AVISO 61/2018 MetroMadrid – AVANCE NOTORIO EN LA VIGILANCIA DE LA SALUD

Al inicio de la reunión, la Dirección muestra su enojo ante las denuncias presentadas  por Solidaridad Obrera ante la Inspección de Trabajo, cumpliendo el compromiso adquirido por los delegados de Prevención de todos los sindicatos. Todas las denuncias son referentes a distintos fallos detectados en los trabajos de desamiantado, y con el peligro de seguir exponiendo a los trabajadores al mismo. Desde Solidaridad Obrera se sigue exigiendo el cumplimiento del RD396/2006, además de que se dote a los trabajadores de protecciones mientras se conviva con el material cancerígeno y más aún cuando estemos conviviendo con las empresas que realizan los trabajos de retirada, algo que está ocurriendo sobre todo en mantenimiento de trenes.

Para Solidaridad Obrera el avance en la vigilancia de la salud que nos anunciaron ayer en la Reunión de la Comisión de retirada del amianto es muy positivo, pues se amplía el número de los colectivos que van a ser incluidos en el RETEA, alcanzando la cifra de 917 trabajadores. También anunciaron que presentarían ayer mismo, ante la Autoridad Sanitaria, la relación de trabajadores pasivos que por jubilaciones o despidos, no están en Metro y deben ser incluidos en el protocolo de vigilancia de la salud.

Por otro lado ceden a la exigencia de realizar pruebas voluntarias a toda la plantilla que así lo solicite, es decir las placas de RX y la espirometría. El programa de vigilancia será implantado desde este año 2018, y se nos darán un orden de preferencia para que lo valoremos según colectivos.

Referente a esta vigilancia, se les dice la necesidad de incluir ya a los maquinistas que han trabajado con clásicos, debido a las dimensiones de las cabinas y la cantidad de amianto presente en éstas, además no sólo los activos, si no también los compañeros que ya no están en Metro.

También hemos continuado con la exigencia de realizar los TACAR voluntarios para los trabajadores inscritos en el RETEA como una prueba extra fuera del protocolo y de esta forma poder detectar asbestosis en estadios iniciales y que por la falta de vigilancia en estos 30 años tienen un carácter urgente. Con este compromiso puesto en marcha podremos saber y vigilar nuestro estado de la salud, ni que decir tiene que si se detectan casos en otros colectivos fuera del RETEA éstos serán incluidos en el protocolo de vigilancia específica o así debe ser según indica la Autoridad Sanitaria.

Para Solidaridad Obrera es fundamental que determinados estudios como los sedimentos en las estaciones y dependencias sean realizados, y que los elementos constructivos sean debidamente auditados para poder concluir cual es el estado real de los MCA en estaciones y dependencias. En el Comité de Seguridad y Salud la empresa se escudó en motivos económicos para no hacer estas mediciones,  aún no deben conocer cuáles son sus obligaciones, o sea, la protección de los trabajadores y la salud.

La medición de fibras en ambiente de los andenes de poco vale para sacar una conclusión real de la exposición, si no sabemos la friabilidad exacta de estos materiales y que está marcado por el fin de su vida útil. Este último aspecto en cuanto a los sedimentos que removemos en las diferentes tareas que se realizan en los distintos mantenimientos de las instalaciones fijas, ha sido puesto en conocimiento de la dirección en la comisión de desamiantado, debido a las negativas del Área de Prevención y salud Laboral.

Para Solidaridad Obrera los avances alcanzados nos ponen en la línea de la defensa de los trabajadores, no por ellos bajaremos la guardia, y llamaremos a la movilización unitaria de todos los trabajadores en asamblea general en los términos que hemos manifestado desde hace un mes, la movilización y la unidad de los criterios a defender centrará la estrategia sindical y seguro avanzaremos aún más rápido, poniendo el foco en una problemática que traspasa también los túneles del suburbano. Todas las perspectivas pueden confluir, sin faltar a la verdad y siendo sinceros con la situación, es decir, el principal factor de presión son los trabajadores afectados, ellos son siempre el testimonio real que la empresa ya no puede eludir.

Madrid a 1 de junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

 

 

AVISO 60/2018 MetroMadrid – PLENO DEL COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD 29/05/2018

Comienza el Pleno con un minuto de silencio por el compañero fallecido Antonio Morán Canseco, actuaciones políticamente correctas para un Comité que perdió la objetividad y el norte hace ya mucho tiempo. Los gestos hacia los trabajadores afectados se deben realizar cada día, cumpliendo tanto con la ley como con las demandas de los trabajadores, no al estilo político: cara “afectada” durante un minuto, foto (opcional) y a otra cosa.

Después de más de media hora de escuchar como nuestra “pobre empresa” ha contestado a la “terrible y malvada” Inspección de Trabajo en cada uno de los requerimientos que esta va haciendo (amianto, radón, información a contratas,…), nos informan de la declaración oficial de enfermedad profesional de otro trabajador de Metro de Madrid S.A., siendo esta la cuarta declaración de este tipo relacionada con la exposición a MCA.

Llegados al punto de los MCA (Materiales que Contienen Amianto) vuelven a leernos al menos 10 hojas de documentación, que no fue enviada previamente, con la única intención de evitar así cualquier análisis por parte de los Delegados de Prevención. Tácticas torticeras que solo sirven para retrasar las acciones sindicales algunos días; lamentamos informar a “Sun-Tzu” que la primera batería de denuncias de Solidaridad Obrera ya se encuentra en la Inspección de Trabajo y que la segunda batería, con la colaboración o no del resto de fuerzas sindicales, ya lleva un tiempo fraguándose. Nos informan de las últimas actuaciones en esta materia: formación en la Sección de Señales, encapsulados varios, análisis de materiales sospechosos, realización de mediciones de fibras en ambiente en andenes, localización de nuevas piezas no friables en trenes 2000 y 5000, desamiantado de algunos elementos, compromiso de trazabilidad para los disyuntores y otros elementos susceptibles de contener MCA. Llegados al punto de la Vigilancia de la Salud, se solicita como en cada Pleno la extensión de la vigilancia voluntaria a todos los trabajadores. Para sorpresa de algunos, el Comité, con el Presidente como portavoz, acepta estudiar la propuesta por primera vez. Evidentemente alguien le ha indicado al Servicio de Prevención por donde pilla el norte. En esta línea nos informan, otra vez, que cualquier prueba adicional correrá a cargo de la jornada laboral. Solidaridad Obrera volvió a solicitar un TACAR voluntario, a todos aquellos trabajadores ya incluidos en la vigilancia de la salud, para poder establecer el estado inicial de la plantilla, dada la falta de vigilancia durante más de 30 años.

Tras el accidente de un trabajador con un pantógrafo comido por el óxido, Solidaridad Obrera señaló como culpable del accidente al pésimo estado de conservación (DTA), justo lo contrario de lo que quería hacer cierta jefa del AMMM el día que se investigó el accidente. Se solicitó un incremento en la frecuencia del mantenimiento de todos los pantógrafos y ganchos de los trenes que circulan por la línea 7-B, nuestra Altamira soluble.

Dado el silencio alrededor de la nueva uniformidad, Solidaridad Obrera le recordó a la empresa su obligación de informar en este foro de cualquier cambio en las prendas térmicas. La empresa aseguró que no ha habido avances y que ninguna prenda de protección será sustituida sin, al menos, informar a este Comité.

Nos informan de las últimas actuaciones de Repsol con las catas de Acacias; al parecer han dejado instalado un drenaje, que permanecerá años, para intentar limpiar el terreno.

El Área de Gestión Operativa consulta a los Delegados de Prevención, una vez recibidos los resultados de las encuestas, la mejor opción entre bandolera, riñonera o cinta. Dado que la riñonera ha ganado por poco, Solidaridad Obrera les recuerda las palabras que usaron al principio de todo esto: “los trabajadores podrán elegir entre los dos porta-tablets mejores” y les indica la riñonera y la bandolera. En un gran esfuerzo amnésico, la empresa niega esos hechos e indica que solo habrá un modelo. En esta esperpéntica situación, y dado que solo habrá un modelo, evidentemente deberá ser el menos malo; según los trabajadores, la riñonera.

Varios:

Tras 5 meses esperando la señalización en estaciones del “Protocolo Contra Agresiones”, sin mucha vergüenza nos narran varias historias. Suponemos que no tienen bastante con no cumplir los compromisos, sino que además nos toman por imbéciles.

Tras el curso dado en Telemadrid para la conducción de trenes, el Presidente del Comité decide tirarse al charco y asegura que con lo emitido es imposible llevar un tren. Se le recuerda al Presidente que mover un tren y circular con el son cosas muy distintas.

Tras recordarle a la empresa su compromiso de mejorar la seguridad en las cabinas de conducción, constatamos que ya pretenden dejarlo en el olvido pues no traen absolutamente nada trabajado.

Se recuerda a la empresa las tareas pendientes por su parte, entre las que se encuentran la NOP-03 sobre cortes de tracción y las visitas para la regulación de la iluminación LED.

 

Madrid 1 de Junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical