AVISO 61/2018 MetroMadrid – AVANCE NOTORIO EN LA VIGILANCIA DE LA SALUD

Al inicio de la reunión, la Dirección muestra su enojo ante las denuncias presentadas  por Solidaridad Obrera ante la Inspección de Trabajo, cumpliendo el compromiso adquirido por los delegados de Prevención de todos los sindicatos. Todas las denuncias son referentes a distintos fallos detectados en los trabajos de desamiantado, y con el peligro de seguir exponiendo a los trabajadores al mismo. Desde Solidaridad Obrera se sigue exigiendo el cumplimiento del RD396/2006, además de que se dote a los trabajadores de protecciones mientras se conviva con el material cancerígeno y más aún cuando estemos conviviendo con las empresas que realizan los trabajos de retirada, algo que está ocurriendo sobre todo en mantenimiento de trenes.

Para Solidaridad Obrera el avance en la vigilancia de la salud que nos anunciaron ayer en la Reunión de la Comisión de retirada del amianto es muy positivo, pues se amplía el número de los colectivos que van a ser incluidos en el RETEA, alcanzando la cifra de 917 trabajadores. También anunciaron que presentarían ayer mismo, ante la Autoridad Sanitaria, la relación de trabajadores pasivos que por jubilaciones o despidos, no están en Metro y deben ser incluidos en el protocolo de vigilancia de la salud.

Por otro lado ceden a la exigencia de realizar pruebas voluntarias a toda la plantilla que así lo solicite, es decir las placas de RX y la espirometría. El programa de vigilancia será implantado desde este año 2018, y se nos darán un orden de preferencia para que lo valoremos según colectivos.

Referente a esta vigilancia, se les dice la necesidad de incluir ya a los maquinistas que han trabajado con clásicos, debido a las dimensiones de las cabinas y la cantidad de amianto presente en éstas, además no sólo los activos, si no también los compañeros que ya no están en Metro.

También hemos continuado con la exigencia de realizar los TACAR voluntarios para los trabajadores inscritos en el RETEA como una prueba extra fuera del protocolo y de esta forma poder detectar asbestosis en estadios iniciales y que por la falta de vigilancia en estos 30 años tienen un carácter urgente. Con este compromiso puesto en marcha podremos saber y vigilar nuestro estado de la salud, ni que decir tiene que si se detectan casos en otros colectivos fuera del RETEA éstos serán incluidos en el protocolo de vigilancia específica o así debe ser según indica la Autoridad Sanitaria.

Para Solidaridad Obrera es fundamental que determinados estudios como los sedimentos en las estaciones y dependencias sean realizados, y que los elementos constructivos sean debidamente auditados para poder concluir cual es el estado real de los MCA en estaciones y dependencias. En el Comité de Seguridad y Salud la empresa se escudó en motivos económicos para no hacer estas mediciones,  aún no deben conocer cuáles son sus obligaciones, o sea, la protección de los trabajadores y la salud.

La medición de fibras en ambiente de los andenes de poco vale para sacar una conclusión real de la exposición, si no sabemos la friabilidad exacta de estos materiales y que está marcado por el fin de su vida útil. Este último aspecto en cuanto a los sedimentos que removemos en las diferentes tareas que se realizan en los distintos mantenimientos de las instalaciones fijas, ha sido puesto en conocimiento de la dirección en la comisión de desamiantado, debido a las negativas del Área de Prevención y salud Laboral.

Para Solidaridad Obrera los avances alcanzados nos ponen en la línea de la defensa de los trabajadores, no por ellos bajaremos la guardia, y llamaremos a la movilización unitaria de todos los trabajadores en asamblea general en los términos que hemos manifestado desde hace un mes, la movilización y la unidad de los criterios a defender centrará la estrategia sindical y seguro avanzaremos aún más rápido, poniendo el foco en una problemática que traspasa también los túneles del suburbano. Todas las perspectivas pueden confluir, sin faltar a la verdad y siendo sinceros con la situación, es decir, el principal factor de presión son los trabajadores afectados, ellos son siempre el testimonio real que la empresa ya no puede eludir.

Madrid a 1 de junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

 

 

NOTA DE PRENSA – El porcentaje de amianto en Metro crece en los trenes e instalaciones

El porcentaje de amianto en Metro crece en los trenes e instalaciones
Ya podemos decir que el porcentaje de los Materiales con amianto (MCA) en Metro de Madrid empieza a ser algo más que simbólico. Por ejemplo casi todas las escaleras mecánicas hasta los años 90 contenían dicho material, después se fueron retirando por modernización, el inconveniente es que los fosos de escaleras siguen siendo los mismos y nunca fueron debidamente limpiados. En trenes la problemática no es mejor porque después de encontrar amianto en los disyuntores, han aparecido los anillos tóricos que están en los pantógrafos de los trenes 2000 A y todas las series de los trenes 5000, éstos controlan las descargas de sobretensión. También los convertidores de los trenes 2000 contienen amianto, y las placas de aislamiento de resistencias en los armarios de baja tensión situados en las cabinas de los 2000 A y todos los 5000 que funcionan en la actualidad, y que fabricaba TBA Ibérica.
La premisa por parte de la Dirección de Metro de Madrid es “no tocar” lo que hasta ahora se ha estado manteniendo con normalidad y sin protección. Solidaridad Obrera no está de acuerdo con esta inacción, todo lo contrario, se necesitan medidas contundentes e inmediatas:
– abrir la partida presupuestaria que sea necesaria para retirar todos los elementos MCA,
– paralizar los trenes que contengan piezas con amianto hasta su retirada total, incluso si fuera necesario cerrar una línea entera durante el verano y suplirla con autobuses, por obras de menor importancia se ha hecho,
– señalizar las instalaciones en estaciones, subestaciones y depósitos que contengan amianto para su retirada en el menor ciclo temporal posible.
Metro de Madrid a día de hoy dice no haber tenido conocimiento de estos materiales en los trenes hasta ahora, pero lo único que ha presentado para ello es una carta de la compañía CAF (Construcciones y Auxiliares de Ferrocarriles) en la que dicen que “los trenes no contienen amianto ni en recinto de viajeros ni en cabina de conducción”, en los trenes 2000 y 5000 2ª/4ª, pero que “no se hace responsable de las modificaciones que Metro de Madrid haya podido realizar desde la adquisición del material y la no intervención de CAF” en éste. Esta falta de conocimiento es algo dudosa porque ya en 2003 Metro de Madrid sí reconoce tener piezas en trenes clásicos, y en la serie 5000 1ª (vendida posteriormente al Subte de Buenos Aires) siendo muchas piezas compatibles con las siguientes series de 5000. A día de hoy esta circunstancia de compatibilidad y falta de trazabilidad de los componentes sobre los que se realizan las tareas de mantenimiento es lo que está provocando la diseminación de los trenes que contienen amianto.
Además, el problema en Estaciones es preocupante porque, las hay como Avenida de América línea 7 y 6, que contienen fibrocemento en la bóveda de andenes, instalados en su inauguración en 1975 en el caso de Línea 7 y en 1979 para línea 6, de eso hace ya 43 y 39 años respectivamente. Demasiados años para considerar una vida útil con garantías, agravada por las filtraciones, vibraciones del suburbano, reparaciones, remodelaciones, filtraciones, etc.
Esta semana arranca la Comisión de Investigación en la Asamblea de Madrid que de seguro nos aportará nuevas informaciones, y perspectivas hasta ahora tal vez no exploradas y a tener en cuenta frente a esta problemática que ha estallado en Metro de Madrid. Es probable que con el paso del tiempo se agrave por los casos de enfermedad, las investigaciones, y la forma jurídica que vaya adquiriendo el problema.
Solidaridad Obrera, junto al resto de organizaciones sindicales de los trabajadores de Metro no va a permanecer como mero espectador sino que impulsaremos las movilizaciones necesarias para que se tome este problema en serio, adoptándose todas las medidas posibles que permitan el desamiantado de material móvil y de las instalaciones en el menor tiempo posible, así como la necesaria atención y vigilancia sanitaria a toda la plantilla, pues por una u otra causa toda la plantilla ha estado expuesta a amianto a lo largo de la vida laboral.
Madrid, 7 de mayo de 2018

AVISO 51/2018 MetroMadrid – ACTUALIDAD MEDIÁTICA COMO ACTOR PRINCIPAL DE LA INFORMACIÓN O DE CÓMO LOS MEDIOS QUIEREN INFLUIR EN LA ACCIÓN SINDICAL

ACTUALIDAD MEDIÁTICA COMO ACTOR PRINCIPAL DE LA INFORMACIÓN O DE CÓMO LOS MEDIOS QUIEREN INFLUIR EN LA ACCIÓN SINDICAL

Es una lástima que para ser escuchados, quieran que nos sumemos al método de comunicación industrial de masas y que el arte de la política, a veces, sea más importante que la acción sindical. La propaganda en este caso no juega a nuestro favor, pero al menos, podremos decir que nuestras palabras no se las lleva el viento, y nuestra actividad da resultados.

Nos trasladan otra vez la información que ya se presentó en el Grupo de Amianto del CSS, algo que nos parece fenomenal porque al menos no querían hacer un monográfico como el que se hizo en el CSS y este texto fue explicado con mayor celeridad. Después pasamos al detalle del resto de temas. Nos comentan los avances en los procedimientos de la IE0005 en cuanto al hallazgo de los trenes 2000 A y las placas de amianto aislante en el CBT en cabina de conducción. Suponemos que estarán elaborando las demás instrucciones específicas de los 5000 2ª, 5000 4ª, anillos tóricos, convertidores, y seguro que algún elemento más que sumar al porcentaje mínimo que, según Metro en notas de prensa, sacó como información de choque a lo que se les venía encima. Es importante que Metro de Madrid elabore una nota de prensa en la que se refleje claramente la cantidad de amianto que va apareciendo, pero eso no sabemos si vende lo suficiente.

Les hemos preguntado si al menos se han puesto en contacto con TBA Ibérica empresa que fabricaba las placas aislantes, y obtenemos un NO por respuesta, se ve que están un pocodespistados. Con la gravedad del asunto que nos traemos entre manos, no debería de ser así. Decir que una placa es no friable, sin más, es suficientemente descriptivo para la empresa, para nosotros NOFalta mucho rigor a la hora de la identificación como les hemos vuelto hacer saber con el registro de amianto en el que falta acceso, detalle y certificaciones.

Otra vez más Solidaridad Obrera ha pedido el plan de trabajo de retirada de MCA, en Canillejas-Torre Arias-Suanzes y el Depósito de Ventas. Aún no sabemos nada, solo miradas de confusión. Nos solicitan que los escritos que mandamos al Consejero-Delegado, sean remitidos a la Directora de Recursos Humanos y al CSS (tal como ya venimos haciendo), para que sea la Directora de RRHH la que coordine la comunicación. Por otro lado, sí que nos comunican la próxima licitación para la retirada de los techos de fibrocemento de Cavanilles y Cuatro Caminosen estado de degradación y rotura, esperemos que caiga algún tejado más en el lote de los que presentan la misma degradación y que fue solicitado también en el escrito de esta Sección Sindical. Ni que decir tiene que el Depósito de Aluche está presente en dicho escrito.

En cuanto a la vigilancia de la salud a los 350 trabajadores a los que se les ha aplicado el protocolo, los sindicatos exigimos que sean incluidos en el RETEA (Registro de Trabajadores Expuestos a Amianto), y a los 68 jubilados pertenecientes a la Sección de Escaleras Mecánicas pedimos que sean incluidos también (Metro tiene que darse de alta en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto para dar cobertura a los jubilados que han tenido exposición al amianto). 10 compañeros fueron derivados por sospecha tras la prueba de Rayos X, se les ha realizado el TCAR (Tomografía Computerizada de Alta Resolución) siendo negativo. Nos comentan los colectivos de oficio que quieren incluir en la vigilancia de forma voluntaria. Se les recuerda que al menos faltan Energía, IBT y Comunicaciones, además de recordar que la vigilancia será como marca la ley, si ha habido exposición como se reconoce en el criterio que se usó para dar las charlas de información. Nos contestan que las charlas eran para grupos de exposición orientativos y susceptibles de entrar en contacto con MCA, eso reitera el contacto con materiales en estado de degradación y con vida útil caducada, como en Avenida de América L7 que fue inaugurada en 1975 y han pasado ya 43 años.

Por todo esto decimos que pese a que informamos todo lo que podemos y trabajamos para avanzar cuanto antes desde nuestra acción sindical para que el amianto sea erradicado de Metro, parece que ningún medio de comunicación se va hacer eco de esta noticia hasta que la Comisión de Investigación de la Asamblea de Madrid arranque y busque los responsables que todos estamos buscando.

Deseamos que en la actualidad la coordinación entre servicios y la comunicación con los trabajadores fuera más seria y eficiente, que el problema se trate de forma más normalizada, que Metro de Madrid sea inscrita en el RERAque la vigilancia sea extensible a toda la plantilla, y que los trabajos específicos sean internalizados para que sean los trabajadores de Metro los que de verdad sepan solucionar el problema, activando protocolos de protección reales en los que los supuestos no quedan y las recomendaciones de usar mascarillas fueran una obligación.

Por favor, TOMEN EN SERIO EL PROBLEMA. Tenemos centenares de trabajadores afectados potencialmente por amianto debido a la negligencia de las sucesivas direcciones de Metro. Ahora lo inmediato es desamiantar todo lo más rápido y seguro que se pueda, protegiendo lo más eficazmente que se pueda a los trabajadores. Lo siguiente será exigir que paguen penalmente sus negligencias.

Por nuestra parte solo queda pensar en preparar la necesaria movilización de cara a medio plazo pues “los responsables de la Dirección” no están a la altura del problema que tenemos que afrontar.

 

Madrid 4 de mayo de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Descarga el aviso aquí Aviso 512018

AVISO 47/2018 MetroMadrid – CAOS EN EL SERVICIO DE TRENES

CAOS EN EL SERVICIO DE TRENES

#ContratarMaquinistasYa

Desde las 22:00 h de este sábado 21 de abril hubo un déficit de una treintena de trenes en la red de Metro, por falta de personal. Una situación que no es nueva y que durante toda la semana pasada se ha venido arrastrando especialmente en los turnos de tarde-noche; incumpliéndose las tablas de manera sistemática.

Ya no hay de donde tirar, la situación empeora día a día sin que “el consejo de sabios” adopte medida alguna que no sea el compadreo con sus iguales y transmitir presión a los de abajo.

Ya nos gustaría ver con que pasión defiende la jefatura la falta de personal ante el político de turno. ¿Presionarán igual que lo hacen al de abajo? Sabemos la respuesta, la valentía no es su fuerte.

La improrrogable contratación de M.T.E. no se produce y ni tan siquiera se realiza la conversión de los contratos a tiempo total de los parciales.

Lo sorprendente es que algún Directivo de la Operativa, defendía esta Navidad que había maquinistas de sobra para cubrir el refuerzo de Navidad; debe ser que es de letras puras porque los que sí estuvimos aquí, sabemos la realidad del servicio prestado. Parece que el cálculo numérico no es su fuerte.

La situación incide muy negativamente en la calidad del servicio prestado y en las condiciones de trabajo de maquinistas y técnicos de línea.

Lo mismo un maquinista del Madrid sur, con pasaporte en vigor, tiene que acudir las 10 de la mañana a posibilitar la media hora de la 9B, que se van de la línea más M6 de los que se quedan, que entran dos en una cabecera que no vienen reflejados en ningún servicio; todo vale en este servicio de subsistencia.

Además de la falta de personal los cuadros de servicio han debido ser confeccionados por algún “compañero de pupitre”. A quien se le ocurre poner como flexibles a los equipos entrantes en la estación, en lugar de a los de depósito.

El colectivo de Técnico de Línea, se ve perjudicado económicamente, además de en las condiciones de trabajo, fruto de la incompetencia de la jefatura. Por la variable del 2016 se bajó alrededor del 1% el salario a sus integrantes respecto a 2015, del que sólo se ha recuperado el 0,5% por la del 2017; argumentando la desvergonzada jefatura que no se han cumplido las tablas de trenes y el incremento de averías entre otras causas, ajenas al trabajo diario. ¡El colmo! además de tener que poner más esfuerzo se baja el sueldo.

El colectivo de Técnicos de Línea está prestando servicio con un 20% menos de plantilla y con falta de medios técnicos. Hasta 3 años lleva algún kiosco de ARCO sin funcionar. Y que luego algún burócrata ocioso pida explicaciones porque una línea ha estado 5 minutos con un tren menos….

Además, el material es escaso y los trenes repiten un día sí y otro también las mismas averías. El día que hay trenes no hay maquinistas; el que hay maquinistas faltan trenes y el día que hay de los dos, los trenes están en la cabecera que no están los trenes.

En Solidaridad Obrera todavía nos acordamos cuando CCOO, UGT, SLMS y USO defendían las bonanzas de la variable. ¡Qué lástima no se la hubieran quedado para ellos!

La situación como es de esperar, sin ser vidente, empeorará en verano; ya veremos a menos cuanto llegamos, y no nos referimos a grados, nos referimos a menos cuantos trenes llegamos respecto a las tablas del Consorcio, que algunos directivos se pasan por la entrepierna

Estamos seguros que los de la jefatura no se pondrán colorados y los demás a sufrir las consecuencias.

Ya hemos dicho que nos sobran la práctica totalidad de los directivos, y servicios completos que para nada sirven, más que para chupar del erario público. Estamos hartándonos tanto, tanto, que va a ser difícil quitarnos tanto cabreo, aunque nos atraquemos a hacer huelgas.

 

Madrid, 23 de abril de 2018

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

AVISO 48/2018 MetroMadrid – NO MIRAR, NO ESCUCHAR, NO HABLAR, O LO QUE ES LO MISMO, VER, OIR Y CALLAR

NO MIRAR, NO ESCUCHAR, NO HABLAR, O LO QUE ES LO MISMO, VER, OIR Y CALLAR

5º REUNION DEL GRUPO DE TRABAJO DE AMIANTO (CSS)

El pasado Pleno del Grupo de Trabajo de Amianto celebrado ayer lunes 23 de abril, los representantes de Metro lo plantearon en forma de charla informativa, como las del plan de información, esas donde han llegado a decir que el fibrocemento es eterno, que las radiografías son un riesgo terrorífico para la salud y que los chinos nos engañan vendiéndonos piezas con amianto.

De lo que no se escuchó nada es de la carta de CAF donde aseguraba que la cabina de conducción no contenía amianto, cuando en realidad sí lo contiene. Tampoco parece que hayan aceptado ninguna de las modificaciones aportadas en la Comisión de retirada del amianto para que el plan de formación e información, nos asegure los conocimientos necesarios para evitar exposiciones innecesarias al amianto en la detección de posibles MCA, siendo en muchos casos el Servicio de Obra el que hace una primera actuación, tratando de identificarlo de un modo bastante precario. Tampoco de la propuesta de registrar los Avisos de forma centralizada en COMMIT (que para eso está) como se ha solicitado desde Solidaridad Obrera, esta solicitud no es gratuita, en ocasiones los trabajadores de Metro, nos encontramos con compañeros de otras empresas inscritas en el RERA, realizando labores de identificación o encapsulado al ir a realizar nuestras tareas, siendo un absoluto desastre la coordinación entre Metro y estas empresas, esto es un problema, un problema que parece no quieren ver. Desde Commit se podría realizar un seguimiento de las órdenes de trabajo, estadísticas de éstas y seguimiento. Todo esto podría ser consultado en tiempo real por todo el personal con acceso a SAP. En resumen, consideramos que es el canal correcto para llevar un registro formal, identificar nuevos casos y controlar el estado de las incidencias abiertas.

El colmo de la inoperancia y de tratar de desviar la atención, nos la presentan queriendo simular pruebas de medida en ambiente en las naves de soplado. Ahora ya es demasiado tarde para esto y no aporta nada en la erradicación del amianto en Metro. Hay que medir donde exista peligro de exposición, en escenarios y situaciones reales, pero dejen de especular con la historia de los trabajadores de Metro y reparen el daño que nos han causado, hemos estado en grave riesgo siempre, porque en Metro ha habido y continúa habiendo amianto por todas partes.

También nos han informado de innumerables contratos que debe ser que han aparecido ahora, pese a que ya los habíamos pedido incesablemente en la Comisión de Retirada del Amianto, fechados de finales de febrero a principios de marzo. En estos contratos, además de los trabajos explícitos de mediciones, encapsulado y retiradas de amianto, se incluyen los de asesoría técnica en la vigilancia de la salud y todo aquello que compromete la responsabilidad de Metro.

En cuanto a la problemática en Señales, nos indican que las juntas inductivas cuando se enajenen, serán tratadas como residuos con amianto por empresas inscritas en el RERA, además de la prohibición de abrirla, para no realizar ninguna tarea en su interior. En caso de avería se retirarán por los trabajadores de Metro, los cuales tendrán a su disposición mascarilla y guantes, aunque solo serán obligatorios estos últimos en caso de fisuras, dado que las fibras de amianto están sumergidas en aceite.

Por último, nos informan de las reuniones mantenidas con RENFE, debido, según ellos, a la similitud con Metro, aunque sin duda con grandes diferencias: RENFE además de no contar con un parque móvil de vehículos clásicos desde hace muchos años, estuvo inscrita en el RERA hasta 2003 fecha en la que concluyeron su desamiantado (cosa que tampoco fue cierta), y por supuesto la gran diferencia, Metro lleva un retraso de más de 15 años en esta materia.

En cuanto al plan específico de vigilancia de la salud, Solidaridad Obrera continúa exigiendo la inclusión de Metro en el RERA, que se incluya a toda la plantilla ante la exposición al amianto que hemos sufrido todos los trabajadores de Metro en todos los ámbitos y lugares del suburbano y que se active ya la vigilancia de la salud, para que los expedientes médicos se mantengan los próximos 40 años y que no quede ninguna víctima sin reconocer. Porque a pesar de que no lo deseemos, seguirán saliendo casos de compañeros afectados.

Para Solidaridad Obrera es inadmisible la actitud de los representantes de la empresa en esta reunión, en la que nos emplazan para otro día, debido a que, como han dicho, la charla con la presentación de PowerPoint duraba más de 2 horas, pero parece que les molestó que no estuviéramos sumisos, que es como a ellos les gustamos. Ante semejante burla no nos vamos a callar, les seguiremos recordando la importancia de la retirada inmediata, más como en el caso del Depósito de Cuatro Caminos ya roto y friable.

Desde Solidaridad Obrera exigimos la dimisión inmediata del responsable del Área de Prevención y Salud Laboral y sus Coordinadores, por su ineficacia e ineptitud. CONTINUARÁ…..

AVISO 44/2018 MetroMadrid – EN METRO DE MADRID SIGUE HABIENDO AMIANTO Y PELIGRO (NOTA DE PRENSA))

EN METRO DE MADRID SIGUE HABIENDO AMIANTO Y PELIGRO

Ante las noticias vertidas por Metro de Madrid a la agencia EFE y que han sido recogidas en prensa digital, Telemadrid y Radio1 de Rtve, en relación al plan de retirada del amianto el 15 de abril de 2018, SOLIDARIDAD OBRERA quiere contestar e informar adecuadamente debido a que algunas de estas “informaciones” faltan a la verdad y tergiversan la realidad.

Metro no ha hecho nada, o prácticamente nada, en 15 años de prohibición del amianto, ni ha cumplido ninguno de los Reales Decretos en relación al amianto, ni su retirada, ni evitar la exposición de los trabajadores, ni la vigilancia de la salud, ni la formación e información, ni tan siquiera, nos han facilitado documentación donde figure alguna actuación requerida por la ley. A día de hoy la labor de los sindicatos en el seno del Comité de Seguridad y Salud, del Grupo de Trabajo de Amianto, y de la Comisión de retirada del amianto, sigue siendo vigilar este proceso donde se está exigiendo el cumplimiento de la ley que en muchos casos no llega a los mínimos, esta afirmación es consecuencia de que no aparezca documentación alguna de la solicitada a Metro sobre el cumplimiento de haber cumplido la ley.

A día de hoy Metro de Madrid se niega a dar las charlas informativas a todos los trabajadores (siguen llamándolo formación cuando no es más que 2 horas de charla a un número limitado de trabajadores, negándose a extender estas charlar a todos los empleados, además de haberles reiterado que son insuficientes). Tampoco aplican el protocolo de vigilancia sanitaria a toda la plantilla, aún sin saber el alcance de la exposición, burocratizando y complicando los procesos de detección, con complicados cuestionarios y mapas de registro que no son accesibles a todos los trabajadores. Además, el Consejero Delegado se niega a inscribir a Metro de Madrid en el RERA (registro de empresas con riesgo de amianto), que reconoce la manipulación pasada o actual del amianto, cosa que sabemos con certeza, y que es de obligado cumplimiento si se manipula o ha manipulado.

Han realizado pruebas del protocolo de vigilancia sanitaria sólo a los trabajadores con una exposición extrema e incontestable (puede que sea menos de un 10% de la plantilla), cuando el RD396/2006 dice bien claro que cualquier exposición conlleva un riesgo. Hasta el momento, sólo han establecido 2 grados de exposición, lo que aumentaría la vigilancia hasta un 25%, pero dejaría a un 75% fuera de ella. A día de hoy no saben la exposición concreta del resto de trabajadores, debido a que, como afirman, no se han identificado nunca los materiales con amianto, por ello no podemos encontrar planes de desamiantado presentados ante la autoridad competente, porque no se ha hecho. Debido a esto desde el Comité de Seguridad y Salud se les ha exigido la revisión de todas las instalaciones construidas o reformadas antes de 2003.

No es cierto que los trabajadores no tengan exposición al amianto, todos los días trabajadores de Metro y de diferentes contratas entran y salen de aseos, vestuarios, almacenes, cuartos técnicos, y de un largo etc. de instalaciones que albergan materiales con amianto en las entrañas del suburbano, y que, en muchos casos, por estar sometidos a diferentes agentes degradantes, es imposible concretar su vida útil, hecho que aumenta exponencialmente el riesgo.

Tampoco es cierto afirmar que Metro es completamente seguro para viajeros y trabajadores, tal como la empresa afirma abiertamente en las reuniones, a día de hoy aún no tiene localizado exactamente dónde existe amianto, pero lo que sí es cierto, es que se han llegado a desprender bóvedas de estaciones completamente de fibrocemento, hechos que a día de hoy han supuesto una exposición cierta y que puede ser letal para los que en ese momento se encontraban allí.

Pese a todo esto, nos presentan un borrador del plan de retirada del amianto de forma presupuestaria en los proyectos de modernización ya previstos, y que no lleva ninguna acción inmediata, salvo la paralización de parte del material móvil con amianto y la retirada en almacenes de piezas y repuestos que hasta hoy se han estado manipulando por los trabajadores, desconociendo por `parte de éstos que contenían amianto, cosa que Metro de Madrid sí debía saber.

La red de Metro de Madrid tiene un volumen de amianto todavía incierto, que los dirigentes actuales de la empresa se atreven a cuantificar en notas de prensa, lo que es una auténtica vergüenza, ya que cada día aparecen nuevos lugares sospechosos de estar contaminados por este material.

Son ya 15 años de retraso en iniciarse la retirada, de continuar expuestos y de más que una posible negligencia por parte de la compañía con los trabajadores y usuarios. Ahora en 8 años quieren hacernos creer que están haciendo un trabajo excepcional, cuando no es más que un reloj de arena, ya que finaliza el plazo marcado por la ley. En ese periodo se marca el fin del amianto existente en España, ni encapsulado, ni tapado, ni seguro.

Se va a proponer un estudio de esperanza de vida de los trabajadores de Metro, muchos de los casos pueden ya haberse perdido en el olvido porque ya hayan fallecido los trabajadores, las enfermedades que provocan la exposición a este material, cuando dan la cara y no han sido vigiladas adecuadamente son letales, y en esos casos, al no ser una muerte violenta no hay autopsia.

Desde el punto de vista de Solidaridad Obrera, ha sido un problema que sabían que existía y que han ignorado para no tener que pasar por la situación que afortunadamente se ha destapado y ha salido a la luz pública.

Todos los millones de euros invertidos y los que habrá que invertir para solucionar este problema de nuestro Metro, saldrán de los bolsillos de los madrileños, no es algo que el partido de turno vaya a pagar. Y ello no conlleva que dejen de depurarse las responsabilidades penales a que haya lugar, pues sabemos que muchos trabajadores de Metro van estar afectados por este veneno por la negligencia de quienes han gestionado esta empresa pública durante los últimos 15 años.

Solidaridad Obrera seguirá trabajando incansablemente para que se retire en el menor plazo posible todo el amianto de las instalaciones y trenes de Metro de Madrid e interpondrá las demandas y querellas criminales a que haya lugar para defender los intereses de las compañeras y compañeros que han venido trabajando con un material prohibido sin las precauciones y conocimientos a que obligaba la legislación vigente.

AVISO CONJUNTO/2018 MetroMadrid – AVANZAMOS EN LA ELIMINACIÓN DEL AMIANTO EN METRO DE MADRID

AVANZAMOS EN LA ELIMINACIÓN DEL AMIANTO EN METRO DE MADRID

Hoy jueves 12 de abril hemos vuelto a reunirnos la Comisión para el seguimiento y ejecución de la Estrategia de Acción para la Gestión del amianto. En la reunión se nos ha facilitado parte de la información que solicitamos los sindicatos que formamos la Comisión en la última reunión, información de gran importancia de cara a la prevención de los riesgos laborales para todos los trabajadores de Metro de Madrid, y de aquellos trabajadores y trabajadoras de empresas subcontratas que prestan sus servicios en instalaciones de la compañía:

  • Evaluación de Riesgos actualizada para aquellos puestos de trabajo en lugares de trabajo y con manipulación de material móvil con posible presencia de amianto.
  • Certificación de la empresa diseñadora, productora y distribuidora de todos los coches tipo 7000 y 9000 de que están libres de materiales con amianto.

Metro de Madrid continúa estudiando el Plan de información y formación alternativo que presentamos en la anterior reunión, y se han comprometido a aumentar y reforzar, de momento, las actuaciones en materia de información:

  • Enviaran por correo electrónico a todos los trabajadores el díptico informativo elaborado en el marco del Comité de Seguridad y Salud.
  • Ampliaran la tirada del díptico para volver a distribuirlo por las instalaciones frecuentadas por todos nosotros: clínica, cocheras, depósitos…

Desde la parte sindical hemos insistido en volver a solicitar algunos documentos importantes para el conocimiento de los lugares donde “hay posibilidad” de que exista material con amianto: inspecciones realizadas e informes de las mismas; análisis ambientales en instalaciones e informes, memorias de reformas realizadas…etc.

Por nuestra parte se ha entregado un listado de dependencias: oficinas, laboratorios, zonificaciones, almacenes de alcance, vestuarios y aseos, en las que pudiera existir presencia de materiales con amianto, para que se inspeccionen y se realicen informes que se incluyan en el mapa de amianto. Insistimos en el compromiso de priorizar los trabajos de desamiantado en los lugares donde los trabajadores conviven con MCA, y activen el plan de desarrollo de la Estrategia de su desamiantado de inmediato en los lugares detectados y que se compruebe la presencia de forma cierta. En una puntualización final se les ha recordado y propuesto revisar también las galerías de las subestaciones que comunican con la red y los cuartos de transformación (cuidado con el radón), salidas de emergencia y túneles.

Todos los sindicatos que componemos la Comisión, hemos hecho hincapié sobre el documento que Metro de Madrid nos entregó en relación con las empresas subcontratas, solicitando mayor información sobre:

  • Relación de empresas contratas y subcontratas incluidos los trabajadores autónomos que comparten actividad en instalaciones de METRO en las que posiblemente exista amianto, así como de empresas en las que haya trabajadores que puedan manipular componentes inscritos en el registro de amianto.
  • Documentos relativos al intercambio de información y de comunicación. Riesgos existentes y medidas preventivas que se deben aplicar para evitar daños a la salud. Medidas de emergencia.
  • Relación de instrucciones y procedimientos, para el correcto desarrollo de un trabajo, una actividad o tarea, identificando los riesgos, medidas preventivas, medidas de emergencia.
  • Recursos preventivos nombrados y formación de los mismos.
  • Acreditación del traslado de la información y entrega de instrucciones a los trabajadores de empresas concurrentes.
  • Y documentación específica de contratas de obras de construcción, tal y como marca la norma.

Otro de los temas fuertes que abordaremos próximamente en futuras reuniones es la vigilancia de la salud de los trabajadores que posiblemente han estado expuestos a materiales con amianto.

Son muchos los temas en los que estamos trabajando con la empresa, y en los que vamos a insistir e ir avanzando en posteriores reuniones, siempre con el objetivo de mejorar las condiciones de seguridad y salud de todos los trabajadores y trabajadoras. La próxima reunión se realizará el próximo jueves 19 de abril.

Desde esta Comisión seguiremos informando y elaborando la estrategia sindical que nos de las garantías necesarias a tod@s las trabajadoras.

SOLIDARIDAD OBRERA – U.G.T. – SINDICATO LIBRE – SINDICATO DE TÉCNICOS

AVISO 38/2018 MetroMadrid – 3ª REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE DESAMIANTADO 05/04/2018

La reunión comenzó con dudas de los responsables de Recursos Humanos en cuanto a los créditos sindicales empleados en este espacio, se les recordó el compromiso que habían adquirido y que no era precisamente el mejor gesto el intentar romper de esta forma una comisión que acaba de nacer y que enlaza con el trabajo que se esta realizando en el Grupo de Trabajo de Amianto y el Comité de Seguridad y Salud (en la que se abordan temas también de la vigilancia de la Salud). No vaya a ser que solo quisiéramos sacar un titular, desde SOLIDARIDAD OBRERA se les hizo hincapié junto con el resto de la parte social que nos estábamos tomando muy enserio esta comisión, y que de otra forma sería difícil estudiar la problemática con todo lo que abarca, además de realizar el seguimiento y control oportuno.

Zanjado este asunto se nos presenta el acta anterior, pero sin firma definitiva ya que faltan múltiples aportaciones que nos comprometemos a corregir desde los sindicatos. Y se nos hace entrega del plan de retirada de MCA (Materiales que contienen Amianto) y el detalle de esta retirada de MCA en estaciones, con la reducción de plazos que se les exigió. Comentan que es muy ambicioso y que se están encontrando con muchas trabas debido a los plazos que suponen los trámites (se les recuerda que la ley exige el desamiantado completo en 2028), señalan que las partidas económicas ya van a ser aprobadas (esto que entregan recalcan son “estimaciones”, estaremos atentos). Nos comentan que han adaptado el plan a las necesidades de exposición, a lo que SOLIDARIDAD OBRERA contesta que eso está bien pero deben recordar que cualquier exposición por mínima que sea conlleva un riesgo como dice el RD396/2006 y que se debe incluir a todos los trabajadores de Metro de Madrid.

El Plan está desglosado en 5 Capítulos, Material Móvil (entre los años 2018-2019); 21 subestaciones (aislantes 2018-2019)(elementos constructivos 2021 a 2025); almacenes (repuestos y material, actualmente casi finalizado); estaciones, túneles, pozos de ventilación, centros de transformación, pozos de bombeo (plan de modernización de 20 estaciones entre 2018 – 2021, 8 estaciones entre 2021- 2023, y 25 estaciones entre 2023 – 2025); y finalmente dependencias, recintos o depósitos (entre 2023 -2025). En el último capítulo es donde SOLIDARIDAD OBRERA pide la modificación para que todas las dependencias donde entren trabajadores deben ser priorizadas en las primeras actuaciones, algo que se comprometen a hacer y a modificar. Para ello nos piden que facilitemos la relación de centros de trabajo susceptibles de contener amianto y el protocolo mínimo de actuación y revisión propuesto: techos con fibrocemento, falsos techos, tuberías bajantes, calefacción, aislamientos, y  la búsqueda en los lugares reformados.

Y por último nos facilitan la relación de reuniones y comunicaciones llevadas a cabo con las empresas contratistas que se les solicitó en esta comisión.

Ya en la intervención de los sindicatos actúa la experta en amianto de UGT presentando la relación de documentos solicitados a Metro: Evaluación de Riesgos actualizada.Relación de vehículos inmovilizados. Relación de empresas subcontratas con trabajos susceptible o cercanos a componentes en instalaciones con amianto. Empresa que realiza las inspecciones e informes de Verificación posteriores a los trabajos realizados. Empresas que han realizado los análisis ambientales e informes. Relación de materiales encapsulados. Plan de desamiantado presentado ante la Autoridad Laboral. Certificación de Fabricantes.

Posterior a esto se aportan unas modificaciones al plan de información y formación presentado por la parte social en el Comité de Seguridad y Salud (CSS), para que las charlas sean más extensas y se incluya a todo el personal, y que en la formación se incluya partes prácticas no solo teóricas, con aumentos de horas de formación. Esto se seguirá debatiendo en ambos foros para respetar el trabajo y seguimiento del CSS.

Después de esto SOLIDARIDAD OBRERA vuelva a insistir en que la vigilancia de la salud debería hacerse a toda la plantilla, y que se deberían realizar TAC en lugar de las “placas” estableciendo ahí sí un protocolo de exposición/tiempo más concreto, y registrando a Metro de Madrid en el RERA (que es de carácter voluntario para el seguimiento de la exposición no como el RETEA que es obligatorio), el Consejero Delegado dice que investigará y hablará con Salud Laboral para abordar este tema.

El RERA reconoce la exposición al amianto anterior a la actividad y la posibilidad de un seguimiento de la vigilancia de la salud, en las que intervienen la Autoridad Laboral y la Autoridad Sanitaria registrando el fichero médico 40 años después de la exposición. También favorece en un futuro que algunos trabajos puntuales y/u otros de carácter urgente se realicen desde dentro de la empresa (siempre con la debida formación), sin largas licitaciones y papeleos que solo alargan la retirada, la exposición y la falta de trenes, agravado por el problema que tenemos de falta de personal.

Uno de los momentos más tensos fue cuando SOLIDARIDAD OBRERA solicitó la documentación, los planes de desamiantado y los análisis de lo ya retirado antaño; el Consejero Delegado dijo que no quería actuaciones revisionistas, pero se insiste en que esto es parte del desamiantado, parece ser que esa documentación está con el TFM de Cifuentes. En esto se comprometieron a identificar todo lo que sea susceptible de contener amianto como se venía haciendo en el Comité de Seguridad y Salud. Queremos evitar problemas como en los grandes planes de remodelación, como por ejemplo línea 5, donde finalmente no se había retirado.

A SOLIDARIDAD OBRERA no le sirven buenas palabras y “actitud colaborativa”. Se ha de materializar esto con hechos y voluntad de trabajo. No queremos mentiras, esto no se puede olvidar porque en la prensa ya no sea actualidad. Se creó esta Comisión  para que el desamiantado fuera una actividad prioritaria, queremos que se destinen todos los recursos necesarios económicos y profesionales. Se deben adquirir compromisos a largo plazo y no dilapidar esta comisión en burocracia inútil.

Madrid a 6 de abril de 2018

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

AVISO 37/2018 MetroMadrid – RECOGIDA DE ALIMENTOS PARA LA COORDINADORA DE PARADOS

El martes 24 de abril comenzamos la campaña permanente de recogida de alimentos no perecederos (Enlatados: atún, caballa, sardinas, pimientos, maíz, tomate, entre otros. En cartón o plástico: azúcar, sal, aceite, café, leche en polvo, comida para bebé, harina, maicena,  arroz, lentejas, garbanzos, judías, macarrones, espaguetis, por mencionar algunos) para entregar a las asociaciones de parados y precarios. Llamamos a las trabajadoras y trabajadores a colaborar con esta causa, en la medida que a cada uno le sea posible. Cualquier aportación, por pequeña que nos pueda parecer, es significativa si somos muchos los que nos implicamos.

Son muchas las personas que quieren cambiar la caridad por la solidaridad, y esa es la finalidad de la iniciativa, que colaboremos en este tipo de iniciativas que eviten situaciones realmente drásticas. A día de hoy, algo tan simple como poder alimentarse, no debería considerarse una limosna, sino un derecho inherente de cada trabajador.

Os recordamos que hay millones de trabajadores en paro y aún más en precario en el territorio nacional. En la Comunidad de Madrid hay 400.000 trabajadores en paro y alrededor de un millón de personas viven en hogares sin ningún tipo de ingreso. Una situación realmente dramática.

Pero el dato no sólo queda ahí, la precariedad laboral está marcando un nuevo tipo de pobreza, ya que son muchas las personas con salarios precarios que están necesitando la solidaridad de clase para poder “comer”, y es que un 13% de los empleados tienen una renta inferior al umbral de la pobreza.

Por todo ello, nos ha parecido necesario poner en marcha esta iniciativa, y que todos seamos capaces de tomar conciencia sobre la situación que se está viviendo en nuestro entorno, por lo que animamos a colaborar, a todas y todos en los diferentes puntos de recogida ubicados en las siguientes localizaciones:

Recinto de Canillejas. Tres contenedores, dos en la entrada de Talleres Centrales, y un tercero en el comedor de Ciclo Corto

– Recinto de Cuatro Caminos. Dos contenedores: Uno en el Comedor de la Área Mantenimiento de Instalaciones (AMI) y otro en el puesto de control de entrada al recito en la calle Virgen de Nieva.

Recinto de Laguna, Un contenedor en el hall de la entrada principal de la nave de Mantenimiento (Ciclo Corto)

Recinto de Valdecarros, Depósito 12 Un contenedor en el hall de entrada a la nave de mantenimiento

Nombramiento de Servicios, en El Lago (L 10)

Sede Social en el edificio de Cavanilles, 58. Un contenedor en el hall de entrada.

Todos ellos estarán señalizados con carteles. La recogida de las aportaciones en todos los contenedores la realizaremos la mañana de todos los martes, por lo que os pedimos que las aportaciones las hagáis lo más cercana posible a los lunes.

ASAMBLEA DE ABRIL DE SOLIDARIDAD OBRERA

La asamblea general de afiliadxs de esta organización anarcosindical correspondiente al mes de abril la convocamos para el jueves 26 de abril a las horas habituales, 10:00 y 18:00 h, ambas en los locales de la calle Espoz y Mina, 15 1º (Metro Sol) En esta asamblea además de tratar los temas de actualidad de Metro (Amianto, Radón, Auto Shunt Villaverde Alto, Ruido intolerable en Tirso Molina y Lavapiés. Temas jurídicos: acusación particular y querellas criminales, Delegadxs mayo…) y generales (Altsasu, Pensiones, 1º Mayo, El Solidario), trataremos las movilizaciones que propondremos convocar en Metro a partir del mes de mayo ante la falta de plantilla y de acuerdos en temas fundamentales para las trabajadoras y trabajadores de este servicio público.

Madrid, 5 de abril de 2018

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

AVISO 33/2018 MetroMadrid – COMISIÓN DE DESAMIANTADO

COMISIÓN DE DESAMIANTADO

La primera reunión de esta Comisión de Desamiantado, tras la inicial en la que sólo se formalizó la misma y se acordó el calendario de reuniones y las normas generales de funcionamiento, se aprobó un plan para que los trabajos de desamiantado se inicien cuanto antes.

La Dirección presentó un primer plan en el que, con un presupuesto de 126,5 millones de euros, planteaba afrontar los trabajos en cinco fases:

  1. Eliminación en el Material Móvil; finalizando en diciembre de 2020.
  2. Eliminación en Instalaciones Eléctricas (Subestaciones); en dos fases la primera que eliminaría el amianto de los elementos aislantes, hasta finales de 2019 y la segunda, que eliminaría el amianto de los elementos constructivos en el periodo de 2025-2027
  3. Eliminación en Almacenes en un mes, al estar identificadas todas las piezas que pueden contener amianto.
  4. Eliminación en Estaciones, Túneles, Pozos de Ventilación, Centros de Transformación y Pozos de Bombeo. Una primera fase en la que se eliminará el amianto de 20 estaciones, que al tiempo se modernizarán, abarcando un periodo desde 2018 hasta final de 2021; una segunda fase en la que se eliminará el amianto de otras 8 estaciones desde 2012 hasta 2024; y una última fase que afectaría a otras 25 estaciones desde 2025 hasta 2027.
  5. Dependencias, Recintos y Depósitos. De 2025 a 2027.

También explicaron que los trámites que la burocracia obliga en estos trabajos tiene un tiempo estimado de entre 6 y 8 meses por cuestiones legales (concurso, licitación, permisos de la Dirección General de Trabajo, aprobación de presupuestos, etc…) tiempo que ellos incluyen en sus previsiones temporales.

Desde los sindicatos que formamos parte en esta comisión, les indicamos que no se pueden prolongar tanto los trabajos de desamiantado, que es necesario, no sólo acortar los plazos previstos, si no que deben iniciarse antes los trabajos, que nuestro objetivo es eliminar cualquier vestigio de amianto en Metro, eliminando cualquier peligro a exposición de trabajadores y usuarios, no sólo de cara a la galería, ni para vender a los medios buenas intenciones.

La contrapropuesta que le presentamos a la Dirección iba encaminada a conseguir dos objetivos prioritarios, por un lado, limitar al año 2025 el plan de desamiantado, para que se redujeran los tiempos al mínimo imprescindible. Por otro lado, iniciar antes los trabajos, acortando así estos plazos. Por último, también se les indicó que el presupuesto era insuficiente, por lo que era necesario incrementarlo al menos a 140 millones de euros.

La Dirección, acepta nuestros argumentos y nuestra propuesta para el Plan de Desamiantado , quedando definitivamente como sigue:

  1. Eliminación del amianto en Material Móvil plazo máximo 31 de diciembre de 2019. Iniciando ya el trabajo.
  2. Eliminación del amianto en las 21 subestaciones eléctricas hasta finales de 2019 de los elementos eléctricos, y en el periodo del 2021 al 2025 el de los elementos constructivos.
  3. En los almacenes sin variación.
  4. En Estaciones, Túneles, Pozos de Ventilación, Centros de Transformación y Pozos de Bombeo, en la primera fase (20 estaciones) se mantiene el plazo 2018-2021; en la segunda fase (8 estaciones) en el periodo 2012-2023; y la tercera fase (25 estaciones) en el periodo 2023-2025.
  5. La eliminación del amianto en los Dependencias, Recintos y Depósitos se hará en el periodo 203-2025.

Por otra parte, se le recrimina a la Dirección que se hubiera dado por desamiantado alguna estación, como ocurrió en Canillejas, y luego aparece amianto en los cuartos de la misma. El desamiantado debe ser completo, inspeccionando todos los cuartos y elementos de las estaciones, subestaciones, depósitos, recintos, etc. de cada sitio. La Dirección se compromete a llevar a cabo una revisión exhaustiva de todos los elementos y construcciones para evitar que esto vuelva a suceder.

El Plan de desamiantado es algo que nos afecta a todos, y debería contar con la participación de todos, ya que lo que está en juego es la salud, sobre todo la de los trabajadores. Vender demagogia, utilizar el riesgo de exposición de los trabajadores para salir en los medios o aprovechar la situación para alcanzar objetivos políticos o sindicales. ¿Acaso el cese o la dimisión del consejero o de otro cargo político conlleva que se lleve el amianto con él?, Por supuesto que la gestión de Metro en general merece que dimita más de uno, o que les cesen, Solidaridad Obrera lo sigue pidiendo, baste ver nuestras circulares.

Pero cualquiera que esté sentado en la poltrona tiene que afrontar un plan de desamiantado, y es mucho mejor que los trabajadores tengan voz, voto y participación en su implantación, funcionamiento y certificación de los trabajos.

En la próxima reunión conoceremos las estaciones a las que afecta este plan, al tiempo que desde los sindicatos presentaremos un plan de formación sobre el amianto más ambicioso y efectivo que el que se está impartiendo en estos momentos a los trabajadores, que creemos está lejos de ser el adecuado.

 

Madrid 23 de marzo de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical