Trenes 2000, asientos cabinas, mantenimiento y conservación


COMITÉ DE SEGURIDAD y SALUD

Asunto: CONDICIONES DE TRABAJO EN LOS TRENES 2.000.

MANTENIMIENTO Y CONSERVACIÓN DE LOS ASIENTOS

Hemos realizado una investigación sobre el estado de los asientos de los trenes 2.000, cuyas conclusiones se pueden resumir en la demostración de la falta de mantenimiento de estos elementos fundamentales del puesto de trabajo.

Esta falta de mantenimiento origina diversas deficiencias y averías de los mecanismos y componentes de los asientos que afectan negativamente a las condiciones de trabajo, lo que obliga que los trabajadores afectados tengan posturas corporales inadecuadas, que pueden ocasionar compresiones abdominales, desviaciones de columna, dificultades en la circulación sanguínea de las piernas, hormigueos, molestias en los pies y en las vértebras cervicales y lumbares, etc. Todas ellas, debidas al deterioro de los asientos de conducción.

Las averías y deficiencias más comunes son: carencia o bloqueo de alguna de las llaves de regulación (lumbar, altura, aproximación), balanceo vertical y horizontal del asiento, desplazamientos bruscos laterales, imposibilidad de realizar el giro hacia la izquierda (este giro facilita la maniobra de puertas), etc.

A continuación indicamos, como muestra representativa (recogida entre los días 7 y 10 de enero), una relación de coches afectados por estas deficiencias: 2.108, 2.136, 2.157, 2.191, 2.325, 2.365, 2.373, 2.378, 2.407, 2.409, 2.422, 2.434, 2.440, 2.560, 2.589, 2.595, 2.625, 2.654, 2.689.

Respecto a los conductores y a las conductoras en los trenes 2.000, el Plan de Evaluación de Riesgos Laborales (diciembre-1998) establece que los riesgos laborales debidos a trastornos posturales pueden presentarse con “probabilidad media”. No obstante, nada se recoge en el apartado de Acción Preventiva para este elemento fundamental de las condiciones de trabajo en el puesto de conducción de trenes.

Por lo tanto, realizamos a la empresa los siguientes requerimientos:

·        Sustitución de los asientos en mal estado.

·        Realización de un estudio de ergonomía completo sobre este puesto de trabajo y que el asiento de conducción sea objeto de una evaluación de riesgos laborales.

·        Inclusión de los asientos en el plan de mantenimiento preventivo de los trenes.

·        Como mejora en el manejo de los asientos, solicitamos que las llaves de regulación sean hidráulicas, con el fin de posibilitar que la adaptación del asiento a las necesidades de cada trabajador sea rápida.

Madrid, 14 de enero de 2002

Por SOLIDARIDAD OBRERA,

Fdo. Policarpo González Sánchez