Archivo de la etiqueta: Publicaciones de Sección Metro de Madrid

Contramarcha 62 – Todo es mentira y lo sabemos

Todo es mentira y lo sabemos

El Estado va a pagar más en intereses de la deuda que la suma de las nóminas de todos los empleados públicos”

Juan Martín Zarza

Todo es una mentira. Todos y todas lo sabemos pero no lo queremos creer, No sólo es una consigna, un grito en las manifestaciones, es la realidad: no es una crisis, es una estafa. Es una estafa programada. Sí lo sabemos, pero preferimos obviarlo y creernos lo que dicen los medios de comunicación y hacernos la ilusión de que “saldremos de esta” más tarde o más temprano. Estas agresiones que estamos sufriendo en nuestros salarios, en nuestras condiciones de trabajo, en nuestros derechos colectivos queremos creernos que son los necesarios “esfuerzos” que tenemos que hacer para ayudar a salir de la crisis. Y cuesta tanto creerse este cuento ¿verdad?

La mayoría de los trabajadores luchan para que no les quiten lo suyo, desean volver a la situación de hace cinco, diez o quince años atrás, a los continuos crecimientos, al consumismo desmesurado, a la petición de créditos… pero eso queramos o no, no va a volver jamás.

El capitalismo ha estallado definitivamente. Alargó su vida los últimos años gracias a la burbuja financiera, que como es normal terminó estallando, si bien controladamente gracias a la colaboración de los gobiernos de todos los países del mundo, independientemente de su color político. Ahora pretende alargar su agonía esquilmando todo cuanto pueda, todo lo público (sanidad, educación, servicios sociales, transporte, seguridad social, pensiones, etc) y todo lo que pueda a los

trabajadores (salarios, vacaciones, jornada, condiciones de trabajo, empleos, derechos, ayudas, etc). Hace lo que ya venía haciendo la iglesia desde hace siglos más vale poco de muchos que mucho de pocos, y ahí ven los que detentan el poder su nuevo negocio del presente. Y hasta que dure, que quienes gobiernan el mundo sólo ven “el beneficio al día”, no planifican y mucho menos prevén. Tampoco cuentan con el bienestar ajeno, ni siquiera con la naturaleza. Les importa un

pepino que la realidad sea tozuda y los bienes finitos. Fabrican a su medida realidades virtuales para que la mayoría se refugie en ellas. Para recorrer este camino cuentan con los medios de comunicación a su servicio, auténticos artífices de esta mentira tan bien envuelta.

Si queremos luchar por el futuro para las nuevas generaciones tenemos que olvidarnos del pasado. Si queremos luchar contra la barbaridad que se nos viene encima, tenemos que ir poniendo las bases de la nueva sociedad, basada en la igualdad y en la libertad, en el respeto a nuestros semejantes y a la naturaleza. Tenemos que bajarnos de este falso pedestal en que nos han hecho creernos instalados de por siempre. Se acabó este sistema de explotación y de injusticia que no tiene arreglo posible, ni reforma, ni refundación alguna.

Cuando comencemos a asimilar que depende de nosotros, que tenemos la responsabilidad compartida de coger en nuestras manos la toma de decisiones sobre nuestro futuro. Cuando nos organicemos para luchar como seres racionales que somos, cuando nos entreguemos de lleno a la lucha porque comprendamos que nos va la vida en ello. Entonces podremos dar los primeros pasos en firme hacia la nueva sociedad de iguales. Mientras tanto seguiremos dando tumbos, contestando como podamos las agresiones de la troika, de los gobiernos títere, de las patronales asesinas… y continuaremos echando las culpas de nuestros fracasos al empedrado.

Contramarcha 61 – ¿CAPITALISMO HASTA EL FINAL?

Cada vez resulta más claro que al capitalismo, el sistema imperante, basado en la desigualdad y la injusticia, le da exactamente igual todo, TODO, con tal de continuar obteniendo el “beneficio al día”. No importa que para ello tenga que hacer cualquier barbaridad, por desmedida que parezca. Y lo está demostrando día tras día. En este número y en cualquier periódico que cojas puedes encontrar más de un ejemplo.
Durante mucho tiempo estaba claro que serían los trabajadores organizados quienes harían frente a los capitalistas, derrotándolos e instaurando una nueva sociedad igualitaria de hombres y mujeres libres. Solidaridad Obrera es una pequeña organización hija de aquellas que a principios del siglo XX buscaban ese ideal con los hechos del día a día. Sin embargo en la actualidad la clase obrera no parece tener esa meta emancipadora.
Desde hace muchos decenios, tras las dos guerras mundiales, los capitalistas “negocian” con la representación oficial de los trabajadores para mantenerlos dentro del sistema, a cambio de conceder derechos sociales y laborales que mejoraban poco a poco la calidad de vida colectiva. Y ahora, curiosamente, haciendo lo contrario, quitando en un corto periodo de tiempo todo aquello que concedieron en decenas de años. Esgrimen el fantasma de la crisis total, del paro y la exclusión social e incluso la enfermedad, para despojar de todo a una clase obrera sin conciencia que permanece abatida y en muchos casos con pánico a luchar, a enfrentarse a los capitalistas y sus adláteres. Sin embargo hay un sumando necesario en esta operación que no negocia, al que no se le puede timar ni siquiera engañar. Un sumando que no tiene representantes: la naturaleza.
Lo peor es que la naturaleza no entiende de clases y por lo tanto no va a perjudicar “sólo” a los capitalistas. Por ello cobra especial relevancia la frase que ya decían los miembros de la Primera internacional en 1864 “la revolución será obra de los trabajadores mismos, o no será”. Posteriormente Elisee Reclus en su obra “Evolución y Revolución” advertía que era necesario hacer la revolución antes de que el combustible fósil se agotase.
Solidaridad Obrera continuará llamando a la responsabilidad a todos los trabajadores y trabajadoras, a despertar de este largo letargo para tomar el futuro en sus propias manos. Y continuaremos haciéndolo mientras tengamos un soplo de vida.

Contramarcha 60 – Tras la Huelga General, la lucha continúa

LA ORGANIZACIÓN SE HACE IMPRESCINDIBLE

No podemos quedarnos como si nada sucediese después de realizar una Huelga General el pasado 29 de marzo cargados de motivos para ello: la Reforma Laboral impuesta por Real Decreto Ley el 10 de febrero y los recortes sociales. Y ello porque el Gobierno central y los autonómicos no han parado de seguir robando a manos llenas derechos y conquistas a la clase obrera. Ahí están los Presupuestos Generales del Estado hechos públicos dos días después de la Huelga General y los 10.000 millones de euros de sobre-recortes para sanidad y educación de diez días después, o el tarifazo para el transporte público decretado por la Comunidad de Madrid y que acaba de entrar en vigor. Sin embargo para los sindicatos del sistema (CCOO-UGT) ya se ha hecho bastante con la HG del 29M, así nos lo han dicho a la cara al resto de sindicatos que defendimos, prácticamente por unanimidad la convocatoria de otra HG de 48 h. para el mes de junio. “No está en nuestra hoja de ruta una nueva convocatoria de HG antes del otoño, y de ninguna manera de 48 h. ¿Acaso os creéis que podemos cambiar la política del PP desde los sindicatos? Esta lucha es muy larga, hay que ir paso a paso, tenemos por delante tres años y medio muy duros hasta que haya un nuevo gobierno” Esta es la miserable posición que defienden los sindicatos del sistema. Pensando así más les valdría abandonar el sindicalismo y meterse al PSOE que es su único destino.

Seguir leyendo Contramarcha 60 – Tras la Huelga General, la lucha continúa

Contramarcha 59 – Desmontando mentiras

Portada: Desmontando mentiras. Asamblea Extraordinaria de la Soli.
Editorial: Las agresiones han venido para quedarse.
-Nuevo proceso asambleario contra los recortes.
-La privatización de Metro más cerca.
-Inspección de Trabajo ¿nueva balanza?
-La publicidad del “más por menos”.
-El yonopago llega a Madrid.
-Sentencia definitiva del laudo sobre elecciones sindicales.
-Sentencia sobre discriminación de los trabajadores a tiempo parcial.
-La Agencia de Protección de Datos sanciona a Metro.
-Juicio por el despido en Limpieza Viaria.
-Pensiones 2012.
-Fraga púdrete.
-Relatos premiados en el IX Certamen de Relato Breve.
-Dossier Homenaje a Raimundo Alonso.
-Permacultura.
-Metro de Buenos Aires: Día de los molinetes solidarios.
-Argentina: La memoria transgresora es un atajo contra la injusticia.
-Fukushima: desmontando mentiras.
-Rumanía: Las protestas echan atrás la privatización de la sanidad.
-Esperanto: ¿Empezamos un curso?.
-Recortes, Acuerdo y Reforma Laboral.
-Ángel Pestaña, pequeña biografía.
-La A en la pizarra/la deuda según El Caleidoscopio.
Y el tradicional Rue Cavanilles.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA DESCARGARLO

Contramarcha 58 – Nuevo gobierno, nuevas agresiones


NUEVO GOBIERNO NUEVAS AGRESIONES

El viejo alegato que asevera que no hay gobiernos de izquierdas ni de derechas, sino que lo que hay es arriba y abajo y que los gobiernos siempre son de los de arriba, brilla con más claridad en tiempos de crisis como los actuales.

Sólo hay que mirar a Europa para comprender que en todos los países se están aplicando las mismas medidas antisociales. En todos, ya tengan gobiernos de derechas o de izquierdas, se aplican los recortes a los trabajadores y trabajadores y se inyectan millones y millones a los causantes de la crisis: los bancos.

Ahora hay una novedad, incluso los amos del mundo quitan y ponen gobiernos sin necesidad de farsas electorales al uso; así lo han hecho en Grecia y en Italia con el aplauso de la practica totalidad de los “representantes políticos del pueblo”. Y no es que nosotros defendamos que tienen que elegirse en elecciones “democráticas”, no. Queremos destacar que todo el discurso que verbalizan contra los anarquistas cuando pedimos al abstención y la argumentamos, es falso y falsario y con estas medidas nos vienen a dar la razón: votes lo que votes, la política del gobierno ya está decidida.

Los responsables del sistema capitalista que nos llevan al desastre cuidan de que todos los gobiernos pongan en marcha las medidas que les hacen seguir obtenido pingües beneficios, se recortan brutalmente los salarios y los derechos de los trabajadores y se privatiza a manos llenas todo lo público. Casualmente se están forrando con la crisis los mismos que la causaron.

Los trabajadores y trabajadoras seguimos dormitando mientras nos esquilman, quizás cuando nos despabilemos ya no tengamos mucho que perder.

 

Contramarcha 56 – Nadie va a parar el colapso del sistema

Cada día que pasa se hace más evidente que se producirá el colapso del sistema capitalista actual en un corto periodo de tiempo (10 a 20 años).
El rebase del pico del petróleo (punto en el cual las reservas de petróleo empiezan a ser menores de las ya extraídas) es un hecho y con ello el fin de la energía barata, lo mismo ocurre con el gas y otro tanto con el carbón, del que depende casi el 50% de la energía eléctrica del mundo actual. Cada día el mundo despilfarra 86 millones de barriles de petróleo (la producción de Libia a pleno rendimiento es de 1,6 Mb/d), lo que acerca el final de las existencias a marchas forzadas.
El acercamiento al fin de las energías fósiles hará colapsar el sistema actual y nadie en ningún lugar del mundo nos está preparando para ello. Ni gobiernos, ni administraciones, ni medios de comunicación, ni organizaciones obreras, etc.
Nadie lo va a hacer por nosotros, los trabajadores tenemos que asumir esta responsabilidad. Los defensores del sistema capitalista (y entre ellos, además de los gobiernos, ejércitos, administraciones, etc, podéis incluir a CCOOO-UGT, partidos políticos, medios de comunicación…) van a hacer cualquier cosa, incluida la guerra, para salvar el sistema, antes que reconocer su fracaso total y prepararnos para afrontar otro sistema social acorde a las necesidades de todos y de acuerdo con las posibilidades reales del planeta.
Van a seguir negando la evidencia, inventando enemigos exteriores y cuando éstos se agoten o fallen, enemigos interiores (los trabajadores que luchen, sin duda), pero para nada van a asumir y afrontar el desastre que se avecina.
Debemos de tomarnos en serio esta tarea, darle la prioridad máxima y asumir de partida que nadie lo va a hacer por nosotros.
En el sistema actual todo está basado en la energía barata (petróleo, gas y carbón que el planeta tardó millones de años en producir). La dependencia de ella es total para surtir de alimentos y servicios a una población desmesurada (7000 millones). Se mueven alimentos desde cualquier parte del mundo por avión, barco y camión, alimentos que se consiguen gracias a la agro-industria que han implantado en gran parte del planeta gracias a fertilizantes, herbicidas etc. extraídos también del petróleo.
Las redes locales existentes hasta mediados del siglo XX que abastecían de casi todo lo necesario a su población han desaparecido en todo el primer mundo y hoy no podrían abastecer las megalópolis en que se han convertido nuestras ciudades.

Seguir leyendo Contramarcha 56 – Nadie va a parar el colapso del sistema

Contramarcha 55 – Elecciones sindicales, memoria

Repasar lo ocurrido en los últimos años parece una tarea obvia a la hora de decidir qué hacer el 12 de abril en las elecciones sindicales. Sin embargo, lo lógico ha dejado de serlo para, en muchos casos, pasar a ser directamente revolucionario.

Decimos esto porque muchas compañeras y compañeros de trabajo no reflexionan y hacen el siguiente silogismo: estoy afiliado a tal sindicato, hay elecciones sindicales por lo tanto, voto a este mismo sindicato. Sin cuestionarse, en ningún momento, ni el porqué de esa afiliación o el porqué de ese voto. Ha habido incluso quien nos ha preguntado “yo estoy afiliado en CCOO ¿puedo votar a Solidaridad Obrera en las elecciones sindicales?” pero no como si hablásemos de un problema de conciencia o ético, sino como si se tratase de un problema legal. Cualquier día prohíben pensar y alcanzar conclusiones propias y no habrá graves problemas porque ya hemos empezado a dejar de hacerlo habitualmente.

Estos días veremos a los muertos vivientes volver a los puestos de trabajo, no a prestar servicio, no; sólo a darnos la paliza de que “son imprescindibles”, o que son “el cambio”, o que sin ellos no rueda el mundo. Pero todo lo que digan no resiste prueba alguna.

A unos (CCOO-UGT), se les puede preguntar el motivo por el que han firmado que trabajemos más (hasta los 67 años) y que cobremos menos (un 20 % de la cuantía de la pensión) tal como reclamaba el presidente de la CEOE e incluso Aznar. También se les puede preguntar (a ellos y a los del SLMS y SCMM) por qué han firmado la subida de la “cuota obrera”, el 1% de nuestros salarios para toda nuestra vida laboral a cambio de nada o a cambio de qué.

¿Por qué no hacemos que se nos respete la subida salarial pactada para este año 2011 en el convenio vigente? Es otra buena pregunta para los de CCOO, SCMM y SLMS que dicen: ¡No es tiempo de movilizaciones!. Si un sindicato afirma eso, en la actual situación, que no es precisamente boyante, debería de mirarse los principios en los que se fundamenta, pues parece que fallan de raíz.

 

Creemos que hace falta un pequeño balance antes del 12 de abril. Los próximos cuatro años dependerán de ello y las previsiones no son de bonanza precisamente.

Seguir leyendo Contramarcha 55 – Elecciones sindicales, memoria

Contramarcha 54 – Unua difical situación

Hay que reconocer que los trabajadores y trabajadores estamos hoy en peor situación que hace un par de meses.

En Metro, tenemos problemas desde que se cerró de mala manera el conflicto del pasado verano, una lucha ejemplar cerrada con un mal acuerdo que permitió a la empresa seguir con los expedientes disciplinarios, un mal acuerdo que llevó a otro peor, el de la entrega de la “cuota obrera” con lo que estarán descontándonos toda nuestra vida laboral un 1% de nuestros salarios de más. No es de extrañar que la empresa afirme públicamente que está muy contenta de como va este convenio. Ahora ante el entreguismo sindical de los cuatro sindicatos firmantes de esos malos acuerdos (CCOO, UGT, SCMM y SLMS) la Dirección de Metro ha decidido incumplir nuevamente el convenio colectivo, negando la subida salarial pactada para 2011 (“IPC previsto + 1%”) encontrando en este incumplimiento la comprensión de CC.OO, cuyo Secretario General, Ignacio Arribas, llegó a afirmar en la asamblea de la tarde del pasado 2 de febrero que “queramos o no el IPC previsto para 2011 es CERO”. La exclusión perpretada contra Solidaridad Obrera en estos últimos cinco meses continúa. La propia empresa respaldó la política de exclusión de CC.OO, en la reunión de la Comisión de Seguimiento del Convenio, llegó a afirmar que no va a renunciar a realizar “reuniones informales” con los sindicatos que quiera, en alusión a esas reuniones que excluyen a Solidaridad Obrera. En esta situación es muy difícil poder llevar a cabo movilizaciones en defensa del convenio firmado, pues deberían ser convocadas de manera unitaria. Los cuatro sindicatos dejaron muy claro ante la asamblea que no están siquiera por convocar unas simples Concentraciones en Cavanilles y en la Puerta del Sol. Veremos si en la asamblea convocada para el 10 de marzo podemos hacer variar esta frustrante situación.

Seguir leyendo Contramarcha 54 – Unua difical situación

Contramarcha 53 – ¡Cuántas vueltas tiene el tornillo del plan de ajuste?

Cuando afirmamos que la crisis había llegado para quedarse, hace ya tanto tiempo, muchos creyeron que sólo se trataba de una composición literaria y prefirieron creer lo que decía el gobierno y los medios de comunicación a su servicio. Ahora cuando decimos que los ajustes y reformas no tendrán fin, muchos trabajadores y militantes de diversas organizaciones sindicales, piensan que no es para tanto, que no será así y que más bien parecemos miembros de una secta religiosa predicando el fin del mundo. Sin embargo la realidad es tozuda. Los gobiernos europeos siguen aplicando planes de ajuste y reformas, uno tras otro, para cercenar derechos y conquistas de los trabajadores con el fin de dejarnos en las mismas condiciones de trabajo que ahora tienen los trabajadores sudamericanos o asiáticos. Han encontrado la fórmula mágica “estamos en el punto de mira de los mercados” y hay que hacer reformas drásticas, y les funciona. Todos, con protestas mayores o menores, tragamos la fórmula. Mirad por ejemplo lo ocurrido en Irlanda.
Estamos ante una crisis de fin de modelo. Se han llevado la producción al continente asiático y quieren acabar con los derechos y conquistas obreras alcanzadas en el llamado primer mundo para así seguir obteniendo más y más beneficios. De permitirles seguir con sus planes acabaremos a la par que las ex repúblicas soviéticas, donde la tasa de mortalidad por todas las causas ha aumentado un 20 % mientras el PIB descendía un 30 % y la esperanza de vida ha caído más de 10 años desde el inicio de las reformas al principio de los 90, todo ello debido al incremento brutal de las desigualdades dentro de cada país; al desmantelamiento de los sistemas sanitarios y de protección social públicos hasta llegar a su práctica desaparición; a la precariedad laboral (sin garantías ni derechos) y, por supuesto a la caída en picado del poder adquisitivo de los salarios.
No se paran ante cualquier movilización, Francia y Grecia nos lo han demostrado. Solamente en Francia se han realizado en este año 2010 más huelgas generales que en toda la llamada democracia en nuestro país, y sin embargo el gobierno Sarkozy ha resistido, manteniendo la reaccionaria reforma de las jubilaciones. Aquí el PSOE se está cubriendo de gloria para unas cuantas generaciones. Va a pasar a la historia como el partido que congeló las pensiones, quitó la prestación asistencial a los parados, elevó la edad de jubilación, privatizó lo público, militarizó las huelgas…etc. Seguir leyendo Contramarcha 53 – ¡Cuántas vueltas tiene el tornillo del plan de ajuste?