aviso34/2021 sigue apareciendo amianto en metro. ahora en los sistemas de señalizacion.

SIGUE APARECIENDO AMIANTO EN METRO:

AHORA EN LOS SISTEMAS DE SEÑALIZACIÓN

Desde que salta el problema del amianto en Metro de Madrid en 2017 y empiezan a aparecer víctimas de este envenenamiento, han sido muchas las estrategias de la dirección de esta empresa pública para abordar este problema.

 Para Solidaridad Obrera muchas de esas estrategias son inadmisibles, como ocurre en el Servicio de Electrificación, Señales y Comunicaciones, donde se están dando una notable cantidad de elementos positivos en amianto, que no tienen nada que ver con el fibrocemento, pero si con los equipos que se mantienen en la empresa, y que por los componentes y la antigüedad de los equipos eran ya un claro foco de sospecha.

 En abril de 2018 la empresa emitió los primeros positivos en los circuitos de vía y las juntas inductivas, y elaboró un protocolo específico para no tocar estos elementos contaminados. Tras esto, todos los sindicatos pedimos explicaciones sobre el almacén de la Sección de Señales en el Depósito de Cuatro Caminos, para que identifiquen todos los elementos, tras esta petición recogen y limpian el almacén y se da carpetazo al asunto. Desaparecen los positivos en amianto.

 Ahora en 2021 y debido al traslado de trabajadores y materiales de Cuatro Caminos al Depósito de Ventas, se han mudado los materiales. En noviembre pasado Solidaridad Obrera emitimos sospechas en amianto, otra vez, de los materiales que ya se señalamos en 2018, y que ahora sí se están confirmando como Materiales con Amianto, MCA.

 El actual Jefe del Servicio de Prevención, prestó servicio en la Sección de Señales y además era el encargado en el Comité de Seguridad y Salud de gestionar la situación del Almacén que se denunció en mayo de 2018.

 Casi tres años después, este 18 de marzo se emite la última circular que confirma nuevos positivos, y aún estamos a la espera de confirmación de otras sospechas. La empresa ha publicado varias circulares confirmando los positivos que se pidieron caracterizar ya en 2018, los materiales almacenados e instalados son los Relés de Vía tipo “Q” y “VT1”, el TRANSMISOR de ATO, las juntas en el ACCIONAMIENTO de AGUJAS de VÍA y los FUSIBLES de CARTÓN de los CIRCUITOS de VÍA.

 Todavía faltan materiales por confirmar, como las BASES donde se insertan los relés, se trata de un material idéntico al de los relés Q que se degrada, provocando averías en el sistema de señales. Estas incidencias se resolvían limando el material para eliminar los contactos. También en los mismos cuartos, se encuentran FUSIBLES de señalización de distinto amperaje y un material que parece cartón de amianto y de los que parte de ellos han sido identificados, sobra decir que se sustituye cuando se rompen, momento en el que liberan las fibras del material cancerígeno. Otros son los TRANSFORMADORES instalados en los cuartos y en los armarios de vía que también contienen unas baquelitas sospechosas, y finalmente, los diferentes componentes electrónicos que contienen los RELÉS de estos enclavamientos que por el año de fabricación y aplicación, son altamente susceptibles de contener amianto.

Actualmente están afectados los sistemas de señales de los depósitos de Ventas, Aluche, Canillejas, Fuencarral, Hortaleza, Saceral, Cuatro Vientos y Loranca, así como las Línea 7, 8, 9, 10 y 12.

 Para Solidaridad Obrera es inadmisible que después de los siete fallecidos por amianto, los hallazgos y la falta de medidas de protección, Metro de Madrid siga denunciando a los trabajadores que a día de hoy ven declarada la enfermedad profesional, asbestosis o mesotelioma, por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social, y son ya una treintena entre declarados, en trámite y fallecidos, de los cuales muy pocos han sido indemnizados, así como a sus familias por la exposición sufrida por la ropa que se llevaban a casa.

Ahora es también el momento de indemnizar y compensar a la plantilla, y para ello es ineludible el compromiso político, de los que están ahora y de los que puedan venir, y de una vez por todas se haga justicia.

Exigimos el DESAMIANTADO total de trenes e instalaciones, el registro de Metro como empresa RERA (comprometido por la actual dirección para el pasado 15 de diciembre de 2020) y que se ponga en marcha el tan aplaudido por todos los grupos políticos de la Asamblea de Madrid, Fondo de Compensación para lxs trabajadorxs afectadxs por haber trabajado con este veneno silencioso.

Eso y el CASTIGO A LOS CULPABLES, es lo que reclamamos por el envenenamiento de los y las trabajadoras de Metro de Madrid.

Madrid, 24 de marzo de 2021

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *