Archivo de la categoría: 2020 Avisos sindicales en Metro de Madrid

NOTA DE PRENSA – 20/04/20 – LA PRIVATIZACIÓN DE METRO CONTINÚA EN PLENO ESTADO DE ALARMA. AHORA ESCALERAS MECÁNICAS

La Dirección de Metro de Madrid confunde la gestión con la propiedad de la empresa. Metro de Madrid es un servicio público y como tal es un bien social esencial tal como lo estamos prestando los trabajadores y trabajadoras. Pero al igual que la Sanidad Pública Metro viene sufriendo sistemáticamente privatizaciones a base de subcontrataciones y externalizaciones. Dinero público para negocios privados que no se detiene ni ante una situación como la actual, de estado de alarma y confinamiento, es más, se aprovecha de ello para expoliar lo público, fiel a su doctrina liberal.

Desde el inicio del Estado de Alarma hemos solicitado, entre otras muchas medidas, brigadas especiales de limpieza y desinfección de trenes e instalaciones para combatir el contagio y poder desarrollar nuestra labor esencial con la mayor protección posible. La Dirección se ha negado de forma sistemática ya que “no puede acometer nuevas contrataciones, y además, se alargaría en el tiempo conseguirlo, dada su condición de empresa pública…” 

Sin embargo, el 17 de abril (en plena alerta sanitaria) nos informan, por email, que van a licitar contratos de “urgencia” para el mantenimiento y revisiones de escaleras mecánicas. ¿Por qué unos contratos sí se pueden acometer y otros no? Se justifican diciendo que, con las medidas de protección que deben establecer ante el Covid-19 se aumentan los tiempos de las revisiones ¿acaso los nuevos contratos urgentes no establecen medidas de protección? ¿su protección es distinta, más “suave”? ¿la precariedad de estos trabajos contratados asume mayor riesgo por menos dinero de sus trabajadores?

Si se invirtiese en las brigadas especialistas en limpieza y desinfección, además de garantizar mayor protección para los trabajadores y usuarios y no haría falta externalizar (privatizar) estos trabajos.

Existen unas 1700 escaleras mecánicas en Metro de Madrid, de ellas. 700 de ellas, ya está en manos de empresas externas, con el despilfarro que supone para las arcas públicas. Creemos en Solidaridad Obrera que es necesario que Metro tenga una plantilla suficiente de trabajadores para acometer todos estos trabajos de mantenimiento y revisiones de estas escaleras, pero además, debe incorporar los servicios de limpieza de las distintas dependencias y elementos, por lo que abogamos por una gestión de internalización de estos trabajos, así como, de la incorporación de estos trabajadores a la plantilla, asegurando así que de futuro, se puedan afrontar todo tipo de emergencias con trabajadores bien preparados, equipados y que no supongan un expolio a las arcas públicas, invirtiendo en capital humano y sostenibilidad de los servicios públicos.

Han desoído todas las propuestas que desde Solidaridad Obrera, junto con el resto de sindicatos, hemos realizado, para poder hacer un gestión de las instalaciones más acorde con la situación actual (adjuntamos propuestas realizadas que han sido y son despidas por parte de la Dirección) prefiriendo justificar así su política privatizadora, destruyendo los servicios públicos para llenar las arcas de las mismas empresas privadas de siempre.

Abogamos por unos servicios públicos capaces de afrontar cualquier situación sin que suponga un incremento de la deuda económica, que sea capaz de soportar situaciones de emergencia sin desviar dinero público a arcas privadas, que aprendamos de lo que ha ocurrido con la sanidad o con la educación… privatizar sólo favorece a los bolsillos de unos pocos y cuesta vidas, tiempo, y preparación…

Y quién no lo vea que mire a la sanidad o las residencias (los recortes para privatizar de ayer cuestan vidas hoy), educación (la privatización y los recortes ha mermado de medios a nuestros hijos precarizando su preparación y su futuro), investigación (hoy queremos que nos encuentren el remedio, una nueva vacuna, pero ayer no importó cerrar, privatizar laboratorios o expulsar talento) … mañana costará dinero que un anciano, un minusválido o un necesitado suba una escalera en Metro…

Fuera gestores privatizadores de LO PÚBLICO

Madrid, 20 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

Para más información

TFN 610 078 090

Email: soliobrera@gmail.com

Relación de medidas solicitadas por Solidaridad Obrera a Metro de Madrid

Ante la futura vuelta a la normalidad después del estado de alarma, debemos trabajar con el fin de reducir el riesgo de exposición tanto de trabajadoras/es y de usuarios/as de Metro de Madrid, y consecuentemente, ayudar al control de la curva de contagio. Desde Solidaridad Obrera se han hecho propuestas tanto para la fase actual de reducción de expansión como para mejorar las medidas en futuras fases que impliquen mayores libertades sociales. Estas son las medidas que se ha solicitado que se empiecen a implantar con carácter de urgencia:

●        CONTROL DE AFORO, tanto en trenes como en estaciones, asegurando la distancia mínima de dos metros de seguridad.

●        LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN en trenes e instalaciones. Asignación de brigadas especiales de limpieza intensiva en cualquier elemento que pueda resultar un posible foco de contagio. Actualmente se realizan limpiezas, pero no son suficientes. El recinto de viajeros se limpia una vez al día únicamente. El refuerzo de los servicios de limpieza es imprescindible.

●        MANTENIMIENTO, actualmente se debe limitar a las labores imprescindibles para garantizar la seguridad y el servicio de trenes e instalaciones, hasta que se adopten medidas suficientes para la correcta protección de las personas.

●        VESTÍBULOS DE ENTRADA Y DE SALIDA UNIDIRECCIONALES en estaciones cuyo acceso sea estrecho y no sea posible mantener la distancia de dos metros, evitando el choque o cruce entre viajeros.

●        VINILOS LIMITANDO LAS DISTANCIAS MÍNIMAS, en andenes (acceso al tren) y vestíbulos (colas para comprar el billete).

●        PEGATINAS EN ASIENTOS DE TRENES, indicando qué asientos pueden utilizarse y cuáles no, con el fin de asegurar la distancia, además de establecer la norma de tener que viajar sentado.

●        SILENCIO, como ya se ha hecho en otros metros del mundo, como Panamá, para evitar la expulsión de partículas al hablar dentro del espacio cerrado que es la estación o un tren.

●        CIERRE DE ACCESOS ESTRECHOS en las estaciones en las que se pueda garantizar la entrada de forma segura por un vestíbulo diferente.

●        TORNIQUETES DE SOLO ENTRADA O SOLO SALIDA en vestíbulos que no sean ya unidireccionales.

●        Ampliar la distancia de las MÁQUINAS EXPENDEDORAS DE BILLETES entre sí a dos metros. En los casos en los que el espacio reducido de la estación no permitiera su cambio de disposición, se propone apagar una máquina de cada dosde forma alterna, para conseguir el mismo resultado.

●        MAMPARAS DE SEGURIDAD para garantizar la seguridad en la interacción trabajador – viajero. En la estación, establecimiento de estas mamparas en una de las máquinas de billetes para uso exclusivo de personal de Metro, para la resolución de incidencias del viajero en la compra del billete

●        Retornar a la utilización de las antiguas taquillas, en la medida de lo posible, para seguridad tanto del trabajador como del viajero.

●        ELIMINAR LAS FUNCIONES DE LOS INTERVENTORES hasta que sea posible retomarlo de forma segura.

●        EVALUACIÓN DE RIESGOS FRENTE A EXPOSICIÓN DE AGENTES BIOLÓGICOS de todos puestos de trabajo, al haber cambiado sus condiciones substancialmente.

●        REDUCCIÓN DE TURNOS DE TRABAJO en trenes y estaciones, reduciendo así la exposición de las trabajadoras y trabajadores.

●        RESPETAR LAS TABLAS DE TRENES marcadas por la Consejería de Transportes, ya que actualmente se sacan más trenes de los que pide la Consejería sin ser necesario y en horarios aleatorios.

Llevamos ya tiempo pidiendo la implantación de estas medidas, más que necesarias, para garantizar la seguridad de cualquier persona que atraviese la entrada del metro. Es necesario comenzar ya con ellas para evitar riesgos ante las aglomeraciones que se producirán con el fin del confinamiento. Si no se implementan con urgencia, nos volveremos a encontrar con un aumento importante de casos.

AVISO 37/2020 METROMADRID – GRUPO DE TRABAJO DE AMIANTO – (EN MEDIO DE LA PANDEMÍA) 16/04/2020

Pues sí, en plena crisis pandémica, con los servicios de urgencia y las UCIs de la Comunidad de Madrid saturadas, con el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST) superado y la Inspección de Trabajo atendiendo únicamente denuncias de coronavirus y ERTES, Metro de Madrid ni siquiera valora paralizar estos trabajos con amianto. Como en tantos otros casos, esta compañía decide aplicar “normalidad” hasta que alguien les diga algo, por ello y pese a la acuciante realidad, este “Grupo de Trabajo” se debe seguir reuniendo. Esta reunión se celebró con las ya continuas protestas de la empresa, “tienen mucho trabajo con el CoV”, será debido a los requerimientos de la Inspección de Trabajo por las denuncias que hemos puesto, porque a nosotros nos ignoran.

Se solicita al jefe del Servicio de Salud Laboral un plan de muestreo en aquellas secciones que la empresa ha descartado como expuesta al amianto, con pruebas voluntarias para personas con una “posible” larga exposición. De esta manera, aunque con una baja probabilidad, se podrán encontrar afectados fuera de aquellas secciones confirmadas como expuestas, nos aseguran que lo estudiarán. Es esta misma línea se solicitan las fichas sobre trabajos y piezas relacionadas con amianto, cuyo contenido justifica la inclusión en Vigilancia de la Salud, fichas que ya se han solicitado en otras ocasiones, y que seguiremos esperando.

Ante la antiquísima exigencia de caracterización de todo el material rodante, con exigencia de paralización de trabajos de restauración incluida, nos traen vagas respuestas, entre las que nos aseguran que no existe dicha caracterización, que no se hizo, que no lo ponía en el contrato. Tendrá que ser el Juzgado nº 23 quien decida qué clase de actuación es está y que gravedad tiene, tanto en su investigación, como en los posibles nuevos delitos contra la salud de los trabajadores, al no poder conocer la exposición de gran parte de la plantilla.

Al tratar el tema de la formación, vuelven a burlarse del trabajo desarrollado por Solidaridad Obrera, exigiendo que se les vuelvan a mandar las alegaciones, como si tuvieran amnesia, otro truco más. Más de 3 años llevamos alegando contra una formación destinada a hacer demagogia y a quitar importancia a este riesgo, una formación hecha por nuestros “queridos” investigados. Se ha dejado claro una enmienda a la totalidad de la formación por estar de raíz obsoleta.

Se les recordó su obligación de levantar informes sobre el estado de las instalaciones, acto que están dejando en manos de empresas contratadas, para así no asumir responsabilidad alguna sobre lo allí contenido. Ante las preguntas directas, el jefe del Servicio de Prevención deja claro que este proceder le parece perfecto, pese a que ya en multitud de ocasiones se han descubierto incongruencias graves y se han expuesto serias dudas sobre los métodos de determinación de friabilidad, hecho este fundamental para considerar el riesgo por amianto.

Nos informa la empresa que Solidaridad Obrera ha paralizado una Instrucciones Específicas para trabajos en cercanía de amianto. Ante nuestra sorpresa y posterior mandato de paralización de otros trabajos, nos aclaran que lo han paralizado desde su capacidad organizativa, pero a causa de unas alegaciones nuestras. Además de lamentar no poder aplicar algo de cordura a la prevención en esta empresa, por no tener esa capacidad, también lamentamos tener que ser nosotrxs quienes tengan que indicar que, un lavado a presión puede deteriorar, incluso romper, los encapsulados de amianto.

A la solicitud de un medio de comunicación directo, para gestionar las citas, con las empresas contratadas para las vigilancias, tanto por exposición al amianto como de vías respiratorias, nos responden que lo mirarán y mientras tanto que contactemos con Clínica.

Al fin nos remitieron algunos de los informes sobre la caracterización de las Subestaciones, tras meses exigiéndolos, tras meses de silencio al respecto. Aunque tras revisarlas, ya empezamos a intuir el motivo, siempre la misma contrata, siempre las mismas mentiras.

Otra reunión de poca utilidad, en donde la prevención de riesgos se encuentra entretejida entre la ocultación, el rechazo de responsabilidades, las pataletas de un Servicio de Prevención esperpéntico y el intento de los sindicatos por hacer nuestro trabajo. Ojalá las trabajadoras y trabajadores de esta compañía nunca olvidemos en las manos de que gente dejan nuestra salud, y nuestras vidas.

Madrid a 17 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

AVISO 36/2020 METROMADRID – DIVISIÓN DE OPERACIÓN ¡¡¡LA ESTRELLA DEL DESPROPÓSITO!!!

La sociedad que conocíamos hasta la llegada del coronavirus, no será la misma después de esta terrible pandemia y sin duda, las cosas no volverán a ser iguales. Pues bien, en Metro de Madrid también es necesario que haya un antes y un después.

Desde el inicio de la crisis del Covid19, la Dirección de Metro no ha hecho más que mostrar su más absoluta ineptitud e inoperancia y en este sentido, estamos convencidos que uno de los puestos de honor, es para la División de Operación, con un responsable que no da la talla.

Vamos a empezar por hacer una relación de sus grandes propuestas para la protección al contagio por coronavirus de los trabajadores y trabajadoras de dicha División:

– Ampliación de la jornada laboral del personal de estaciones a 9 horas 15 minutos.

– Reducción del número de rotaciones mínimas en M.T.E.

Pues bien, estas fantásticas ideas han sido rechazadas no solo desde los sindicatos, si no también por el conjunto de los trabajadores y trabajadoras pertenecientes a esta División. Pues parece que los responsables de esta División son de escasas entendederas, cuando reunión tras reunión vuelven a repetir que dichas propuestas siguen encima de la mesa.

A parte de la escasez de entendederas, les puede la prepotencia y no son capaces de reconocer la validez de muchas de las propuestas de los sindicatos, propuestas como disminuir el número de horas de trabajo de los M.T.E., circulación de trenes con horario, implementación de tres turnos de trabajo de 6 horas 10 minutos en estaciones, dotar a todo el personal de las medidas higiénico-sanitarias que ayuden a la protección, control de aforos…

Las únicas medidas que han aceptado son las que no dependían directamente de ellos, tales como marcar distancia de seguridad y dejar telemandadas un número de estaciones ante nuestra insistencia a la Consejera Delegada.

Para continuar con su penosa gestiónlos mismos que colaboran en la elaboración de la tabla de trenes, o sea, los responsables de esta División, son los que luego dan las órdenes para sacar más trenes de los marcados en esas tablas y con la peregrina excusa de que hay hospitales y cambio de turnos de trabajo, como si esos hospitales o esos turnos fueran construidos o puestos dos días antes.

Otra prueba más de su incapacidad de gestión, son las imágenes que nos llegan a diario de determinadas cabeceras, con un número alarmante de rotaciones por encima de las mínimas establecidas, eso sí, con una magnífica excusa, que se pongan a construir un hospital en un rato, siguiendo el modelo chino y tengan que sacar más trenes de los previstos en la tabla, que podemos esperar entonces, cualquier cosa les es válida con tal de no proteger a los trabajadores enviándoles a sus hogares.

Desde Solidaridad Obrera, queremos decirles a estos gestores que son unos inútiles, que sus previsiones no les duran ni 5 minutos y le exigimos a la responsable política de esta empresa, la Consejera Delegada, que, si no dimiten ellos, que los mande a contar viajeros, pero a alguna estación donde apenas haya afluencia, porque en caso contrario, también lo harán mal.

Madrid a 17 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

AVISO 34/2020 METROMADRID – ….Y EL FUTURO ¡¿QUÉ?!

Tenemos que ir pensando a futuro, sabiendo que esta empresa actúa mal y tarde, por lo que desde Solidaridad Obrera vamos un paso más allá y nos adelantamos: pedimos la implantación inmediata de medidas para el final del confinamiento y la vuelta a una “realidad” relativa.

El personal de estaciones, dada la naturaleza de nuestras funciones, es uno de los colectivos con más exposición al posible contagio de coronavirus. Esta situación no va a desaparecer con el fin del confinamiento, sino que nos tocará vivir con el virus un largo periodo. Por ello hemos propuesto una batería de medidas de las que os hacemos participes:

  • Para asegurar la distancia mínima de dos metros de seguridad, establecer un control de aforo en estaciones de especial afluencia, como serían aeropuertos, intercambiadores, etc.
  • Establecer vestíbulos de entrada y de salida de viajeros en estaciones cuyo acceso sea estrecho. Estableciendo una única dirección se evita el choque o cruce entre viajeros y se permite que respeten la distancia de seguridad.
  • Cierre de accesos estrechos en las estaciones en las que se pueda garantizar la entrada de forma segura por un vestíbulo diferente.
  • Delimitar las distancias en la cola de espera para las METTAS mediante vinilos en el suelo a un mínimo de dos metros.
  • Asignar una de las METTAS de cada estación para uso exclusivo del personal de Metro. De esta forma se garantiza la no contaminación de la misma por parte de posibles viajeros contagiados o portadores asintomáticos. Establecer alrededor de esta máquina un perímetro de seguridad para que los viajeros estén obligados a respetar los dos metros. Este perímetro, de acuerdo a la documentación oficial emitida por el ministerio, deberá estar marcado por una mampara de dos metros de altura que garantice la seguridad del Jefe de Sector en sus funciones. De forma provisional, mientras llegan las mamparas, se podría plantear el uso de tensabarrier.
  • Ampliar la distancia de las METTAS entre sí a dos metros, para que los viajeros puedan adquirir su billete sin faltar a las normas de seguridad propias. En los casos en los que el espacio reducido de la estación no permitiera su cambio de disposición, se propone apagar una METTA de cada dos, de forma alterna, para conseguir el mismo resultado.
  • Establecer mamparas de seguridad de dos metros de altura en cualquier otra situación que no permita mantener los dos metros de seguridad con los viajeros.
  • Retornar a la utilización de los PCL. Es obvio que los PCL garantizan la seguridad en la atención al viajero en mayor medida que el PAV. En los PCL se deberá incluir un sistema electrónico de comunicación, debiendo permanecer cerrados los “ojos de buey”. Como medida provisional al retorno a PCL, instalación de mamparas en los PAV que no dispongan ya de ellas.
  • Regulación de torniquetes a solo entradas o solo salidas, incluidos los pasos enclavados de salida. Que los torniquetes solo puedan tomarse en una dirección.
  • Intervención es inviable en esta situación. Reasignar al personal de intervención, previo curso de refresco en los casos necesarios, a la reserva mensual, respetando su turno y sus descansos (SDF), al menos en el año presente y hasta la próxima asignación de cuadros. Esto podría cambiar de ser eliminado el virus en un plazo menor, aunque es poco probable.
  • ●        Nueva evaluación de riesgos de trabajo del puesto, ya que han cambiado sus condiciones.

En cuanto a los “EPIS” recibidos, no nos cansamos de solicitar que se nos provea de los necesarios/legales para desempeñar de forma segura nuestro trabajo. Nuestro equipo de Prevención ya se está encargando de hacérselo saber a la empresa día sí día también. Volvemos a repetir: las mascarillas quirúrgicas NO SIRVEN. Queremos tener dotación suficiente de mascarillas FFP2, guantes e hidrogel.

Desde Solidaridad Obrera instamos a la Dirección a aprender de sus errores y tomar, por una vez, las medidas necesarias y a tiempo para garantizar la seguridad de los trabajadores en los tiempos que corren, y no solo preocuparse de salir guapos en la foto de la prensa. Esto no es un juego, son nuestras vidas.

Madrid, 14 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

AVISO 35/2020 METROMADRID – CARTA ABIERTA A LA CONSEJERA – METRO DE MADRID

Querida Consejera,

Ante su carta de agradecimiento trasladada a los trabajadores el pasado día 8 de abril, nos hayamos perplejos por lo desinformada que consideramos que está. Por ello, nos sentimos en la obligación moral de relatarle lo que se vive en la realidad de los compañeros y compañeras que están trabajando para que este servicio esencial siga manteniéndose.

La realidad es que el servicio está siendo utilizado por viajeros de forma incontrolada. No hay control de aforos; no hay señalizaciones de distancias mínimas de seguridad ni en instalaciones ni en trenes; y, en general, no hay medidas para asegurar el cumplimiento de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Por ello creemos, que no estamos avanzando hacia el buen camino para detener el avance de la pandemia. El control de acceso sólo a personal esencial, extremar las medidas higiénicas, abrir el paso de tornos, señalizar distancias de seguridad, entre otras medidas, es el buen camino.

Nuestro trabajo y sacrificio se está viendo recompensado con conflictos continuos por la falta de medidas, o salidas que tergiversan los problemas reales de la plantilla frente al virus. No solo la falta de material es una carencia, falta básicamente proteger a los trabajadores de verdad. No queremos palabras de condolencia, ni animar a “la tropa”. Al virus eso le da igual y para la pandemia somos lo que somos, obreros sacrificados a un sistema económico, para nada somos héroes ni los que “vencemos al virus”.

Después de casi dos meses de alerta sanitaria, Metro de Madrid, bajo su dirección, no se ha pronunciado para saber qué trabajos y equipos son esenciales. Innecesariamente, se siguen realizando trabajos que exponen a los trabajadores y trabajadoras, y que en nada afectan a la seguridad o al servicio; se sigue trasladando al personal a lo largo y ancho de la red; y, se sigue trabajando sin los productos ni EPI´s para asegurar la salud de los y las compañeras. Esto se traduce en que el personal de Metro tiene añadido el factor del estrés por miedo al contagio a sus riesgos adicionales del puesto, algo que lógicamente será difícil de olvidar para esta maltratada plantilla. Este riesgo muy subjetivamente valorable no se está contemplando desde las altas cumbres.

Además, nos encontramos bajo la constante presión y amenaza por la emisión de informes al tener que negarnos a realizar trabajos donde se nos expone claramente al riesgo biológico al que nos enfrentamos. Jamás en ninguna situación en Metro de Madrid se han mandado tantos informes en torno a falta de medidas de prevención, y el único motivo para no realizar trabajos es porque es imposible cumplir las normas básicas de seguridad, que no son recogidas en las Evaluaciones de Riesgos.

“La premisa de proteger a los trabajadores y proteger a los viajeros”  siempre va precedida de la prioridad del servicio. De ahí que en el día de ayer la Inspección de Trabajo inste a Metro a empezar a hacer las cosas seriamente. La Evaluación de riesgos biológicos COVID-19, es un documento sin validez ninguna por varias razones pero de cara a la protección no se han determinado los Grupos de Riesgo existentes en función de los patrones de evaluación de cada puesto de trabajo, por tanto, se desconoce el grado de riesgo real y, generalmente, se infravalora en detrimento del personal expuesto.

La Evaluación de Riesgos no es adecuada, nadie se hace responsable de ella y además es una violación sistemática de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Por eso nos ha dado la razón la inspección, y en esa línea deben trabajar ahora, adecuando las medidas organizativas a la salud, y no al revés. 

Se está llevando a cabo una política defensiva en lugar de preventiva sumado a que no hay intención de permitir la participación de los sindicatos. Además, se están obviando las recomendaciones de los expertos lo que denota un alto grado de inconsciencia o soberbia. Y todo esto se traduce en que estamos sacando el servicio adelante gracias a los compañeros y compañeras en unas condiciones más que deficientes. Esto es lo que está pasando de verdad querida Consejera.

Querida Consejera, toda su exposición de méritos y logros que la empresa se atribuye no es más que una ilusoria realidad que se ha pintado y, desde luego, dudamos sobremanera que “sea consciente de las dificultades y especiales circunstancias en las que estáis desempeñando vuestro trabajo”. La percepción de la red es de abandono total.

Los que estamos en las estaciones, túneles y secciones de mantenimiento sabemos lo que hay, no nos engaña, porque lo vemos con nuestros propios ojos, usted no, usted solo trasmite lo que le cuentan. No se han tenido en cuenta las propuestas para la gestión operativa del servicio de la parte social; las medidas preventivas aplicadas han tenido que ser duramente luchadas u obligadas por instituciones de rango superior. No ponen nada de su parte si no les obliga o el Ministerio o la Inspección, así que, por favor, no nos tome el pelo vanagloriándose de lo bien que lo están haciendo, porque la realidad, querida consejera, es que más que vergonzosa es delictiva la gestión que están haciendo.

NOTA DE PRENSA 13/04/2020 – CORONAVIRUS Y METRO DE MADRID

Ante la actual situación de pandemia que vivimos en la sociedad española, los trabajadores del transporte tenemos mucho que decir, y los de Metro de Madrid en especial.

Nadie duda que este medio de transporte, es uno de los focos de contagio más peligrosos que existen, a la vez que esencial y necesario para transportar a quienes a día de hoy deben desplazarse a sus puestos de trabajo. Por ello es necesario la implementación de medidas muy especiales y concretas que disminuyan al máximo las posibilidades de contagio, tanto de viajeros como de trabajadoras y trabajadores.

A día de hoy, la Inspección de Trabajo, tras una denuncia de nuestro Sindicato, Solidaridad Obrera, nos ha comunicado que la Evaluación de Riesgos Laborales de los puestos de trabajo efectuada por Metro de Madrid no es válida. En este sentido, les obliga a realizar evaluaciones de riesgos laborales acordes a cada puesto de trabajo, y no acepta la premisa de la empresa de que todos los puestos de trabajo son iguales y de riesgo bajo frente al COVID19, algo inconcebible para un sector que se dedica a transportar, atender y asistir viajeros.

Metro de Madrid no se está planteando actuar de forma coordinada con el resto de transportes de la Comunidad de Madrid, así parece actuar, en connivencia con el Consorcio Regional de Transportes, sin implantar los necesarios controles de aforo y eliminación de asientos disponibles que aseguren la distancia de precaución entre viajeros y que garanticen la reducción del contagio. Los trayectos son largos en la mayoría de los casos, incrementándose también las posibilidades de contagio, con unas recomendaciones claramente insuficientes para proteger a trabajadores y usuarios, además de un riesgo grave para la sociedad.

Las medidas que se han venido proponiendo desde Solidaridad Obrera minimizaban claramente la exposición, pero somos sistemáticamente ignorados. Para nosotros, abrir el paso de tornos ha sido vital desde el principio, eliminando focos de contagio en las máquinas de recarga de tarjetas de transporte, así como en los tornos de paso, también está siendo una de nuestras exigencias el control de aforo, que regule la necesidad de salvaguardar distancias y repartir a los viajeros por los vagones. Otra de las propuestas que se han elaborado desde Solidaridad Obrera, y que sin duda ayudarían a eliminar focos de contagio en los trenes, es la creación de brigadas de desinfección en las cabeceras de las distintas líneas, de modo que en cada vuelta, sea desinfectado el recinto de viajeros.

Otra de nuestras demandas ante la situación existente, de acumulación de viajeros en unos horarios muy determinados y ausencia de ellos el resto del día, ha sido reforzar el servicio en las horas punta y ajustarlo en horas valle a la casi nula demanda de viajeros, implementando la circulación de trenes con horarios determinados, informando de ellos a la ciudadanía y eliminando una parte del número de trenes que circulan en horas valle, sin que ello signifique aumentar los tiempos de espera de los viajeros en los andenes, y no como propone Metro de Madrid, dando el tipo de servicio habitual de espera en andén, algo que no ayuda a mitigar los contagios, ni conciencia a los usuarios sobre el uso del transporte como asistencial.

Estas y otras medidas pueden ser comunicadas mediante pegatinas con advertencias claras, además de campañas públicas que no alarmen, pero sí que enfrenten la situación con valentía informando con rigor, algo que no está sucediendo.

Ante la ineficacia mostrada por la Dirección de Metro, así como de los responsables políticos para atenuar la incidencia de la pandemia en Metro, tanto para trabajadores como para viajeras, exigimos el cese o la dimisión de todos los responsables de esta nefasta gestión, ya sean de la Dirección de Metro como de sus valedores políticos, por su absoluta ineficacia y falta de responsabilidad.

Madrid a 13 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

ACCIDENTE PUERTA DEL ÁNGEL 2006

En la madrugada del día 10 de abril de 2006, un tren estacionado en la estación de Moncloa comenzó a desplazarse sin control, pendiente abajo y a contravía.

Impactó con la dresina del equipo de Línea Aérea que se encontraba trabajando en la estación de Puerta del Ángel.

En este brutal accidente fallecieron dos compañeros, Juan José Cañedo Guijarro y Miguel Ángel Muñoz.

Hoy 10 de abril de 2020, no podemos estar físicamente en el andén de la estación de Puerta del Ángel, hoy realizaremos este homenaje cada uno de nosotros desde el confinamiento en nuestras casas o en nuestro puesto de trabajo en Metro.

En la web de Solidaridad Obrera tenéis a vuestra disposición el libro “Morir Trabajando”:

https://www.solidaridadobrera.org/ateneo_nacho/libros/Colectivo%20solidario%20-%20Morir%20trabajando.pdf

Contiene el relato pormenorizado de la actividad sindical realizada por nuestro sindicato, para establecer la verdad y para mejorar las condiciones de seguridad de los trabajadores.

NI OLVIDO NI PERDÓN.

AVISO 33/2020 METROMADRID – LA DIRECCIÓN NO ANDA NI A EMPUJONES

Desde que se inició toda esta crisis del coronavirus, la Dirección de Metro nunca ha actuado con la celeridad necesaria para acometer las medidas eficientes para proteger a trabajadores y trabajadoras frente a esta pandemia, y siempre escondiéndose cobardemente “en sus mayores”, quienes no dan la cara.

Desde el principio, los sindicatos que componemos el Comité de Empresa, hemos ido haciéndole llegar a los responsables de Metro distintas propuestas, que en menor o más bien en mayor medida, han ido cayendo en saco roto. Todas las propuestas estaban claramente encaminadas a reducir al máximo la exposición de los trabajadores y trabajadoras al coronavirus, además de exigir las medidas higiénico-sanitarias necesarias para eliminar en lo posible las posibilidades de contagio.

El pasado jueves 2 de abril. a través de videoconferencia, y a pesar de nuestras diferencias, fuimos capaces todos los sindicatos de consensuar una propuesta unitaria, tanto para los colectivos de estaciones como de trenes, para exigir a la Dirección de Metro que diese pasos concretos hacia la protección de las trabajadoras y trabajadores.

En la reunión del día siguiente, viernes, entre los sindicatos y la Consejera Delegada y su séquito, los representantes de los trabajadores expusimos nuestro rechazo a la idea de la Dirección de eliminar algunas de las rotaciones mínimas en trenes, así como a su propuesta de jornadas de más de 9 horas para el personal de Estaciones.

Tras esto, presentamos todos los puntos de la propuesta que habíamos elaborado, tales como la circulación de trenes a intervalos definidos (7 u 8 minutos en hora punta y unos 15 minutos en horas valle), reducción del número de horas de conducción, propuesta que había elaborado Solidaridad Obrera y algún otro sindicato. Además, para el colectivo de Jefas y Jefes de Sector, se les propuso cubrir únicamente las estaciones cercanas a hospitales, las de correspondencias, las de intercambiadores de transporte y un tercio de las restantes, de modo que el personal asignado a una estación, pudiera cubrir las dos estaciones más cercanas si hubiese alguna incidencia que obligatoriamente requiriera su presencia, además de incluir que la jornada laboral para estas compañeras y compañeros fuera en tres turnos de 6 horas y 10 minutos cada uno.

Como de costumbre, la Dirección dijo tomar nota, lo que no sabemos si en el mismo cuaderno en el que suelen apuntar nuestras propuestas, o sea, su cuaderno de las cosas que les importan una p… mierda. Tras esto, nos anunciaron su medida estrella para el personal de estaciones, que no fue otra que anunciarnos que a partir del domingo día 5, iban a dejar sin cubrir 100 estaciones.

Pues bien, esta medida que podía ser muy interesante, al final la prostituyen por su mala organización, por su falta de empatía y porque cuanto más inútiles son los responsables, más alto llegan en el organigrama.

Hace tiempo que Solidaridad Obrera está convencida que esta Dirección es penosa, que siempre va con retraso y que además todo lo remata de un modo chapucero, creo que sus años en lo alto del organigrama debieran terminar cuanto antes, por el bien de Metro como servicio público y del conjunto de trabajadoras y trabajadores que lo mantenemos.

Madrid a 7 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

AVISO 32/2020 METROMADRID – TELE-PLENO DEL COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD – 3/4/2020 – 2º PARTE

La segunda parte se celebró el día 3 de abril por la tarde, ya que el día anterior solo dio tiempo a tratar los temas relacionados con la pandemia mundial, con continuos cortes, salidas de tono y respuestas parciales o nulas del “responsable” del Servicio de Prevención, evidentemente no fue un Pleno muy ágil. Pese a esto, Solidaridad Obrera trató de imponer a este órgano paritario y colegiado, la coherencia que debe tener, respetando las funciones del mismo, como si quisieron hacer algun@s representantes de la empresa.

El pasado 9 de marzo se accedió a la estación de Hospital de Henares, cerrada gracias a la denuncia de Solidaridad Obrera en junio de 2019, se accedió para solucionar una incidencia en el Cuarto de Comunicaciones ya cerrado anteriormente a la estación por riesgos de derrumbe. La empresa con toda su pachorra nos pregunta sobre el suceso, pues asegura que faltan detalles. Se informa de todo lo sucedido puesto que la empresa no ha reunido información alguna, y tras esto, el “responsable” asegura que la Sección de Comunicaciones actuó por su cuenta y riesgo sin consulta alguna a su Área, versión contraria a cómo se actuó por parte de la Sección que fue responsablemente y escalando la consulta. Es muy curioso que dos días después, el 11 de marzo, Prevención publicara un protocolo para acceder a dicha estación, por supuesto, sin informar a la Parte Social.

Solidaridad Obrera, pese a haber ganado la denuncia puesta ante la Inspección de Trabajo, ofreció la realización de un documento que permitiera a los Oficiales de Comunicaciones elegir el portaherramientas más adecuado, y así, evitar la realización de una evaluación ergonómica con una conclusión evidente antes de empezar. La empresa, o más bien, el “responsable”, con tono altanero, alegó que ya no era hora de acuerdos, una vez denunciado, que se haría la evaluación y que gane el mejor. Así sea.

Tras la solicitud de varios afiliados, se solicitó el estudio y puesta a disposición de EPIs y otros complementos sin contenido animal de ningún tipo (vegano). El “responsable”, lejos de revisar la documentación enviada (botas y zapatos sintéticos de protección S3, como las actuales) y el escrito que fundamentaba esta solicitud en la necesidad de respetar diferentes creencias, se burló comparándolo con pedir guantes rosas. Luego se quejan de las denuncias, no entienden otro lenguaje.

Volvimos a solicitar, otra vez más, la paralización de la entrega de la Tablet en la AMI, puesto que ni se han evaluado los riesgos del equipo, ni de la manera de portarlo, ni de las interacciones con otros riesgos. Aquí la empresa ya perdió totalmente el norte, olvidando sus obligaciones, convirtiéndolas en derechos, para así tratar de que los Delegad@s de Prevención hiciéramos su trabajo, negándose a evaluar. Al final, como siempre, dieron una respuesta ambigua para bloquear nuestra acción, y comportándose una vez más como el perro del hortelano.

Quizás alguien eche de menos todos los puntos relacionados con el amianto, una constante que nos perseguirá durante años, pero no es un accidente, que nadie se equivoque. En primer lugar, todos los puntos relacionados con este crimen patronal, enviados por Solidaridad Obrera, fueron suprimidos de un manotazo, tras el alegato argumentado y la imprescindible amenaza de denuncia, fueron puestos de nuevo, pero con trampa, al final de todos los asuntos como “varios”. No contentos con esto, durante la celebración del Pleno y una vez alcanzados estos puntos, nos indica el “responsable” que estos temas no se tratarán, al igual que todos los escritos recibidos en el Comité de Seguridad y Salud. Nos “ofrecen” reunirnos en quince o veinte días para poder acabar el Pleno y tratar los temas del amianto. Esta vez sí, toda la Parte Social mostró su malestar con estos chanchullos y la empresa se comprometió a convocarnos en esta semana. Para más asombro los trabajos de desamiantado siguen adelante y se consideran esenciales, como preguntamos explícitamente. Algo que nos sorprende mucho ya que estamos indefensos en los diferentes estamentos de las Inspecciones de Trabajo Regional y Nacional al estar tratando solo asuntos referentes al COVID-19.

Menos de 24h antes del Pleno, nos fue enviado un protocolo para realizar test de coronavirus, en dicho protocolo se debía romper la cuarentena para asistir a clínica para hacerse el test. Pese a que nuestras alegaciones fueron enviadas antes del Pleno, no parecieron habérselas leído. Tras repetirles, esta vez oralmente, el riesgo absurdo para trabajadores, familia y ciudadanía en general, la empresa nos consultó sobre hacérselo a aquellos dados de alta por la Seguridad Social sin test alguno. Se les recordó que ese era el único supuesto no solo aceptable, sino exigible, para realizar los test, que ya había sido dicho en las alegaciones previas.

No contenta con todo lo sucedido, la empresa, con el “responsable” a la cabeza, intentó fracturar, en varias ocasiones, la unión sindical en materia preventivo-laboral, que se mantuvo firme ante los ataques y salió reforzada.

No solo les importa poco la prevención, torpedean a cualquier persona o sindicato que quiera llevarla a cabo, algo de por si inaceptable, pero en los tiempos que vivimos es negligente. Desde estas líneas exigimos el cese inmediato del “responsable” del Servicio de Prevención.

Madrid a 7 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

AVISO 31/2020 METROMADRID – TELE-PLENO DEL COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD – 2/4/2020 – 1º PARTE

El primer Pleno del Comité de Seguridad y Salud virtual se celebró el día 2 de abril, y se continuó el día 3, tras un total de 10 horas y sin finalizarse, debido al formato, pese a las quejas transmitidas por Solidaridad Obrera, dado que lo coherente es reunirse con las medidas preventivas implantadas al resto de compañeros y compañeras, que SI prestan servicio en la Red. Será porque esta empresa hace lo mismo que el resto de organismos, ya me cuido yo, y a ti, que te den p… Lástima que solo este sindicato exigiera la realización presencial del máximo foro de la Prevención y la Salud en Metro de Madrid S.A.

El primer tema tratado fue la Evaluación de Riesgos, ridícula, chapucera, ilegal y, ya para rematar, sin firma alguna, desarrollada por un Área, la de Prevención, que ni siquiera tiene un responsable a la cabeza desde que el último, investigado por amianto, se jubiló. Esta evaluación, solicitada en enero, se ha realizado a bulto, asegurando que los trabajadores de Metro pueden guardar la distancia de 2 metros, que solo se usarán EPIs cuando estemos ante un caso sintomático, pese a no disponer de termómetro, ni conocimientos médicos, asegurando que solo existe riesgo en el contagio estrecho, habiéndose demostrado que no es así y, por supuesto, a espaldas de cualquier sindicato. Pese a que dicho documento fue alegado en menos de 24h, la empresa en su línea, ni contestó, ni lo tomó en cuenta, eso sí, creyéndonos imbéciles u otra manera más de hacerse los graciosos, nos solicitan durante la reunión que les informemos de las alegaciones verbalmente. Se les recordó la linde marcada por los últimos que decidieron reírse de los trabajadores de Metro de Madrid y de su Prevención de Riesgos.

Se informó de la gran cantidad de desplazamientos absurdos en el Área de Gestión Operativa, con agentes que acuden a sus puestos para luego ser enviados a casa, la empresa aseguró, como siempre, estar haciendo lo posible. En este punto se incluyeron también los desplazamientos entre líneas, muy habituales también, demostrando una vez más que esta compañía funciona mal y por inercia, siendo ajena a la realidad.

La desinfección de trenes fue otro gran tema, pese a que, según palabras de Metro de Madrid, se estaban limpiando los trenes desde el día 8 de marzo, nos confiesan que eso apenas alcanzaba para las cabinas, paseando trenes enteros sin desinfección alguna como marcaba la ley.

La desinfección de las furgonetas, y las acciones que se están llevando a cabo fue gracias a una denuncia de Solidaridad Obrera por la que la Inspección de Trabajo resolvió las pautas a seguir, dotar de kit de limpieza, además de la necesidad de ser desinfectadas de manera profesional y regular.

Hablando de los equipos comunes, como teléfonos, tablet, teclados, walkies, pinzas, herramientas, furgonetas, etc. nos indican que algunos equipos se han estropeado por las limpiezas y que los trabajadores los limpian demasiado, Solidaridad Obrera recomienda limpiar tanto como haga falta hasta sentirnos seguros.

Se les volvió a solicitar la retirada inmediata del producto SANICENTRO, puesto que solo es válido para hongos y bacterias, y da una falsa sensación de seguridad. SANYTOL si es un virucida que ha demostrado su eficacia frente a la familia coronavirus. Este hecho, de gran gravedad fue obviado por el Área de Prevención, asegurando que ese producto desinfecta, no virus, pero desinfecta y que es mejor que nada. Por un oído les entró, y allí se perdió para siempre.

Sobre los informes “recetados” a multitud de agentes de oficio, la empresa mira para otro lado, asegurando que “solo se pide información”, en vez de reconocer las presiones, contrarias a la salud de los trabajadores, al no disponer de las suficientes medidas para realizar los trabajos con seguridad. Es evidente que una vez que un trabajador o trabajadora debe negarse a trabajar en protección de su salud, es la empresa la que ha incumplido su responsabilidad de protegerlo. El representante de la dirección argumento que, es lógico que el trabajador paralice el trabajo porque sabe que debe cumplir con las normas, dando a entender que el autor del informe y las presiones desconoce el trabajo que se hace. Ante la petición de solicitar un informe a un destacado latiguero de la Sección Multifuncional, la empresa prohibió la votación para el acuerdo de pedir informe a este, otra ilegalidad más, otro rodillo que nos pasan, y otra vez solo Solidaridad Obrera protesta.

A la fundamental, y ya antigua, exigencia de definir trabajos esenciales por el coronavirus, se concretó solicitando un catálogo de equipos esenciales y tareas necesarias, para así poder dimensionar la plantilla al mínimo, no como ahora que no sabemos aún el criterio. Se hacen los sorprendidos, asegurando que ya paralizado escaleras mecánicas con esta intención, cuando la realidad es que o no se han podido realizar las revisiones y deben ser paradas, al no acceder a trabajar sin condiciones de seguridad.

Mentiras, chiquilladas, tergiversaciones, juegos de palabras, omisiones intencionadas y desconocimiento profundo, tanto de Metro como de prevención laboral, así finalizó esta primera parte.

Madrid a 7 de abril de 2020

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical