DE CÓMO LE HAN ROBADO SU PENSIÓN

 

¿Qué piensa usted hacer cuando sea demasiado mayor para trabajar? ¿Piensa que debe ser la sociedad la que se encargue de garantizar un mínimo bienestar a las personas que han producido todos los bienes y servicios de que disfrutamos, a lo largo de décadas de vida laboral continua o discontinua?

 

Hacerse esas preguntas le ayudará a darse cuenta de que las actuales modificaciones en el sistema de seguridad social español, que pura y simplemente van encaminadas a que usted, cuando se jubile, cobre menos pensión, no sólo son injustas sino antisociales y clasistas.

 

Están modificando la normativa relativa a las pensiones, precisamente, para que usted cobre menos y, para que si se da el caso de que le sobra algo de dinero, se lo entregue a los fondos privados y a las instituciones financieras para intentar, infructuosamente, garantizarse un mínimo de estabilidad en su vejez.

 

Decimos “infructuosamente”, porque, en realidad, los fondos privados de pensiones no han mostrado nunca, hasta ahora, mejor comportamiento en cuanto a sus prestaciones efectivas que el sistema público de seguridad social.

 

Le han contado que es un tema relacionado con la edad de la población: habrá cada vez más pensionistas y menos gentes trabajando para, con sus cotizaciones, pagar las pensiones. Pero el problema real no es el número de personas en uno u otro lado, sino la riqueza que crea la sociedad. En puridad, que crean los trabajadores. Trabajadores más productivos y mejor pagados cotizan más. Es un asunto de crecimiento económico, no de número de cotizantes.

 

¿Es que nunca se va a acabar la crisis? Es verdad, quizás ya nunca se acabe, en cierto sentido, porque es la crisis general de un sistema económico (el capitalismo) que está moribundo y se muestra ya incapaz de solucionar los múltiples problemas que nos ha causado a todos y todas.

 

Pero el caso es que, realmente, no es sólo un asunto de cuanta gente cotiza, pero tampoco de cuánto cotiza cada uno. El auténtico problema es una cuestión más profunda: una cuestión de democracia.

 

La riqueza que creamos entre todos, la que le entregamos al Estado o a la colectividad, ¿en qué queremos emplearla? ¿En coches oficiales, guerras de agresión, en subvencionar los negocios de los amiguetes de los poderosos (ellos mismos, también, poderosos)? ¿En amnistías fiscales a los defraudadores o en bonificaciones y ayudas a las empresas más rapaces y explotadoras? ¿O en pagarle a quien ha creado esa riqueza una pensión cuando ya no puede ni debe seguir trabajando? Porque las pensiones tienen que financiarse a sí mismas vía cotizaciones, y no la Casa del Rey, los partidos políticos o el empresariado

 

Creamos mucha riqueza, suficiente riqueza, para que todos vivamos dignamente. Simplemente, con la excusa de la deuda y de la crisis, se la están quedando unos pocos. Pongámonos de acuerdo en defenderla y repartirla justamente.

Jueves 24 de Octubre

JORNADA DE LUCHA DESCENTRALIZADA

¡¡Organízate para luchar!!

Solidaridad Obrera hace falta

En Madrid

 

MANIFESTACIÓN UNITARIA

19:30 h. Atocha – Plz Jacinto Benavente – Sol

Convocan:

CGT (M CLM Ex); Solidaridad Obrera; Coordinadora Sindical de Madrid; Sindicato Asambleario de la Sanidad; Sindicato Ferroviario-Intersindical; Cobas; Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad

 

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *