Contramarcha 63 – EL OCASO DEL CAPITALISMO

EL OCASO DEL CAPITALISMO

El sistema capitalista ya no puede lograr el crecimiento, cuestión sine qua non para su existencia, por lo que está condenado a extinguirse. Van a continuar mintiéndonos con sus falsas fechas de “salida de la crisis”, 2014, 2015, 2025… Sin embargo ningún organismo institucional, ningún partido político o sindicato ha dicho que debemos prepararnos para vivir en otro sistema social. Prefieren cerrar los ojos a la realidad y continuar hacía delante prometiendo el paraíso perdido hace años del consumo, la desigualdad y la especulación.

Lo mismo sucede con la energía. Todos los poderes económicos y políticos saben y son conscientes de que el petróleo barato se acaba, y se acaba ya, en diez o quince años. Sin embargo cierran los ojos a esta realidad que hará colapsar el sistema, sea el que sea, mientras sigamos con las mismas maquinarias y tecnologías, y siguen programando el aumento de la producción de automóviles, autopistas, aparcamientos,,,, como si no pasase nada.

Sólo desde este sindicato, Solidaridad Obrera, alertamos, una y otra vez, del inminente colapso. Límite 2020. Pero es como clamar en el desierto. Vemos que quienes nos escuchan no quieren oír lo que estamos diciendo. Parece que como dice Eduardo Galeano “hay pánico a los cambios, a cualquier cambio”. Prefieren aguantar recorte tras recorte, mientras se hagan poco a poco, que enfrentarse a una realidad tozuda. El planeta Tierra es finito y la historia y la ciencia lo corroboran. Ni se puede crecer para siempre, ni se puede extraer petróleo o gas infinitamente.

En este número del Contramarcha publicamos dos artículos sobre la energía. Uno de Antonio Turiel (http://crashoil.blogspot.com.es/) didáctico y explicito sobre el ocaso del petróleo y energías fósiles. Y otro de Nacho Carrera sobre el “fracking” esta técnica de extracción en pizarras de petróleo y gas de esquisto que es tremendamente agresiva y destructiva del entorno natural.

Quizás tengamos que dejarnos ya de alertar sobre el futuro próximo que se nos viene encima y tengamos que empezar a publicar proyectos o propuestas concretas de salidas colectivas, para cuando el colapso se produzca no nos pille en pelotas y tengamos que enfrentarnos al caos con las manos vacías. Es necesario empezar a hacer trabajos previos si queremos tener alguna posibilidad de sobrevivir colectivamente. La vuelta al campo no es una salida mágica que resuelva todos los problemas, pues ni sabemos trabajar el campo, ni el campo es tan generoso como se pinta. El campo sin fertilizantes, ni tractores, ni otras maquinarias que se mueven con petróleo no es tan fértil como podemos creer. Baste recordar que España era un país principalmente agrícola a principios del siglo XX, con todo el saber acumulado desde el neolítico en esos agricultores que sin embargo pasaban hambre, según atestiguan nuestros mejores escritores (Azorín, Unamuno, Galdós, Pio Baroja, Valle-Inclán). Pero no por ello podemos rendirnos y “quedar al pairo” de lo que nos deparen estos políticos incompetentes que nos ha tocado sufrir, ya que sólo autoritarismo, esclavitud y miseria nos pueden presentar.

Sólo juntos podremos salir de esta, hacía una sociedad de iguales. Y para ello debemos responsabilizarnos de nuestros actos y organizarnos colectivamente para combatir y construir una sociedad de iguales en las que el apoyo mutuo, la libertad, la democracia directa y la solidaridad imperen sin jerarquías, ni poderes que nos la corrompan.

LA HUELGA GENERAL MÁS NECESARIA QUE NUNCA

Seis millones de parados, miles y miles de despidos, cientos de ERE’s en grandes empresas, rebajas de hasta el 40% del salario para no ser despedidos, convenios colectivos que la patronal se los pasa por la entrepierna… este es el panorama que vemos los trabajadores y trabajadoras de este país.

Y la práctica totalidad de las organizaciones sindicales alternativas esperan otra vez la convocatoria de los sindicatos verticales para echar a andar. Se dice que convocarán otra huelga general de 24h. en marzo y por ello están esperando.

Si las cosas continúan como hasta ahora, CCOO-UGT no van a convocar nada. Sólo si el gobierno se atreve a recortar las pensiones y atacar las jubilaciones con nuevos recortes se verán forzados a convocar.

A juicio de Solidaridad Obrera nos seguimos equivocando. O empezamos a convocar unitariamente fuera del paraguas de los sindicatos institucionales o nunca podremos llevar a cabo lo que decimos, sólo cacarear inútilmente lo malos que son CCOO-UGT y lo buenos y radicales que somos nosotros.

Juntos las anarcosindicales (CNT, CGT, Soli, SAS, SUSH) y el sindicalismo revolucionario (Intersindicales, Coordinadoras, SAT, CUT, CSI, CoBas, TU. AST, etc) deberíamos abordar la convocatoria unitaria de la Huelga General. Tendremos que

empezar convocando para ser referencia entre los trabajadores, pues está claro que de la noche a la mañana no vamos a tener un seguimiento masivo. De lo contrario seguiremos haciéndoles las Huelgas Generales a los verticales cuando tengan que lavarse la cara.

Lo podemos decir más alto, pero no más claro. Queramos o no queramos estamos condenados a convocar de una manera independiente o los trabajadores nos pasarán por encima cuando estallen y sobrepasen a los verticales. Ahora podemos seguir mirando para otro lado.