Aviso 99. JULIO JORGE LÓPEZ O LA MEMORIA QUE INCOMODA

JULIO JORGE LÓPEZ O LA MEMORIA QUE INCOMODA

A fines de septiembre, estudiantes de la Universidad de Lanús denunciaron la destrucción del mural que se elaboró en repudio a los 10 años de la segunda desaparición de Jorge Julio López, en la plaza de Remedios de Escalada. Este monumento, en recuerdo del modesto albañil, martillea la conciencia colectiva de todos y al tiempo recuerda que los tiempos oscuros en los que oponerse al sistema suponía “desaparecer”, siguen vigentes en nuestros días. Resurgen hoy, con más fuerza los cómplices activos y silenciosos de aquellos, aprovechando que, de nuevo se han reinstalado en el poder. No se trata de un caso aislado, sino que, como denuncia el colectivo Muralismo Nómade en Resistencia en su declaración: Se trata de una sistemática intervención de manos que en la oscuridad quieren imponer el silencio de los cementerios, interviniendo y callando la cultura popular.

En efecto, desde que el macrismo se ha instalado en Lanús, en la persona del intendente Néstor Grindetti (denunciado en los Papeles de Panamá), murales como los de Darío y Maxi, Mariano Ferreyra y Carlos Petete Almirón, asesinados por las fuerzas represivas del Estado y sus asesinos a sueldo, otro de Milagros Sala -en la base del puente de Escalada sobre la avenida-, de Carlos Fuentealba o de las Madres de Plaza de Mayo en la UNL, han sido profanados con actos vandálicos e incluso intentando ocultar los hechos y protegiendo a sus autores. “Todo esto forma parte de ese accionar que intenta silenciarnos”. En esa medida, exigen la averiguación de los hechos y la reposición de los materiales para la restauración de todos estos monumentos dañados.

Aunque hay decenas de “cámaras de seguridad” en estos lugares, no hay ni un sólo detenido, ni  sospechoso. Tampoco el Ayuntamiento de Néstor Grindetti se ha pronunciado sobre el caso. En los últimos días se dio un hecho más grave que, aparentemente, partió de las manos de la misma Administración Municipal de Lanús: así el mural que reclama la aparición con vida de Julio López, desaparecido por segunda vez el 18 de septiembre de 2006, ha sido atacado y destruido, derribado sin explicación, en el que se encontraba el mural por Jorge Julio López.

Diversas organizaciones populares expresaron su repudio a las intervenciones sobre el arte popular callejero, con el objetivo de atacar las luchas obreras y populares y borrar de la memoria la exigencia de justicia para las víctimas de la dictadura y la represión.

En la Argentina de Macri no solamente se obstaculiza el funcionamiento de los Juzgados en los procesos por los desaparecidos, retrasando sin justificación las sentencias de sus responsables o evitando que se sientan en los banquillos, sino que también se quiere borrar de la memoria colectiva sus recuerdos, borrando sus huellas de las calles.

No van a poder destruir la lucha por los desaparecidos, la memoria sigue en pie y la lucha también.

SOLIDARIDAD OBRERA, el próximo jueves, 15 de diciembre, a partir de las 19:00h realizará un acto de desagravio a la memoria de Jorge Julio López, el modesto albañil al que se sigue represaliando incluso diez años después de su segunda desaparición. Cabría preguntar qué miedo infunde su recuerdo en esos vándalos que siguen intentando acallar y reprimir su memoria. Este acto tendrá lugar en la Biblioteca que lleva su nombre en la sede de Solidaridad Obrera a partir de las 19:00h, C/ Espoz y Mina 15, 1º izquierda.

Contaremos con la presencia de dos auténticas figuras que serán ponentes de este acto: ANDREA BENITES-DUMONT y AGUSTÍN COMOTTO

El fascismo crece si no se le combate.

Acude al Acto de desagravio por Julio López. Día 15-Dic, jueves. 19:00h C/Espoz y Mina, 15. Metro Sol

Madrid 5 de diciembre de 2016

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *