LA PRESIDENTA DE LA COMUNIDAD DE MADRID MANTIENE EN SUS CARGOS A CUATRO DIRECTIVOS DE METRO DE MADRID, S.A.  IMPUTADOS JUDICIALMENTE POR EL  ACCIDENTE MORTAL DEL 10 DE ABRIL

 

El día 10 de abril de 2006 dos trabajadores (Juan José Cañedo y Miguel Ángel Muñoz) de la empresa Metro de Madrid, S.A., murieron, y otro resultó herido, en un brutal accidente de trabajo ocurrido en la estación de Puerta del Ángel.

El Juzgado de Instrucción nº 43 de Madrid es quien está investigando este accidente y ha llamado a declarar a varios responsables de la Dirección de la Empresa; tras su declaración el Juez ha imputado POR UN DELITO CONTRA LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES CON INFRACCIÓN DE LA NORMATIVA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES a:

– El Jefe de Unidad de Prevención y Salud Laboral.,

– El Jefe de Unidad de Ingeniería de Material Móvil.

– La Jefa de la Unidad de Mantenimiento de Material Móvil.

– El Gerente de Formación.

Nos hemos dirigido al Consejero Delegado y al Director Gerente de la Empresa pidiendo que estos responsables empresariales, y cualesquiera otros que en un futuro, tras su declaración, fuesen imputados por el juez, quedasen inmediatamente cesados en sus funciones. El pasado 1 de diciembre nos dirigimos a la Presidenta de la Comunidad de Madrid reclamándole que, por higiene pública, cesase inmediatamente de sus funciones a todos estos responsables de la Empresa. Porque la gravedad de las imputaciones hace necesaria este medida.

Ni hemos tenido respuesta a nuestras peticiones ni se ha tomado medida alguna con estos directivos. No confiamos en que la Empresa (y/o la Comunidad) les cesen en sus funciones. Posiblemente les mantengan en el cargo, porque se han convertido, hasta ahora, en el escudo que protege de momento a los que, según nuestro criterio, son los máximos implicados de la Empresa (Directores y Consejero Delegado) y de la Comunidad.

Incluso, ahora la Empresa no quiere cumplir el Acuerdo alcanzado el 29 de mayo por el cual deberían de haberse implantado ya determinadas medidas de seguridad para evitar accidentes como el ocurrido. Se trata básicamente de: calces descarriladotes para proteger zonas de trabajo, cuñas a colocar en las ruedas de los vehículos auxiliares, establecimiento de una zona de seguridad que no puede ser invadida sin el protocolo correspondiente, alarmas luminosas que detectan la invasión de la zona de seguridad, impartir a los trabajadores de nuevo ingreso 30 horas de formación en vehículos auxiliares, y traslado a la representación de los trabajadores de un calendario de la futura desaparición de los vehículos clásicos auxiliares.

Pues bien la empresa ni siquiera ha llevado a efecto la más elemental de las cuñas, con esta actitud la empresa además de la falta de previsión en materia de prevención de riesgos demuestra un absoluto desprecio por la seguridad de los trabajadores una vez que el riesgo se ha dado con resultado de dos muertes. Seguiremos luchando para que estos cuatro directivos no sean los únicos responsables de la Empresa que acaben siendo imputados ante el Juez y para que se establezcan las medidas de protección necesarias para impedir accidentes.

Madrid, 15 de diciembre de 2006

Por SOLIDARIDAD OBRERA

Fdo. Juan A. González

Secretario General

Tfno. 610 07 80 90

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *