Reunión Comisión de Seguridad

 

 

Reunión Comisión de Seguridad

Con fecha 28-01-2009 se ha reunido la comisión de seguridad para tratar la agresión sufrida por una compañera en Metro Ligero-1. Desde hace tiempo se venia solicitando que en Metro Ligero las intervenciones se hicieran acompañados de vigilantes de seguridad, a lo que la empresa se había negado sistemáticamente. A raíz de esta agresión se han puesto, según la empresa, todos los medios posibles a su alcance y se nos detalla el problema:

“Se trata de un grupo de viajeros que se entretienen o divierten metiéndose con el personal de Metro y que al parecer han protagonizado varios incidentes, que se ha hablado con el personal de seguridad y cambiado a vigilantes que al parecer tenían demasiada confianza con estos viajeros”.

“Los trabajadores de Metro están en todo momento acompañados por al menos un vigilante”.

“Los responsables de seguridad de Metro han realizado durante dos días visitas de mañana y tarde y hablado con los trabajadores”.

“Durante las horas de servicio, hay una patrulla en coche entre las estaciones de Fuente de la Mora y Virgen del Cortijo. En Antonio Saura hay un coche permanente durante todo el horario de servicio. Entre Álvarez de Villamil y las Tablas desde las 16,00 H al menos, habrá un vigilante acompañando al trabajador de Metro y si se creía necesario dos”.

“Se ha hablado con Policía Municipal la cual ha aumentado su presencia, también se ha hablado con Policía Nacional pero se desconocen resultados”.

“También han hablado con los trabajadores que prestan servicio en ML-1 y con la trabajadora agredida. Reconocen que los vigilantes actuaron lentos, al encontrarse en la otra punta del tren, y se ha recomendado a los trabajadores que no actúen sin vigilantes”.

Desde la parte social se le pide que, como siempre, no se pongan las medidas después de ocurridos los hechos y más cuando ya se conocían varios incidentes.

Como las reuniones con la Comisión de Seguridad son tan infrecuentes, se trataron además problemáticas sufridas con las empresas de seguridad, algunos casos muy graves como el sufrido por un trabajador que fue amenazado por unos vigilantes de recogida de fondos (que como se sabe van armados), por querer hacer su trabajo al comprobar los sacos que se retiraban en una estación y al ir roto uno de ellos el trabajador quiso meterlo dentro de otro saco. El vigilante no lo permitió y hubo un enfrentamiento. Como solución la empresa, quiere evitar los enfrentamientos entre los trabajadores de Metro – vigilantes y que cualquier incidente se ponga en conocimiento de la empresa para tomar las medidas oportunas. La parte social reclama la obligación de un manual de actuaciones básicas en Metro de los vigilantes o que se les dieran unos cursos de cómo se trabaja en metro, para evitar estos casos, a lo que la empresa se niega en rotundo y dice que sea la parte social la que señale los problemas más destacados y trabajar sobre ellos. Este cometido es responsabilidad de la empresa y es ella la que debería dar unas pautas a las contratas de seguridad de cómo se debe realizar el trabajo en Metro.

Ante el grave incidente ocurrido en la tarde noche del día 24 de enero en la que hubo una reyerta entre un grupo de viajeros que provocó la interrupción del servicio de trenes en la estación de Conde de Casal, necesitándose la intervención de ANTIDISTURBIOS muestran ignorancia. En esta ocasión parece que como el incidente no ha transcendido a la opinión pública no se le da mucha importancia. Su desvergüenza no tiene límites si no se enteran de un hecho como éste¿ qué podemos esperar de los responsables de seguridad?

Se acuerda mantener otra reunión a finales de febrero, para evaluar la situación en ML-1 de las nuevas medidas y suponemos, para tratar todo el resto de temas que quedan pendientes; tras casi un año sin celebrar ninguna reunión para tratar asuntos generales.

En Madrid a 29 de enero de 2009

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical.