AVISO 33/2020 METROMADRID – LA DIRECCIÓN NO ANDA NI A EMPUJONES

Desde que se inició toda esta crisis del coronavirus, la Dirección de Metro nunca ha actuado con la celeridad necesaria para acometer las medidas eficientes para proteger a trabajadores y trabajadoras frente a esta pandemia, y siempre escondiéndose cobardemente “en sus mayores”, quienes no dan la cara.

Desde el principio, los sindicatos que componemos el Comité de Empresa, hemos ido haciéndole llegar a los responsables de Metro distintas propuestas, que en menor o más bien en mayor medida, han ido cayendo en saco roto. Todas las propuestas estaban claramente encaminadas a reducir al máximo la exposición de los trabajadores y trabajadoras al coronavirus, además de exigir las medidas higiénico-sanitarias necesarias para eliminar en lo posible las posibilidades de contagio.

El pasado jueves 2 de abril. a través de videoconferencia, y a pesar de nuestras diferencias, fuimos capaces todos los sindicatos de consensuar una propuesta unitaria, tanto para los colectivos de estaciones como de trenes, para exigir a la Dirección de Metro que diese pasos concretos hacia la protección de las trabajadoras y trabajadores.

En la reunión del día siguiente, viernes, entre los sindicatos y la Consejera Delegada y su séquito, los representantes de los trabajadores expusimos nuestro rechazo a la idea de la Dirección de eliminar algunas de las rotaciones mínimas en trenes, así como a su propuesta de jornadas de más de 9 horas para el personal de Estaciones.

Tras esto, presentamos todos los puntos de la propuesta que habíamos elaborado, tales como la circulación de trenes a intervalos definidos (7 u 8 minutos en hora punta y unos 15 minutos en horas valle), reducción del número de horas de conducción, propuesta que había elaborado Solidaridad Obrera y algún otro sindicato. Además, para el colectivo de Jefas y Jefes de Sector, se les propuso cubrir únicamente las estaciones cercanas a hospitales, las de correspondencias, las de intercambiadores de transporte y un tercio de las restantes, de modo que el personal asignado a una estación, pudiera cubrir las dos estaciones más cercanas si hubiese alguna incidencia que obligatoriamente requiriera su presencia, además de incluir que la jornada laboral para estas compañeras y compañeros fuera en tres turnos de 6 horas y 10 minutos cada uno.

Como de costumbre, la Dirección dijo tomar nota, lo que no sabemos si en el mismo cuaderno en el que suelen apuntar nuestras propuestas, o sea, su cuaderno de las cosas que les importan una p… mierda. Tras esto, nos anunciaron su medida estrella para el personal de estaciones, que no fue otra que anunciarnos que a partir del domingo día 5, iban a dejar sin cubrir 100 estaciones.

Pues bien, esta medida que podía ser muy interesante, al final la prostituyen por su mala organización, por su falta de empatía y porque cuanto más inútiles son los responsables, más alto llegan en el organigrama.

Hace tiempo que Solidaridad Obrera está convencida que esta Dirección es penosa, que siempre va con retraso y que además todo lo remata de un modo chapucero, creo que sus años en lo alto del organigrama debieran terminar cuanto antes, por el bien de Metro como servicio público y del conjunto de trabajadoras y trabajadores que lo mantenemos.

Madrid a 7 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *