MANIFESTACIÓN CONTRA LA BRUTAL SENTENCIA DE ALTSASU

Día 23 de junio. 19:00h Puerta del Sol a Ministerio de Justicia.
El pasado 1 de junio de 2018, saltó la noticia de la sentencia a los ocho jóvenes de Alsasua (Navarra): la Audiencia Nacional les ha condenado a penas entre 13 y 2 años de cárcel, sumando 79 años.
Recordemos que todo parte de una pelea de bar en una noche de fiestas en el pueblo de Altsasu, en octubre de 2016, entre varios jóvenes y un par de guardias civiles fuera de servicio con sus parejas, con resultado de contusiones y una lesión de tobillo, como único daño reseñable.
Ese episodio es convertido, por obra y gracia de las fuerzas represivas, jaleadas por el gobierno a través del ministerio de ‘justicia’ y la fiscalía, en un atentado terrorista, con lo que el incidente, en lugar de sustanciarse judicialmente en los juzgados territoriales correspondientes, es transferido a la Audiencia Nacional, al tiempo que la fiscalía solicita hasta 375 años de cárcel para los jóvenes implicados.
Tamaño despropósito jurídico ha dado lugar el rechazo prácticamente unánime de la sociedad de Altsasu y en general de Navarra, expresado en masivas movilizaciones ciudadanas, así como protestas a lo largo y ancho del estado. La última celebrada este pasado sábado en Pamplona con más de 80.000 manifestantes.
La propia sentencia descarta el delito de terrorismo, probablemente porque los jueces eran conscientes de la insensatez de la acusación, que sería desmontada en los tribunales de derechos humanos europeos en caso de recurso. Pero a cambio, la sentencia amplía arbitrariamente la tipificación de los hechos para, en definitiva, seguir convirtiendo lo que a lo sumo podrían ser lesiones, en unas condenas desmesuradas por atentado, lesiones, desorden público y amenazas con agravante de superioridad y odio.
El despropósito en primer lugar es la permanencia de la causa en la Audiencia Nacional, una vez reconocida la improcedencia de la acusación de terrorismo, y la cuestión es ¿por qué ese ensañamiento del aparato judicial con estos jóvenes? La respuesta es clara: la condena es un castigo colectivo al rechazo la presencia de los cuerpos represivos estatales en su territorio, en particular la guardia civil.
No podemos permanecer impasibles ante estas arbitrariedades e injusticias: Hoy es Alsasua, mañana será cualquier otra forma de protesta o disidencia la que se criminalice, como viene ocurriendo una y otra vez contra raperos, tuiteros, sindicalistas, manifestantes, etc. El objetivo del poder es una ciudadanía sumisa, amedrentarnos para imponernos sus políticas neoliberales.
El pueblo de Alsasua debe saber que nos solidarizamos plenamente con su lucha contra esta injusticia. Por ello llamamos a toda la clase obrera de Madrid en general, y de Metro en particular, a mostrar su solidaridad acudiendo a la manifestación de rechazo a esta sentencia, el sábado 23 de junio, a las 19:00h, desde Sol al Ministerio de Justicia.
Desde la Plataforma de apoyo a Altsasu de Madrid, de la que Solidaridad Obrera forma parte junto a otros sindicatos y colectivos, pedimos a todos los colectivos, entidades y ciudadanía su participación para que también desde Madrid se escuche en todo el estado el grito de “JUSTICIA para los 8 de Altsasu”.
Ohian Arnanz, condenado a 13 años de prisión. Jon Ander Cob, a 9 años. Jokin Unamuno a 12 años. Julen Goicoechea a 9 años. Aratz Urrizola, a 9 años. Adur Ramírez, a 12 años. Iñaki Abad, a 13 años. Ainara Urquijo, a 2 años. Los jóvenes condenados tienen entre 21 y 31 años de edad.
Madrid, 18 de junio de 2018


Por Solidaridad Obrera
LA JUNTA SINDICAL

AVISO 67/2018 MetroMadrid – MANIFESTACIÓN CONTRA LA BRUTAL SENTENCIA DE ALTSASU

MANIFESTACIÓN CONTRA LA BRUTAL SENTENCIA DE ALTSASU

Día 23 de junio. 19:00h Puerta del Sol a Ministerio de Justicia

El pasado 1 de junio de 2018, saltó la noticia de la sentencia a los ocho jóvenes de Alsasua (Navarra): la Audiencia Nacional les ha condenado a penas entre 13 y 2 años de cárcel, sumando 79 años.

Recordemos que todo parte de una pelea de bar en una noche de fiestas en el pueblo de Altsasu, en octubre de 2016, entre varios jóvenes y un par de guardias civiles fuera de servicio con sus parejas, con resultado de contusiones y una lesión de tobillo, como único daño reseñable.

Ese episodio es convertido, por obra y gracia de las fuerzas represivas, jaleadas por el gobierno a través del ministerio de ‘justicia’ y la fiscalía, en un atentado terrorista, con lo que el incidente, en lugar de sustanciarse judicialmente en los juzgados territoriales correspondientes, es transferido a la Audiencia Nacional, al tiempo que la fiscalía solicita hasta 375 años de cárcel para los jóvenes implicados.

Tamaño despropósito jurídico ha dado lugar el rechazo prácticamente unánime de la sociedad de Altsasu y en general de Navarra, expresado en masivas movilizaciones ciudadanas, así como protestas a lo largo y ancho del estado. La última celebrada este pasado sábado en Pamplona con más de 80.000 manifestantes.

La propia sentencia descarta el delito de terrorismo, probablemente porque los jueces eran conscientes de la insensatez de la acusación, que sería desmontada en los tribunales de derechos humanos europeos en caso de recurso. Pero a cambio, la sentencia amplía arbitrariamente la tipificación de los hechos para, en definitiva, seguir convirtiendo lo que a lo sumo podrían ser lesiones, en unas condenas desmesuradas por atentado, lesiones, desorden público y amenazas con agravante de superioridad y odio.

El despropósito en primer lugar es la permanencia de la causa en la Audiencia Nacional, una vez reconocida la improcedencia de la acusación de terrorismo, y la cuestión es ¿por qué ese ensañamiento del aparato judicial con estos jóvenes? La respuesta es clara: la condena es un castigo colectivo al rechazo la presencia de los cuerpos represivos estatales en su territorio, en particular la guardia civil.

No podemos permanecer impasibles ante estas arbitrariedades e injusticias: Hoy es Alsasua, mañana será cualquier otra forma de protesta o disidencia la que se criminalice, como viene ocurriendo una y otra vez contra raperos, tuiteros, sindicalistas, manifestantes, etc. El objetivo del poder es una ciudadanía sumisa, amedrentarnos para imponernos sus políticas neoliberales.

El pueblo de Alsasua debe saber que nos solidarizamos plenamente con su lucha contra esta injusticia. Por ello llamamos a toda la clase obrera de Madrid en general, y de Metro en particular, a mostrar su solidaridad acudiendo a la manifestación de rechazo a esta sentencia, el sábado 23 de junio, a las 19:00h, desde Sol al Ministerio de Justicia.

Desde la Plataforma de apoyo a Altsasu de Madrid, de la que Solidaridad Obrera forma parte junto a otros sindicatos y colectivos, pedimos a todos los colectivos, entidades y ciudadanía su participación para que también desde Madrid se escuche en todo el estado el grito de “JUSTICIA para los 8 de Altsasu”.

Ohian Arnanz, condenado a 13 años de prisión. Jon Ander Cob, a 9 años. Jokin Unamuno a 12 años. Julen Goicoechea a 9 años. Aratz Urrizola, a 9 años. Adur Ramírez, a 12 años. Iñaki Abad, a 13 años. Ainara Urquijo, a 2 años. Los jóvenes condenados tienen entre 21 y 31 años de edad.

Madrid, 18 de junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

Para ver Aviso pinchar aquí Aviso 672018

AVISO 66/2018 MetroMadrid – AMIANTO ¡¡SI NO DIMITEN, QUE LOS CESEN!!

¡¡¡SI NO DIMITEN, QUE LOS CESEN!!!

Solidaridad Obrera ha hecho una valoración de los avances conseguidos sobre las reivindicaciones realizadas en un tema tan grave como es el amianto. Aunque poco a poco, algunas de ellas se van consiguiendo, tales como la extensión de la Vigilancia Específica de la Salud a un número mayor de trabajadores, la posibilidad de acceder a las pruebas del aparato respiratorio a toda la plantilla, a aminorar los plazos de retirada del amianto, la más que probable realización de un TCAR a todos los trabajadores inscritos en el RETEA…

A pesar de ser importantes, todos estos avances son insuficientes para Solidaridad Obrera, es absolutamente necesario incluir en el RETEA a más colectivos de compañeros, es primordial ahondar en materia de prevención de riesgos laborales y es urgente dejar de exponer a los trabajadores al amianto, deben paralizar inmediatamente los trenes y cerrar las estaciones que contengan amianto, además deben inscribir a Metro en el RERA e impartir formación específica de la protección y los protocolos que nos aporten seguridad ante la exposición. A todo esto hay que añadir el inicio inmediato de la negociación de las compensaciones por la exposición al amianto a la que nos han sometido todos estos años.

Solidaridad Obrera, ha remitido una carta al presidente de la Comunidad de Madrid y a la Consejera de Transportes, además de al Consejero Delegado como máximos responsables de esta Compañía, en las que exige el cese de varios responsables cuya gestión inoperante e inepta nos ha conducido a esta situación incluidos los responsables directos de velar por nuestra seguridad y salud en el trabajo.

Madrid a 15 de junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

SR. PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD DE MADRID

SRA. CONSEJERA DE TRANSPORTES

SR. CONSEJERO DELEGADO DE METRO DE MADRID

 

Asunto: plan de retirada del amianto en instalaciones y material móvil.

 

Desde Solidaridad Obrera hemos solicitado en numerosas ocasiones estudios del estado de las bóvedas en los túneles y otras instalaciones de Metro de Madrid y, a día de hoy, aún no hemos recibido ningún informe, ni de la fecha de instalación, ni del fin de la vida útil de los materiales con amianto (MCA) utilizados en estas construcciones.

Por lo anteriormente expuesto, exigimos el cierre de todas las estaciones que contienen MCA (bóvedas de andenes, etc.), así como el corte del paso de trenes en las mismas para, de este modo, evitar la exposición al amianto de viajeros y trabajadores. Por ello, y para que el plan de retirada de amianto no sea solo un compromiso si no algo real, deben de permanecer cerrados todos los accesos al público de dichas instalaciones. De este modo, no se expone innecesariamente a las personas al riesgo del amianto en tanto no se finalice el plan de la Dirección para el desamiantado o se lleven a cabo las acciones preventivas que eliminen dicho riesgo.

Por otro lado, los trenes que se están auditando necesitan de la inmediata acción de desamiantado que marca la ley y deben correr la misma suerte, es decir, exigimos la paralización de este material. A día de hoy, los trabajadores siguen sin tener un plan de acción ante la aparición de más MCA. Sólo tienen la inseguridad de no saber si están expuestos o no al amianto, conviviendo, por un lado, con los trabajos actuales de desamiantado y, por otro, con la continua aparición de más piezas que lo contiene.

Desde Solidaridad Obrera, lleva más de tres meses pidiendo la inscripción de Metro de Madrid, S.A. en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto), así como la formación y los protocolos de actuación para que sean los trabajadores de Metro los que acometan los trabajos de desamiantado. De haber cedido a nuestras demandas, no estaríamos en esta situación de incertidumbre y tendríamos ya bastante tiempo ganado.

Exigimos que los usuarios y trabajadores dejen de estar expuestos al riesgo del amianto, tomando urgentemente las medidas anteriormente señaladas.

Por todo ello, exigimos depurar las responsabilidades de quienes están manteniendo esta situación, cesando al Responsable de la Gerencia de Explotación Ferroviaria y a los Jefes de las Divisiones de Operación, Ingeniería y Mantenimiento e Infraestructuras por la manifiesta incompetencia demostrada para tomar las medidas necesarias en orden a solucionar este tema de extremada gravedad.

Y por otro lado reiteramos nuestra petición de cese de aquellos responsables que debían velar por la salud de los trabajadores y las trabajadoras, el Jefe de Área de Prevención y Salud Laboral y los dos Coordinadores de dicho Área, de forma inmediata por dejación de funciones, que rayan en los delitos tipificados en los artículos 316, 317 y 318 del Código Penal.

 

Madrid a 13 de junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

  Para ver aviso pinchar aquí Aviso 662018

AVISO 65/2018 MetroMadrid – PARA EL DÍA DEL ORGULLO LGTBI, LA DIRECCIÓN QUIERE “VERBENA”

PARA EL DÍA DEL ORGULLO LGTBI, LA DIRECCIÓN QUIERE “VERBENA”

             En la reunión de la Comisión Permanente celebrada el 13 de junio, la Dirección, entre otras cosas, nos informó de la decisión de las Administraciones Madrileñas (Comunidad y Ayuntamiento) de prolongar el servicio en la noche del 7 al 8 de Julio próximo, Día del Orgullo LGTBI (además de San Fermín) una hora más. La Dirección, os informa que lo van a hacer de manera unilateral, sin llegar a acuerdo alguno, de la siguiente manera:

Estaciones – Los turnos S y P se quedarán una hora más para prestar este servicio.

Trenes – Los Maquinistas de Tracción Eléctrica del turno S3, se quedarán hasta el cierre de servicio a la 3.00AM.

Del resto de personal ni hablaron (Técnicos de Línea, Jefes de Línea etc.) pero irían por el mismo camino.

Para obligar a las trabajadoras y trabajadores afectados recurren a la “distribución de jornada irregular” en una interpretación muy sesgada de los artículos 20 y 34 del Estatuto de los Trabajadores, disfrazando así una prolongación de jornada en una jornada irregular, con el pago de este tiempo en otro día para compensarlo. Eso sí, están estudiando añadir una compensación de tipo económico como “agradecimiento”.

Solidaridad Obrera no va a permitir que se tergiverse la legalidad establecida para modificar nuestras condiciones de trabajo cuando a esta Dirección le venga en gana, sin abrir siquiera una vía de negociación seria con los sindicatos. Por ello, hemos propuesto al resto de los sindicatos la convocatoria de huelga de 24 h. para ese día 7 de julio y la consiguiente Asamblea General donde los trabajadores y trabajadoras decidan. No podemos permitir ni un ataque más a nuestras condiciones laborales.

Somos conscientes que tenemos muchos frentes abiertos, pero también somos coherentes con la realidad, y no debemos mezclar unos con otros, cada frente se debe pelear con la mayor unidad de acción posible, pero de forma clara y diferenciada, porque la mezcla lleva a la confusión, y eso nos debilita.

Solidaridad Obrera llevará a las Asamblea General la propuesta de huelga de 24 horas para el 7 de julio, ya que creemos que es algo que nos afecta a TODAS Y TODOS. El capricho de la Dirección, de la Comunidad o del Ayuntamiento no puede llevarse por delante las condiciones de trabajo pactadas en convenio colectivo. Ya esta bien de burlarse de los trabajadores y trabajadoras de Metro. Hartas nos tienen.

El DIA DEL ORGULLO LGTBI, ¡VERBENA EN EL METRO?!

NO PERMITAS QUE NOS ARRANQUEN DERECHOS Y CONDICIONES

 

SEGUIMOS CON LA RECOGIDA DE ALIMENTOS PARA TRABAJADORXS EN PARO

Desde finales de abril estamos haciendo una entrega semanal de alimentos no perecederos a la Plataforma de Parados y Precarios de San Blas-Canillejas.

Queremos agradecer públicamente a todas aquellas compañeras y compañeros de metro que han llevado sus aportaciones a las bateas de recogida, sobre todo a Cavanilles y el Lago, pero también a TTCC de Canillejas que son los lugares donde se ha realizado más aportaciones solidarias. Esperamos que en las bateas de Cuatro Caminos, Laguna y Valdecarros se empiecen a recibir alimentos para las personas en paro en los próximos días, de lo contrario cerraremos estos puntos de recogida e intentaremos abrir en otros puntos de la red.

En los grupos de WhatsApp y ahora también por email, hacemos pública cada semana la relación de alimentos que recepciona la Plataforma de Parados y Precarios de San Blas-Canillejas, que nos agradece sobremanera las humildes aportaciones que llevamos.

Madrid, 15 de junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

                                           Para ver aviso pinchar aquí    Aviso 652018

AVISO 64/2018 MetroMadrid – EN DEFENSA DEL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES

EN DEFENSA DEL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES

Por la pensión mínima de 1.084 €. Por unas pensiones garantizadas por los Presupuestos Generales del Estado. No al Pacto de Toledo

EXIGIMOS AL NUEVO GOBIERNO Y A LA MAYORÍA PARLAMENTARIA QUE HAGAN LEY LAS REIVINDICACIONES DE LXS PENSIONISTAS

La salida del Gobierno de Rajoy ha sido sin duda una factor recibido con alegría por muchos trabajadorxs, jóvenes y miles de pensionistas que hemos estado saliendo a la calle desde hace mucho a defender el sistema público de pensiones atacado por el gobierno del PP. Nosotrxs nos alegramos muchísimo de que se haya tenido que ir el Gobierno más corrupto de toda Europa. Nos alegramos por eso y ¡solo por eso!

Los Presupuestos Generales del Estado acordados entre el PP y PNV intentaron acallar y dividir la protesta a base de migajas. Pero dijimos, desde las Coordinadoras en Defensa del Sistema Público de Pensiones, que esas migajas no responden a las reivindicaciones que esta lucha ha puesto en pie.

Mientras para 5 millones de pensionistas la pensión esté entre 350 y 735 euros; mientras que para cerca del 70% la pensión no llegue a 1.000 euros; mientras continúe la vergonzosa brecha de género en las pensiones; mientras las pensiones públicas no queden garantizadas por los Presupuestos Generales del Estado (como era antes del Pacto de Toledo) la lucha deberá seguir en pie porque si no es así seguirán siendo pensiones públicas de miseria y seguirán estando amenazadas.

La entrada del nuevo gobierno debe servir para exigir la solución de los problemas del sistema público de pensiones que originaron esta lucha. No nos vale que nos intenten conformar con “gestos”, ni con peticiones de “confianza”.

En primer lugar porque el PSOE ha sido siempre parte del problema, el partido que más atacó el sistema público de pensiones desde las reformas de Felipe González a la última del 2011 de Zapatero. El PP no ha tenido más que continuar por la senda de privatización de las pensiones y recortes de las públicas que el PSOE abrió.

En segundo lugar, porque las medidas adoptadas por los gobiernos del PSOE y PP dentro del marco del Pacto de Toledo han sido una sucesión de ataques al Sistema Público de Pensiones, y respetar los Presupuestos Generales del PP es totalmente opuesto a la satisfacción de nuestra plataforma reivindicativa. ¿No decían Pedro Sánchez y el PSOE que esos presupuestos eran: “mínimos, ‘low cost”, son “ideológicos” y “continuistas”, además de “ineficaces”? ¿No era que “no son creíbles, atacan al Estado del Bienestar y no defienden ni a las mujeres, ni a los trabajadores, ni a los parados, ni a los jóvenes”?

En tercer lugar, hay que recordar que fueron PP y PSOE quienes modificaron de manera exprés el artículo 135 de la Constitución para garantizar el pago de la infame deuda de los banqueros a costa de los recortes sociales que se sucedieron desde entonces.

Y en cuarto lugar, porque el perfil que conforma el nuevo Gobierno está más destinado a satisfacer a la Unión Europea (UE), con ministras/os del agrado de esa unión de bandidos que es la UE, que a la gente que hemos salido a la calle a luchar por las pensiones, por la derogación de las reformas laborales o por la vivienda.

Hay trabajadorxs en activo o pensionistas que no coinciden con nuestra apreciación sobre el nuevo gobierno y tienen en él expectativas, pero están convencidos/as, como gritamos en las manifestaciones, de que “gobierne quien gobierne los derechos se defienden”. En esa conclusión práctica tenemos total acuerdo. Por esa razón, se tengan algunas expectativas o ninguna en el Gobierno de Sánchez, la tarea debe ser intensificar la movilización, porque dada la propia debilidad con la que surge el gobierno es más factible lograr las reivindicaciones por las que venimos luchando.

Debilitar las movilizaciones, desinflarlas, en nombre del “diálogo”, es el discurso de siempre de la burocracia sindical y los “políticos” de turno, para desmantelar las luchas.

Ni tregua, ni bajar la guardia, esa es la tarea que el momento exige. Reafirmamos que la lucha sigue teniendo las mismas reivindicaciones y objetivos de la plataforma reivindicativa aprobada por las Coordinadoras a nivel estatal en defensa del Sistema Público de Pensiones.

Por esa razón hay que apoyar las movilizaciones anunciadas, comenzando por la manifestación del próximo día 19 de Junio, así como volver a manifestar nuestras exigencias ante los diputadxs cuando los Presupuestos Generales retornen al Congreso. Hay que organizar una Gran Marcha estatal a Madrid, en defensa del Sistema Público de Pensiones, para Otoño en torno a las demandas que sintetizan la plataforma reivindicativa: la pensión mínima de 1.084 euros; pensiones garantizadas por los Presupuestos Generales del Estado y No al Pacto de Toledo.

La defensa de las pensiones públicas debe ser tarea de todxs lxs trabajadorxs.

MARTES 19 DE JUNIO. 11:30 HORAS

SOL – ARENAL – ÓPERA – SENADO

AST – COBAS – SOLIDARIDAD OBRERA – MAREA PENSIONISTA

Madrid, 14 de junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

  Para ver aviso pinchar aquí  Aviso 642018                                                                             LA JUNTA SINDICAL