CONCILIACIÓN DE LA VIDA FAMILIAR DESCONCILIACIÓN LABORAL

Esta semana la empresa nos ha sorprendido con la modificación unilateral de la Cláusula 26 BIS del CONVENIO COLECTIVO 2020-2021. Esto decisión ha sido aplicada de forma unilateral en algunos servicios y preferentemente en Instalaciones Fijas, al incluir en la petición de asignación anual un párrafo que indica que debes solicitar la conciliación en la propia petición. Según la Dirección, esto no supone un cambio, ya que, ellos publicarán los cuadros por orden escalafonal (los que corresponden) y otros en el que aplicarán como criterio de ordenación las conciliaciones que se soliciten, que serían los cuadros que se pondrían en marcha.

La empresa con esto, no busca gestionar mejor las conciliaciones, de hecho, empeora aún más la, ya de por sí caótica, gestión que viene realizando. Su único fin es el de ahorrar dinero a costa de las conciliaciones y de paso crear un muy mal ambiente entre compañeros, efecto que están consiguiendo, generando incertidumbre y temor.

Lo que intenta es que, por ejemplo, si un trabajador/a “A”, por su escalafón, le llega la noche, saldría así reflejado en los cuadros “virtuales” que quieren publicar, pero, si a otro compañero/a “B”, cumpliendo los requisitos necesario, le conceden la noche por conciliación, se publicarían los cuadros aplicables a 2022 con “B” en el turno de noche, y a el trabajador “A” es desplazado a la tarde, con lo que, ni cobra nocturnidad, ni correturnos, ni nada… que nadie piense que es el compañero/a al que le ha quitado lo que le corresponde por escalafón a nadie, la única responsable es la empresa que con esta actitud intenta crear fricciones entre compañeros y compañeras, interponer muros y, en definitiva desconciliar el ambiente laboral.

Es una forma de no asumir la conciliación familiar de las trabajadoras/es, de no buscar soluciones consensuadas, de trasladarlo a la espalda de los compañeros y compañeras para que carguen con ello, en definitiva, una vez más la ley del embudo que aplica la empresa con frecuencia y que no respeta a los/as trabajadores/as de esta empresa ni a sus representantes.

Solidaridad Obrera, viendo que esto se iba a convertir en un problema, el 1 de junio de 2021 ya solicitó una reunión, con tiempo suficiente para buscar soluciones negociadas y no impuestas por la empresa que se saltan derechos de manera descarada. Hemos reiterado nuestra disposición a consensuar soluciones, de nuevo, a través de un escrito dirigido a Recursos Humanos, pero seguimos sin respuesta.

Por ello, Solidaridad Obrera va a impugnar las circulares a la Inspección de Trabajo ante la falta de respuesta.

Estas imposiciones no aportan soluciones, solo generan mal ambiente. A las ya de por sí paupérrimas situaciones que se viven en las secciones de Instalaciones Fijas, sobre todo por la enorme carencia de plantilla, con estas medidas se agrava mucho más la situación, convirtiéndola en casi insostenible. Es urgente sentarse a negociar, que los cuadros se publiquen con normalidad y hablemos en Comisión de Seguimiento de la CLÁSULA 26BIS… no podemos descartar que todo forme parte de la maniobra de los gestores para tener la excusa perfecta de externaliza y privatizar Metro.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *