AVISO 70/2019 MetroMadrid – AL CONSEJERO YA NO HAY QUIEN LE ESCRIBA

El consejero delegado de metro se ha jubilado de los trabajadores de metro de Madrid, ha dejado todo empantanado y ni tan siquiera ha mirado atrás. ¿Quien ejerce las funciones de esta figura?, ¿está Metro de Madrid descabezado por esta irresponsabilidad?, o ¿es un puesto que solo es un chanchullo o chollo político de 100.000 euros de salario anual sin competencias muy claras?

No sabemos muy bien el gallo de pelea que está criándose para el puesto en el establo del trifachito, pero tal vez lo más conveniente es que supriman ese cargo, pues no tiene ningún sentido y se puede hacer un favor al erario público, creando los puestos de trabajo necesarios en Metro de Madrid para poder dar al menos un servicio digno.

            No ha sido muy valeroso abandonar la causa, y jugárselo todo a una euforia perdida y carente de sentido, que ha tardado poco en desinflarse, pasando de un bochornoso escenario a protagonizar otro junto a la nueva “cara”, del ayuntamiento. Exconsejero ¿no cree que ha dejado tras de sí una vida de problemas sin resolver?

            Si finalmente consigue que su gallo alcance el sillón, ¿qué victoria les espera?, a los trabajadores de esta empresa les ha dejado un rastro de frustración, no una nueva mentalidad corporativa, ha sido como “Atila” donde pisa no vuelve a crecer la hierba.

            Metro de Madrid en los últimos años y bajo su gestión ha incumplido las tablas sistemáticamente, el número de viajeros/coche x hora con el que ustedes miden el rendimiento ha sido un fracaso, dejando perdidas incalculables además de deteriorar el servicio de forma sistemática. Cientos de miles de trayectos se han perdido, viajeros transportándose en condiciones de inseguridad, aglomeraciones con protocolos constantes que obligan a dejar decenas de estaciones abandonadas, la gestión del amianto que ha realizado está apilando trenes a la espera de ser reparados, por no reconocer la evidencia del problema y no dar la formación y la capacitación para trabajar con seguridad, solo paralizar ha sido su relato, y solo se le ocurre como medida estrella la contratación de 100 maquinistas, en qué mundo vive, bueno ahora ya parece que pasó a mejor puesto.

            Mientras, no tenemos consejero ni en funciones,  en la dirección nadie se quiere mover para salir en la foto, y nadie es capaz de asumir la responsabilidad de resolver la situación nefasta actual de Metro de Madrid.

ROBO CON INTIMIDACIÓN A LOS TRABAJADORES, LADRONES DE HORAS

            Desde hace algo más de 3 años Metro de Madrid S.A. y la banda afincada en la primera planta de Cavanilles, en un cubil llamado Recursos Humanos, intimidan y chantajean a todos los trabajadores que por suerte o por desgracia disfrutan de cualquier permiso retribuido. Este chantaje suele iniciarse ante cualquier pretexto que pueda permitirles acusarte, sin disimulo ni prueba alguna de un acto de “mala fe”. Una vez traspasados los límites de la realidad, en donde la inocencia es lo que se debe demostrar, empiezan las amenazas. Da igual si el permiso es por un nacimiento, un accidente o incluso un fallecimiento, ellos con su inteligencia superior y su capacidad de prever el futuro, acusan a los trabajadores de ganar días. Y, una vez dada esa conclusión, solo posible para mentes privilegiadas, empiezan las amenazas y las sanciones, o el chantaje para no abrir los expedientes a cambio de ratear una jornada o varias a los compañer@s.

            Falta personal, eso es tan evidente como la inutilidad de una Dirección solo obsesionada con destruir este Servicio Público y principal medio de transporte de Madrid. Esta falta debe compensarse, existen variedad de métodos, pero el elegido para conseguir más personal es robar; robar derechos. Desde Solidaridad Obrera tenemos claro cómo actuar contra los ladrones, chorizos, mangantes o cualquier otro tipo de delincuente que pretende atacarnos, NI UN PASO ATRÁS.

Madrid a 26 de julio de 2019

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

AVISO 69/2019 MetroMadrid – REFUERZOS PARA EL AÑO 2020: J. DE SECTOR/ J. DE VESTÍBULO

A finales de la semana pasada en el Comité de Empresa, recibimos un escrito de la Dirección donde nos proponía el cuadro de puestos de trabajo de refuerzos de J. de Sector y J. de Vestíbulo para el año 2020. En él nos daban un plazo de siete días naturales para hacerles llegar las discrepancias, en caso de existir. Como viene sucediendo estos últimos años, la oferta de puestos de trabajo sigue en descenso, y más concretamente eliminan los siguientes puestos:

Línea 2.- eliminan el refuerzo del turno T2 en la estación de Ópera para J. de Sector.

Línea 7.- eliminan el refuerzo del turno M2 S/S en la estación de Pueblo Nuevo para J. de Sector.

Línea 8.- eliminan el refuerzo 2 del turno P1 con ambos semiturnos en la estación de N. Ministerios para J. de Sector.

Línea 9.- eliminan el refuerzo 1 del turno M2 S/S (*) en la estación de Puerta de Arganda para J. de Sector y el refuerzo 1 del turno T2 S/S en la estación de Barrio del Pilar para J. de Vestíbulo.

Línea 10.- eliminan el refuerzo 1 del turno M2 S/S (*) en la estación de G. Marañón para J. de Vestíbulo.

En Solidaridad Obrera vemos necesario revisar el número de horas pactadas en el Convenio vigente, así como la ubicación y aumento de los puestos de trabajo, comunicándoselo a la Dirección y al resto de sindicatos. En la reunión con la Dirección, todos los sindicatos planteamos la necesidad de aumentar los refuerzos en las estaciones con mayor número de viajeros no habituales, (Aeropuertos, Atocha-Renfe, Méndez Álvaro…) necesidad que viene dada por la carga de trabajo que ha ocasionado la TTP, y el aumento de usuarios sobre todo los fines de semana y festivos. Argumentos que la Dirección no comparte y como viene siendo habitual, la prepotencia que manifiestan marca la reunión.

Su análisis es el de siempre: optimizamos los recursos, que traducido al lenguaje común es, falta de personal. Ni siquiera están en disposición de mantener los mismos refuerzos que tenemos actualmente. La Dirección nos pide que les hagamos llegar la propuesta por escrito para su valoración.  Si bien es cierto que el número de horas pactadas se cumplen, la realidad que vivimos en estaciones hace necesaria que se aumenten, y no esperar a la negociación del próximo convenio como plantea la Dirección. Sus propios argumentos están en contra de lo que se nos dice en los cursos de atención al usuario que nos imparten al personal de estaciones.

Las trabajadoras y trabajadores de Metro sí defendemos y creemos en la necesidad de dar un buen servicio público a las usuarias y usuarios, algo que esta Dirección ni por asomo se plantea. Venimos exigiendo hace ya mucho tiempo la necesidad de más creación de empleo para estaciones y mientras esto no suceda, la degradación del servicio y de las condiciones laborales continuarán empeorando. Como siempre seremos las trabajadoras y trabajadores los que luchemos por estas reivindicaciones, en septiembre nos volveremos a reunir en Asamblea General y entre todas y todos decidir las medidas a tomar.