Carta de presentación

Solidaridad Obrera es un sindicato independiente que toma sus decisiones en asamblea y que lo constituyen un grupo de trabajadores que han decidido organizarse.

La ideología anarquista hace que tengamos una estructura horizontal donde no hay ejecutivas, ni cargos, ni liberados, ni profesionales del sindicalismo, donde la participación de tod@s es fundamental.

Solidaridad Obrera no es el remedio a todos los problemas que tienen los trabajador@s en este Ayuntamiento. No nos gusta vender humo. Lo que sí somos es una herramienta para que los trabajadores participen en la elaboración de propuestas y en la resolución de los conflictos y problemas que se puedan originar.

Solidaridad Obrera no recibe subvenciones del estado, ni del ayuntamiento, ya que supondría una dependencia económica de la corporación con lo que ello representa a la hora de defender nuestros derechos frente a ellos, nadie muerde la mano que le da de comer. Solidaridad Obrera no tiene ejecutivas a nivel estatal, regional o municipal que condicionen su actividad. Tampoco está condicionada por los posibles acuerdos que a nivel estatal o regional firmen estas ejecutivas porque, sencillamente, no existen.

Solidaridad Obrera, únicamente, está supeditada a sus propios estatutos.

Durante estos años de andadura en el ayuntamiento de Alcorcón hemos cometido aciertos y errores. Esto es obvio.

No siempre hemos sido capaces de informar a todos los trabajador@s o llegar a todos los centros de trabajo. Aunque hemos intentado que la información y la transparencia sean nuestras líneas básicas de actuación.

Solidaridad Obrera no firmó el convenio colectivo 2004-07 porque entendíamos y entendemos que tal y como está redactado da margen de maniobra a la empresa para modificar los horarios de los trabajadores. Con las últimas oposiciones que se han realizado vemos como la empresa da pasos en este sentido.

Solidaridad Obrera está radicalmente en contra de las horas extraordinarias. Éstas bloquean la creación de puestos de trabajo y generan una desigualdad en el salario del trabajad@r. En este sentido hemos reclamado la creación de puestos de trabajo en aquellos servicios donde la realización de horas extras ha sobrepasado el límite marcado por el convenio. También hemos denunciado a Inspección de Trabajo el hecho de que, en ocasiones, no se han cumplido las 14 horas que deben mediar entre el final de una jornada y el inicio de otra.

Solidaridad Obrera ha denunciado a la empresa a Inspección de Trabajo por no tener un Plan de Prevención, en el cual hemos tenido un papel bastante importante, tras 11 años de atraso con respecto a las obligaciones de este Ayuntamiento con sus trabajadores. Hemos denunciado al Club Deportivo Ondarreta por el mismo motivo y por el mal estado de las instalaciones, hemos denunciado accidentes que han sufrido los trabajador@s en este ayuntamiento. Unas denuncias las hemos hecho en conjunto con otros sindicatos (no con todos los que tienen representación en el ayuntamiento porque ha habido alguna sección sindical que incluso, ha pactado con la empresa el despido de los trabajador@s del servicio médico del patronato municipal de deportes) y otras las hemos hecho en solitario.

Solidaridad Obrera está en contra de la privatización de los servicios públicos. Esto lo dice todo el mundo, pero algunos ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el propio como es el caso del partido político que actualmente gobierna en Alcorcón, como ha demostrado con la privatización de las instalaciones deportivas de Prado de Santo Domingo y con el despido improcedente de los trabajadores del servicio médico del patronato municipal de deportes.

Hemos comprobado como la empresa ha privatizado servicios y está contribuyendo al abandono de otros, seguramente, con el mismo fin.

Los trabajador@s debemos responder con firmeza porque mirar para otro lado nos hace más vulnerables a todos. Porque la privatización hace que el trabajo sea más precario e inseguro y deteriora los servicios al primar el beneficio económico por encima de todo (véase el caso de la piscina de Prado de Santo Domingo, del Club Deportivo Ondarreta y de sus trabajadores).

Como hemos dicho antes, no nos gusta vender humo. No tenemos la solución a todos los males que aquejan a los trabajador@s de este Ayuntamiento pero con tú participación y compromiso será más fácil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *