jueves solidarios

CHARLA DEBATE

La nueva Ley de Seguridad Ciudadana, la Ley Mordaza y la Reforma Penal

Dia 27 de febrero jueves. 19:30 h.

C/Espoz Mina, 15. 1º (Metro Sol)

Ponente: Erlantz Ibarrondo (letrado penalista)

Erlanz Ibarrondo (Castilla 1977) es un compañero y abogado penalista. Además ha sido, y es, un activista de los movimientos sociales y políticos desde su juventud. Se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 2001 y en 2002 se incorpora al Colegio de Abogados de Madrid, como abogado ejerciente. En el año 2004 y 2005 obtiene la Diplomatura en Derecho Penal y Procesal penal.

Compagina el ejercicio de la abogacía con la dirección del Departamento Penal del despacho de abogados IG&GI. Forma parte de la Junta Directiva de la Asociación Libre de Abogados desde el año 2009. Es abogado de la anarcosindical Solidaridad Obrera. La Brigada de Información de la policía nacional le tiene especial inquina, le ha considerado sospechoso de organización criminal por su trayectoria profesional y sus simpatías políticas y así lo pusieron en un informe al juez que llevaba la detención de varios miembros de la peña del Rayo Vallecano Bukaneros, peña de la que Erlantz formó parte desde su juventud y a la que continúa abonado. Llevó el caso del activista antifascista Carlos Palomino asesinado por un militar fascista en el metro de Legazpi el 11 de noviembre de 2007. También asistió a detenidos en la manifestación de solidaridad con Grecia de diciembre de 2008 acusados de atacar la comisaria de la policía municipal de la Calle Montera. Asistió a compañeras de la CSI agredidas y detenidas por la policía antidisturbios en la marcha de los mineros a Madrid de 2012. Atiende en comisaría habitualmente a los detenidos en manifestaciones obreras y sociales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA LEY MORDAZA, LA LEY ANTIPROTESTAS

El anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana aprobado a finales de noviembre de 2013 por el Consejo de Ministros establece las siguientes infracciones:

INFRACCIONES MUY GRAVES (multa de 30.001 a 600.000 euros):

-Convocatoria y asistencia a manifestaciones con finalidad coactiva e inobservancia de la legislación electoral desde que haya finalizado la campaña electoral hasta el fin de la votación. Un ejemplo fue lo ocurrido el 13-M tras los atentados del 11-M.

-Perturbación muy grave del orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, oficios religiosos u otras reuniones numerosas.

-Reuniones o manifestaciones no comunicadas o prohibidas en lugares que tengan la consideración de infraestructuras críticas como centrales nucleares o aeropuertos, así como la intrusión en sus recintos, incluyendo su sobrevuelo, y la obstrucción de su funcionamiento.

-Fabricación, comercio y tenencia ilegal de armas y explosivos no catalogados.

-Celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas quebrantando la prohibición o suspensión ordenada por la autoridad.

-Deslumbrar con dispositivos tipo láser a conductores de tren, metro o pilotos.

INFRACCIONES GRAVES (Multa de 1.001 a 30.000 euros):

-Concentraciones no comunicadas ante instituciones del Estado como el Congreso, el Senado, los Parlamentos autonómicos o los altos tribunales, aunque no tengan actividad y cuando se perturbe la seguridad ciudadana.

-Perturbación grave del orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, oficios religiosos u otras reuniones numerosas.

-Alterar el orden público encapuchado o con cualquier elemento que dificulte la identificación.

-Desórdenes graves en vía pública o provocar incendios que representen un peligro para las personas o bienes.

-Obstruir a la autoridad en la ejecución de sus decisiones administrativas o judiciales, como en los desahucios.

-Obstaculizar gravemente la actuación de los servicios de emergencia en el desempeño de sus funciones.

-Desobediencia o resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones y la negativa a identificarse.

-Perturbación del orden en campaña electoral.

-Manifestaciones y reuniones sin autorización o que infrinjan la ley de reunión y la negativa a disolver las acordadas por la autoridad. También cuando se produzcan en centrales nucleares, aeropuertos, etc.

-Portar, exhibir o usar armas de modo negligente o temerario o fuera de los lugares habilitados para su uso.

-Ofensas o ultrajes a España, a las comunidades autónomas y entidades locales o a sus instituciones, símbolos, himnos o emblemas, efectuadas por cualquier medio.

-La prostitución y la demanda de sus servicios en las proximidades de zonas infantiles, como parques o colegios, o en lugares donde se ponga en peligro la seguridad vial, como los arcenes.

-Fabricación, comercio y tenencia ilegal de armas reglamentarias, explosivos catalogados y material pirotécnico.

-Obstruir inspecciones y controles reglamentarios en fábricas, locales y establecimientos.

-Justificar el terrorismo, la xenofobia y la violencia contra la mujer, como la exhibición de fotos de terroristas.

-Uso de uniformes policiales o de servicios de emergencia sin autorización.

-Falta de colaboración con la Policía en la averiguación o prevención del delito.

-Actos que atenten contra la indemnidad sexual (libre de padecer daño) de los menores.

-Consumo y tenencia de drogas en lugares públicos y su tolerancia.

-El botellón, cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana y no esté autorizado.

-Las “cundas” o taxis de la droga.

-El cultivo de drogas.

-Forzar o inducir a menores al consumo de alcohol o drogas.

-Los daños graves a mobiliario urbano como marquesinas, papeleras o contenedores, así como los actos vandálicos a servicios públicos, además de obstaculizar la vía pública con vehículos, contenedores o neumáticos.

-Escalar como acción de protesta en edificios públicos.

-Mal uso de animales feroces y el maltrato animal.

INFRACCIONES LEVES (100 a 1.000 euros):

-Manifestaciones y reuniones que infrinjan la ley de reunión.

-Exhibición de objetos peligrosos con ánimo intimidatorio.

-Incumplir restricciones de circulación peatonal o itinerario con ocasión de un acto público, reunión o manifestación.

-Amenazar, coaccionar, vejar e injuriar a los agentes de las fuerzas de seguridad cuando estén velando por el mantenimiento del orden público, por ejemplo en manifestaciones u otro tipo de protestas, y la grabación y difusión de sus imágenes que atenten contra el derecho a su honor o su imagen y que puedan poner en peligro su seguridad o la de la intervención policial.

-Amenazas, coacciones, injurias o vejaciones en vías públicas.

-Injurias o calumnias a través de cualquier medio de difusión a las instituciones, autoridades, agentes y empleados públicos, así como su falta de respeto.

-Realizar o incitar actos que atenten contra la libertad sexual.

-Deslumbrar con dispositivos tipo láser a las fuerzas de seguridad.

-La ocupación de cualquier espacio común, público o privado y la colocación de tiendas de campañas o tenderetes sin permiso en la calle.

-Perder tres veces o más el DNI en un plazo de 5 años y la negativa a entregar este documento cuando se acordara su retirada.

-Los daños leves a mobiliario urbano como marquesinas, papeleras o contenedores, así como los actos vandálicos a servicios públicos, por ejemplo, las pintadas y los grafiti.

-Práctica de juegos o deportes en lugares no habilitados cuando haya riesgo para las personas.

-Entorpecer la circulación peatonal.

-Escalar a edificios o monumentos o lanzarse desde ellos.

-Retirar las vallas de la Policía que delimitan perímetros de seguridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *