huelga indefinida

HUELGA INDEFINIDA DE LIMPIEZA VIARIA Y JARDINERÍA

Lo sucedido en Madrid del 4 al 18 de noviembre viene de lejos, no nació de repente. Tradicionalmente se tenía la idea en limpieza viaria y jardinería que sólo podían luchar los de recogida de basuras, que “eran los que tenían la fuerza”. Esto sucede en muchos otros sectores de la producción muchas veces alentado, incluso desde los propios sindicatos; pues parar la producción en ese determinado sector tiene consecuencias inmediatas (conductores en Metro, Renfe y autobús, pilotos en aviación, médicos en sanidad, etc) Sin embargo nada más lejos de la realidad tal y como nos acaban de demostrar barrenderos y jardineros.

Recogida de basuras.-

El Ayuntamiento de Madrid quiso empezar por la recogida de basuras y el 21 de junio de 2012 anuncio que se dejaría de recoger la basura los domingos y el contenedor amarillo dos de cada tres días. La mini “respuesta sindical” cuando el Ayuntamiento trató de llevar a cabo esta medida, convocando tres días de huelga (17,18 y 19 de nov.) no hubiese servido de mucho pues echar abajo este recorte requiere de otras medidas mucho más contundentes. Finalmente el concurso quedó desierto porque sólo se presentó una oferta empresarial que pedía más dinero del propuesto por el Ayuntamiento, y se ampliaron los contratos en las mismas condiciones de recogida diaria, garantizándose por tanto los puestos de trabajo.

 

Adjudicaciones.-

Tras este traspiés, la superalcaldesa borracha del seguro éxito olímpico del Madrid 2020, adjudicó a “sus empresas favoritas” (FCC, Ferrovial, OLH y Sacyr) saltándose la cláusula que exigía un número de trabajadores y material para realizar el servicio, sustituyéndola por un novedoso método de valoración del cumplimiento del trabajo encomendado (en septiembre el Ayuntamiento anunció un descuento de 1,4 mill. y en octubre 1,2 mill. por incumplir estos estándares). Todo ello para que las empresas realizasen una drástica reducción de puestos de trabajos sin dificultad legal alguna. Todas estas adjudicaciones están envueltas en polémicas corruptelas por las obras a las que se comprometen a realizar las empresas que optan a la adjudicación, salta a la vista que las plicas estaban hechas a medida, dividiendo la oferta realizada en dos cantidades importantes una por la propia licitación y la otra por aportación que hacía la empresa para obras de conservación y reparación en los distintos distritos; por poner un ejemplo FCC se quedó con el lote 5 al ofertar 31,8 millones de euros para obras cuando la oferta pedida por el Ayuntamiento era de 912.000 euros, Sacyr se quedó con el lote 3 al ofrecer 53,8 millones cuando la cifra pedida era de 912.857 € . La rebaja final del Ayuntamiento supera el 31% de lo presupuestado anteriormente.

No subrogaciones.-

De primeras y para abrir boca estas empresas dejan sin subrogar a unos 325 trabajadores (97 de parques infantiles, 15 de aguas residuales, 53 de mantenimiento urbano y 161 de limpieza viaria y jardinería) que tienen muchas dificultades hasta para apuntarse al paro ya que no hay carta de despido. CCOO y UGT piden calma cuando reclamamos movilización contra este grave ataque sin precedentes. Solidaridad Obrera en solitario convocamos una Concentración el martes 3 de septiembre por la mañana de 10:30 a 12:00h. en la Plaza de los Cubos ante los Juzgados de lo Social, pues además de las demandas a los Juzgados de lo Social, apostamos por la movilización de todos los trabajadores en defensa de los puestos de trabajo. La defensa de los puestos de trabajo es una responsabilidad colectiva, no individual. La respuesta obrera no fue suficiente para poder continuar con otras movilizaciones. La excusa de CCOO y UGT, de dejar tiempo a las nuevas empresas para que conozcan el sector, no tiene ni pies ni cabeza.

Convenio y ERE.-

La negociación del convenio de limpieza viaria contaba, como en casi todos los sectores, con las peticiones draconianas de la Patronal como eje de la negociación. Lo querían todo y ya: rebaja sustancial de los salarios a tablas de 2007 (-18%), eliminación de una paga extra y de las subidas salariales pendientes (5,9%), liquidación de derechos, de turnos y horarios, aumento de jornada, jornadas irregulares, etc lo que reduce el montante salarial a final de año entre 4000 y 14000 euros dependiendo de categoría y cargo (43%). La Mesa de negociación sin alternativas ni convocatoria siquiera de asamblea general de trabajadores; Ni CCOO, ni UGT, ni CGT querían movilizar a los trabajadores.

La Patronal Aselip el 4 de octubre rompe los moldes, en su insaciable voracidad, presentando un Expediente de Regulación de Empleo que afecta a 1134 trabajadores que serían despedidos con una indemnización de 20 días por año y 12 mensualidades como máximo. Rompen con ello la “paz social” que los sindicatos de la mesa de negociación garantizaban hasta ese momento.

A pesar de la gravedad de la agresión no se consigue una convocatoria unitaria de Asamblea de Trabajadores; A la misma hora y mismo día se convocan dos asambleas. UGT reúne a 2400 y aprueba la convocatoria de huelga a partir del 25 de octubre. CCOO reúne a 800 en “su” asamblea y quiere que la huelga comience el 15 de noviembre, ya hablan de platear un ERTE como “alternativa”. En diversos cantones se llega a las manos en discusiones que no presagian nada bueno.

Comienza la huelga.-

Finalmente todos los sindicatos del sector firmamos la convocatoria de HUELGA INDEFINIDA a partir del 5 de noviembre. La concentración del sábado 26 de octubre se mantiene ante el Ayuntamiento y ese día aparecen las primeras hogueras y quema de uniformes, que serán bandera de la lucha posteriormente. Proponemos la convocatoria de una gran manifestación para empezar la huelga, se nos contesta por parte de los de siempre “que no hay que distraer esfuerzos y que tenemos que centrarnos únicamente en la huelga”. Pero finalmente la manifestación se convoca el 4 de noviembre de Atocha a Sol. La respuesta es brutal, miles de trabajadores, activistas y solidarios de otros sectores toman la calle y arden todas las papeleras y contenedores (a pesar del esfuerzo apagador de los “bomberos-toreros” de la USO). La manifestación culmina en Sol alrededor de varias hogueras que tiñen de negro el cielo de la ciudad, tan negro como pretenden que sea nuestro futuro.

Los piquetes funcionan en todos los cantones, la organización se va perfeccionando cada minuto que pasa, controlando los servicios mínimos e impidiendo que su labor rompa las consecuencias de la huelga. En sólo 48 horas la imagen de Madrid ha dado un cambio rotundo, la basura pasa a ser parte del paisaje en casi todos los barrios de la ciudad. El Barrio de Salamanca y la sede del PP en la calle Génova viven una situación totalmente distinta, con una limpieza que da que pensar. En los barrios obreros la consigna “lleva al banco tu basura” es seguida por cientos de ciudadanos que en algunos casos llega a tapar las puertas de las sucursales más odiadas. Los contenedores de vidrio, papel y envases pasan a ser auténticos vertederos urbanos, llegando a dificultar el paso de vehículos y peatones por su entorno. En Carabanchel se convoca el jueves 7, segundo día de la huelga, a los vecinos para que salgan a la calle en manifestación desde Carabanchel a Oporto en apoyo a la huelga. Poco a poco se van sumando vecinos, pero aproximadamente a un kilometro de Oporto la policía nacional impide el paso de la manifestación y la disuelve.

La nefasta gestión del conflicto por parte del Ayuntamiento con la alcaldesa a la cabeza (alcaldesa por ser señora de) llega a las primeras páginas de periódicos de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Argentina, etc.

Proponemos la convocatoria de una nueva manifestación para el lunes 11 de noviembre, convocamos AST, Cobas y Solidaridad Obrera, nadie más asiste a la reunión. El sindicato de Limpieza de CGT actúa exactamente igual que CCOO y UGT. Nos dicen que ya tienen una manifestación convocada para el día 19, a lo que contestamos que muy largo me lo fías, Sancho. UGT afirma que aunque no convoque no va a llamar a no ir. Finalmente en todos los cantones los sindicatos de la mesa de negociación aterrorizan a los trabajadores afirmando que la manifestación de la tarde es ilegal y que habrá cargas y detenciones, llegan al ridículo afirmando que todo el que esté implicado en ello “puede ser despedido”. A su pesar cerca de 5000 trabajadores nos manifestamos desde Atocha a la sede del Ayuntamiento coreando consignas combativas y dando argumentos y aire a la lucha en las alocuciones finales. Ese mismo lunes las tres empresas del ERE (OHL-Ascan, FCC Servicios Ciudadanos y Sacyr-Valoriza) “ofrecen” rebajar el número de despidos de los 1.134 a 625 con 27 días por año y un máximo de 20 mensualidades. La contestación en los cantones al día siguiente es contundente, NI UN DESPIDO, NI REBAJA SALARIAL, adelante con la huelga. Esto impidió las maniobras clásicas del pasteleo sindical.

Pasan los días y la basura se va acumulando más y más. Todos los días la huelga indefinida es noticia en los medios. Si bien se busca poner en contra de la huelga a los ciudadanos, el efecto es distinto; en cualquier esquina, en el quiosco de prensa, en el bar los comentarios son de apoyo a los trabajadores en lucha y se crítica a la Botellísima, a la que se califica de tonta, inepta y ridícula.

En el noveno día de huelga contabilizamos 16 compañeros detenidos, más de 200 personas identificadas y 27 denuncias por “daños y coacciones”. La policía municipal ha hecho ya 2.500 horas extras, con un coste de 60.000 euros vigilando a los servicios mínimos. Nadie se escandaliza por que se utilice a la práctica totalidad de la Policía municipal para vigilar a los trabajadores que hacen los servicios mínimos, intentando así romper la huelga: ¿no habrán dejado de realizar sus labores? o acaso ¿no tienen labor alguna que realizar?

Los medios de comunicación se lanzan a mentir disparatadamente pero el apoyo a la huelga es prácticamente total, nadie se puede creer que los barrenderos y jardineros sean “privilegiados” y que “tienen secuestrado al pueblo de Madrid”. Todos ven justificada su lucha y la “popularidad” de la Botella toca el subsuelo. Las empresas del ERE vuelven a rebajar el número de despedidos, esta vez a 296. La respuesta la misma: NINGÚN DESPIDO, NINGUNA REBAJA SALARIAL.

El viernes 15 de noviembre, las empresas adjudicatarias afirman que los daños producidos en vehículos, instalaciones y material de trabajo suman 5.203 incidencias. De ellas, destacan las 2.089 herramientas de trabajo que han desaparecido o se han roto, o las 1.109 ruedas de carro de barrendero pinchadas. Igualmente, han resultado rotas 20 cerraduras y candados y han efectuado más de 200 pintadas en centros de trabajo, vehículos y maquinaria. Las empresas aseguran que han sufrido 364 agresiones por parte de los piquetes, desde lanzamiento de huevos, piedras o petardos “hasta cócteles molotov y bolas de acero”. La voluntad decida de lucha y la organización de los piquetes tiene su balance.

Muchas organizaciones obreras han mostrado su total apoyo a la lucha (EMT, Metro, etc) también organizaciones políticas y sociales desde IU, Attac, hasta asambleas populares del 15-M o Klinamen. Incluso organizaciones ecologistas que los medios en su cotidiana labor pretendían utilizar contra la huelga.

Esquiroleando la huelga.-

Ese mismo día, por la tarde, la Alcaldesa denuncia “el incumplimiento de los servicios mínimos” a sabiendas que se ha cumplido escrupulosamente, ningún trabajador ha faltado a los servicios mínimos; otra cosa es que su labor se viese dificultada por la falta de material o la rotura del mismo. De esta guisa ordena a la empresa pública Tragsa que haga de esquirol oficial de la huelga. El Comité de Empresa de Tragsa afirma que no van a realizar ese “trabajo” pues no están para quitar la basura de los políticos y además se encuentran en periodo de consultas de un ERE empresarial. Las oficinas del paro (SEPE) facilitan a ETTs datos de los trabajadores en paro y estas empresas de la precariedad y del esclavismo llaman por miles para, finalmente, “contratar” por 85 € la jornada a 100 indeseables e s q u i r o l e s que se prestan a “romper” la huelga. La batalla campal está a punto de comenzar. No pasarán más de quince días y en Tragsa se despiden a 1336 trabajadores al concluir el periodo de consultas del ERE sin acuerdo, y todos con 20 días de indemnización por año trabajado y 12 mensualidades como máximo. Esto sí es un ERE.

La aparición de la Mesa de Negociación.-

Pero en ese momento la Mesa de Negociación entra en juego y saca de la chistera un preacuerdo de Convenio de Limpieza Viaria vinculado al expediente de regulación de empleo (cual espada de Damocles), preacuerdo que incluye cero despidos, el ERE desaparecería, sustituyéndolo un ERTE de 45 días por año en el convenio, se respetan todos los derechos acordados en convenio, se parten las vacaciones manteniendo 21 en verano y 10 en invierno (7 en realidad, los años que haya ERTE por no devengar este derecho esos 45 días)… etc, lo que todos conocemos. La lucha se paraliza en las calles totalmente. Los esquiroles realizan su trabajo retirando toneladas de basura de las calles sin problema alguno. El sábado continúa “la función de la negociación”, las empresas pretenden que los trabajadores “paguen la multa que el Ayuntamiento les va a imponer por los días de huelga” y para ello plantean eliminar una paga entera y el 50 % de las otras dos…

En Vallecas se lleva a cabo la manifestación de apoyo a la lucha, a la huelga indefinida, con un frio descomunal y más de dos mil asistentes que llenan la Avenida de la Albufera coreando consignas anticapitalistas de combate; los sindicatos de la mesa de negociación brillan por su ausencia.

La “negociación” se mantiene en la Inspección de Trabajo durante toda la jornada y hasta las tres de la madrugada. En un momento dado, los huelguistas concentrados intervienen al unísono cuando la Patronal toma el ascensor, se les hace saber fehacientemente que no saldrán vivos de allí si no hay un acuerdo sin despidos. De traca puede calificarse la airada intervención que a renglón seguido da a grito pelado y ante las cámaras de televisión de ese seudolíder sindical, ahora en CGT, mandando salir del edificio a los huelguistas allí concentrados y “que se confiase en ellos”, cual perro de su amo, en este caso la acojonada Patronal. (Conocimos a este personajillo, que venía de ser liberado de ugt, cuando fue a declarar a favor de la empresa al acto de juicio contra Lola, trabajadora despedida de Fuencarral, dando la puntilla al despido). Nadie le hizo caso, no salió nadie del edificio hasta que media hora después llegaron los antidisturbios y los echaron hasta la acera de enfrente. Finalmente, a las tres de la madrugada, los sindicalistas de la negociación salen “aplaudiéndose a sí mismos” con la victoria en la mano.

La victoria es tal si se tienen en cuenta las pretensiones empresariales y lo preparado del Plan por parte del Ayuntamiento y la Patronal: han tenido que retirar todos los despidos y la rebaja salarial directa, además de respetar las subidas salariales del 2011 y 2012 no pagadas hasta ahora (5,9 %); pero la lucha desatada y el apoyo conseguido bien se merecían un acuerdo sin ERTE, que consume periodo de paro y supone una reducción de plantilla de una 12% a lo largo de todo el año, y con la readmisión de los no subrogados y despedidos.

Las asambleas realizadas bajo la lluvia, la tarde del domingo, ratificaron prácticamente por unanimidad la desconvocatoria de la huelga, legitimando el acuerdo alcanzado.

Conclusiones.-

Para Solidaridad Obrera la lucha de la limpieza y jardinería de Madrid es un ejemplo a seguir. Sabemos que la práctica totalidad de la clase obrera la percibe como un triunfo en toda regla sobre las pretensiones de la administración y patronal. Y esto es muy importante. La realidad es que el acuerdo firmado es peor de lo anunciado. Se han eliminado todos los despidos y las rebajas salariales drásticas, gracias a la fuerza y decisión de los trabajadores en huelga que no permitieron el pasteleo a que nos tienen acostumbrados, sobre todo cuando les oímos que ya “sólo son 296 los despidos”. Debemos emplear didácticamente esta lucha. El éxito a reivindicar es la combatividad de los trabajadores de la limpieza y jardinería que sostuvieron una lucha tenaz y continuada, con voluntad de ir a por todas hasta el final. Esta huelga es un referente para todos, pero aún más para otros servicios del propio Ayuntamiento: jardines históricos, semáforos y alumbrado, residuos sólidos urbanos, etc. que tienen el mismo problema estructural generado por los recortes presupuestarios del Ayuntamiento. Hemos visto una grave carencia sindical en cuanto a la reivindicación más natural en todos estos casos que es la municipalización del servicio; sólo cgt y la Soli lo reclamamos.

Dentro de la actual coyuntura, dentro de la derrota permanente a la que nos tienen sometidos por la indefensión que conlleva la entrega de CCOO y UGT a los planes de la Troika, planes esclavizantes. En el debe además del ERTE, que supone un 12% menos de plantilla durante todo el año, hay que poner el abandono de los 325 no subrogados que se dejan a su suerte judicial consumiendo también el paro, y las decenas de despedidos por “bajo rendimiento”.

Sin embargo, esta lucha es una VICTORIA OBRERA de la que estábamos muy necesitados. El Gobierno ha tomado nota y tiene miedo que cunda el ejemplo, de ahí la puesta en marcha de las anunciadas “Ley antiprotesta” y “Ley de servicios mínimos” que pretenden impedir por todas las vías el enfrentamiento a los planes depredadores de la Patronal y Gobierno, fieles lacayos de la troyka (FMI, UE y Banco Central Europeo).

Artículo del periódico Contramarcha, nº 65 diciembre 2013

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *