AVISO 1012017 – 44ª REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE SEGUIMIENTO DEL CONVENIO 2016-2019 / 2ª REUNIÓN DEL ÁREA DE MANTENIMIENTO DE INSTALACIONES

Pie de foto.

En esta segunda reunión con los representantes de RR.HH. y los tres Jefes de Servicio de la AMI, nos siguen insistiendo en su modelo de Mantenimiento de Instalaciones, basado en la extensión de la Multifunción a toda la red y un mantenimiento en dos niveles, un primer nivel para trabajos de menor calado, que acometería la Sección de Oficiales Multifuncionales y un segundo nivel para trabajos que requieran más especialización, de los que se encargarían los trabajadores de las secciones convencionales. El COMMIT estaría para apoyar a los dos niveles de mantenimiento.

La Sección de Multifunción, se dividiría en cuatro Coordinaciones, sumando dos nuevas a las dos existentes, dividiendo a los Oficiales actuales entre las cuatro y completándolas hasta los 168 Oficiales, según su primera estimación, con los trabajadores que tienen firmado en su contrato la pertenencia a la Multifunción y los trabajadores que según ellos, sobrarían de las secciones convencionales (en principio Comunicaciones e IBT). También nos hacen saber sus intenciones de que los Oficiales Multifuncionales puedan hacer trabajos en altura y se hagan cargo de los trabajos en dependencias y depósitos, sumando de este modo una gran cantidad de tareas nuevas a todas las que ya hacen.

Nos trasladan su intención de que los Oficiales de la Multifunción, los días de guardia, si no hay avisos suficientes, realicen trabajos preventivos y correctivos, lo cual demostraría la ineficacia de los gestores al nombrar más equipos de guardia de los necesarios. Para Solidaridad Obrera, sería más adecuado tener menos equipos de guardia y crear unos equipos de disponibilidad para atajar algún imprevisto que no pudiera esperar.

Tras esto, nos enumeran, según sus cálculos, el número de trabajadores que compondrían cada sección y los equipos de guardia presencial. También nos cuentan que habría promociones internas de mandos intermedios para cubrir las necesidades, así como que los Auxiliares Técnicos, formarían parte del Mantenimiento de 2º nivel.

Para Solidaridad Obrera es fundamental mejorar aspectos de las condiciones de trabajo como las guardias, los cupos de presencia, elaborar un catálogo de funciones para el primer y segundo nivel de Mantenimiento de Estaciones, así como garantizar un número mínimo de plantilla en las secciones convencionales, que impida la desaparición de estas.

 

AVISO 1002017 – PLENO DEL COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD 28/11/17

logo-calendario

Los representantes de la Dirección nos informan del avance de los controles específicos de salud que se han realizado a los trabajadores que han estado o han podido estar expuestos al riesgo para la salud que supone el amianto. 280 trabajadores ya han sido examinados y por ahora, a ninguno se le ha detectado ninguna patología que pueda tener relación con el amianto. Como ya aventuramos en el aviso 94/2017, la charla sobre el amianto fue un “éxito”, lo que quiere decir que ya están cubiertos, al menos los Directivos de esta empresa. Dicho éxito pasa por la asistencia de bastantes Técnicos, unos pocos mandos y algún Oficial, siendo loable la asistencia de todos ellos, puesto que la empresa ha estado muy lejos de promover la presencia de Oficiales en dicha charla. La empresa aceptó la creación de un grupo de trabajo sobre el amianto, queremos creer que de motu proprio y no azuzados por la reunión al día siguiente de los Delegados de Prevención con la Inspectora de Trabajo para tratar el tema.

Solidaridad Obrera, tras recabar cierta información relacionada con radiaciones naturales, comenzó una investigación legal y una consulta (nº2591) al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre la obligación empresarial de realizar mediciones de Radón en nuestras instalaciones. Dichas indagaciones dieron como resultado un documento en el que el CSN afirma que Metro de Madrid S.A., efectivamente, está obligado a medir dichas radiaciones por tener instalaciones subterráneas. El CSN incluso indica en su documento, empresas que se dedican a realizar estas mediciones, facilitando así el cumplimiento de unas obligaciones que Metro de Madrid S.A. ha ignorado durante 16 años. ¡Y he aquí nuestra sorpresa e indignación! cuando después de facilitar toda la información al Comité de Seguridad y Salud, el Servicio de Prevención, en este Pleno, sin ninguna vergüenza, nos informa de su intención de no mover un  dedo hasta que el Servicio Jurídico confirme estas obligaciones. Ambos Servicios, claramente incompetentes en sus funciones, deben decidir si protegen o no a los trabajadores de un gas natural radiactivo del que ya se ha demostrado científicamente, en multitud de estudios, que está directamente relacionado con el cáncer de pulmón, de estómago y cerebral. Solidaridad Obrera no va a ceder ni un palmo ante este grave incumplimiento de la ley, del que para nuestra (por segunda vez) sorpresa e indignación, ya era conocedora la empresa. Ya que hace 3 años se negó a recibir a ISTAS, que venía a ofrecer sus servicios a instancias de CCOO quien, pasmosamente, se quedó en el más absoluto silencio, en lugar de denunciar el total incumplimiento de la legislación, jugando con la salud de los trabajadores. No queremos pensar que su silencio viene dado por la no contratación de su propio Instituto para las mediciones.

Si algún trabajador, tras leer los dos párrafos anteriores empieza a ver una preocupante correlación entre el presente del Amianto y el futuro del Radón, que no se alarme, es normal. La historia se repite, hasta que los gastos sanitarios no superen los beneficios económicos, no será importante. Desde Solidaridad Obrera esperamos que cuando consigamos que se registren los valores de Radón en nuestras instalaciones sean muy inferiores a las recomendaciones de la OMS (100 Bq/m3), puesto que, como siempre nuestra legislación permite hasta seis veces más, quedando claro lo que importa y quien no importa.

Tras preguntar por el estado de las líneas corruPPtas ([sustancia, cuerpo] Que está corrompido o descompuesto.), nos informan que es muy posible que la 7B se cierre de nuevo en verano y que en la 12 se está trabajando para paliar los desplazamientos del túnel. Aseguran que no existe riesgo para los trabajadores.

Sobre las actuaciones acordadas para la implantación del Supervisor Comercial, nos informan de la finalización de los trabajos en 4 estaciones, en otras 7 se está trabajando actualmente y en varias más apenas se están licitando. La prisa en extender el modelo de Supervisión no es comparable a la falta de prisa en cumplir los compromisos para el bienestar de los trabajadores.

Tras consultar sobre la posible reevaluación de riesgos de la categoría de Jefe de Sector por la inminente puesta en marcha del “Robovisor Comercial” gracias a una Tablet que todo apunta a que funcionará tan bien como el móvil, la TTP o tantos otros “avances”, nos responden que no tienen problema, pero que se hablará en diciembre. Metro de Madrid prefiere las opiniones de los trabajadores y de sus representantes más bien tarde, no vaya a ser que sea posible solucionar los problemas antes de que surjan y entonces la mayoría de los “toma decisiones” de esta empresa se queden sin empleo.

                                                                                                                     Madrid, 30 de Noviembre de 2017

                                                                                                                                         Por Solidaridad Obrera

                                                                                                                                                    La junta Sindical