AVISO 44/2018 MetroMadrid – EN METRO DE MADRID SIGUE HABIENDO AMIANTO Y PELIGRO (NOTA DE PRENSA))

EN METRO DE MADRID SIGUE HABIENDO AMIANTO Y PELIGRO

Ante las noticias vertidas por Metro de Madrid a la agencia EFE y que han sido recogidas en prensa digital, Telemadrid y Radio1 de Rtve, en relación al plan de retirada del amianto el 15 de abril de 2018, SOLIDARIDAD OBRERA quiere contestar e informar adecuadamente debido a que algunas de estas “informaciones” faltan a la verdad y tergiversan la realidad.

Metro no ha hecho nada, o prácticamente nada, en 15 años de prohibición del amianto, ni ha cumplido ninguno de los Reales Decretos en relación al amianto, ni su retirada, ni evitar la exposición de los trabajadores, ni la vigilancia de la salud, ni la formación e información, ni tan siquiera, nos han facilitado documentación donde figure alguna actuación requerida por la ley. A día de hoy la labor de los sindicatos en el seno del Comité de Seguridad y Salud, del Grupo de Trabajo de Amianto, y de la Comisión de retirada del amianto, sigue siendo vigilar este proceso donde se está exigiendo el cumplimiento de la ley que en muchos casos no llega a los mínimos, esta afirmación es consecuencia de que no aparezca documentación alguna de la solicitada a Metro sobre el cumplimiento de haber cumplido la ley.

A día de hoy Metro de Madrid se niega a dar las charlas informativas a todos los trabajadores (siguen llamándolo formación cuando no es más que 2 horas de charla a un número limitado de trabajadores, negándose a extender estas charlar a todos los empleados, además de haberles reiterado que son insuficientes). Tampoco aplican el protocolo de vigilancia sanitaria a toda la plantilla, aún sin saber el alcance de la exposición, burocratizando y complicando los procesos de detección, con complicados cuestionarios y mapas de registro que no son accesibles a todos los trabajadores. Además, el Consejero Delegado se niega a inscribir a Metro de Madrid en el RERA (registro de empresas con riesgo de amianto), que reconoce la manipulación pasada o actual del amianto, cosa que sabemos con certeza, y que es de obligado cumplimiento si se manipula o ha manipulado.

Han realizado pruebas del protocolo de vigilancia sanitaria sólo a los trabajadores con una exposición extrema e incontestable (puede que sea menos de un 10% de la plantilla), cuando el RD396/2006 dice bien claro que cualquier exposición conlleva un riesgo. Hasta el momento, sólo han establecido 2 grados de exposición, lo que aumentaría la vigilancia hasta un 25%, pero dejaría a un 75% fuera de ella. A día de hoy no saben la exposición concreta del resto de trabajadores, debido a que, como afirman, no se han identificado nunca los materiales con amianto, por ello no podemos encontrar planes de desamiantado presentados ante la autoridad competente, porque no se ha hecho. Debido a esto desde el Comité de Seguridad y Salud se les ha exigido la revisión de todas las instalaciones construidas o reformadas antes de 2003.

No es cierto que los trabajadores no tengan exposición al amianto, todos los días trabajadores de Metro y de diferentes contratas entran y salen de aseos, vestuarios, almacenes, cuartos técnicos, y de un largo etc. de instalaciones que albergan materiales con amianto en las entrañas del suburbano, y que, en muchos casos, por estar sometidos a diferentes agentes degradantes, es imposible concretar su vida útil, hecho que aumenta exponencialmente el riesgo.

Tampoco es cierto afirmar que Metro es completamente seguro para viajeros y trabajadores, tal como la empresa afirma abiertamente en las reuniones, a día de hoy aún no tiene localizado exactamente dónde existe amianto, pero lo que sí es cierto, es que se han llegado a desprender bóvedas de estaciones completamente de fibrocemento, hechos que a día de hoy han supuesto una exposición cierta y que puede ser letal para los que en ese momento se encontraban allí.

Pese a todo esto, nos presentan un borrador del plan de retirada del amianto de forma presupuestaria en los proyectos de modernización ya previstos, y que no lleva ninguna acción inmediata, salvo la paralización de parte del material móvil con amianto y la retirada en almacenes de piezas y repuestos que hasta hoy se han estado manipulando por los trabajadores, desconociendo por `parte de éstos que contenían amianto, cosa que Metro de Madrid sí debía saber.

La red de Metro de Madrid tiene un volumen de amianto todavía incierto, que los dirigentes actuales de la empresa se atreven a cuantificar en notas de prensa, lo que es una auténtica vergüenza, ya que cada día aparecen nuevos lugares sospechosos de estar contaminados por este material.

Son ya 15 años de retraso en iniciarse la retirada, de continuar expuestos y de más que una posible negligencia por parte de la compañía con los trabajadores y usuarios. Ahora en 8 años quieren hacernos creer que están haciendo un trabajo excepcional, cuando no es más que un reloj de arena, ya que finaliza el plazo marcado por la ley. En ese periodo se marca el fin del amianto existente en España, ni encapsulado, ni tapado, ni seguro.

Se va a proponer un estudio de esperanza de vida de los trabajadores de Metro, muchos de los casos pueden ya haberse perdido en el olvido porque ya hayan fallecido los trabajadores, las enfermedades que provocan la exposición a este material, cuando dan la cara y no han sido vigiladas adecuadamente son letales, y en esos casos, al no ser una muerte violenta no hay autopsia.

Desde el punto de vista de Solidaridad Obrera, ha sido un problema que sabían que existía y que han ignorado para no tener que pasar por la situación que afortunadamente se ha destapado y ha salido a la luz pública.

Todos los millones de euros invertidos y los que habrá que invertir para solucionar este problema de nuestro Metro, saldrán de los bolsillos de los madrileños, no es algo que el partido de turno vaya a pagar. Y ello no conlleva que dejen de depurarse las responsabilidades penales a que haya lugar, pues sabemos que muchos trabajadores de Metro van estar afectados por este veneno por la negligencia de quienes han gestionado esta empresa pública durante los últimos 15 años.

Solidaridad Obrera seguirá trabajando incansablemente para que se retire en el menor plazo posible todo el amianto de las instalaciones y trenes de Metro de Madrid e interpondrá las demandas y querellas criminales a que haya lugar para defender los intereses de las compañeras y compañeros que han venido trabajando con un material prohibido sin las precauciones y conocimientos a que obligaba la legislación vigente.

AVISO CONJUNTO/2018 MetroMadrid – AVANZAMOS EN LA ELIMINACIÓN DEL AMIANTO EN METRO DE MADRID

AVANZAMOS EN LA ELIMINACIÓN DEL AMIANTO EN METRO DE MADRID

Hoy jueves 12 de abril hemos vuelto a reunirnos la Comisión para el seguimiento y ejecución de la Estrategia de Acción para la Gestión del amianto. En la reunión se nos ha facilitado parte de la información que solicitamos los sindicatos que formamos la Comisión en la última reunión, información de gran importancia de cara a la prevención de los riesgos laborales para todos los trabajadores de Metro de Madrid, y de aquellos trabajadores y trabajadoras de empresas subcontratas que prestan sus servicios en instalaciones de la compañía:

  • Evaluación de Riesgos actualizada para aquellos puestos de trabajo en lugares de trabajo y con manipulación de material móvil con posible presencia de amianto.
  • Certificación de la empresa diseñadora, productora y distribuidora de todos los coches tipo 7000 y 9000 de que están libres de materiales con amianto.

Metro de Madrid continúa estudiando el Plan de información y formación alternativo que presentamos en la anterior reunión, y se han comprometido a aumentar y reforzar, de momento, las actuaciones en materia de información:

  • Enviaran por correo electrónico a todos los trabajadores el díptico informativo elaborado en el marco del Comité de Seguridad y Salud.
  • Ampliaran la tirada del díptico para volver a distribuirlo por las instalaciones frecuentadas por todos nosotros: clínica, cocheras, depósitos…

Desde la parte sindical hemos insistido en volver a solicitar algunos documentos importantes para el conocimiento de los lugares donde “hay posibilidad” de que exista material con amianto: inspecciones realizadas e informes de las mismas; análisis ambientales en instalaciones e informes, memorias de reformas realizadas…etc.

Por nuestra parte se ha entregado un listado de dependencias: oficinas, laboratorios, zonificaciones, almacenes de alcance, vestuarios y aseos, en las que pudiera existir presencia de materiales con amianto, para que se inspeccionen y se realicen informes que se incluyan en el mapa de amianto. Insistimos en el compromiso de priorizar los trabajos de desamiantado en los lugares donde los trabajadores conviven con MCA, y activen el plan de desarrollo de la Estrategia de su desamiantado de inmediato en los lugares detectados y que se compruebe la presencia de forma cierta. En una puntualización final se les ha recordado y propuesto revisar también las galerías de las subestaciones que comunican con la red y los cuartos de transformación (cuidado con el radón), salidas de emergencia y túneles.

Todos los sindicatos que componemos la Comisión, hemos hecho hincapié sobre el documento que Metro de Madrid nos entregó en relación con las empresas subcontratas, solicitando mayor información sobre:

  • Relación de empresas contratas y subcontratas incluidos los trabajadores autónomos que comparten actividad en instalaciones de METRO en las que posiblemente exista amianto, así como de empresas en las que haya trabajadores que puedan manipular componentes inscritos en el registro de amianto.
  • Documentos relativos al intercambio de información y de comunicación. Riesgos existentes y medidas preventivas que se deben aplicar para evitar daños a la salud. Medidas de emergencia.
  • Relación de instrucciones y procedimientos, para el correcto desarrollo de un trabajo, una actividad o tarea, identificando los riesgos, medidas preventivas, medidas de emergencia.
  • Recursos preventivos nombrados y formación de los mismos.
  • Acreditación del traslado de la información y entrega de instrucciones a los trabajadores de empresas concurrentes.
  • Y documentación específica de contratas de obras de construcción, tal y como marca la norma.

Otro de los temas fuertes que abordaremos próximamente en futuras reuniones es la vigilancia de la salud de los trabajadores que posiblemente han estado expuestos a materiales con amianto.

Son muchos los temas en los que estamos trabajando con la empresa, y en los que vamos a insistir e ir avanzando en posteriores reuniones, siempre con el objetivo de mejorar las condiciones de seguridad y salud de todos los trabajadores y trabajadoras. La próxima reunión se realizará el próximo jueves 19 de abril.

Desde esta Comisión seguiremos informando y elaborando la estrategia sindical que nos de las garantías necesarias a tod@s las trabajadoras.

SOLIDARIDAD OBRERA – U.G.T. – SINDICATO LIBRE – SINDICATO DE TÉCNICOS

AVISO 38/2018 MetroMadrid – 3ª REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE DESAMIANTADO 05/04/2018

La reunión comenzó con dudas de los responsables de Recursos Humanos en cuanto a los créditos sindicales empleados en este espacio, se les recordó el compromiso que habían adquirido y que no era precisamente el mejor gesto el intentar romper de esta forma una comisión que acaba de nacer y que enlaza con el trabajo que se esta realizando en el Grupo de Trabajo de Amianto y el Comité de Seguridad y Salud (en la que se abordan temas también de la vigilancia de la Salud). No vaya a ser que solo quisiéramos sacar un titular, desde SOLIDARIDAD OBRERA se les hizo hincapié junto con el resto de la parte social que nos estábamos tomando muy enserio esta comisión, y que de otra forma sería difícil estudiar la problemática con todo lo que abarca, además de realizar el seguimiento y control oportuno.

Zanjado este asunto se nos presenta el acta anterior, pero sin firma definitiva ya que faltan múltiples aportaciones que nos comprometemos a corregir desde los sindicatos. Y se nos hace entrega del plan de retirada de MCA (Materiales que contienen Amianto) y el detalle de esta retirada de MCA en estaciones, con la reducción de plazos que se les exigió. Comentan que es muy ambicioso y que se están encontrando con muchas trabas debido a los plazos que suponen los trámites (se les recuerda que la ley exige el desamiantado completo en 2028), señalan que las partidas económicas ya van a ser aprobadas (esto que entregan recalcan son “estimaciones”, estaremos atentos). Nos comentan que han adaptado el plan a las necesidades de exposición, a lo que SOLIDARIDAD OBRERA contesta que eso está bien pero deben recordar que cualquier exposición por mínima que sea conlleva un riesgo como dice el RD396/2006 y que se debe incluir a todos los trabajadores de Metro de Madrid.

El Plan está desglosado en 5 Capítulos, Material Móvil (entre los años 2018-2019); 21 subestaciones (aislantes 2018-2019)(elementos constructivos 2021 a 2025); almacenes (repuestos y material, actualmente casi finalizado); estaciones, túneles, pozos de ventilación, centros de transformación, pozos de bombeo (plan de modernización de 20 estaciones entre 2018 – 2021, 8 estaciones entre 2021- 2023, y 25 estaciones entre 2023 – 2025); y finalmente dependencias, recintos o depósitos (entre 2023 -2025). En el último capítulo es donde SOLIDARIDAD OBRERA pide la modificación para que todas las dependencias donde entren trabajadores deben ser priorizadas en las primeras actuaciones, algo que se comprometen a hacer y a modificar. Para ello nos piden que facilitemos la relación de centros de trabajo susceptibles de contener amianto y el protocolo mínimo de actuación y revisión propuesto: techos con fibrocemento, falsos techos, tuberías bajantes, calefacción, aislamientos, y  la búsqueda en los lugares reformados.

Y por último nos facilitan la relación de reuniones y comunicaciones llevadas a cabo con las empresas contratistas que se les solicitó en esta comisión.

Ya en la intervención de los sindicatos actúa la experta en amianto de UGT presentando la relación de documentos solicitados a Metro: Evaluación de Riesgos actualizada.Relación de vehículos inmovilizados. Relación de empresas subcontratas con trabajos susceptible o cercanos a componentes en instalaciones con amianto. Empresa que realiza las inspecciones e informes de Verificación posteriores a los trabajos realizados. Empresas que han realizado los análisis ambientales e informes. Relación de materiales encapsulados. Plan de desamiantado presentado ante la Autoridad Laboral. Certificación de Fabricantes.

Posterior a esto se aportan unas modificaciones al plan de información y formación presentado por la parte social en el Comité de Seguridad y Salud (CSS), para que las charlas sean más extensas y se incluya a todo el personal, y que en la formación se incluya partes prácticas no solo teóricas, con aumentos de horas de formación. Esto se seguirá debatiendo en ambos foros para respetar el trabajo y seguimiento del CSS.

Después de esto SOLIDARIDAD OBRERA vuelva a insistir en que la vigilancia de la salud debería hacerse a toda la plantilla, y que se deberían realizar TAC en lugar de las “placas” estableciendo ahí sí un protocolo de exposición/tiempo más concreto, y registrando a Metro de Madrid en el RERA (que es de carácter voluntario para el seguimiento de la exposición no como el RETEA que es obligatorio), el Consejero Delegado dice que investigará y hablará con Salud Laboral para abordar este tema.

El RERA reconoce la exposición al amianto anterior a la actividad y la posibilidad de un seguimiento de la vigilancia de la salud, en las que intervienen la Autoridad Laboral y la Autoridad Sanitaria registrando el fichero médico 40 años después de la exposición. También favorece en un futuro que algunos trabajos puntuales y/u otros de carácter urgente se realicen desde dentro de la empresa (siempre con la debida formación), sin largas licitaciones y papeleos que solo alargan la retirada, la exposición y la falta de trenes, agravado por el problema que tenemos de falta de personal.

Uno de los momentos más tensos fue cuando SOLIDARIDAD OBRERA solicitó la documentación, los planes de desamiantado y los análisis de lo ya retirado antaño; el Consejero Delegado dijo que no quería actuaciones revisionistas, pero se insiste en que esto es parte del desamiantado, parece ser que esa documentación está con el TFM de Cifuentes. En esto se comprometieron a identificar todo lo que sea susceptible de contener amianto como se venía haciendo en el Comité de Seguridad y Salud. Queremos evitar problemas como en los grandes planes de remodelación, como por ejemplo línea 5, donde finalmente no se había retirado.

A SOLIDARIDAD OBRERA no le sirven buenas palabras y “actitud colaborativa”. Se ha de materializar esto con hechos y voluntad de trabajo. No queremos mentiras, esto no se puede olvidar porque en la prensa ya no sea actualidad. Se creó esta Comisión  para que el desamiantado fuera una actividad prioritaria, queremos que se destinen todos los recursos necesarios económicos y profesionales. Se deben adquirir compromisos a largo plazo y no dilapidar esta comisión en burocracia inútil.

Madrid a 6 de abril de 2018

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

AVISO 33/2018 MetroMadrid – COMISIÓN DE DESAMIANTADO

COMISIÓN DE DESAMIANTADO

La primera reunión de esta Comisión de Desamiantado, tras la inicial en la que sólo se formalizó la misma y se acordó el calendario de reuniones y las normas generales de funcionamiento, se aprobó un plan para que los trabajos de desamiantado se inicien cuanto antes.

La Dirección presentó un primer plan en el que, con un presupuesto de 126,5 millones de euros, planteaba afrontar los trabajos en cinco fases:

  1. Eliminación en el Material Móvil; finalizando en diciembre de 2020.
  2. Eliminación en Instalaciones Eléctricas (Subestaciones); en dos fases la primera que eliminaría el amianto de los elementos aislantes, hasta finales de 2019 y la segunda, que eliminaría el amianto de los elementos constructivos en el periodo de 2025-2027
  3. Eliminación en Almacenes en un mes, al estar identificadas todas las piezas que pueden contener amianto.
  4. Eliminación en Estaciones, Túneles, Pozos de Ventilación, Centros de Transformación y Pozos de Bombeo. Una primera fase en la que se eliminará el amianto de 20 estaciones, que al tiempo se modernizarán, abarcando un periodo desde 2018 hasta final de 2021; una segunda fase en la que se eliminará el amianto de otras 8 estaciones desde 2012 hasta 2024; y una última fase que afectaría a otras 25 estaciones desde 2025 hasta 2027.
  5. Dependencias, Recintos y Depósitos. De 2025 a 2027.

También explicaron que los trámites que la burocracia obliga en estos trabajos tiene un tiempo estimado de entre 6 y 8 meses por cuestiones legales (concurso, licitación, permisos de la Dirección General de Trabajo, aprobación de presupuestos, etc…) tiempo que ellos incluyen en sus previsiones temporales.

Desde los sindicatos que formamos parte en esta comisión, les indicamos que no se pueden prolongar tanto los trabajos de desamiantado, que es necesario, no sólo acortar los plazos previstos, si no que deben iniciarse antes los trabajos, que nuestro objetivo es eliminar cualquier vestigio de amianto en Metro, eliminando cualquier peligro a exposición de trabajadores y usuarios, no sólo de cara a la galería, ni para vender a los medios buenas intenciones.

La contrapropuesta que le presentamos a la Dirección iba encaminada a conseguir dos objetivos prioritarios, por un lado, limitar al año 2025 el plan de desamiantado, para que se redujeran los tiempos al mínimo imprescindible. Por otro lado, iniciar antes los trabajos, acortando así estos plazos. Por último, también se les indicó que el presupuesto era insuficiente, por lo que era necesario incrementarlo al menos a 140 millones de euros.

La Dirección, acepta nuestros argumentos y nuestra propuesta para el Plan de Desamiantado , quedando definitivamente como sigue:

  1. Eliminación del amianto en Material Móvil plazo máximo 31 de diciembre de 2019. Iniciando ya el trabajo.
  2. Eliminación del amianto en las 21 subestaciones eléctricas hasta finales de 2019 de los elementos eléctricos, y en el periodo del 2021 al 2025 el de los elementos constructivos.
  3. En los almacenes sin variación.
  4. En Estaciones, Túneles, Pozos de Ventilación, Centros de Transformación y Pozos de Bombeo, en la primera fase (20 estaciones) se mantiene el plazo 2018-2021; en la segunda fase (8 estaciones) en el periodo 2012-2023; y la tercera fase (25 estaciones) en el periodo 2023-2025.
  5. La eliminación del amianto en los Dependencias, Recintos y Depósitos se hará en el periodo 203-2025.

Por otra parte, se le recrimina a la Dirección que se hubiera dado por desamiantado alguna estación, como ocurrió en Canillejas, y luego aparece amianto en los cuartos de la misma. El desamiantado debe ser completo, inspeccionando todos los cuartos y elementos de las estaciones, subestaciones, depósitos, recintos, etc. de cada sitio. La Dirección se compromete a llevar a cabo una revisión exhaustiva de todos los elementos y construcciones para evitar que esto vuelva a suceder.

El Plan de desamiantado es algo que nos afecta a todos, y debería contar con la participación de todos, ya que lo que está en juego es la salud, sobre todo la de los trabajadores. Vender demagogia, utilizar el riesgo de exposición de los trabajadores para salir en los medios o aprovechar la situación para alcanzar objetivos políticos o sindicales. ¿Acaso el cese o la dimisión del consejero o de otro cargo político conlleva que se lleve el amianto con él?, Por supuesto que la gestión de Metro en general merece que dimita más de uno, o que les cesen, Solidaridad Obrera lo sigue pidiendo, baste ver nuestras circulares.

Pero cualquiera que esté sentado en la poltrona tiene que afrontar un plan de desamiantado, y es mucho mejor que los trabajadores tengan voz, voto y participación en su implantación, funcionamiento y certificación de los trabajos.

En la próxima reunión conoceremos las estaciones a las que afecta este plan, al tiempo que desde los sindicatos presentaremos un plan de formación sobre el amianto más ambicioso y efectivo que el que se está impartiendo en estos momentos a los trabajadores, que creemos está lejos de ser el adecuado.

 

Madrid 23 de marzo de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

 

 

AVISO 30/2018 MetroMadrid – No es amianto todo lo que reluce

NO ES AMIANTO TODO LO QUE RELUCE

 

Desde que los medios de incomunicación han “descubierto” que existe amianto en Metro de Madrid S.A., cada cual ha intentado usarlo como arma arrojadiza contra los contrarios, dejando de lado lo que de verdad importa, que los trabajadores y las trabajadoras y usuarios de esta empresa no vivamos bajo la amenaza de estar expuestos a las partículas de este veneno cancerígeno.

Todas las informaciones y los rumores que se están extendiendo por todas partes, son en su mayoría medias verdades interesadas por asuntos que están lejos de buscar una solución real al problema y que sólo crean confusión y dudas entre los afectados que ¡¡SOMOS TODOS LOS TRABAJADORRES DE METRO DE MADRID S.A.!! ¡¡TODOS!

No es cierto que los sindicatos de Metro tuviéramos conocimiento de la existencia del amianto en Metro desde 2006, tal y como ha insinuado el Consejero Delegado facilitando a los medios el Acta 4/2006 con una verdad sesgada. El diario El Mundo ha difundido esta “noticia” con este titular tendencioso para salvar al PP. El acta consta de 14 páginas, la “información” del amianto ocupa 23 renglones, para decir que en trenes clásicos no se pueden retirar, por falta de sustitutos, elementos con este material, comprometiéndose a volver a hacer un control y ofrecer nuevos datos en cuanto dispusiera de ellos… que ha sido en marzo de 2017.

Por otra parte, este miércoles 14 de marzo se ha creado la comisión para el seguimiento y ejecución de la estrategia de acción para la gestión del amianto en Metro, pues lo que es urgente afrontar es el desamiantado. Solidaridad Obrera ha decidido formar parte de esta Comisión porque estamos convencidos que es necesario que seamos los trabajadores quienes tengamos un papel primordial en la erradicación de este veneno cancerígeno y que nadie quede expuesto al mismo. Nace con un único objetivo: conseguir la plena eliminación del amianto en Metro de Madrid, y en ningún caso va a interferir en las funciones del Comité de Seguridad y Salud y su grupo de trabajo del amianto constituido el 1 de diciembre de 2017.

La única guerra que le interesa a Solidaridad Obrera es que la salud de los trabajadores y las trabajadoras de Metro de Madrid no sea una ruleta rusa, que se elimine todo el amianto de la red de la forma más rápida y segura, y que se depuren las responsabilidades pertinentes. No se puede jugar con el riesgo a la salud para lograr objetivos políticos o réditos sindicales. Es urgente iniciar los trabajos de desamiantado ya, esté quien esté sentado en la poltrona, aquí creemos que si viene otro Consejero Delegado va a ser como mucho igual que éste o peor, y le va a preocupar lo mismo o menos nuestra salud.

Hoy, viernes 16, empieza a andar esta Comisión, como no nos fiamos de la Dirección (ni de ésta ni de las otras que puedan venir), Solidaridad Obrera introdujo una cláusula de rescisión y desistimiento en el acuerdo, para poder denunciar y abandonar esta comisión en cuanto detectemos que no cumple lo que se acuerde o que se desvía de lo que se le marque desde los trabajadores. Solidaridad Obrera, por el hecho de participar en esta Comisión, no abandona ninguna otra vía, ni la jurídica, ni la sindical, de las que seguiremos haciendo uso según decidamos.

Madrid 16 marzo de 2018

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL

AVISO 20/2018 MetroMadrid – AMIANTO, LA SALUD DE LOS TRABAJADORES Y USUARIOS EN ENTREDICHO

Aviso en pdf Aviso 202018

La intervención de oficio de la Inspección de Trabajo ante la aparición del primer caso de afectado por asbestosis, ha destapado la caja de pandora en los medios de comunicación y en los partidos políticos de la Comunidad de Madrid. El miércoles 21 de febrero se supo que la Inspección de Trabajo además de obligar a Metro a efectuar varias labores ineludibles en plazos de uno, dos y tres meses, tal como informamos en el aviso 02/2018 de 8 de enero y en el Contramarcha 76 (pág.8), levanta acta de infracción que propone una sanción de 191.000 euros por no tomar medidas suficientes de protección de los trabajadores contra el amianto.

Sobre lo determinado por la Inspección de Trabajo, Metro aún no ha resuelto prácticamente ninguno de sus mandatos. Ni siquiera todos los trabajadores que han manipulado las piezas que contenían amianto han pasado el primer reconocimiento médico. La empresa no tiene la más mínima intención de llegar a acuerdos de cómo se realizarán estos nuevos reconocimientos médicos, simplemente los incluye al reconocimiento médico anual, muestra una vez más su sensibilidad y generosidad en un tema al que su negligencia nos ha embutido. La elaboración de un mapa de lugares donde hay amianto (estaciones, subestaciones, túneles, depósitos…) y plazo establecido por Metro para su eliminación, a ver cuánto tardan en realizarlo. Más bien parece que se quisiera tapar la realidad, como hace el próximo cabeza de turco, el Consejero Delegado, cuando afirma que han “encapsulado” las partes que contienen amianto en los trenes. Decir que se ha encapsulado el amianto, cuando lo que se ha hecho simplemente ha sido pintar “los cofres de los disyuntores con pintura aislante roja”. Lo que no dice es que ese “encapsulado” una vez manipulado (se manipulan para su mantenimiento) pierde su efectividad, además, caducaba a los diez años, es decir en 2013… y así todo.

Solidaridad Obrera no va a conformarse con la dimisión del Consejero Delegado para “tapar” este grave tema. El Consejero es el último que ha llegado y en este caso en concreto simplemente le ha explotado el escándalo en su cara. Hay unas graves responsabilidades en el tema del Amianto que afectan a varios equipos directivos que tendrán que expiarse y sobre todo HAY QUE PONER EN MARCHA LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA EXCLUIR TODO EL AMIANTO de la red e instalaciones de Metro.

Se ha confirmado que otro trabajador también padece la enfermedad y existe un tercer caso a falta de reconocerse de forma oficial. Hasta aquí lo que se sabe y está recogido incluso en las actas del Comité de Salud. La opinión pública se ha hecho eco de este tema, pero con su alarmismo interesado, poniendo el foco en el riesgo al que se somete a los usuarios al utilizar trenes 2.000, 5.000 (4ª serie), 6.000 y 8.000 (1º serie) que siguen circulando.       En el Metro de Buenos Aires, en cambio, se han retirado inmediatamente de la circulación los trenes 5000 que Metro de Madrid les vendió hace unos años. Metro ha colaborado con el alarmismo “desinformando” con datos sesgados, alterados y ocultando realidades. A los medios no parece preocuparles que sean trabajadores los que soportan el riesgo, y sólo dan pábulo a lo que dice Metro, reconociendo  “oficialmente” sólo un caso. La información que les hemos facilitado desde el sindicato la ignoran en su mayor parte. El amianto no sólo está en los trenes, hay muchas instalaciones que contienen amianto y que son susceptibles de exponer a riesgo a quienes las utilicen cuando se manipulen o deterioren.

Este tema no es una polémica de dos días. Vamos a convivir con sus consecuencias durante los próximos veinte, treinta o cuarenta años. Y vamos a tener a más y más compañeros afectados por la asbestosis. La empresa tiene que asumir sus responsabilidades. Solidaridad Obrera estará permanentemente vigilante sobre este tema, como no puede ser de otra manera.

El Consejero Delegado debe irse, pero por su nefasta y negligente gestión. Llegó y paralizó la contratación de 350 trabajadores para estaciones durante ocho meses. No ha tomado una sola medida tendente a cubrir las plantillas como demanda el servicio que prestamos. Se niega rotundamente a contratar maquinistas cuando sabe que por su falta no se cubren las tablas que dicta el Consorcio de Transportes. Sigue privatizando trabajos que debemos hacer en Metro, y afirma que continuará “externalizando” más trabajos por ser “más eficaz”. El servicio de Estaciones ha estado y está hecho un verdadero desastre, con estaciones abandonadas por falta de personal, con el caos “planificado” del fin de los billetes en soporte magnético y el paso a la tarjeta TTP multi. Tolera la falta de seguridad del personal de Metro, desechando impulsar la recuperación de la condición de Agente de la Autoridad para los trabajadores y trabajadoras de Metro que perdimos al derogarse las leyes que nos otorgaban esa condición en la década pasada. Además, en un escenario de alarma terrorista de nivel 4 de 5, ha permitido que durante cuatro meses a la mayoría de los vigilantes que prestan servicio en Metro estuvieran sin cobrar su nómina y sin tomar medida alguna a favor de los afectados, manteniendo a la mafiosa Integral Canaria como si no ocurriese nada.

VÁYASE SEÑOR CONSEJERO!  VÁYASE CON SU INCOMPETENCIA E INDOLENCIA!

Madrid, 22 de febrero de 2018

Por Solidaridad Obrera

LA JUNTA SINDICAL