Oficio, IIFF, Pacífico, falta de intimidad en los vestuarios

INSPECCIÓN PROVINCIAL de TRABAJO y SEGURIDAD SOCIAL de MADRID

D. Juan A. González Sánchez, en calidad de Secretario General de la Sección Sindical de SOLIDARIDAD OBRERA en Metro de Madrid, S.A., con domicilio a efectos de notificación en c/ Valderribas nº 49, 2º izda. (28007 Madrid) (teléfono y fax: 91-3798733), manifiesta que por medio del presente escrito venimos a presentar DENUNCIA ante esta Inspección de Trabajo contra la empresa METRO DE MADRID, S.A. (c/ Cavanilles nº 58, 28007 Madrid).

Esta denuncia se refiere a la vulneración del derecho a la intimidad de los trabajadores que utilizan el vestuario ubicado en la estación de Pacífico.

         En la estación de Pacífico se encuentra ubicado un vestuario para personal del sector de oficio de varias secciones (alumbrado, máquinas billeteras, etc.). En dicho vestuario hay duchas y roperos, y los trabajadores (todos ellos hombres) se cambian de ropa.

         Desde hace casi un mes la empresa ha habilitado un cuarto como despacho, utilizado por personal ajeno a las secciones ajenas a las secciones de oficio citadas en el párrafo anterior.

         Para acceder a dicho despacho esas personas (algunas de ellas son mujeres) cruzan el vestuario y, por tanto, sorprenden a los trabajadores mientras se duchan, asean y cambian de ropa. En cambio, existe otra alternativa de acceso que la empresa se niega a utilizar.

         Por tanto, la empresa ha organizado ese acceso de tal forma que vulnera de manera premeditada el derecho a la intimidad de los trabajadores que utilizan el vestuario.

         Hemos advertido a la empresa sobre esta vulneración. Por escrito de fecha 23/10/2003 (se adjunta copia), Y verbalmente en el Pleno ordinario del Comité de Seguridad y Salud celebrado el día 28/10/03, durante el cual la empresa nos sorprendió diciendo que ignoraba esta cuestión, a pesar de habérselo comunicado por escrito una semana antes, con lo que demuestra su escaso interés por resolver este problema que persiste aún.

Por todo lo expuesto, y ante la inoperancia empresarial para solventar estas deficiencias básicas le presentamos este escrito como Denuncia por los hechos expresados y, en su consideración, le pedimos que dicte Resolución instando a la empresa para que respete la intimidad de los trabajadores y organice el acceso al nuevo despacho por la otra puerta, alejada del vestuario.

Madrid, 7 de noviembre de 2003

Fdo. Juan A. González Sánchez