Archivo de la etiqueta: prensaobrera

CONTRAMARCHA 77 JULIO 2018

Pincha aqui para bajarte el CONTRAMARCHA 77 web

NO HAY CAMBIO SIN LUCHA OBRERA

Si cuando publicamos el anterior número de este periódico, en enero pasado, nos hubieran dicho que en cinco meses ya no sería Cristina Cifuentes Presidenta de la Comunidad de Madrid, ni Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno central, no nos lo hubiéramos creído. Si nos hubieran dicho que el PSOE de Pedro Sánchez gobernaría en la Moncloa, con o sin elecciones de por medio, tampoco nos lo creeríamos. Pensaríamos que para cambios así tendrían que haber ocurrido grandes movilizaciones obreras que habían acabado con ambos sátrapas y conquistado grandes reivindicaciones para la clase obrera y para la sociedad en general…
Pero si descontamos la huelga general feminista del 8 de marzo y las movilizaciones de la Coordinadora Estatal en defensa de las pensiones públicas, no ha habido grandes movilizaciones obreras; al menos del calibre necesario para echar abajo los gobiernos autonómico y central. Y por eso mismo no ha habido cambio real ni conquista alguna.
Cae Cifuentes por robar dos botes de crema facial en el Erosky y por sacarse “de aquella manera” el famoso Máster y cambia el gobierno autonómico, aunque muy poco, pues sigue en manos del PP con el apoyo imprescindible del recambio del sistema para la derecha: Ciudadanos. Y el central también cambia, propiciado por el Banco de Santander que era hasta entonces el sustento del PP.
El cambio de gobierno central no ha supuesto siquiera la mejora de los Presupuestos Generales del Estado que estaban en trámite de aprobación. Finalmente se han aprobado los presupuestos del PP. De derogar la Reforma Laboral, la Ley Mordaza, NI HABLAR. De frenar la política privatizadora de la sanidad y educación NADA DE NADA. De acabar con la precariedad y fomentar políticas de creación de empleo fijo y con derechos, TAMPOCO. Todo sigue igual, salvo dos gestos: acoger en Valencia los refugiados rescatados por el barco Aquarius y nombrar 11 ministras de un total de 18 que componen el gobierno.
Ya lo decíamos al principio, no hay cambio sin lucha obrera. Y lo volveremos a repetir próximamente pues en breve comienza otra vez el circo electoral y los vendedores de crecepelo volverán a nublar mentes y sentidos y se nos dirá de nuevo a la clase obrera que votando se consiguen no sé cuantas cosas… Así llevan más de cien años engañando al personal y les va bien, siguen viviendo del cuento… como los sindicatos del sistema, a los que en el anterior Contramarcha sacábamos fotografiándose con la Ministra Bañez, Mariano Rajoy y los presidentes de la Patronal CEOE y Cepyme, firmando la “extraordinaria” subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para los próximos tres años condicionada al aumento del PIB por encima del 2,5. Tras el cambio del gobierno y de inyectarles cerca de nueve millones de euros en subvenciones vía Boletín Oficial del Estado, han vuelto a sacar el señuelo de otra nueva firma, esta vez el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (¿será por nombre rimbombante?) En esta ocasión, solo con la Patronal, conteniendo todo un decálogo de peticiones y ninguna mejora para la clase obrera. Incluso vuelven a repetir el cuento de la subida del SMI.
Así nos va y así nos seguirá yendo, si no plantamos cara a tanta injusticia social planificada con verdadera lucha obrera. En Solidaridad Obrera continuaremos luchando en todos los frentes que nos sea posible, contra los graves problemas que nos amenazan. Seguiremos abiertos a la unidad para luchar. Otros parecen tener otras prioridades. Y mientras tanto sigue creciendo: “qué hay de lo mío?”, “Eso a mí no me afecta!”, “Eso había que haberlo hecho hace seis meses”, etc. Frases de siempre que denotan el egoísmo y competitividad en que han convertido la solidaridad de clase y la conciencia obrera que ahora brilla por su ausencia en amplias capas de la clase obrera. No hay cambio sin lucha obrera… ¡y lo sabes!

CONTRAMARCHA 76 Febrero 2018

Pincha aquí para ver el CONTRAMARCHA 76 web

Editorial

SI LUCHAMOS PODEMOS PERDER,

SI NO LUCHAMOS YA HEMOS PERDIDO

A pesar de los grandes anuncios del sistema sobre la salida de la crisis, sobre el gran crecimiento que está teniendo nuestro país en los datos macroeconómicos, sobre los presagios que el Fondo Monetario Internacional y otros organismos de planificación e imposición capitalista, a pesar del récord de turistas que se bate lo mismo que la temperatura del planeta cada mes que pasa… A pesar de todo ello, seguimos teniendo CUATRO MILLONES de trabajadores en paro y SEIS MILLONES en precariedad total. El panorama laboral es parecido al climático. El desastre no es que se vea venir, es que ya está instalado aquí y vive entre nosotros.

El fraude patronal en la contratación está a la orden del día, se realizan contratos por muy pocas horas y se dictan jornadas laborales maratonianas, se hacen horas extraordinarias que no se retribuyen, se exige diligencia y compromiso en contratos de una campaña de menos de un mes… Tenemos una juventud formada sin futuro alguno. Y tenemos otra juventud sin formación que ni tiene futuro, ni tampoco presente.

Así las cosas, los sindicatos del sistema CCOO y UGT, siguen poniendo la alfombra al paso imperial de la Patronal y Gobierno. Así acaban de refrendar la miseria salarial para este año 2018 y para los próximos 2019 y 2020 condicionando las próximas subidas a unas cifras de crecimiento y de creación de empleo dignas de una carta a los reyes magos. Y por si ello fuera poco, consienten que esta mísera subida no repercuta en los convenios colectivos que están referenciados al Salario Mínimo Interprofesional. Nunca han desligado las subidas del Euribor de las hipotecas a este valor referenciadas, por poner un ejemplo. Pero contra los trabajadores todo parece valer y todo se puede practicar. Colaborar tan vilmente con el Gobierno fascista del PP y la Patronal de ladrones y saqueadores que es la CEOE debiera significar el abandono en masa de los trabajadores de esas organizaciones de colaboración capitalista. Pero la conciencia de clase está por los suelos y el nivel de exigencia es mínimo, por no decir ninguno.

En Solidaridad Obrera, tras nuestro VII Congreso, vamos a continuar formándonos y formando a militantes y trabajadores para luchar en todas las oportunidades que se nos presenten, por la creación de empleo digno y con derechos; por la dignificación salarial, por una calidad de vida digna para trabajadoras y trabajadores, por el derecho a la cultura, por el derecho a la sanidad, por el derecho a los servicios públicos, por las pensiones públicas, en defensa de la naturaleza…

Y por ello, lucharemos contra la Patronal, el Gobierno y sus adláteres y colaboradores ya sean políticos o sindicales, contra quienes saquean lo público y empobrecen a la clase, contra quienes reprimen a quienes no callan y luchan, contra los montajes policiales, judiciales y mediáticos…

Estaremos en la calle y en los tajos dando la cara, como siempre hemos hecho, junto a quienes quieran luchar unitariamente por dar salidas colectivas para toda la clase obrera a los problemas y carencias actuales.

ORGULLOSOS DE PERTENECER A LA CLASE OBRERA