Aviso 100. ¡¡¡NO VALEN EXCUSAS!!!

¡¡¡NO VALEN EXCUSAS!!!

Se está viviendo en los Talleres Centrales de Metro una situación de “tonto quien no haga”, donde un gran número de trabajadores se apuntan para hacer horas extraordinarias, con la pobre excusa de “que no se lleven los trabajos”.

Desde Solidaridad Obrera invitamos a todos los trabajadores y trabajadoras a reflexionar, recordamos que la situación que viven miles de familias, sin trabajo o con trabajos precarios, con  escasos recursos, necesitando acudir a organizaciones de caridad. ¿Qué no darían por tener un puesto de trabajo de calidad, aunque no llegaran a tener nuestras condiciones laborales actuales?

Disfrazar las horas extras como un medio de reivindicación para acabar con las externalizaciones es deshonesto e insolidario. Precisamente debe ser al revés, el exceso de trabajo es un medio para seguir presionando en la creación de empleo. Y mientras tanto, al menos habrá trabajadores que pueden obtener esos ingresos que tanto necesitan, o ¿acaso pretendemos dejarles sin trabajo?

En fin, ¡¡Quedarse a hacer horas extras…, es una vergüenza!! Quién utiliza esta excusa es muy cínico, si no lo harían gratis, rebajando tiempos, pero no es así, lo hacen buscando una rentabilidad económica. Recordar a estos compañeros que durante la negociación del Convenio, la Dirección planteó un su plataforma, la “obligatoriedad de realizar un número determinado de horas”, pretensión que no se permitió y fue una de las bases para llegar a conseguir al menos 200 puestos de creación de empleo para Oficio.

Es necesario ejercer presión desde la base y no facilitarles el trabajo a las mentes pensantes, solucionándoles la papeleta y, así evitar, que tengan que presionar a “sus mayores” con la acuciante falta de personal que tenemos en todo Metro de Madrid, en este caso, en Talleres Centrales.

Nuestro trabajo es más rentable, más efectivo y de mucha mayor calidad. La primera remesa de material reparado en una empresa externa ha tenido que “volver a corrales”, ya que todos estos componentes venían  sin funcionar o con fugas…, y por lo tanto, en lugar de estar circulando los trenes por la red, siguen parados por falta de piezas de sustitución. Todo un éxito de gestión de la directiva.

Funcionalmente, los oficiales de Talleres Centrales, somos más baratos y más efectivos que cualquier empresa externa. Por lo tanto somos la mejor opción para realizar cualquier trabajo, otra cosa es que se tengan que pagar favores o ineptitudes de los que controlan el dinero de todos y que les traiga sin cuidado repartirlo entre amiguetes, cuando debería invertirse en contratar personal y, a la larga, optimizar tanto las instalaciones como la maquinaria y las herramientas.

En consecuencia, no nos compete a nosotros la gestión del taller (ojalá pudiéramos), y por ende no nos compete su “salvación” realizando horas extras. No nos disfracemos de salvadores sin serlo, nuestro trabajo está hecho… y se hace a la perfección todos los días, otros tendrán que rendir cuentas de su gestión y sacar sus propias conclusiones. Nuestras conclusiones son claras, si faltan revisiones por hacer, es porque falta personal, la solución es contratar más personal.

Desde Solidaridad Obrera damos ánimos y felicitamos a los compañeros que no se dejan engañar por el chocolate del loro que nos enseña la Dirección y a los que  caen en ella, recordarles que la unión entre los compañeros es lo único que nos garantiza la victoria.

 

Madrid 5 de diciembre de 2016

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *