AVISO 33/2018 MetroMadrid – COMISIÓN DE DESAMIANTADO

COMISIÓN DE DESAMIANTADO

La primera reunión de esta Comisión de Desamiantado, tras la inicial en la que sólo se formalizó la misma y se acordó el calendario de reuniones y las normas generales de funcionamiento, se aprobó un plan para que los trabajos de desamiantado se inicien cuanto antes.

La Dirección presentó un primer plan en el que, con un presupuesto de 126,5 millones de euros, planteaba afrontar los trabajos en cinco fases:

  1. Eliminación en el Material Móvil; finalizando en diciembre de 2020.
  2. Eliminación en Instalaciones Eléctricas (Subestaciones); en dos fases la primera que eliminaría el amianto de los elementos aislantes, hasta finales de 2019 y la segunda, que eliminaría el amianto de los elementos constructivos en el periodo de 2025-2027
  3. Eliminación en Almacenes en un mes, al estar identificadas todas las piezas que pueden contener amianto.
  4. Eliminación en Estaciones, Túneles, Pozos de Ventilación, Centros de Transformación y Pozos de Bombeo. Una primera fase en la que se eliminará el amianto de 20 estaciones, que al tiempo se modernizarán, abarcando un periodo desde 2018 hasta final de 2021; una segunda fase en la que se eliminará el amianto de otras 8 estaciones desde 2012 hasta 2024; y una última fase que afectaría a otras 25 estaciones desde 2025 hasta 2027.
  5. Dependencias, Recintos y Depósitos. De 2025 a 2027.

También explicaron que los trámites que la burocracia obliga en estos trabajos tiene un tiempo estimado de entre 6 y 8 meses por cuestiones legales (concurso, licitación, permisos de la Dirección General de Trabajo, aprobación de presupuestos, etc…) tiempo que ellos incluyen en sus previsiones temporales.

Desde los sindicatos que formamos parte en esta comisión, les indicamos que no se pueden prolongar tanto los trabajos de desamiantado, que es necesario, no sólo acortar los plazos previstos, si no que deben iniciarse antes los trabajos, que nuestro objetivo es eliminar cualquier vestigio de amianto en Metro, eliminando cualquier peligro a exposición de trabajadores y usuarios, no sólo de cara a la galería, ni para vender a los medios buenas intenciones.

La contrapropuesta que le presentamos a la Dirección iba encaminada a conseguir dos objetivos prioritarios, por un lado, limitar al año 2025 el plan de desamiantado, para que se redujeran los tiempos al mínimo imprescindible. Por otro lado, iniciar antes los trabajos, acortando así estos plazos. Por último, también se les indicó que el presupuesto era insuficiente, por lo que era necesario incrementarlo al menos a 140 millones de euros.

La Dirección, acepta nuestros argumentos y nuestra propuesta para el Plan de Desamiantado , quedando definitivamente como sigue:

  1. Eliminación del amianto en Material Móvil plazo máximo 31 de diciembre de 2019. Iniciando ya el trabajo.
  2. Eliminación del amianto en las 21 subestaciones eléctricas hasta finales de 2019 de los elementos eléctricos, y en el periodo del 2021 al 2025 el de los elementos constructivos.
  3. En los almacenes sin variación.
  4. En Estaciones, Túneles, Pozos de Ventilación, Centros de Transformación y Pozos de Bombeo, en la primera fase (20 estaciones) se mantiene el plazo 2018-2021; en la segunda fase (8 estaciones) en el periodo 2012-2023; y la tercera fase (25 estaciones) en el periodo 2023-2025.
  5. La eliminación del amianto en los Dependencias, Recintos y Depósitos se hará en el periodo 203-2025.

Por otra parte, se le recrimina a la Dirección que se hubiera dado por desamiantado alguna estación, como ocurrió en Canillejas, y luego aparece amianto en los cuartos de la misma. El desamiantado debe ser completo, inspeccionando todos los cuartos y elementos de las estaciones, subestaciones, depósitos, recintos, etc. de cada sitio. La Dirección se compromete a llevar a cabo una revisión exhaustiva de todos los elementos y construcciones para evitar que esto vuelva a suceder.

El Plan de desamiantado es algo que nos afecta a todos, y debería contar con la participación de todos, ya que lo que está en juego es la salud, sobre todo la de los trabajadores. Vender demagogia, utilizar el riesgo de exposición de los trabajadores para salir en los medios o aprovechar la situación para alcanzar objetivos políticos o sindicales. ¿Acaso el cese o la dimisión del consejero o de otro cargo político conlleva que se lleve el amianto con él?, Por supuesto que la gestión de Metro en general merece que dimita más de uno, o que les cesen, Solidaridad Obrera lo sigue pidiendo, baste ver nuestras circulares.

Pero cualquiera que esté sentado en la poltrona tiene que afrontar un plan de desamiantado, y es mucho mejor que los trabajadores tengan voz, voto y participación en su implantación, funcionamiento y certificación de los trabajos.

En la próxima reunión conoceremos las estaciones a las que afecta este plan, al tiempo que desde los sindicatos presentaremos un plan de formación sobre el amianto más ambicioso y efectivo que el que se está impartiendo en estos momentos a los trabajadores, que creemos está lejos de ser el adecuado.

 

Madrid 23 de marzo de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *