AVISO 127/2020 METROMADRID – LA COORDINADORA INTERNACIONAL DE SINDICATOS DE METROS SE SOLIDARIZA CON LA LUCHA DE METRO DE BARCELONA

LA COORDINADORA INTERNACIONAL DE SINDICATOS DE METROS SE SOLIDARIZA CON LA LUCHA DE METRO DE BARCELONA

Desde La Soli del Metro de Madrid, apoyamos la lucha que están llevando a cabo los compañerxs del Metro de Barcelona contra la precarización de la contratación de nuevos ingresos. Desde Metro de Madrid exigimos que cumplan con lo pactado en los convenios colectivos y se dejen de “interinizar” puestos de trabajo.

Comunicado de la Coordinadora Internacional de Sindicatos de Metros

La intención de la Dirección política de Metro de Barcelona de instaurar el EBEP (Estatuto Básico del Empleado Público) como nuevo sistema de contratación laboral, incumpliendo así acuerdos, pactos y convenios en materia de contratación, es la forma que tienen de gestionar el transporte público de la ciudad de Barcelona en plena pandemia. Sería lógico que en esta situación actual todos los esfuerzos de la Dirección fueran encaminados a gestionar, minimizar y amortiguar el impacto sanitario y social de la pandemia, tanto en la ciudadanía como en la plantilla, bien al contrario, a este gobierno municipal, formado por el PSC (socialistas) y BCNENCOMU-PODEMOS (“nueva izquierda”), sólo se les ha ocurrido la “genial idea” de aplicar un estatuto que precarizará la contratación en Metro. La aplicación del EBEP, como forma de contratación, provocara que las personas trabajadoras que actualmente no tienen contrato fijo/indefinido, unas 500 aproximadamente, y todas aquellas que en un futuro deseen trabajar en Metro deberán ser contratadas en base al EBEP provocando desigualdades, temporalidad indefinida, y creación de concursos de méritos una vez sus plazas temporales puedan ser reconvertidas en fijas/indefinidas. Estamos hablando de años de temporalidad angustiosa que provocará una doble escala en derechos laborales y la disposición, en manos de la Dirección, de un colectivo de personas en situaciones de extrema fragilidad contractual.

Las excusas legales y administrativas esgrimidas por la Dirección de Metro olvidan, deliberadamente, que ya está regulado en convenio la forma de contratación con lo que la implantación, unilateral, del EBEP sería un incumplimiento flagrante del mismo. Las mentiras argumentadas en torno a la implantación del EBEP en Metro de Madrid y Metro de Bilbao han sido desmontadas por los compañeros y compañeras de estas explotaciones, con lo que cualquier intención de la Dirección por buscar nuevos motivos para su implantación en Metro de Barcelona solo hacen que los trabajadores y trabajadoras del Metro de Barcelona aumenten más su indignación y rabia ante un ataque a las condiciones de trabajo pactadas entre la representación de la plantilla y la Dirección.

Desde la Coordinadora de Metros del Mundo queremos mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad a la lucha emprendida por los trabajadores y trabajadoras del Metro de Barcelona contra la implantación del EBEP como sistema de contratación. Mas rabia e indignación nos produce este ataque a los derechos de los trabajadores y trabajadoras por el momento escogido para ello, en plena pandemia mundial, a un colectivo que durante la misma ha estado, y estará, en primera línea para garantizar la movilidad y el desplazamiento de la ciudadanía y sus servicios esenciales. Esta es la forma de agradecer que tienen los mal llamados “gobiernos progresistas” a la clase trabajadora sus esfuerzos y sacrificios en estos momentos duros, donde deberían estar protegiendo y cuidando a colectivos desfavorecidos, no aprovechando cualquier excusa para precarizar y robar derechos ganados en luchas y combates al capital.

Compañeros y compañeras del Metro de Barcelona, vuestra lucha es la nuestra, recibid desde la distancia un abrazo fraternal y solidario de quienes, como vosotros y vosotras, no dejaremos que el sistema capitalista y sus secuaces, los políticos, saquen tajada inhumana de la explotación de la clase trabajadora.

 “La clase obrera seguirá siendo el centro de la unidad y el motor de los cambios revolucionarios”

AVISO 126/2020 METROMADRID – YA HAY VACUNA CONTRA EL COVID19, PERO NO LA HAY CONTRA EL CAPITALISMO QUE NOS DESTRUYE

2021 YA ESTÁ AQUÍ

YA HAY VACUNA CONTRA EL COVID19, PERO NO LA HAY CONTRA EL CAPITALISMO QUE NOS DESTRUYE

Por fin se acaba este nefasto 2020 que hemos sufrido los trabajadores y trabajadoras de Metro, especialmente por la pandemia del Covid19 y por la falta de plantilla. Nos felicitamos del paso dado por la ciencia de conseguir vacunas para el coronavirus en tan poco tiempo, paso que impedirá que la pandemia siga causando enfermedad y muerte como no habíamos visto. Como medidas de protección contra la pandemia aún presente entre nosotros, se tomaron medidas (en muchos casos tarde, muy tarde) a nivel mundial, mascarilla, ventilación, distancia y lavado de manos.

Los gestores políticos que nos toca sufrir han decretado que en Metro “no hay contagios”, aunque no se mantenga la distancia social. Así desde la desescalada ya en pleno verano hemos tenido, y seguimos teniendo, aglomeraciones de manera habitual y averías por FALTA DE PLANTILLA Y TRENES. La Dirección de Metro en su papel ya habitual de sumisión a los nefastos políticos que nos caen en los cargos del gobierno de la Comunidad, en vez de defender el servicio público que prestamos y la salud pública; apostaron por exponer aún más a los trabajadores y trabajadoras con las “operativas” parodia inútil que supone el abandono de su puesto de trabajo de decenas de Jefes de Sector, Técnicos de Línea y Jefes de Línea, para ponerse en los andenes más concurridos con su chaleco reflectante para “que se vean” pero sin nada que hacer realmente, más allá de exponerse a contagiarse. Siguen el mismo protocolo que mantuvieron años y años con el Amianto, tema en el que aún ni siquiera se ha inscrito a Metro en RERA, lo que da una muestra real del interés de políticos y directivos en abordar cualquier problema.

Para el año que comienza, dentro de la negociación del convenio, además de arrastrar los problemas sin resolver de estos últimos años, se nos presentan otros nuevos. Las pretensiones de la Dirección y políticos de precarizar y destruir puestos de trabajo se concretan en el “agente único de la operativa” que acabaría con la profesionalidad de Maquinistas y Jefes de Sector y con la creación de empleo. Aunque parezca claro que cualquier sindicato debiera rechazar contundentemente una propuesta tan destructiva como esta, lo cierto es que solamente Solidaridad Obrera manifestó su oposición frontal. Las dudas sindicales y los enfrentamientos artificiales provocados por el posible escalafonamiento de las actuales categorías, solo pueden traernos problemas al conjunto de trabajadores y trabajadoras de Metro y dar alas a las pretensiones empresariales.

O nos ponemos las pilas y nos organizamos para afrontar la defensa de nuestros intereses como trabajadores y trabajadoras, o nos lamentaremos por nuestra dejadez.

Madrid, 29 de diciembre de 2020

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

AVISO 125/2020 METROMADRID – PREMIOS 4 – XVIII CERTAMEN DE RELATO BREVE “RAIMUNDO ALONSO” UN METRO DE 350 PALABRAS.

XVIII CERTAMEN DE RELATO BREVE “RAIMUNDO ALONSO” Un Metro de 350 palabras.

Concluimos con este aviso la publicación de los relatos premiados en esta edición del concurso de relatos breves. En este aviso tienes los relatos que han sido reconocidos con el cuarto y quinto premio

CUARTO PREMIO

DESCONOCIDOS

La mujer sube al metro un par de paradas después que él. Como cada mañana se dirige a la oficina en la que trabaja desde hace diez años de siete a tres. Él también va a trabajar, pero hoy se ha levantado más temprano que de costumbre y ha cogido el metro de «y dieciséis». Por eso todos los rostros que hay a su alrededor le resultan nuevos y se entretiene observándolos. La mujer enseguida repara en él, agradecida por encontrar una cara nueva entre las mismas de siempre. Al sentarse junto al hombre, le roza de forma intencionada la rodilla y, tras pedirle unas tímidas disculpas, inician una conversación trivial. Unas paradas más tarde la charla da un giro y se vuelve más personal, más cálida. Hasta se atreven con un leve flirteo.

En cada estación baja y sube gente a raudales, pero la atención de la pareja ya está muy lejos de lo que ocurre a su alrededor. Ahora solo se miran y se escuchan entre ellos, todo lo demás es un molesto ruido de fondo.

Conforme el metro avanza ellos se hacen promesas, se besan, planean juntos sus próximas vacaciones y se enfadan por alguna que otra nimiedad. Con toda esa adrenalina a flor de piel ninguno de los dos se da cuenta de que se han pasado sus respectivas paradas. Le quitan importancia al descuido y enseguida organizan la boda, a la que acuden como invitados todos los pasajeros de su vagón y de los colindantes. Inevitablemente el trayecto termina y el hombre y la mujer bajan del metro. Ella se acaricia su incipiente barriga, él le confiesa que es muy feliz. Ya en el andén nace el bebé, eligen su nombre y discuten sobre la educación que le darán.

Según se acercan a la salida del metro, la pareja se va distanciando, apenas se hablan y ni siquiera se miran ya. Una vez en la calle el hombre le entrega los papeles del divorcio firmados mientras ella le recuerda que este fin de semana el niño le toca a él.

Autora: Rakel Ugarriza Lacalle

QUINTO PREMIO

SIN ALIENTO

Paso la tarjeta y accedo. Evito las escaleras mecánicas, las miro con resentimiento. El techo de la estación me señala, soy incapaz de ver el blanco que lo recubre porque el odio me lo tiñe. Llega el metro con el sonido, casi doloroso, de las zapatas frenando. Aguanto la respiración y escondo la boca detrás de, la chaqueta, aun así su olor me impregna. Entro al vagón veloz. Me siento. Miro las paredes. Recuerdo su olor. Respiro sin querer hacerlo. Bajo la mirada al suelo y me empiezan a sudar las manos. Porto entre ellas un sobre del hospital.

Después de 44 años trabajando en el metro hoy me han diagnosticado asbestosis.

Anxo

Autor: Ángel Fueyo Estévez

AVISO 124/2020 METROMADRID – PREMIOS 3 – XVIII CERTAMEN DE RELATO BREVE “RAIMUNDO ALONSO” UN METRO DE 350 PALABRAS.

XVIII CERTAMEN DE RELATO BREVE “RAIMUNDO ALONSO” Un Metro de 350 palabras.

Continuamos con la publicación de los relatos premiados. En este aviso puedes leer el tercer premio que relata una de las actividades de los Jefes de Sector (Estaciones)

INSPECCIÓN SELECTIVA DE CUARTOS

¡Qué pereza! Hoy toca la peor inspección para el personal de estaciones de Metro. ¡Menos mal que es semestral!

Recorrer toda la estación revisando cuartos, cerraduras, llaves, etc… ¡Un rollo! ¡Y en Henares hay sesenta cuartos!

La mayoría son disponibles, están vacíos por si hicieran falta en el futuro.

Recorro toda la estación, ya solo me queda un cuarto disponible, el más lejano de todos, al final de un pasillo sin salida.

Cuando voy a abrir oigo ruidos. ¡Qué miedo! Como sean ratones desaparezco.

Armada de valor golpeo la puerta de chapa, para que se escondan “los inquilinos”, si hay, y abro con la llave.

Doy la luz. ¡CUATRO PARES DE OJOS ME MIRAN CON PAVOR!

Retrocedo impactada. ¡Como me late el corazón!

Me tranquilizo un poco y con el walkie como arma arrojadiza, por si me hace falta, vuelvo a entrar en el cuarto.

Una familia entera me contempla con estupor: el padre, la madre, una niña de unos tres años y un bebe.

En el cuarto disponible hay colchones, una mesa de camping, sillas plegables y hasta una cuna de viaje.

Aprovechando que el cuarto tiene enchufes, hay una pequeña nevera y un microondas en el que se vislumbra un biberón.

La definición de disponible según la Real Academia Española es: “dicho de una cosa que está lista para usarse o utilizarse” y ellos se lo han tomado al pie de la letra.

Cuando consigo articular palabra les pregunto qué hacen allí y me cuentan su situación: ERTE por el Covid, necesidad, desahucio de su vivienda alquilada y el conocimiento, por estas casualidades de la vida, de que había unos cuartos vacíos en el Metro.

Les tranquilizo: “por mi parte nadie va a saber que ustedes están aquí”. Lo que no les digo es que con mi actitud me estoy jugando un problema laboral serio.

Y en el impreso de la inspección selectiva, en las casillas donde tengo que rellenar los datos del cuarto disponible número 8 pongo: “cerradura bien, limpio y vacío.”

Luego pienso: “tengo que llevarles comida caliente, libros y juguetes”.

Autora: Mª Isabel Molina Sanz

AVISO 123/2020 METROMADRID – PREMIOS 2 – XVIII CERTAMEN DE RELATO BREVE “RAIMUNDO ALONSO” Un Metro de 350 palabras.

XVIII CERTAMEN DE RELATO BREVE “RAIMUNDO ALONSO” Un Metro de 350 palabras.

Publicamos los relatos premiados. En el aviso 120 publicamos el primer premio. En este aviso el 2º premio, que tiene la novedad de haber sido presentado en la lengua asturiana, lo publicamos también en castellano.

SEGUNDO PREMIO: DE MADERA (asturiano)

Taba acabante de cumplir sesenta años la primer vegada que montó nesi tresporte al que llamaben metro. Na so tierra d’orixe aquello nun esistía, Vicente nun taba avezáu a eses modernidaes más propies de les grandes capitales europees que d’una aldea asturiana. Sorrió, camentando que, por munches comodidaes que les ciudaes pudieren ufri-y, él nun dexaría nunca la vida en pueblu.

Garráu de la mano la muyer, entamó a fixar los güeyos nes persones que los acompañaben nel vagón. Un neñu, que nun cunta con abonda altura como pa picar al botón, llora ensin que nadie lu contemple. Una rapaza d’unos quince años ta de pies xunto a la que paez ser so ma, que s’alcuentra sofitada nunu d’aquellos asientos incómodos de madera. Esi señor yá vieyu, que nun mira al futuru con llercia, sinón con calma, al qu’un triángulu coloráu-y ocupa parte de la camisa.

Vicente, alloriáu de tanto pensar nes posibles vides de toos aquellos rostros que tan familiares-y resultaben, xiró la cabeza buscando que los sos güeyos s’atoparen colos de la muyer. Quedó ablucáu al ver qu’ella nun taba ellí, al acolumbrar que la muyer que lu garraba de la mano yera so madre. Quixo llamala, pero’l xestu seriu qu’amosaba, xunto a aquella ropa que compartía col restu de persones qu’enllenaben el vagón y con él mesmu, nun-y lo permitió. Sintió cómo’l corazón entamaba a movese más rápido, cómo les alcordances escomenzaben a inundar la so mente, cómo les llárimes-y percorríen los papos.

Espertó d’aquella especie de suañu, otra vuelta garráu a la muyer. El sabor saláu del sudu nervioso llegó-y a los llabios. Alendó tranquilu. Acababa de fuxir, neto que ficiera en 1943, d’aquel tren de madera que tenía la muerte como únicu destín.

DE MADERA (castellano)

Acababa de cumplir sesenta años la primera vez que subió en ese transporte al que llamaban metro. En su tierra de origen aquello no existía. Vicente no estaba acostumbrado a esas modernidades más propias de las grandes capitales europeas que de una aldea asturiana. Sonrió, pensando que, por muchas comodidades que las ciudades le pudieran ofrecer, él no dejaría nunca su vida en el pueblo.

Cogido de la mano de su mujer, empezó a fijar los ojos en las personas que los acompañaban en el vagón. Un niño, que no cuenta con la suficiente altura como para tocar el botón, llora sin que nadie lo contemple. Una chica de unos quince años está de pie junto a la que parece ser su madre, que se encuentra apoyada en uno de aquellos asientos incómodos de madera. Ese señor ya viejo, que no mira al futuro con miedo, sino con calma, al que un triángulo rojo le ocupa parte de la camisa.

Vicente, agobiado de tanto pensar en las posibles vidas de todos aquellos rostros que tan familiares le resultaban, giró la cabeza buscando que sus ojos se encontraran con los de su mujer. Se quedó sorprendido al ver que ella no estaba allí, al observar que la mujer que lo cogía de la mano era su madre. Quiso llamarla, pero el gesto serio que mostraba, junto a aquella ropa que compartía con el resto de las personas que llenaban el vagón y con él mismo, no se lo permitió. Sintió cómo su corazón empezaba a moverse más rápido, cómo los recuerdos comenzaban a inundar su mente, cómo las lágrimas recorrían sus mejillas.

Despertó de aquella especie de sueño, otra vez cogido de su mujer. El sabor salado del sudor nervioso llegó a sus labios. Respiró tranquilo. Acababa de huir, al igual que hiciera en 1943, de aquel tren de madera que tenía la muerte como único destino.

Autor Pelayo Martínez Obay

Madrid, 29 de diciembre de 2020

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL