AVISO 105/2018 MetroMadrid – “EL GENERAL RETIRADO, SIGUE EN EL RETIRO”

“EL GENERAL RETIRADO, SIGUE EN EL RETIRO”

Ante los hechos tan graves ocurridos durante los últimos días en distintas instalaciones de Metro, por parte de un numeroso grupo de grafiteros, la Comisión Permanente solicitó una reunión urgente con Seguridad. A ella acuden los responsables de la Dirección y del Área de Seguridad junto con el responsable del Área de Gestión de Personas y Estructura.

Conociendo cómo funcionan los responsables de los distintos departamentos de esta empresa no esperábamos que éste fuera distinto. Solamente buenas palabras y evasivas tan surrealistas como que, Metro de Madrid es uno de los Operadores de Transporte con menos incidentes y menos violentos que otros Operadores. Se lamenta de no disponer en su departamento del montante económico necesario para mejorar la seguridad. Se escuda en las valoraciones de percepción de seguridad en las encuestas de opinión de los usuarios de Metro, que, según las mismas, dicha valoración está más alta que nunca. Justo todo lo contrario a la percepción que tienen los trabajadores y trabajadoras de la empresa, como así nos manifiestan en las numerosas llamadas y escritos que se reciben en Solidaridad Obrera, en el Comité de Empresa y en el resto de sindicatos.

El personal de Metro, y sobre todo el que presta servicio en la Operativa, se siente sin amparo laboral ni jurídico. Solidaridad Obrera lleva tiempo trabajando y proponiendo medidas para prevenir, evitar y disuadir determinadas conductas de violencia. Ya en febrero de 2017 comenzamos una campaña de recogida de firmas encaminada a volver a recuperar la condición de “agentes de la autoridad”, habiéndonos dirigido desde entonces y en sucesivas ocasiones, a los distintos responsables políticos de la Comunidad de Madrid. En el grupo de trabajo de violencia externa, que depende del Comité de Seguridad y Salud, hemos propuesto medidas disuasorias, educativas y de seguridad para evitar que el problema se agrave, entre ellas, mejorar el sistema de acceso a las cabinas de conducción de los trenes. Nada de lo planteado ha sido puesto en marcha por los responsables ni por los políticos, siguen estudiando durante meses y meses, qué hacer para no hacer nada.

Solidaridad Obrera les solicitó que nos expusieran las medidas que se han tomado y se tomarán con los distintos departamentos de la empresa, así como con los estamentos fuera de ella implicados en este asunto. El Responsable nos manifiesta que tienen programadas distintas reuniones a corto plazo, pero sin darnos más explicaciones. Para Solidaridad Obrera estos hechos no son nuevos, llevan sucediendo desde hace muchos años y lo que está claro, es que si no se ponen las medidas necesarias cuando ocurren y no se trabaja en prevenir, solamente puede ocurrir que se siga agravando el problema. El origen viene dado desde que se han dejado las instalaciones  sin el personal necesario y éste ha sido sustituido por cámaras, como así viene ocurriendo en estos últimos años, contribuyendo a que la percepción sea de abandono, que es una de las causas que provoca y aumenta éstos y otros incidentes relacionados con la seguridad. Cada día comprobamos que en ningún departamento de Metro se resuelven los problemas, que por mucho que quieran enmascarar y parchear, solamente se solucionarán con la creación de empleo necesaria.

 

Madrid a 8 de noviembre de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *