AVISO 10/2018 MetroMadrid – REUNIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO CONTRA LA VIOLENCIA EXTERNA 18/01/2017

REUNIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO CONTRA LA VIOLENCIA EXTERNA 18/01/2017

               Tras comprobar la falta de cumplimiento de algunos compromisos adquiridos por parte de la empresa, la parte social solicitó que se reuniera este grupo de trabajo para poder averiguar el motivo de estos hechos.

Ya en la pasada reunión la empresa nos sorprendió accediendo a la implantación de una pegatina con un mensaje del estilo: “Metro de Madrid actuará contra los agresores de sus trabajadores”. Lo que ya sorprendió menos fue el lugar en donde aceptan colocarlo, el plafón de las estaciones, una medida positiva y válida se convierte en el chiste de sí misma, un árbol en medio del bosque. El caballete, la propuesta original, es el único lugar idóneo para colocar dicho cartel, lástima que la Dirección de esta compañía apenas quiera cubrir expediente en materia de información al viajero.

Con respecto al cartel de “Zona Videovigilada” aseguran estar dispuestos a poner uno por vestíbulo de tamaño A4 aproximadamente. Le intentamos hacer entender que en vestíbulos grandes o en estaciones antiguas, sin espacios diáfanos, no es suficiente ya que el objetivo de que el viajero pueda verlo en cualquier momento no se cumple.

Ante la 23ª solicitud (aproximadamente) de la realización de una campaña publicitaria destinada al viajero en la cual debe quedar claro la actitud de Metro ante los agresores de sus trabajadores, los representantes de la empresa apenas son capaces de mirar a los ojos mientras aseguran que volverán a elevar la solicitud. Ejemplos como las campañas de la DGT y contra la violencia domestica no parecen calarles. Para Solidaridad Obrera una campaña que hable en contra de la violencia, SIN TAPUJOS, y la presencia constante de  nuestro personal en las estaciones son los pilares básicos para modificar la actitud de los viajeros.

Solidaridad Obrera con la intención de disminuir el riesgo de agresiones por parte de los grafiteros, sugiere a la empresa la posibilidad de pintar encima de los grafitis antes de mover los coches. Así el “premio” (la foto de su grafiti circulando) no existirá y de esta manera se disminuirán estas acciones sin necesidad de llamar a los GEOS. Pese a que en la reunión aseguraron no entender la propuesta ni la utilidad, unos días después la prensa nos sorprendió con la nueva idea de Metro de Madrid S.A. para luchar contra los grafiteros…

Otra vez se solicitó que Metro se ponga a trabajar de verdad en conseguir el reconocimiento de Agente de la Autoridad para los trabajadores en el desarrollo de nuestras funciones. Otra vez nos aseguran que las gestiones realizadas no han dado fruto…cuando la gestión se realiza a través de la papelera de algún despacho de Cavanilles es de crédulos esperar otro resultado. Es lamentable tener un Consejero Delegado puesto a dedo por la Comunidad de Madrid y que lo poco que puede aportar a esta compañía, que es relacionarse con otros políticos, no sepa o no quiera hacerlo.

Por último, en dicha reunión presentaron un informe analizando los datos sobre agresiones físicas desde 2011 hasta 2017, en el cual queda reflejado el descenso gradual pero continuo de las agresiones. Habiéndose producido 71 agresiones físicas en 2011 y  evolucionando a 74, 50, 49, 34, 38 y por último 33 en 2017. Dicho descenso por el contrario a lo que opina la Dirección, tiene más que ver con la falta de conflictos laborales que con el trabajo realizado en esta materia, si no nos llaman saboteadores en unos años las agresiones bajan. Otra cosa más que no quieren o no son capaces de entender.

Solidaridad Obrera sigue y seguirá trabajando en atajar la violencia externa, pero no de la manera represiva e intimidatoria que aporta la seguridad privada, sino desde el esfuerzo de la creación de una cultura del buen viajero, donde los comportamientos incívicos y violentos sean impensables en este servicio público.

Madrid a 26 de enero de 2018

Por SOLIDARIDAD OBRERA

La Junta Sindical