AVISO 5/2020 METROMADRID – AMIANTO: ENFERMEDAD, MUERTE E IMPUNIDAD

A LA LUCHA. CONCENTRACIONES 6 Y 7 DE FEBRERO

Es un insulto para los trabajadores de Metro la actitud de la dirección, encabezada por la Consejera Delegada, en la gestión de los temas relacionados con la Prevención de Riesgos Laborales y, en particular, con el amianto. Se vanaglorian de una nueva política de Seguridad y Salud y así nos lo hacen saber en el portal de Andén Central. No les basta con publicitar esta noticia tirándose flores por haber conseguido la certificación referente a la calidad y gestión ambiental en 2018, que, según explican, “las actuaciones a seguir están enmarcadas dentro de los más altos estándares internacionales”. Además, manifiestan que “Metro, en continua mejora de la prevención de riesgos laborales, adquiere el compromiso no solo de prevenir si no de implantar iniciativas, acciones y planes que mejoren y fomenten un entorno saludable.” No muestran ningún pudor en decir que “desde hace un año, un equipo multidepartamental trabaja en la búsqueda de iniciativas de bienestar y en la propuesta de acciones para la mejora continua, promoviendo la salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores.”

Con estas manifestaciones lo que parece es que viven en una realidad paralela a la grave situación en la que nos encontramos en esta empresa. En la misma publicación nos llevan a un enlace donde la Consejera Delegada desgrana en nueve puntos la estrategia para alcanzar esta nueva política de seguridad y salud. Consejera que en octubre nos comunicó que su intención era reunirse con todos los departamentos de la empresa. Consejera a la que se le ha solicitado que se reúna con la Comisión de Desamiantado en dos ocasiones y que, a día de hoy, sigue sin dar respuesta. ¡Menos mal que su puerta iba a estar siempre abierta! Señora Consejera, la realidad es esta:

Todos los medios de comunicación han recogido estos días que “El amianto afecta a un séptimo trabajador de metro”. Otro maquinista jubilado se suma a la lista de trabajadores con la enfermedad reconocida por la exposición al amianto. La semana pasada falleció Ramón H.E., maquinista jubilado en 2008 a consecuencia del cáncer producido por asbesto. La Seguridad Social reconoció la enfermedad profesional de este compañero y, sin embargo, en un alarde de hipocresía delictiva, la dirección de Metro afirma que “no le consta”. Así demuestra su nula preocupación por los trabajadores que han dejado su vida en Metro de Madrid.

Para la dirección de Metro todo está bien, nada ocurre con el amianto. Siguen apareciendo nuevas piezas con amianto en los trenes (circular 4/2020 Área de Mantenimiento de Material Móvil de 20 de enero) a pesar de tener el compromiso firmado de no tener pieza alguna con amianto, en los trenes, antes de final de 2019. Siguen sin hacer los correspondientes TCAR a nadie, incumpliendo lo firmado. Siguen sin reconocer a la categoría de Maquinistas, ni a las demás de la Unidad Operativa, como expuestos. Siguen sin proteger a los trabajadores como es su obligación y, por tanto, seguimos expuestos todos los días. Siguen sin reunirse para tratar este gravísimo problema. La “nueva” Consejera Delegada ni está ni se la espera. Cierran los ojos para decir que no ven nada anómalo.

POR ELLO, EXIGIMOS TAMBIÉN EN EL CONVENIO:

  • Desamiantado total y absoluto de Metro (Trenes e instalaciones).
  • Vigilancia sanitaria para la plantilla (¡TCAR ya!).
  • Puesta en marcha del fondo de compensación.
  • Castigo a los culpables.

Y para ello, debemos continuar con la movilización. La situación de la unidad sindical es la que es: la que los trabajadores de Metro hemos querido que sea según las recientes elecciones sindicales. Para Solidaridad Obrera ello no es óbice para plantar cara a la dirección y a sus responsables políticos de la Comunidad de Madrid (PP, Cs y Vox). Por ello, llamamos a todas las trabajadoras y trabajadores que tengan un mínimo de dignidad a movilizarse, a participar activamente en las concentraciones que convocamos para los días 6 y 7 de febrero, en los Juzgados de Plaza de Castilla, para arropar en las declaraciones a los compañeros afectados y familiares de los compañeros fallecidos por este asesino silencioso que es el amianto. Y para marzo, el 4 y el 17 de marzo que declararan los hasta ahora investigados (que esperamos que sean muchos más, pues muchos más son los verdaderamente responsables), convocaremos huelga, concentraciones y manifestación.

Vayamos despertando a la auténtica realidad: o nos defendemos con la lucha o nos continúan envenenando impunemente.

LAMENTARSE Y LLORIQUEAR NO SIRVE PARA NADA

LA LUCHA ES EL UNICO CAMINO

Madrid, 22 de enero de 2020

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *