La dirección apunta a los trabajadores para lavar su imagen.

Tras el trágico accidente ocurrido en el Depósito 11 (Loranca) el pasado día 7 de agosto, donde, presuntamente, el Gerente de Ciclo Corto actúo contraviniendo la normativa de seguridad de circulación de trenes, dejando muy dañada la imagen de Metro de Madrid (sobre todo del personal de dirección), y a pesar de la información facilitada a la prensa desde Metro, en la que se han distorsionado convenientemente distintas revelaciones, se ha cursado una orden, a las empresas de seguridad, para que los vigilantes se ubiquen en los andenes con el propósito de controlar e identificar a cualquier persona que viaje en las cabinas de los trenes, tanto en la de cabeza como en las restantes. Esta orden parte de la Dirección de Metro que convierte, el acto presuntamente imprudente de una persona, en una caza de brujas para lavar su imagen a costa de los trabajadores.

Solidaridad Obrera considera inadmisible esta campaña de lavado de imagen de la dirección a cambio de “criminalizar” a los trabajadores. Recordamos a esta dirección que los trabajadores de metro son profesionales que saben perfectamente cuáles son sus cometidos y la normativa que deben cumplir, no necesitan de la “amenaza” ni el “control” por parte de nadie para, cómo hasta ahora, seguir cumpliendo eficaz y diligentemente su trabajo. Por otra parte, no es de recibo que se utilice a los vigilantes de seguridad para hacer la labor de soplones y acusadores, primero porque no es parte de su cometido, ya que una cosa es no permitir que se cuelen en las cabinas de conducción personas ajenas a metro, y otra, muy distinta, es comunicar a Seguridad en qué trenes viaja alguien, junto al conductor en la cabina, desconociendo quién es esa persona, que seguro viaja en la cabina sin transgredir ninguna normativa.

Algunos vigilantes se han negado a colaborar en esta cruzada, aunque otros muchos si están participando activamente, y con sus “soplos” el Puesto Central está confeccionando un listado de trenes en los que, junto al conductor han detectado a otros trabajadores. No sabemos cuál es el fin de este listado, pero insistimos en que esta forma mezquina de actuar por parte de la Dirección, sólo para tapar su incompetencia, es completamente inadmisible. La confección de este listado, sin identificación de los supuestos acompañantes y basándose únicamente en la apreciación de un vigilante de seguridad (que, seguramente, desconoce al personal de trenes) parece una velada amenaza para los trabajadores, concretamente para los conductores de esos trenes, que esperamos no se utilice como cortina de humo ante los medios de comunicación y desviar la atención al verdadero problema que ha descubierto este fatal accidente que es la poca capacidad y competencia mostrada por los miembros de la Dirección, tanto para elegir a sus integrantes, como en sus decisiones y actuaciones.

Solidaridad Obrera no va a permitir que se utilice esta maniobra para terminar responsabilizando e inculpando a los trabajadores de la actuación imprudente de un miembro de la dirección.

PRÓXIMA ASAMBLEA DE AFILIADOS DE LA SOLIDARIDAD OBRERA

Miércoles 22 de agosto a las 10:00h mañana y las 18:00h tarde

Madrid a 13 de agosto de 2012

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *