Carlos Taibo para publicar en la web de Solidaridad Obrera

CORONAVIRUS: ¿INCOMPETENCIA o IGNORANCIA? – CASMADRID

Estoy descansando al lado de un rio. De repente oigo un grito de auxilio, alguien se ahoga, me tiro al agua, nado, lo rescato, le hago el boca a boca. Al rato oigo otro grito, de nuevo me tiro al rio y lo rescato. Uno tras otro, así toda la tarde. El problema es que no tengo tiempo de subir rio arriba para ver quien está empujando a estas personas al agua. Irving Kenneth Zola.

Pero se han cometido muchos y graves errores:

– Se dio por supuesto que la propagación de la epidemia en China, no tenía por qué seguir el mismo comportamiento en nuestro país.

– Habiendo traspasado la epidemia las fronteras de China, y con un país próximo afectado, no nos planteamos un escenario similar. No organizamos los recursos materiales y humanos. No vimos las necesidades posibles ni fuimos organizando los circuitos de compra. Porque si no tienes material para la fase de inicio, inevitablemente la situación va a empeorar. No hemos sabido observar ni aprende de los errores y logros de la experiencia de otros.

– Se tendrían que haber hecho muchas, muchísimas más pruebas desde el inicio. Para dimensionar, detectar los positivos y aislarlos a ellos y a sus contactos de manera adecuada.

-Se ha hecho la promoción de las medidas de higiene, sin embargo no hay material de protección en los centros sanitarios… Nunca se debieron facilitar aglomeraciones cuando se estaba “valorando la posibilidad de subir el nivel de las medidas para pasar de una fase de contención a una de mitigación”. Ningún tipo de aglomeración. Y se tardó en aplicar el distanciamiento social.

– No se ha aplicado el principio de precaución. Cuando las medidas de protección de la salud pública se toman en plena crisis, ya no es precaución ni prevención. Es necesidad y urgencia.

– Ha fallado lo fundamental en el control de epidemias, la preparación y la respuesta rápida para lo que podía venir. Esta tragedia, ha puesto de manifiesto “que aquella sanidad que era una de las mejores del mundo”, ha transmutado en un caos, gracias a la privatización y los recortes materiales y humanos de los últimos 15 años.

También ha puesto en evidencia la fragilidad de nuestra organización, la red de incompetencia que sostiene los organigramas con cargos y puestos políticos, en los que los designados a dedo han llegado a su nivel máximo de incapacidad. Cuando se da una circunstancia excepcional como es esta, salen a flote las taras y a pesar de la buena intención y el trabajo duro de los que están en primera fila, las decisiones llegan tarde, confusas, descoordinadas y por tanto, resultan ineficaces.

En lugar de aplicar la política de cortafuegos que requiere una epidemia, vamos por detrás, apagando los incendios que nos consumen los recursos y nos limitan las intervenciones de control y cerco para evitar nuevos contagios…

Los sistemas de registro son poco útiles o inexistentes, con cambios continuos de criterio que muestran la falta de criterio unificado y de trabajo organizado y conjunto. Los niveles asistenciales no están coordinados, no hay comunicación, no hay información, y cada uno se articula en un “salvase quien pueda”, en el que los únicos que tienen asegurados test con prontitud son los políticos, los ricos, la corona y sus allegados. Los criterios para realización de test son cada vez más restrictivos. Siguen sin usarse prioritariamente para los que están en primera línea y los más débiles: sanitarios y ancianos.

Y nos venden y comparan la construcción de hospitales en China, dotados de recursos humanos y materiales, con el hospital de guerra del IFEMA. Allí donde decenas de sanitarios esperan hacinados, facilitando el contagio, para poder luchar contra el Covid-19 y contra la descoordinación e inoperancia de los “organizadores”.

La situación es crítica y en estas circunstancias no nos queda otra que soportar, pelear y resistir. Pero vamos a pagar un precio terrible, y no debe “caer en saco roto” el que todo se haya hecho tan mal, sea a nivel estatal o autonómico. Saldremos y no será por la dirección de los de arriba, sino por el trabajo, el sudor y las lágrimas de dolor e impotencia de las de abajo.

Cuando esto acabe, todos a la calle para una movilización continuada y contundente. Hay responsables.

¡¡ NUNCA MÁS MUERTOS EVITABLES !!

La privatización mata. Derogación de la Ley 15/97 y rescate de todo lo privatizado.  Por una industria sanitaria pública.  Nacionalización de la sanidad privada.  Sanidad para todos. CAS, Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad, 30-03-2020

SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO

Desde la Coordinadora de Metros del mundo queremos expresar nuestro compromiso y solidaridad en estos momentos críticos que nos toca vivir producto de la pandemia del COVID19. Como trabajadores y trabajadoras seremos consecuentes hasta el último momento con nuestro compromiso al servicio de la sociedad en su conjunto, en el país que nos encuentre. Pero no estamos ajenos al nuevo escenario político general. A las claras se ve en nuestros países el fracaso del neoliberalismo que deja todo en manos del mercado y el capital, que no dudó en privatizar la salud, la educación y la vida de los trabajadores y trabajadoras.

Podemos ver hoy como son los sistemas públicos, el bien de todos y de todas, quienes garantizan la salud y la vida de todos los ciudadanos golpeados por esta pandemia. Sabemos de luchas, sabemos del carácter colectivo de cada una de ellas y esta vez no será la excepción, nuestra historia nos impulsa a puestos de vanguardia y ahí estaremos.

También nosotros pondremos de nuestra parte lo mejor que sabemos hacer, mover nuestras ciudades, para que aquellos que nos cuidan, nos alimentan y mantienen nuestro entorno saludable (médicos y médicas, enfermeros y enfermeras, administrativos y administrativas del sistema sanitario, trabajadores y trabajadoras de limpieza y alimentación, etc…) a quienes si consideramos héroes por su trabajo esencial garantizando nuestras necesidades básicas. Todos y todas aquellas que se juegan la vida ante un virus que no conoce fronteras y ataca a todos y a todas sin piedad.

Los trabajadores y trabajadoras de los Metros del mundo no somos héroes, tan solo somos trabajadoras y trabajadores con conciencia de clase, creemos que en nuestro ADN Metroviarios viene marcado el servicio al pueblo, más allá de los Gobiernos o Estados, y que en estos momentos tan graves solo tiene una forma de demostrar su solidaridad, la ternura entre los pueblos, a través de su trabajo diario con seriedad, firmeza y determinación de estar haciéndolo. No hay soluciones mágicas, solo el pueblo salva al pueblo y los trabajadores y trabajadoras de los Metros firmantes tan solo nos debemos a ese pueblo.

La clase obrera seguirá siendo el centro de la unidad y el motor de los cambios revolucionarios

AVISO 27/2020 METROMADRID – LLENEMOS DE ORGULLO LOS 10 EUROS DE LA VERGÜENZA

Como todos los trabajadores y trabajadoras sabéis, la Dirección de Metro, ante su falta de previsión y responsabilidad, decidieron coger al vuelo un comentario/propuesta de un delegado sindical del SCMM, que tuvo la feliz idea de comentar que el día anterior, había visto un palé completo de gel desinfectante de manos en un supermercado conocido.

Así y de un modo unilateral, la Dirección del Metro, decidió añadir en nuestras nóminas del mes de abril la cantidad de 10 euros, para que cada trabajador hiciera el trabajo que esta Dirección de Metro no había hecho y que es de su exclusiva responsabilidad, comprarse cada uno nuestro propio gel desinfectante, incurriendo una vez más en dejación de funciones y no sabemos si en malversación de dinero público.

Pues bien, ante la multitud de voces de compañeras y compañeros de Metro de utilizar esos 10 euros en alguna noble causa social, desde Solidaridad Obrera, queremos retomar una campaña que mantuvimos viva durante un año y que no es otra que ayudar ahora, más que nunca a los trabajadores y trabajadoras que menos tienen, que tienen tan poco, que no tienen ni empleo.

Desde hace ya tiempo, venimos colaborando con la Asociación de Parados de San Blas y nos han hecho llegar, que la situación se ha recrudecido en estos días, aumentando aún más el número de compañeras y compañeros que necesitan de nuestra solidaridad.

Para ello, pedimos a todos los trabajadores y trabajadoras de Metro de Madrid, que esos a 10 euros de la vergüenza, les demos el orgullo de la solidaridad, el orgullo de solo la clase obrera salva a la clase obrera y a través de los compañeros de Solidaridad Obrera hacerles llegar a estos trabajadores y trabajadoras que están en una más que difícil situación, la solidaridad de todos y todas nosotras.

Para ello y ante la dificultad de pasar por los puestos de trabajo a recoger vuestras aportaciones, que podrán ser de cantidades superiores, podéis hacer trasferencias al siguiente número de cuenta, poniendo en el concepto “euros de la vergüenza”.

ES31 2038 1807 1060 0061 6942

CAMPAÑA RENTA 2019

A partir del próximo 1 de abril, se inicia la nueva campaña de Declaración de la Renta y como en años anteriores, desde la sección sindical de Solidaridad Obrera nos ponemos a vuestra disposición para realizar la declaración de todos aquellos afiliados que así lo solicitéis. Para ello y debido a la situación que vivimos en estos momentos, hemos habilitado una dirección de correo electrónico, donde podáis pedir cita telefónica, que será el medio más seguro para realizarla, además de poder enviar a esta dirección de correo los papeles que fueran necesarios para confeccionar dicha Declaración de la Renta. La dirección de e-mail donde pedir cita y enviar documentos es:

solimetromadridrenta@gmail.com

Madrid a 27 de marzo de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

AVISO 24-25/2020 METROMADRID – PLENO EXTRAORDINARIO DEL COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD

Se puso de manifiesto, de nuevo, la dejadez por parte de la Dirección de la empresa en los temas más importantes: la protección y la seguridad de trabajadores y trabajadoras.

En primer lugar, solicitamos que se envíe a casa a aquellos trabajadores que convivan con personas consideradas de riesgo, ya sea por edad o por enfermedades inmunodepresoras. Hay personal de vacaciones que ha solicitado volver a trabajar y se les ha denegado por un “exceso de personal en la línea”.

Recordamos también que trabajadores en vigilancia sanitaria por exposición al amianto, personas enviadas a TAC, asintomáticos, requieren una especial protección: tienen que ser considerados personal de riesgo y enviados a casa. 

Hemos incidido en que se vuelva a redactar el texto con las instrucciones sobre qué hacer si se tienen síntomas. Tiene que quedar claro que lo primero que hay que hacer es quedarse en casa e informar telefónicamente, algo que no ocurre con las actuales instrucciones.

Afirma la representación de la Dirección que no van a dotar de mascarillas, ni de guantes, de acuerdo con el RD del Gobierno, que indica la necesidad de entregarlo al personal sanitario. Vemos con mascarillas a todas los dependientes de comercios, gasolineras… pero en Metro (lugar cerrado) “no hacen falta mascarillas” Así protegen a la plantilla de Metro estos incapaces. En cuanto a los 10 euros en nómina, es una excusa para no dotar de las medidas necesarias de protección, y así se lo hemos hecho saber. QUE SE LOS METAN POR DONDE LES QUEPA. Exigimos que cumplan la ley. Nos comentan también que el SANITOL que estaban repartiendo en la Unidad Operativa se ha acabado, lo han cambiado por el desinfectante PQ60, del que pedimos las pautas de uso.

La limpieza en toda la línea es un insulto a la inteligencia. La limpieza y desinfección de trenes es un desastre. En los depósitos no se ha contratado a nadie, solo han redistribuido a la plantilla existente, cambiando las limpiezas que se hacían cada quincena a hacerse diariamente. Esto se traduce en que la mayoría de trenes por la mañana salen limpios. Pero nada más. Durante el día NO SE LIMPIAN. Los trenes rotan durante toda la jornada siendo un posible foco de virus. La explicación de la Dirección es que no existe un contrato de limpieza en línea y que no se puede hacer porque no tiene personal para hacerlo. Como solución se les plantea que metan los trenes en el saco o depósito y se vayan rotando sus limpiezas a lo largo del día. Tampoco les parece bien, alegan que no pueden establecer esas salidas de personal, que el personal existente es el de depósitos exclusivamente. Denunciamos a la Inspección de Trabajo esta negligencia manifiesta.

Para la limpieza de estaciones, de elementos especialmente susceptibles como torniquetes, METTAS, PCL, CO, botoneras, etc., hemos solicitado pongan una persona de limpieza fija por estación, además de establecer brigadas de limpieza que vayan por toda la línea. Para esto bastaría una simple ampliación de contrato de la limpieza ya existente. Por otro lado, en cuanto a las revisiones en las estaciones, la empresa dice haber comunicado que no es necesario realizarlas. Pero nada dice sobre las revisiones diarias, que sí que se están haciendo. Esta revisión conlleva muchísimos riesgos en este momento, como revisión de interfonos o del DIELRO. Hemos exigido que apliquen la lógica y que las cancelen. Que solo se revise en caso de accidente o de incidente grave.

En reuniones pasadas se solicitó el cierre de ascensores, lugar de aglomeración y foco claro de contagio. Ante esto, se están repartiendo carteles en donde se indica que no se debe de coger por más de una persona. Todos sabemos que esta medida es más que insuficiente. Ya veremos qué ocurre si hay un atrapamiento, a ver cómo se interviene en estos momentos dados los riesgos a los que estamos expuestos. 

Se vuelve a reclamar la apertura de tornos en todas las estaciones. Planteamos ventajas incluso para la empresa, que se ahorrará los mantenimientos de instalaciones como son torniquetes y METTAS, cara a cuando se normalice el servicio. Es absurdo seguir manteniendo la necesidad de adquirir un billete y de crear situaciones de riesgo innecesarias tanto para trabajadores como para viajeros. Ante esto, la empresa se escuda en que necesita las estadísticas de número de viajeros para adecuar el servicio. Sin embargo, no es más que otra excusa con fines recaudatorios, estos datos están disponibles de todos estos días pasados. 

Igualmente, se les plantea cómo están controlando los aforos de los trenes, de acuerdo con el RD del día 14 de marzo, a lo que no saben contestar. Metro actualmente solo controla las entradas por los torniquetes, sin importar si esas entradas se realizan todas al mismo tiempo, provocando aglomeración.

Otro problema al que nos enfrentamos es que están sacando a los maquinistas después de encerrar los trenes juntos en el mismo taxi. Hemos recordado que esto no cumple las medidas de seguridad impuestas, deben de darle solución. Lo mismo ocurre con el personal que realiza trabajos de noche, que, al moverse todos juntos en el mismo vehículo, tienen que ser dotados de mascarillas. (Las que no sirven para nada según la Dirección)

Sobre mantenimientos, se está valorando realizarlos durante la noche. Esto supondría cambiar el turno a compañeros que ya tienen su vida organizada con el turno actual. Igualmente, sería necesario mantener trabajadores disponibles de guardia en su casa por si hubiera que realizar algún mantenimiento urgente.

Se ha recordado a la empresa que en TFM no hay Tablet y, al suspender el servicio de valija, no llegan las circulares.

Han facilitado los siguientes datos:

340 afectados, un 5% de la plantilla aproximadamente

Se ha reducido el mantenimiento al 50%

Hay un 80% del personal de la Operativa trabajando

Hay un 80% del personal de oficinas teletrabajando

Informan de la posibilidad de adecuar el horario de apertura de Metro al de los hospitales, sin definir nada más esta propuesta.

Hemos solicitado un desglose de los afectados por áreas, para conocer en qué lugares o departamentos está habiendo más riesgo o incidencia del virus. Asimismo, hemos pedido un listado de las estaciones en donde ha intervenido la UME.

Por último, el “plan” de contingencia, que es papel mojado, no vale para nada. Es una realidad muy bonita e idílica a la que aspiran, pero se queda en eso. No es un plan de contingencia real, de ninguna manera pueden cumplirlo.

Madrid, 18 de marzo de 2020

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

AVISO 23/2020 METROMADRID – EMERGENCIA CORONAVIRUS. ¡¡¡MEDIDAS SERIAS YA!!!

El lunes se volvió a reunir el gabinete de crisis, después de una intensa comunicación durante el fin de semana, quedándonos la sensación que, a día de hoy, en Metro de Madrid se presta servicio sin garantías de seguridad.

Las medidas actuales impuestas por el Gobierno son para 15 días. Aunque si bien las competencias son del estado, ha quedado claro que es la Comunidad de Madrid la que gestiona Metro de Madrid y que el estado de alarma les exige dar servicio, pero mientras así sea, el Gobierno central no se va a meter en la gestión de los asuntos que tratamos a diario en este gabinete de crisis, salvo que la deriva lo exija o haya interés por parte de esta Dirección de Metro de implementar medidas que de verdad protejan tanto a trabajadores como a ciudadanos.

No se debiera dar servicio con las carencias preventivas que existen, es necesario que se tomen muy en serio el grave problema sanitario que estamos sufriendo y decidan poner todos los medios para eliminar cualquier foco infeccioso que pueda existir en nuestras instalaciones.

De este modo, es necesario que:

  • Solo se acometan los trabajos de mantenimiento que sean urgentes, siendo calificados de este modo aquellos trabajos que pongan en riesgo la continuidad del Servicio o pongan en peligro a trabajadores o usuarios.
  • Se cierren todos los ascensores, no es permisible que sigamos con espacios abiertos tan reducidos como los ascensores, convirtiéndose en un foco de contagio muy grande, pudiendo éstos ser puestos en funcionamiento de modo remoto desde el cuarto del operados o desde el TIC, exclusivamente para casos de necesidad de personas con movilidad reducida.
  • También es absolutamente necesario que se limpien y desinfecten con mucha mayor frecuencia las estaciones y los cuartos del operador, reduciendo focos importantes de contagio como máquinas de recarga de tarjetas, torniquetes y el propio foco que suponemos los trabajadores para con nuestros compañeros. Incluyendo en esta limpieza los cuartos de conductores existentes en las cabeceras de cada línea.
  • Otra de las necesidades es disponer de brigadas de limpieza y desinfección de los trenes, para que, a cada vuelta, se eliminen los focos contagiosos existentes en el recinto de viajeros y en las cabinas de conducción. También deben ser higienizados dichos trenes antes de que los compañeros de mantenimiento accedan a ellos para reparar aquellos elementos que se hayan averiado.
  • Desinfección frecuente de los vehículos de Metro y de los vestuarios para evitar posibles contagios.
  • Otra medida importantísima a tomar, es la apertura de torniquetes para que el paso a Metro sea libre, de este modo eliminaremos focos infecciosos en las máquinas de recarga, torniquetes y otros elementos que ya no hará falta que utilicen los viajeros, olvidándonos, en esta grave crisis sanitaria, del afán recaudatorio, siendo ahora tiempo más de preocuparnos de acabar con los contagios y menos de la recaudación.
  • Suministrar las medidas de higiene sanitaria necesarias para evitar en lo posible infectarse a todos los trabajadores de Metro.

También queremos decirle a la Dirección, que darle 10 euros a cada trabajador no va a eximirles de la responsabilidad de velar por su seguridad y su salud y que Solidaridad Obrera actuará con contundencia contra cualquier negligencia que se produzca en la protección de los trabajadores.

Madrid a 17 de marzo de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

AVISO 22/2020 METROMADRID – CORONAVIRUS – 12/03/2020

El día 12 la empresa nos avisa para reunirnos urgentemente para explicarnos el Plan de Contingencia CORONAVIRUS y hagamos alegaciones al mismo.

Desde la parte Social les indicamos que tener un Plan que no pueden cumplir es absurdo y que lo que tienen que hacer es asegurar a los trabajadores todos los recursos necesarios para su protección, y la de proteger a los viajeros ante el caso de poder estar afectados, conteniendo así la posibilidad de contagio. Para que sirve dar unas pautas de como solicitar un material como Hidroalcoholico-Desinfectante, si luego el propio documento indica que no hay Stock. Les indicamos que para hacernos partícipes de algo que no recoge ninguna de nuestras propuestas, no vamos a “dar el visto bueno” desde la parte social si al menos no se incluyen estos puntos:

Dotar a cada uno de los trabajadores de todas las EPI´s y recursos necesarios para no portar el virus y propagarlo, ni ser contagiados. El paso libre de tornos minimizando la exposición a los viajeros en la atención de usuarios en las Mettas cuando adquieren títulos de transporte, garantizando así una reducción significativa la exposición entre viajeros y trabajadores. Solo atender las averías urgentes e inminentes que pueden suponer riesgo para la salud de viajeros, trabajadores y trabajadas.

Y lo más importante, hay compañeros que han notificado estar en exposición directa con positivos de coronavirus o sintomatológicos en cuarentena, con los que conviven o están habitualmente, y Metro de Madrid ante estos posibles contagios, no les concede la baja laboral, con esta la acción preventiva queda mermada dado que cuando aparezcan los síntomas ya es tarde para poner medidas de contención contra la propagación, LAS NUEVAS INDICACIONES SON QUE SI NO TIENES SINTOMAS NO SE CONTAGIA algo que aún no podemos contrastar, y que al margen de esta afirmación cuando aparecen los síntomas en la mayoría de las ocasiones ha sido ya en el trabajo.

Nos indican que las 159 peticiones de personal de riesgo se van a comprometer a responder en un plazo de 2 a 3 días, que durante estos días podrán faltar y se justificaran con PAP los días de respuesta, ya han valorado los 27 primeros indicando que no tienen que volver hasta nueva orden, y el resto de casos se hará en la mayor brevedad posible, pero que solo se comprometen a responder el correspondiente email en un plazo de 2 a 3 días. Una vez confirmado pasa a baja laboral, en caso de que corresponda la baja por ser enfermos de riesgo, estos días de PAP se convertirán en baja laboral. Desde Solidaridad Obrera se ha exigido una mejor gestión en este asunto, dotando de más personal y los recursos necesarios para la atención al telefónica y el correo email habilitado, y mejorar la información al trabajador (de tal manera que, al menos, al mandar el correspondiente email se reciba una respuesta tipo automática explicando el procedimiento tipo a seguir que se está enviando en el primer email) Se suspenden los RM como se solicitó, para destinar recursos y cortas más escenarios de contagios, aunque es cierto que tendrán que plantearse el continuar con las vigilancias por amianto y sobre todos de los casos que llevan un seguimiento por las afecciones detectadas.

Además nos resumen:

Se han hecho 32 peticiones de cambio de turno (la mayoría a S y P).
De momento se mantiene la tabla de trenes hasta viernes o lunes, el Consorcio Regional de Transportes decidirá después.
Se flexibilizará la entrada y salida en los centros de trabajo en los que fiche un elevado número de personal a la vez.
Tanto en el COMMIT, Puesto de Mando, como TICs se limpiará en cada cambio de turno.
No suspenden cursos de ingreso, ni metro ligero, y finalizará algún curso más de los que ya hay programados, como los del Puesto de Mando, pero no comenzarán ningún curso nuevo.

Desde Solidaridad Obrera solicitamos la suspensión total de la formación, si en toda la Comunidad de Madrid se han suspendido las clases durante dos semanas, entendemos que también debe ser aplicable en Metro de Madrid, y no poner en riesgo innecesario a instructores y alumnos.

La oficina de Atención al Empleado reduce el horario de 10:00 a 12:00.
Se irá aplicando teletrabajo en la medida de lo posible a administrativos o puestos que sean posibles.
De momento en estaciones no se abren tornos, ni se atenderá al público mediante los interfonos, tal y como habíamos propuesto desde Solidaridad Obrera, pero lo valorarán. Siguen en vigor las recomendaciones publicadas por la empresa.
La limpieza en las instalaciones de metro será diaria de entre 2 y 3 veces al día dependiendo del recinto y la estación, y se desinfectarán los trenes todos los días, a este respecto les indicamos que es mentira ya que esta noche no se han limpiado trenes de varios recintos.
Por la tarde nos informan que van a dotar a cada Maquinista de una mascarilla y unos guantes para cualquier incidencia que ocurra en el recinto de viajeros, y requiera su presencia.
La medida estrella es que en la siguiente nómina tendremos un abono de 10€ para que los trabajadores compren gel higiénico y/o toallitas desinfectantes para usar en su puesto de trabajo. Ya se les recordó que la obligación es dotar a los trabajadores del gel, seguirán intentando comprar para repartir entre los trabajadores.

Para Solidaridad Obrera está todo por hacer y es todo para ayer, desde que en enero se comenzó a pedir medidas y protocolos.

Madrid a 13 de marzo de 2020
Por Solidaridad Obrera
La Junta Sindical

Confederación Anarcosindicalista. La lucha es el único camino.


Notice: Undefined index: opcion_cookie in /home/solidarisg/www/confederal/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 416

Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/solidarisg/www/confederal/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484