Aviso 812013

Asamblea General del 30 Julio

En esta Asamblea General volvemos a constatar la poca o nula importancia que los trabajadores de Metro estamos dando a la grave situación en la que estamos inmersos.

Nunca en la historia del movimiento obrero de Metro, hemos tenido sobre la mesa de negociación de un convenio 667 despidos o la rebaja salarial de un 10%, flexibilidad y una desregulación de las condiciones de trabajo (grupos profesionales, pérdida de derechos, multifuncionalidad en material móvil, etc) tan brutales.

Dejemos de tirar piedras al tejado de las culpas y que cada trabajador analice y reflexione que hacer para cambiar esta situación, de lo contrario sólo vendrán lamentaciones y será demasiado tarde.

Desde enero hasta la fecha en la que nos encontramos podemos constatar una realidad: No tenemos nada de la propuesta de convenio de los trabajadores, sólo un “NO” por respuesta por parte de la dirección. La ultraactividad del convenio termina el 30 de noviembre. Si a todo esto le unimos la falta de movilizaciones, deberíamos analizar y sacar una conclusión; ”la única lucha que se pierde ,es la que se abandona”.

En la Asamblea General hubo una única propuesta, votada por la inmensa mayoría de los asistentes: Convocar Asamblea General en la primera quincena de septiembre y si no hay avances sustanciales, preparar un calendario de movilizaciones. Tenemos problemas graves y en la Asamblea General se dejaron ver; varios miembros de la ejecutiva del SCMM votaron en contra de la Asamblea General de septiembre, lo que es todo un síntoma de la irresponsabilidad con la que se vienen tomando las medidas tan graves que tenemos sobre la mesa.

Un ejemplo contrario a lo que nos sucede es lo que los trabajadores de Metro de Bilbao han realizado.

CONVENIO METRO DE BILBAO (2012-2015)

Incluyen medidas que frenan la Reforma Laboral, entre ellas el mantenimiento de la vigencia del acuerdo hasta la firma de un nuevo convenio. Se incluyen cláusulas de ultraactividad y sobre la no aplicación de arbitraje obligatorio de manera unilateral que van en contra de lo recogido en esta última reforma laboral que arrasa con la negociación colectiva. Alcanzan compromisos de garantía de empleo, permisos, prevención, salud laboral y sobre igualdad. Sin rebaja salarial ni de puestos de trabajo.

Lo refrendan todos los sindicatos (LAB,ELA-STV,CIM,CCOO Y ESK-CUIS), salvo UGT.

Esto nos hace ver que sí es posible firmar un buen convenio colectivo, si hay unidad, compromiso de lucha y se tienen los objetivos claros.

RECORTES DE VIGILANTES

Por otro lado, a partir del 1 de agosto ha entrado en vigor el nuevo contrato de las empresas de seguridad con un recorte brutal de efectivos. Muchos trabajadores de estaciones nos están preguntando e incluso afirmando “que en convenio está recogido que un supervisor comercial, tiene que trabajar con un vigilante de seguridad”. Vamos a despejar dudas sobre esta afirmación que de tanto repetirla parece que se ha convertido en algo real. Hagamos un poco de historia: En el convenio 2001-2004 aparece por primera vez la figura del supervisor comercial, convenio que Solidaridad Obrera no suscribió por crearse esta figura de supervisor comercial para metro sur, con la destrucción de empleo que ello anunciaba de futuro. Los sindicatos firmantes y que estuvieron en las comisiones sectoriales durante la vigencia del mismo, nunca plasmaron por escrito la necesidad de trabajar como supervisor comercial con vigilante.

En caso de riesgo o situaciones que valoréis la necesidad de ir acompañados por un vigilante, hacerlo saber al Puesto Central de Seguridad para que envíen un vigilante o una ruta.

Vamos a dedicarle un apartado a una de las nuevas empresas adjudicatarias de contratos, en concreto Seguridad Integral Canaria que llevará las zonas 1, 2 y 5 (más intervención); En un artículo publicado en prensa (20 minutos) informan que su propietario fue condenado en 2011 a tres años de cárcel por un delito contra la ordenación del territorio, solicitó un indulto y por ello está suspendida la pena mientras se concede o no el indulto. Aunque la ley no contempla que en estas situaciones no se le den licitaciones desde empresas públicas, éticamente habría mucho que decir. También aparece como donante en la contabilidad del P.P. de 2011(caso Bárcenas). Ejemplo claro de las corruptelas que nos tocan vivir cada día y que ahora entran por la puerta grande en Metro.

Madrid, 2 de agosto de 2013

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL