Todas las entradas de: Editor

NOTA DE PRENSA – FALLECE SANTOS GONZÁLEZ ROLLÁN

Santos González Rollán quien fue Oficial de Escaleras Mecánicas hasta 2007 y Oficial Multifuncional hasta hoy ha desarrollado asbestosis por la exposición al amianto que se encuentra en las instalaciones de Metro de Madrid, y ha desarrollado toda su carrera profesional en Metro de Madrid, se encontraba a las puertas de la jubilación, pero una vez más el envenenamiento sufrido por los trabajadores de esta empresa ha acabado con su vida hoy 24 de enero de 2021, otra fecha triste que se suma a las de Antonio, Julián, Pedro, Joaquín, Ramón y un posible ya largo etcétera de una lista funesta que la empresa a cargo de la Comunidad de Madrid está dejando un legado imborrable para la memoria.

Santos González Rollán como trabajador de escaleras mecánicas que manipuló y estuvo expuesto al amianto, dejó claro que sabía de la presencia ya desde 1976, pero que jamás fue informado de los riesgos, riesgos de los que Metro de Madrid debía protegerle. Afirmó no haber recibido formación, y no recibió ningún EPI para protegerse de forma específica frente al amianto. Las labores que realizaban era el cambio de zapatas, lo que en la mayoría de los casos suponía el limado, taladrado y serrado para adaptar al soporte, porque venían con una medida estándar superior que permitía la mecanización. No obstante, los útiles que se utilizaban tenían componentes de amianto para soportar las temperaturas en la fusión de los pasamanos como describe. Al finalizar estas y las anteriores tareas, el polvo de amianto quedaba en los lugares de trabajo. En 2014 se le diagnóstica una posible asbestosis, comunica a la compañía en esas fechas, en 2016 es cuando tiene el diagnóstico de asbestosis definitivo y entrega los informes al Jefe Médico de Salud Laboral que es en esos momentos E. F. C. G. (actualmente imputado), quien debió ponerlo en conocimiento de la dirección.

Nadie de Recursos Humanos se puso en contacto con él, ni tan siquiera para ofrecer vigilancia a la familia por la exposición a la ropa de Santos que llevaba a casa para lavar, como todos los trabajadores de Metro. Las declaraciones de Santos fueron calificadas en la Asamblea de Madrid por parte de los grupos parlamentarios como “demoledoras y desoladoras ante tanta negligencia”.

En Solidaridad Obrera estamos desolados y muy afectados por el inesperado fallecimiento del compañero Santos González Rollán y además de continuar la lucha por el desamiantado total de trenes e instalaciones, la inscripción en el RERA, la asistencia sanitaria con TCAR y el Fondo de compensación, nos vemos forzados tras este hecho a impulsar movilizaciones contundentes ante la pasividad de la dirección de Metro, Comunidad de Madrid y el poder judicial.

CASTIGO A LOS CULPABLES

Madrid a 24 de enero de 2021

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN POR LA PRESENCIA DE AMIANTO EN EL METRO DE MADRID:
11 MAYO DEL 2018 – Javier González y Santos González Rollán.
http://mediateca.asambleamadrid.es/library/items/sesion-comision-investigacion-sobre-presencia-amianto-metro-madrid-2018-05-11

Artículo en El Páis: https://elpais.com/especiales/2020/amianto-en-el-metro-de-madrid/

Artículo de referencia publicado en el Contramarcha nº78:

Comunicado de CAS Madrid – EL TRASLADO FORZOSO DE TRABAJADORXS DE LA SANIDAD PÚBLICA MADRILEÑA, SE REPITE LA HISTORIA DE PONER EL LUCRO POR DELANTE DE LA SALUD.

https://casmadridoficial.blogspot.com/2020/12/el-traslado-forzoso-de-trabajadorxs-de.html

La noticia del traslado forzoso de trabajadorxs de la Sanidad Pública Madrileña (SERMAS), al ya conocido popularmente como el Hospital Isabel Zendal Díaz Ayuso, Pandemias Virgen de los Milagros, es una repetición de la historia. Ya en 2008, la apertura de 11 hospitales privados (made in Esperanza Aguirre) supuso un desvío de trabajadorxs de los centros del SERMAS hacia esos hospitales (en aquella época solo de categorías sanitarias, en la actualidad también hay categorías no sanitarias afectadas).

Esos hospitales estaban diseñados para hacer negocio y, claramente, para desviar dinero de todxs lxs madrileñxs a empresas privadas. Hoy, el nuevo Hospital de Pandemias sigue el mismo patrón.

De momento sin estar acabado (y sin saber aún cuándo van a entregarlo las constructoras) y teniendo serias dudas sobre su actividad asistencial, ya nos ha costado 100 millones de euros, que han ido a parar a manos de los de siempre; y eso, cuando todavía hay espacio en los actuales hospitales para aumentar el número de camas.

Este traslado forzoso se produce pese a que las plantillas del SERMAS no han sido reforzadas durante la pandemia. No sólo no se han contratado rastreadorxs, sino que muchos de los contratos eventuales no son en realidad “refuerzo Covid”, sino que están siendo utilizados para sustituir a personas que están de baja o que se han jubilado. Se trata, además, de contratos precarios con fecha de caducidad (31 de diciembre). El objetivo: disponer de ellos, no para reforzar la Atención Sanitaria, sino para las campañas de imagen que tanto gustan a Isabel Díaz Ayuso.

Una vez más nos encontramos, como en el año 2008, con un panorama en el que no se construyen hospitales teniendo en cuenta criterios asistenciales, sino intereses electorales (PP) y económicos (empresas de la construcción).

La entrada exhaustiva del negocio y el ánimo de lucro en la sanidad, está suponiendo un deterioro real y patente de la calidad asistencial que estamos pagando lxs madrileñxs, y está poniendo en serio riesgo nuestra salud.

Por eso, nos unimos a las convocatorias como la del próximo viernes 11 de diciembre a las 12 de la mañana ante la puerta de los Centros Sanitarios, y a todas aquellas que tengan lugar con el objetivo de dotar a la Sanidad Pública de los recursos humanos, materiales y económicos suficientes, para afrontar esta pandemia y atender (con calidad y sin las intolerables listas de espera que padecemos) las necesidades reales de la población madrileña.

Desde CAS Madrid seguimos exigiendo:

UNA SANIDAD VERDADERAMENTE PÚBLICA,

QUE SE DEROGUE LA LEY 15/97 Y EL ARTÍCULO 90 DE LA LEY GENERAL DE SANIDAD,

SE RECUPERE LO PRIVATIZADO,

SE GARANTICE QUE TODAS LAS PERSONAS TENGAN ACCESO A LA SANIDAD PÚBLICA (NATIVA O EXTRANJERA LA MISMA CLASE OBRERA),

Y TODO ELLO CON CONTROL DEMOCRÁTICO POR PARTE DE LXS TRABAJADORXS Y QUE NO QUEDE EN MANOS DEL CAPITAL.

Madrid, 9 diciembre de 2020.

Web: https://casmadridoficial.blogspot.com/

Correo electrónico: casmadridoficial@gmail.com

Twitter: @CASMadrid1

https://casmadridoficial.blogspot.com/…/el-

EL SUEÑO DE ESCRIVÁ, O “LA MOCHILITA”

Las Recomendaciones de la Comisión del Pacto de Toledo que han
sido aprobadas recientemente en el Congreso de los Diputados,
vendrían a concretar el sueño de Pedro Sánchez, o mejor el de su
Ministro D. José Luis Escrivá, el ex banquero titular del Ministerio de
Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

A nadie mínimamente atento al devenir político puede escapársele
que dichas Recomendaciones, se ajustan como anillo al dedo a los
deseos del titular de dicho Ministerio, el cual ha fiscalizado de cerca los
debates de dicha Comisión, y ha conseguido que las proposiciones que
hace un año eran inadmisibles para la parte morada del espectro
político, hayan resultado convenientes e incluso satisfactorias en este
nuevo envite.

Lo que no sabemos es a cambio de qué.

Lo último que llama la atención de las citadas Recomendaciones, es
sin duda alguna, su última cláusula, donde dicha Comisión
parlamentaria intenta asegurar su pervivencia, pues según se dice en
ella textualmente: “Se valora positivamente que la Comisión de
Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo tenga
naturaleza de comisión permanente”. Es decir, la inversión del viejo
aforismo lamarckiano de que la función crea el órgano, pues en este
caso, es el órgano quien crearía la función o se la aseguraría.
Cosas del Poder y sus acólitos.

No es nuestra intención repasar uno por uno los dislates de dicha
Comisión, que solo buscan lo de siempre, hacer más ricos a los ricos y
más pobres a los pobres, pero si querríamos matizar algunas de las
cuestiones que nos parecen reseñables entre tanto brindis al sol para
beneficiar a los de siempre.

Lo más remarcable sería, el eterno énfasis en considerar estúpidas a
las clases populares, pues ¿a quién se le ocurre que una simple ley que
asegure el mantenimiento del poder adquisitivo, (Recomendación nº
2), sin introducir eso en la Carta Magna, sea algo distinto a “pan para
hoy y hambre para mañana”? El próximo gobierno de turno, hará justo
lo contrario: legislar en contra del mantenimiento de ese poder
adquisitivo. ¿Quién dijo leyes?

Otra tomadura de pelo sería la legitimación del expolio por parte del
Estado, del Fondo de Reserva de las Pensiones, (Recomendación nº 3),
que en 2011 era de 66.815 millones de €, y que cierta mano indiscreta
ha convertido en los 2.146 m. € actuales, ya que en ningún caso dicha
Recomendación, habla de su reposición.

¿Qué decir de retrasar la edad de jubilación a los 67 años,
(Recomendación nº 12), consolidando así la Reforma de las Pensiones
del 2011, que rubricaron los “sindicatos” oficiales del Sistema?
¿Es lo mismo el relajado “trabajo” de cualquiera de sus “señorías”, o
el de un burócrata sindical, que el de una persona que todos los días ha
de subirse a un andamio?

¿Qué decir del aumento del periodo de cotización para el cálculo de
la pensión, como se refleja en la Recomendación nº 5 de sus señorías?
¿Qué mencionar de la lucha contra el fraude, de la Recomendación
nº 10, en la que se hace hincapié en la persecución del cometido por
los ciudadanos y se les olvida curiosamente mencionar (cachis…), el
cometido por las empresas o entidades financieras?

Por supuesto que sus señorías no podían dejar de mencionar la
discriminación de género sufrida por la mujer (pensiones en torno a un
37% menores que las de los hombres), para asombrarse (sus señorías)
de las políticas laborales nefastas (?) seguidas en relación con la
igualdad de género…

¿Qué toman sus señorías?
Pero la guinda del pastel de las Recomendaciones, es la nº 16, sobre
Sistemas de Pensiones Complementarios, donde se utiliza el Art. 41 de
la Constitución para argumentar, la apertura a otros sistemas de
carácter voluntario, y con el que se da carta de respetabilidad a la
implementación de las EPSV de Euskadi o el modelo británico,
referentes a los Planes de Pensiones de empresa, los cuales desearían
implantar como sustitución paulatina del Sistema Público de Pensiones.
Ese sería el sueño paradisíaco del ex banquero y Sr. Ministro D. José
Luis Escrivá, y al que denominaremos en adelante como “la mochilita”.
La mochila austriaca consiste en la creación de una cuenta individual
(hucha o “mochila”), gestionada por entidades financieras
(dependencia de bolsa), de tal forma que cuando un trabajador es
despedido de un trabajo o se jubila, utilizaría esos ahorros para
subsistir durante el desempleo o pagarse su propia jubilación.

Ni que decir tiene que con ese invento aquí se acabó la solidaridad
intergeneracional e interterritorial del Sistema Público de Pensiones.
Cada uno se busca la vida por su cuenta si el banco se lo permite,
mientras los Chicago boys se frotan las manos con el manejo de los
dineros de los pobres.

De momento el Sr. Ministro se ha comprometido a crear un Fondo
Público de Planes de Empleo en el plazo de un año que afectará a más
de la mitad de la población ocupada (en una Jornada sobre economía
organizada por 5 Días).

«A partir de ese momento, los nuevos trabajadores, tanto de la
empresa privada como de la pública se adherirán automáticamente a
uno de esos Planes de Empleo: Cada trabajador, desde que comienza a
trabajar, tendrá una adscripción “automática” a un plan de pensiones,
al que se destinará un porcentaje de su salario, para que pueda ahorrar
de forma sencilla y con ventajas», (para los bancos, claro).

Naturalmente que el Fondo será de gestión privada, como hemos
dicho anteriormente, y para ello, ya se han dado pasos en ese sentido
en los presupuestos para 2021.

Por supuesto que esto, todavía no es una mochila hecha y derecha,
es solo una “mochilita”, pero naturalmente que el señor Ministro y los
bancos, solo lo hacen por patriotismo y por amor (a nuestro dinero,
claro está).

El Sr Ministro, tiene prisa por llegar a su paraíso, al que sueña
pletórico de huríes bancarias que se encargarán de gestionar el becerro
de oro de nuestros ahorros. Y por supuesto ya ha anunciado que lo
negociará, concretará y diseñará con los agentes sociales; es decir, de
una parte, la patronal, que es la que piensa y decide por la derecha
interviniente en los Pactos de Toledo, y por otra los “Sindicatos del
Sistema” que son la correa de transmisión de la izquierda interviniente
en dichos Pactos, y que también piensa lo que le han dado pensado
quienes les gobiernan (los mismos que gobiernan a la derecha).

O sea, que los ciudadanos, podemos dormir tranquilos que estamos en
buenas manos, pues queda clarísimo que ellos solo quieren nuestro
bien y el de la patria.


¡Así que estamos salvados!
Pero nos tendrán enfrente.
Jubilad@s Solidari@s

Alimento para ratones – José Luis Carretero Miramar

http://calumnia-edicions.net/product/alimento-para-ratones-jose-luis-carretero-miramar

Alimento para ratones es un poemario de combate, hecho de anhelos y pulsiones vitalistas. Una obra modesta, pero combada por el peso de la sinceridad. Estaba destinada a servir de pitanza de roedores en las olas del tiempo, pero Calumnia ha tenido a bien lanzarla al seno de lo que existe y lo que es nombrado. Afirma el cuerpo, la lucha y las pasiones que se desatan cuando se elige la libertad. Esperamos que os guste. Su mensaje, en estos tiempos inciertos y crueles, sería aquel que ya declamó Rimbaud: ¡El canto de los cielos, el avance los pueblos! Esclavos: no maldigamos la vida.

Col∙lecció Quisquilliae, n. 13, 14×21,5 cm, 103 p., 2020.

ISBN 978‐84‐122107‐8‐1

El nuevo tratado que da a China la llave de Asia-Pacífico

Por José Luis Carretero Miramar – 04/12/2020 

                La República Popular China y otros catorce países de Asia firmaron, la semana pasada, el Tratado que da forma a la Asociación Económica Integral Regional (o RCEP, por sus siglas en inglés). Este acuerdo multilateral asiático constituye una gigantesca área de intercambio comercial. Un enorme paso adelante para la estrategia china de edificar un espacio económico integrado en el Pacífico, e interconectarlo con el resto del mundo por medio de su Iniciativa de la Nueva Ruta y Cinturón de la Seda.

                El RCEP abarca casi un tercio del PIB global y a cerca de 2.200 millones de consumidores. Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Indonesia, Tailandia, Singapur, Malasia, Vietnam, Filipinas, Camboya, Myanmar, Laos, Brunei y China, se comprometen a crear una gran área de intercambio económico con un PIB conjunto de 26 billones de dólares (que podemos comparar con los 19 billones de PIB del conjunto de la UE). La India decidió finalmente quedarse fuera del acuerdo, sin descartar oficialmente que pueda firmarlo en el futuro.

                El Tratado implica una sustancial rebaja de los aranceles aplicados al 90 % de las mercancías intercambiadas entre los países signatarios y una decidida simplificación de las normativas que determinan el origen de los productos. No incorpora exigencias medioambientales ni medidas laborales. Permite a China presentarse como el adalid principal de la continuidad del proceso de globalización, y adoptar una posición central en la construcción de una gran área de libre comercio en la zona del mundo (Asia-Pacífico) que se espera que represente el 60 % del crecimiento del PIB global en la próxima década.

                La República Popular China obtiene una notoria victoria económica y política con la firma de este Tratado. Su economía es la única, entre las principales potencias, que sigue creciendo pese a la pandemia. Se asegura una dinámica de puertas abiertas en la zona comercial más dinámica del planeta, y edifica las bases para la interconexión entre la misma y las grandes rutas comerciales (la llamada Nueva Ruta y Cinturón de la Seda) que ha empezado a construir con el resto del mundo, en un esfuerzo inversor descomunal.

                China ha sabido aprovechar el vacío creado por las políticas proteccionistas de Donald Trump, negociando con paciencia las bases de este Tratado, mientras los norteamericanos descafeinaban la propuesta de gran Tratado Trans-Pacífico (TPP) presentada por Obama. 

                El TPP fue el intento de Estados Unidos de adelantarse a China en el proceso de apertura comercial del Pacífico. Dejaba fuera a la República Popular, ya que lo que intentaba, precisamente, era aislarla y hacer vascular el centro económico del área hacia Estados Unidos. Donald Trump, sin embargo, decidió dejarlo de lado al iniciar su mandato y centrarse en una guerra comercial con China que aún no ha terminado. La República Popular ha aprovechado su oportunidad para presentarse como la líder indiscutida del multilateralismo en Asia.

                El escenario político y económico global parece adentrarse en una nueva “guerra fría”, de tintes esencialmente comerciales, entre la potencia declinante (Estados Unidos) y sus aliados, y la potencia emergente (China) y sus socios mercantiles. Estados Unidos presiona a China apoyando los movimientos separatistas  y prodemocráticos en Hong Kong y otros lugares (Tíbet, Xinjiang); imponiendo a sus aliados el veto a Huawei y ZTE en el despliegue de las redes 5G; deteniendo a científicos y estudiantes chinos afincados en Estados Unidos; estableciendo aranceles y bloqueos contra los productos tecnológicos que pueden sustentar el desarrollo chino en las áreas de la Inteligencia Artificial, el Big Data, la conectividad o la automatización; realizando visitas oficiales y despliegues militares en Taiwán, para provocar a los dirigentes del PCCh; y firmando tratados de cooperación en materia de Defensa y realizando maniobras militares con los ejércitos de los países asiáticos más propensos a enfrentarse a China, como las recientes maniobras “Malabar” implementadas por el Ejército norteamericano conjuntamente con las Fuerzas Armadas de la India y Japón, que resucitan, tras más de 13 años, la alianza “Quad”, calificado por el Ministerio de Exteriores chino como “la OTAN del Indo-Pacífico”.

                China, por su parte, ha aprovechado el reciente “aislacionismo” norteamericano para extender sus redes comerciales, embarcada en el ambicioso proyecto de la “Franja Económica de la Ruta de Seda y la Ruta de la Seda Marítima del siglo XXI”, consistente en una red de corredores comerciales de alcance global, que conectarían las fábricas chinas con los mercados de Europa, África, América Latina y Asia Central. Un proyecto que implica mastodónticas inversiones, para cuya financiación China está preparando una red de fondos binacionales y un gran Fondo aportado en su totalidad por entidades chinas. Además, se ha empeñado en desarrollar nuevas instituciones multilaterales como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII), del que forman parte ya más de 100 países. El BAII, sólo superado en tamaño por el Banco Mundial, tiene como socios a 4 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, 15 miembros del G20 y 5 del G7 (todos menos Japón y Estados Unidos), pero su principal accionista (con cerca del 20 % del capital) es el gigante asiático.

                El Tratado que da forma a la Asociación Económica Integral Regional (o RCEP) continúa la misma línea estratégica. La República Popular apuesta por el multilateralismo y una “globalización alternativa”, en la idea de que la interdependencia económica con sus países vecinos (como Vietnam o Filipinas), pesará finalmente más en sus políticas que las recurrentes fricciones fronterizas en el Mar de China y que la presión norteamericana. 

La última reunión del Comité Central del Partido Comunista Chino, a finales del mes de octubre, delinea las líneas maestras de su XIV Plan Quinquenal, basadas en la teoría de la llamada “circulación dual”, que apuesta por el desarrollo de una clase media interna capaz de sustituir el consumo occidental a la hora de realizar las mercancías producidas por el mayor taller global. China intenta, paralelamente (de ahí la idea de la circulación “dual”) expandir y desarrollar su mercado de consumo interno y mantener abierta su economía para poder mantener el crecimiento y diversificación de sus exportaciones. 

Para todo ello, China precisa convertirse en una potencia tecnológica de primer orden, lo que garantizaría su acceso privilegiado a los sectores económicos de mayor valor añadido y su soberanía productiva. Este es un objetico estratégico fundamental de la dirigencia china: hacerse con el liderazgo de los sectores más avanzados de la industria moderna, en medio de la Gran Transformación productiva que representa la llamada Cuarta Revolución Industrial. Para ello, China apuesta por el crecimiento de sus grandes empresas tecnológicas, por la financiación pública de los procesos y ecosistemas de innovación y por la participación del Estado chino en todos los organismos internacionales de homologación y normalización de la producción industrial, que determinarán los estándares futuros de interoperabilidad entre los productos tecnológicos.

Estados Unidos trata de bloquear este proceso de desarrollo tecnológico estableciendo aranceles, vetando toda entrega de suministros estratégicos a la industria avanzada china, presionando a sus aliados para que no contraten con las empresas chinas y saqueando a las empresas tecnológicas del país asiático afincadas en Norteamérica (como pretende hacer con TikTok). La llegada al poder del nuevo presidente norteamericano (Joe Biden) difícilmente significará un cambio en este proceso de conflicto creciente entre las dos grandes potencias de nuestro tiempo. El Partido Demócrata comparte la visión estratégica trumpista sobre China: el país asiático es “el enemigo a batir”. El único rival que realmente puede poner en cuestión la hegemonía global norteamericana en las próximas décadas. 

Este gran conflicto planetario que se avecina, aunque se mantenga como una sucesión de presiones políticas y económicas que no lleguen a alcanzar el estadio militar, tendrá sin duda enormes consecuencias para nuestro futuro. Es posible pensar en una gran “desconexión tecnológica” global que implique un mundo tecnológico, y un internet, no interoperable y dividido entre los que usen los estándares tecnológicos occidentales y los que usen los chinos. También es pensable una Unión Europea desdibujándose y quebrándose sin fin, al quedar atrapada en un conflicto ajeno sin poder ejercitar una política exterior autónoma ni implementar un proceso de avance tecnológico soberano.

La “Gran Pugna” entre el Imperio declinante y el nuevo poder emergente se produce, además, sobre el fondo del proceso continuado de crisis interdependientes que sacuden al sistema capitalista en las últimas décadas (la crisis ecológica, las recurrentes crisis financieras, la crisis sanitaria, la crisis cultural…). Y sobre el proceso paralelo de despliegue de una nueva Gran Transformación productiva y tecnológica (la llamada Cuarta Revolución Industrial).

Son muchas tensiones, contradicciones, sacudidas, bifurcaciones, ambigüedades, conflictos…El futuro se abre ante nosotros como un abismo al que no queda más remedio que saltar, sin saber si hay paracaídas, ni hacia donde nos llevará. Como, más o menos, decía el mismísimo fundador de la República Popular China: “todo es caos bajo el cielo, la situación es inmejorable, pero sólo si, mientras tanto, estás organizando tu propia fuerza”.

AVISOS DEL 110/2020 METROMADRID – CAMPAÑA ALIMENTOS PARA PARADXSPRACTICA la SOLIDARIDADy el APOYO MUTUO CADA GESTO SUMA ¡PARTICIPA!

La situación en los barrios obreros es más que delicada. Hay hambre en muchas casas. Una vez más, esta ciudadania humilde y trabajadora la que siempre está ahi, luchando, tejiendo redes solidarias, concienciando al barrio de la necesidad apremiante del apoyo mutuo y dedicando tiempo a sus compañerxs de clase, a sus vecinxs.

Todo un ejemplo de SOLIDARIDAD DE CLASE.

Colabora con el tejido social de tu barrio, ayuda directamente a tus vecinxs o haz un donativo estable, por lo que pedimos que programéis en vuestra cuenta una transferencia mensual, ya sea de 5, 10, 15, 50€ o lo que buenamente pueda cada cual, lxs compañerxs de Solidaridad Obrera seguiremos llevando lo que nos pidan en cada una de las cinco despensas solidarias en las que aportamos (Getafe, Orcasur, Villaverde, Vallekas y San Blas-Canillejas). Hoy en dia y como los últimos años solo podemos agradecer el apoyo y la solidaridad que recibimos de todxs lxs trabajadorxs de Metro de Madrid.

CUENTA BANCARIA – En el Asunto: Alimentos para Paradxs

ES31 2038 1807 1060 0061 6942

PayPal: soliobrera@gmail.com