AVISO82. ESTE PREACUERDO ES DE TOD@S.¡VOTA SÍ!

ESTE PREACUERDO ES DE TOD@S. ¡VOTA SÍ!

  Se está extendiendo un movimiento de rechazo al preacuerdo basado en falsas “verdades”, en lecturas sesgadas, en interpretaciones torticeras, con la única intención de crear confusión y más división entre los trabajadores y las trabajadoras.

Salen por doquier nuevos profetas agorando un futuro negro si se aprueba el Preacuerdo, dudosos expertos en economía que vaticinan un expolio de nuestros salarios, juristas sesudos que advierten de la eliminación de nuestros derechos laborales, estadistas internacionales que previenen de la intervención de la Troika, etc. etc. pero no se ve que ninguno dé una sola alternativa, por donde caminar una vez se rechazara el preacuerdo.

Los encargados de demonizar a los representantes, elegidos hace apenas un año por todos, son los que deben explicar qué razones ocultas hay para rechazar el preacuerdo y para acusarles de querer manipular, engañar y perjudicar a todos los que trabajamos en Metro. ¿Qué beneficio sacan los compañeros y compañeras que  han estado trabajando  duramente durante la negociación del Convenio? ¿Acaso no son también trabajadores y trabajadoras que sufrirán estas “horribles consecuencias”? Sólo hay que reflexionar un poco y ver que es ilógico que Solidaridad Obrera quiera acordar algo que perjudique a un solo trabajador o trabajadora de esta empresa.

  Temas como que las Horas de Fuerza Mayor son para obligarnos a prolongar jornada, cuando llevan existiendo desde que se redactó el primer texto del Estatuto de los Trabajadores, y que lo recogido en el Preacuerdo es precisamente PARA QUE NO SE PUEDA OBLIGAR A NADIE FUERA DE LOS CASOS QUE RECOGE EL ART. 37.3 DEL E.T.

Hay muchos más bulos y mentiras circulando por ahí, algunas dan pavor por lo enrevesado que se puede llegar a ser, “el actual CONVENIO queda CONGELADO hasta la próxima negociación”, algo muy distinto de lo que dice el E.T. sobre la Vigencia de los Convenios, ART. 83.3 Transcurrido un año desde la denuncia del convenio colectivo sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aquel perderá, salvo pacto en contrario, vigencia y se aplicará, si lo hubiere, el convenio colectivo de ámbito superior que fuera de aplicación. Sólo hay que ir a la Ley para verlo.

Son muchas las mentiras, las intoxicaciones y las artimañas que se utilizan en esta especie de guerra sucia que se ha suscitado sin ningún sentido. Pensamos que cada uno debe defender su postura, y son respetables todas, pero cuando se necesita mentir, difamar, amenazar, amedrentar, falsear, etc. etc. para intentar justificar una postura es que no tienen ni argumentos sólidos, ni alternativas posibles.

Es mucho más fácil encontrar los motivos ocultos de los que defienden el NO para que se rechace, porque los hay, unos para salvar su poltrona frente a los que se la quieren mover, y al tiempo aprovechar a “intentar movilizar” a otros colectivos para lograr SOLO su recompensa. Lo que motiva a otros es ganar protagonismo, ocupar, aprovechando el río revuelto, un lugar que las urnas no les concedió y que se han intentado ganar en los tribunales, aunque pidiendo no sólo derechos, si no también cantidades al resto de sindicatos, es decir a otros trabajadores.

  Solidaridad Obrera, el sindicato que tanto ha sido calificado como los del “no por el no”, que tantos convenios no ha firmado, sabemos que este es un buen preacuerdo, y que será un  buen convenio, para todos y todas, sin que un colectivo esté por encima del resto. El preacuerdo cumple con un porcentaje altísimo de nuestra plataforma y nuestros objetivos, y consigue una contratación de, al menos, 950 trabajadores y trabajadoras que son la piedra angular del mismo, que son la solución a la gran mayoría de los problemas y penalidades que ahora mismo se vienen sufriendo en nuestros puestos de trabajo, además de conseguir garantizar que el máximo de lo que permita la Ley en retribuciones salariales, se integrará en nuestros salarios base una parte importante de los complementos actuales, junto a otras medidas de ámbito más colectivo que reducen las diferencias entre unos y otros, no solo salariales, sino también de condiciones laborales. Se mejoran y recuperan derechos sociales, y se queda abierta la posibilidad de recuperar parte de lo perdido en 2011/12 superando el límite de la retribución que marquen los Presupuestos de los años 2018 y 2019.   Se consigue una reducción de jornada de 7:30h y un PAP retribuido más. La garantía de que haya Jubilación Parcial hasta el 31 de diciembre de 2019, y otras posibilidades de conseguir mayores ingresos salariales a través de medidas productivas, pero siempre por acuerdo, sin acuerdo no hay medidas.

VOTA SÍ AL PREACUERDO, VOTA SÍ A NUESTRO FUTURO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *