Archivo de la etiqueta: Contramarchas

Contramarcha 52 – Especial Huelga de metro

APRENDIENDO DE UNA LUCHA EJEMPLAR

Lo más importante de la lucha desarrollada por parte de los trabajadores de Metro no ha sido el resultado, el acuerdo firmado por la mayoría del Comité de Huelga, ni que se hayan dejado por primera vez en la historia los expedientes disciplinarios abiertos una vez cerrado el conflicto. Lo verdaderamente importante es lo que hemos sembrado, la forma de llevar a cabo la lucha, las asambleas generales, los piquetes, la participación de los jóvenes, la ilusión de los veteranos, la información a los viajeros, el comité de huelga unitario, el ejemplo dado al resto de la clase obrera…etc. En su día esta siembra deberá dar sus correspondientes frutos.

Hemos sabido continuar, como en el año anterior en la negociación del convenio colectivo, apoyando toda la lucha en la Asamblea General, auténtico pilar y motor de la lucha; con un Comité de Huelga unitario sometido a las decisiones de la asamblea y con todo ello hemos realizado, por primera vez en muchos años, la huelga verdadera, la huelga total. Hemos parado la producción, que es la genuina definición del término huelga, dejando al descubierto que los denominados “servicios mínimos” no son otra cosa que la antihuelga, la negación del derecho a huelga y eso que en el “Estado de Derecho”, en el que dicen que vivimos, el derecho a huelga está recogido como Derecho Fundamental. En la práctica no existe este derecho ya que se dictan servicios mínimos, para casi todas las huelgas, que impiden ejercer ese Derecho Fundamental.

Seguir leyendo Contramarcha 52 – Especial Huelga de metro

Contramarcha 51 – Parémosles los pies , no nos queda otra

PARÉMOSLES LOS PIES, NO NOS QUEDA OTRA
La crisis ha venido para quedarse

En más de una ocasión hemos afirmado que, en nuestra opinión, esta crisis capitalista ha venido para quedarse, pues no es coyuntural sino sistemática y diríamos que terminal.

Es evidente que los gobiernos de los distintos países van a hacer todo lo posible por mantener vivo este sistema y para ello van a emplear todas las medidas que sean capaces de poner en marcha. No van a preparar al pueblo para otro tipo de vida distinto al actual, no van a sentar las bases de otro sistema igualitario y respetuoso con el medio ambiente; todo lo contrario.

Al inicio de la crisis no han tenido reparo en utilizar ingentes cantidades de dinero para inyectar a los bancos y seguros “en peligro de quiebra”. Parecía que todo tenía solución dando más vueltas a la maquinita de hacer billetes. Pero ya hemos visto que no.

 

Ahora todos los gobiernos, respondan a izquierdas o derechas (y esto es importante), están tomando las mismas medidas contra la clase trabajadora. En la portada del contramarcha anterior ya señalábamos que “el capitalismo es así: palo y tentetieso para los trabajadores y guante de seda para los capitalistas” y las medidas tomadas por sus gestores (los gobiernos) lo vienen a reafirmar: ayudas para los bancos y grandes empresas y recortes y más recortes para los más débiles, los trabajadores. En definitiva, el aumento de la explotación.

Seguir leyendo Contramarcha 51 – Parémosles los pies , no nos queda otra

Contramarcha 50 – Como si no pasase nada

COMO SI NO PASASE NADA

Esto es lo que quieren hacernos creer desde el Gobierno, Patronal y sindicatos del poder (tres columnas que sostienen el sistema capitalista). Y lo transmiten a través de todos los medios que tienen a su alcance, que no son pocos precisamente. Disimulan. Pero sí pasa, sí.

La crisis del sistema no tiene fin, ni a medio, ni a largo plazo. Ya tenemos más de cuatro millones de trabajadores en paro y continúan los despidos. Sin embargo estos miserables la quieren aprovechar para dar varias vueltas de tuerca más sobre los trabajadores.

Dicen querer combatir un problema, por ejemplo el desempleo y lo que proponen son despidos más baratos, contratos sin derecho alguno, retrasar la edad de jubilación, prohibir la jubilación anticipada, etc., o sea medidas que agravan aún más el problema. Para reactivar la economía vuelven a lo de siempre, los coches, las grandes infraestructuras y el ladrillo; justo lo que nos llevó al desastre. Nadie piensa en preparar a la sociedad en general para el final de las energías fósiles, final que está a la vuelta de la esquina.

Sólo piensan en aumentar sus beneficios. Son insaciables. En su voracidad desmedida, cualidad que llevan hasta las últimas consecuencias, por lo que no se puede esperar de ellos más que continúen esquilmando el planeta y a sus habitantes hasta que no haya más. No se conforman con la sobreexplotación que ya conocemos, y que padecen miles y miles de trabajadores, quieren más y más. Esto no ocurre, de momento, en Metro y en otras grandes empresas y sectores de la producción donde los trabajadores aún tenemos nuestros derechos, salarios y condiciones de trabajo regulados por convenios colectivos que luchamos y negociamos. Pero también sabemos que no somos impermeables a lo que sucede ahí fuera, donde la precariedad campa a sus anchas, con la inestimable colaboración de los sindicatos del poder (en un pequeño artículo hablamos de las subvenciones que reciben para estar calladitos y actuar de apagafuegos cuando los curritos protestamos).

Seguir leyendo Contramarcha 50 – Como si no pasase nada

Contramarcha 49 – 2010, CENTENARIO DE LA C.N.T.

2010, CENTENARIO DE LA C.N.T.

Entre finales del siglo XIX y principios del XX el ideal obrero de emancipación social impregnaba a grandes capas de la clase trabajadora, no precisamente como ocurre hoy en día. En los últimos años venimos celebrando efemérides de hechos que creemos muy importantes (hoy estamos muy lejos de poder repetirlos) con el ánimo de difundirlos entre los trabajadores y trabajadoras. Sin ir más lejos acabamos de conmemorar en nuestra revista El Solidario nº 15 de Otoño 2009, el 75 aniversario de la Revolución Asturiana y el centenario de la Semana Trágica, dos hitos en cuanto a enfrentamiento de la clase trabajadora con los tiranos (la II República y Alfonso XIII, respectivamente), sin dirigentes ni jerarquías, que puso al sistema en jaque y que éste reprimió sangrientamente utilizando al ejército contra el pueblo en ambas ocasiones. Llenaron las cárceles de todos aquellos que les importunaban, sobre todo militantes obreros, y en el caso de la Semana Trágica urdieron un montaje chapucero para asesinar “legalmente” a Ferrer y Guardia y de paso cerrar definitivamente la Escuela Moderna, para mayor regocijo de la Iglesia, que al igual que sucede en la actualidad, dominaba la enseñanza para adoctrinar convenientemente a las nuevas generaciones.

Seguir leyendo Contramarcha 49 – 2010, CENTENARIO DE LA C.N.T.