AVISO 124/2020 METROMADRID – PREMIOS 3 – XVIII CERTAMEN DE RELATO BREVE “RAIMUNDO ALONSO” UN METRO DE 350 PALABRAS.

XVIII CERTAMEN DE RELATO BREVE “RAIMUNDO ALONSO” Un Metro de 350 palabras.

Continuamos con la publicación de los relatos premiados. En este aviso puedes leer el tercer premio que relata una de las actividades de los Jefes de Sector (Estaciones)

INSPECCIÓN SELECTIVA DE CUARTOS

¡Qué pereza! Hoy toca la peor inspección para el personal de estaciones de Metro. ¡Menos mal que es semestral!

Recorrer toda la estación revisando cuartos, cerraduras, llaves, etc… ¡Un rollo! ¡Y en Henares hay sesenta cuartos!

La mayoría son disponibles, están vacíos por si hicieran falta en el futuro.

Recorro toda la estación, ya solo me queda un cuarto disponible, el más lejano de todos, al final de un pasillo sin salida.

Cuando voy a abrir oigo ruidos. ¡Qué miedo! Como sean ratones desaparezco.

Armada de valor golpeo la puerta de chapa, para que se escondan “los inquilinos”, si hay, y abro con la llave.

Doy la luz. ¡CUATRO PARES DE OJOS ME MIRAN CON PAVOR!

Retrocedo impactada. ¡Como me late el corazón!

Me tranquilizo un poco y con el walkie como arma arrojadiza, por si me hace falta, vuelvo a entrar en el cuarto.

Una familia entera me contempla con estupor: el padre, la madre, una niña de unos tres años y un bebe.

En el cuarto disponible hay colchones, una mesa de camping, sillas plegables y hasta una cuna de viaje.

Aprovechando que el cuarto tiene enchufes, hay una pequeña nevera y un microondas en el que se vislumbra un biberón.

La definición de disponible según la Real Academia Española es: “dicho de una cosa que está lista para usarse o utilizarse” y ellos se lo han tomado al pie de la letra.

Cuando consigo articular palabra les pregunto qué hacen allí y me cuentan su situación: ERTE por el Covid, necesidad, desahucio de su vivienda alquilada y el conocimiento, por estas casualidades de la vida, de que había unos cuartos vacíos en el Metro.

Les tranquilizo: “por mi parte nadie va a saber que ustedes están aquí”. Lo que no les digo es que con mi actitud me estoy jugando un problema laboral serio.

Y en el impreso de la inspección selectiva, en las casillas donde tengo que rellenar los datos del cuarto disponible número 8 pongo: “cerradura bien, limpio y vacío.”

Luego pienso: “tengo que llevarles comida caliente, libros y juguetes”.

Autora: Mª Isabel Molina Sanz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *