Contramarcha 74

Contramarcha 74

pincha aquí:  CONTRAMARCHA 74 web

Editorial

LA LUCHA ESTÁ EN LA CALLE Y NO EN EL PARLAMENTO

A pesar de lo cómodo que esta autodenominada democracia nos presenta la manera de cambiar las cosas, mejorar las condiciones de vida de la clase obrera, mejorar los salarios, los derechos… etc, lo cierto es que echando una papeleta cada cuatro años en una urna nunca ha cambiado nada. Eso sí, siempre han engañado e ilusionado en tal cambio a miles y cientos de miles de obreras y obreros. Cuando ya PP y PSOE están podridos completamente se sacan sus marcas blancas, Ciudadanos y Podemos para que se renueven los nombres, las caras y hasta las frases… pero nada más. Los medios inflan y desinflan a su antojo, al antojo del poder, a unos y otros y el juego continua.
CCOO, UGT SINDICATOS DEL PODER
En el mundo sindical no le hace falta ni siquiera marcas blancas. CCOO y UGT, sindicatos del régimen continúan haciendo su papel de “pilares del sistema” con su dialogo social para que todo continúe igual. Desde 2012 no han dado señal de vida alguna y eso que han caído chuzos de punta en lo laboral y social en este tiempo, pero claro luchar no es cosa de ellos. Ellos están para ir de despacho en despacho dialogando y pactando. Por ello ahora les quitan el polvo y los vuelven a sacar a la palestra y si hace falta fotografiarse con Podemos pues se fotografían y ya está. El caso es que vuelven a escena para más de lo mismo, para facilitar el camino al Gobierno (gobierne quien gobierne) y a la Patronal… Salieron a la calle el 15 y 18 de diciembre con estrepitoso fracaso y sin embargo los medios no hicieron sangre, sacaron fotos de cerca para que no se viese su soledad. Doce días antes La Marchas de la Dignidad habían cuadruplicado su asistencia por la Gran Via madrileña y los medios no dieron una sola línea informativa al respecto y es que Las Marchas de la Dignidad no las controla el poder establecido y no interesa que existan. Y si existen, no salen en los medios nada más que si hay que criminalizarlas.
Así estamos en esta difícil pelea de la lucha laboral y social. Solidaridad Obrera como muestra en este nuevo número de El Contramarcha prosigue su línea unitaria con los sindicatos alternativos y movimientos sociales, y en ello estamos pues solo nos jugamos lo que tenemos, el presente y el futuro. Nos va la vida en ello, aunque a muchos les cueste enterarse.
UN BORJA MARI EN METRO
A todos nos sorprende la poca seriedad política que gasta este país, pero son tantas las decepciones que una más nada significa. Y Metro no podía ser distinto. Tras los sucesivos cambios de Dirección, el nefasto González Velayos que sustituyó al caído en desgracia Ildefonso Matías y se encargó de malvender todas las propiedades inmobiliarias que a Metro le quedaban e impuso el ERE que puso el servicio de Metro a la altura del betún fue sustituido por el equipo de Juan Bravo que intenta reflotar el barco que se hundía irremediablemente y logra firmar un convenio colectivo con una notable creación de empleo que permite pensar en recuperar las cotas destrozadas por el ERE y la anterior gestión “empresarial”. Pues bien, lo suyo seria que este equipo que negocia y firma un convenio lo desarrolle, al menos durante su vigencia de cuatro años, 2016-2019. Que va, nada más firmar el convenio se cambia la Dirección y otro “zeñorito” borjamari aparece por el lugar. Un conocido que fue Viceconsejero de Transportes de la Comunidad y que para lo único que se acordó de Metro fue para insultar a sus trabajadores y sindicatos. Este nefasto personajillo es el que tenemos ahora por Dirección y como tal, al posar sus reales hace saber que le importa un pito lo realizado por el equipo anterior. Aquí, cada uno que llega hace lo que se le pone. Vamos a tener que pelear por que se cumpla el convenio, sino al tiempo.

Contramarcha 72 – O VENCEMOS O NOS ESCLAVIZAN

Editorial.-

O VENCEMOS O NOS ESCLAVIZAN

Se ha dicho hasta la extenuación que el capitalismo está dando sus últimos  coletazos; sin embargo desde Solidaridad Obrera no creemos que el sistema capitalista vaya a fenecer por sí mismo. Cada vez más capas de la población poseen sus “valores alienantes” y defienden sus injusticias y aberraciones, abiertamente. El capitalismo si tiene alguna virtud es la de adaptarse a todo tipo de condiciones y si le dejamos se adaptará también a la que se nos viene encima.

Las agresiones cometidas constantemente contra el medio ambiente, la conocida contaminación atmosférica, los cambios ejercidos contra la tierra y el mar (agroindustria, destrucción de la selva, vertidos industriales, residuos urbanos, contaminación de la aguas…) unidas al fin de las energías fósiles (petróleo, gas natural, carbón…) nos deparan una sociedad cada vez más violenta (guerras por el control de los pozos petrolíferos o minas (Irak, Afganistán. Siria, Yemen, Libia, Etiopia, Somalia…) y más autoritaria. El crecimiento del fascismo es evidente en los países europeos en los últimos años, coincidiendo con la agudización de la “crisis económica”: amplias capas de trabajadores y trabajadoras defienden abiertamente el racismo y la xenofobia contra los refugiados y migrantes, por ejemplo.

No crecemos las organizaciones revolucionarias, las que luchamos de manera horizontal por un mundo distinto, de igualdad, fraternidad, libertad, respeto a la naturaleza, decrecimiento… somos organizaciones “pequeñas” que aún estamos aprendiendo a trabajar en unidad. Aunque nos crecen los enanos y tenemos dificultades, de nuevo el electoralismo se mezcla en nuestras relaciones…

Tenemos que aprender deprisa, sembrar organización en los puestos de trabajo, en los barrios obreros, ejercitarnos en la lucha laboral y social. En definitiva preparar en la más amplia unidad la necesaria resistencia en el momento presente y el paso posterior a la ofensiva.

Nos va la vida en ello. O vencemos o nos esclavizan.

CONTRAMARCHA 72 – Descarga aquí

Contramarcha 71 – TRAS EL HUMO ELECTORAL NOS QUEDA LA LUCHA

TRAS EL HUMO ELECTORAL NOS QUEDA LA LUCHA

Ya paró el bochornoso espectáculo electoral que nada ha resuelto aunque amenazan con seguir siendo actualidad durante los próximos meses, debido a la “ingobernabilidad” que ha dejado los resultados del pasado 20D.

Nada ha cambiado, seguimos padeciendo la misma política, la misma ley del embudo, lo gordo para la Patronal y lo fino para los trabajadores; sigue la represión, los montajes policiales contra quienes luchan, la cárcel para los pobres, la impunidad para las clases dominantes; sigue la devastación de la naturaleza, de sus recursos, el derroche del petróleo y demás energías fósiles; siguen los incumplimientos de las promesas electorales y no municipalizan los servicios públicos que prestan los ayuntamientos, diputaciones o comunidades; siguen haciéndose más ricos los ricos y más pobres los pobres, sigue creciendo la desigualdad. Veinte personas tienen en nuestro país los mismos bienes que las trece millones de personas más pobres.

Esperar que todo ello se solucione por echar un papel a una urna es de ingenuos.

Nos queda como siempre la organización y la lucha. La organización que es algo más que afiliarse y pagar la cuota en un sindicato. Organizarse es participar activamente en todo lo que te rodea en la vida y no quedarse de mero espectador. Es no delegar en otros, si no asumir tus responsabilidades para contigo y para los demás, asumir que no hay salidas individuales pues son falsas, y que sólo las salidas colectivas nos salvan.

Lo más cómodo es no luchar y seguir esperando derrota tras derrota…pero todos sabemos que esta comodidad nos lleva al desastre.

Esto va calando en amplias capas de trabajadores y cada vez son más y más quienes se suman a las dudas contra este estado corrupto e injusto. Cada vez se están levantando más movilizaciones. Sumémonos.

CONTRAMARCHA 71 – Descarga aquí

Contramarcha 70

Contramarcha nº 70 en la web

Pincha aquí para verlo

 

 

REFUGIADOS EN EUROPA A ¿CAMPOS DE CONCENTRACIÓN?

Los refugiados sirios huyen de un país devastado por una guerra fraticida y sin control de la que no son responsables. Guerra y destrucción llevada a su país por los intereses del primer mundo (EEUU y Europa) para echar abajo al régimen de Bachar el Asad a cualquier precio y poner un gobierno títere que defienda sus intereses en la zona. Así,además de bombardear indiscriminadamente poblaciones civiles, EEUU ha financiado a ISIS (Estado Islámico) que ha conquistado extensas zonas ymasacrado miles de niños, mujeres y ancianos bajo acusaciones banales. También han financiadoa las Unidades de Protección Popular (YPG) Kurdas, mayoritarias en el Kurdistán sirio y acusadas también de “crímenes de guerra” contra la población árabe y turcomana; y ahora también se suman los bombardeos rusos que “defienden” a El Asad…

 

La Europa democrática se revuelve ante “la invasión” (Obispo Cañizares dixit) entre la pretensión de explotar a una población muy formada o impedir la llegada de estos refugiados a los que no se les puede discutir la razón de su condición, tal como se le discute a los refugiados de cualquier otra nacionalidad, por mucha guerra y aberración que haya en su país de origen, sobre todo si es africano. Los refugiados en su “larga marcha” de 3.110 km. hasta Alemania tienen que soportar aberraciones institucionales (lo de Hungría es de fascismo puro, lo de la policía griega de Syriza también), de las mafiasy de los nazis que no han dejado ningún albergue alemán para refugiados sin pegarle fuego. Ahora en invierno, entre barro, agua y frio, los refugiados esperan que este paraíso europeo, que tienen idealizado, no se convierta para siempre en el infierno que están padeciendo ante la indiferencia de casi toda la población.

Contramarcha 69 Especial Elecciones 2015

Para ver el nuevo número de nuestro periódico Contramarcha pincha aquí: Contramarcha n 69 en pdf

DEMOS UNA OPORTUNIDAD A LA SOLIDARIDAD OBRERA

Errare humanum est, sed perseverare diabolicum”

(Errar es humano, persistir en el error es diabólico)

Cuatro años después [abril de 2011], una nueva cita electoral nos convoca a los trabajadores para elegir a los sindicatos que nos representarán ante la Empresa. Cuatro años de descomposición de las condiciones de trabajo. Cuatro años de pérdida continuada de poder adquisitivo de las rentas del trabajo (salarios). Cuatro años continuados de precarización laboral. Cuatro años de continuos escándalos de corrupción política en los que incluso se han visto implicados algunos “sindicalistas” de las dos principales centrales sindicales (POSE-PP, perdón CCOO-UGT). Cuatro años perdidos para la clase trabajadora. Este es el balance real de este periodo inter electoral.

El cansancio, el aburrimiento, el asco incluso, provocado por este patético panorama socio-laboral ha servido de abono para la proliferación de formaciones políticas y sindicales que intentarán medrar al socaire de la decepción y la repulsa instintiva a la corrupción de los trabajadores. Si en lo político PODEMOS asistir en nuestro país a la eclosión de nuevas-viejas ofertas partidistas, en lo sindical tenemos también viejas-nuevas ofertas de elección: desde una “renacida” CNT defensora de la abstención activa hasta la “renovada” oferta personalista del profesional de la liberación, pasando por la agrupación de los diferentes descartes críticos de otras formaciones en las siglas Co.bas y la desaparición de algún rancio nombre de evocación nacional-falangista.

Pero si en lo político es incierto el resultado de este año preñado de citas electorales, en lo sindical no albergamos demasiadas esperanzas en volcar el resultado de 2011. La presencia fetichista en el imaginario colectivo de la clase trabajadora de CC.OO y UGT, gracias a la propaganda institucional y a la continua apelación a un pasado tan pretendidamente mítico como realmente decepcionante para la clase obrera de este país, y la monopolización de la categoría más influyente de Metro de Madrid –electoralmente hablando- por un sindicato “no político” (¿qué es entonces, cultural, deportivo, religioso,…?) permiten poco margen para el optimismo.

En estos cuatro años hemos asistido también al robo de nuestro salario con el incumplimiento patronal de las cláusulas de revisión y subida salarial del convenio 2009-2012. Tan solo Solidaridad Obrera porfió por la movilización y la acción sindical contra este expolio de nuestro salario. Propuestas de movilizaciones, paros y otras acciones defensivas fueron desactivadas una y otra vez por las fuerzas sindicales afines a la empresa; unas por “no ser políticas” y otras porque sus ejecutivas de más alto rango (regionales y nacionales) así se lo imponían. Recientemente hemos recibido la respuesta judicial a las denuncias que nos contaron que “teníamos ganadas” respecto a este asunto con el resultado que cabía esperar: a favor de la empresa.

Errar es humano” decían los antiguos latinos. Porfiar en el error es también de humanos, pero de humanos ignorantes. Cuando los trabajadores vemos una y otra vez como nuestros representantes, políticos o sindicales, traicionan las promesas, los programas y las ideas que decían defender, solo nos queda abandonar a esta casta de parásitos sociales y poner en práctica aquel principio que nos legaron los padres del movimiento obrero internacional: la solidaridad obrera.

Ante el ruido mediático que atruena nuestra sociedad, en estos momentos de emergencia social en los que diferentes grupos de las castas y élites sociales pugnan por controlar las fuentes de generación de riqueza, a los trabajadores solo nos queda reconocernos unos a otros como iguales, auto organizarnos en sindicatos de lucha y poner en práctica la Solidaridad Obrera.

 

 

Contramarcha 68

Para ver el nuevo número de nuestro periódico Contramarcha pincha aquí: Contramarcha n 68 en pdf

VUELVE EL DESPILFARRO

La publicidad de Metro de Madrid…

A lo mejor deberíamos preguntarnos si alguna vez se fue de verdad el despilfarro; pues a pesar de sus afirmaciones los recortes y saqueos solamente se aprecian en las nóminas de los trabajadores y en el servicio prestado. Los viajeros y viajeras siguen teniendo que pagar muy caro el abono; presumen de “congelar” las tarifas en 2015 pero no dicen que gracias a la nefasta Reforma Laboral han bajado más de un veinte por ciento la media de los salarios de la clase obrera. Tener hoy un salario “mileurista” es casi un privilegio cuando hace tan solo unos años era todo un “desprestigio”.

Sin vergüenza ni escándalo alguno han vuelto a llenar los paneles de publicidad de las estaciones del Metro de Madrid con anuncios del propio Metro de Madrid. Tratan de convencer de que utilicen el Metro a los viajeros y viajeras que ya viajan en Metro. ¿A qué “ingeniero” del PP se le ha ocurrido esta brillante y sorprendente idea?

Si en 2010, cuando ya tuvimos esta vieja y recurrente polémica se habían gastado la friolera de veinte millones de euros, ahora con las rebajas y recortes ¿cuánto dinero público, robado a los trabajadores y saqueado del servicio que se debía prestar, han donado a sus amiguetes empresarios? Será para la trama “Gürtel” o para la “Púnica” ¿A qué “ONG” estaremos donando esta vez?

Por si fuera poco también han entrado en el despilfarro anunciando la sanidad madrileña (la que han estado saqueando, privatizando y desmantelando), en paneles de Metro, autobuses y hasta en carreteras y barrios: “La mejor Sanidad y los mejores servicios…”; ¡hay que tener jeta!. En esta publicidad dice haberse gastado, la Comunidad de Madrid, 1,4 millones de euros y mientras los afectados de la Hepatitis C siguen muriéndose sin medicación; los enfermos apiñándose en las urgencias de todos los hospitales y si quieres cita para tú médico de cabecera tienes una semana de “dulce espera”.

Todo vecino de Madrid ha visto como han quitado las marquesinas de las paradas del autobús de la EMT, cientos y cientos de ellas, que estaban en perfecto estado y han puesto otras nuevas, con raya azul incluida. Para más “inri” cuentan un cuento y afirman que esta barbaridad “no tiene coste alguno”. ¡¡Serán sinvergüenzas!!

AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) hasta ayer empresa pública, ha empezado a cotizar en bolsa con una subida del 20% el primer día. No sólo despilfarran sino que siguen con la especulación y creando burbujas de todo lo que se mueve. Una empresa pública con beneficios que dan a sus amigos con la privatización llevada a cabo. Han dilapidado sus propiedades inmobiliarias, igual que están haciendo con Renfe y Adif, igual que están haciendo con Metro (Plaza Castilla, Cuatro Caminos, Ventas, Cavanilles…) Todo un robo a plena luz de lo que en teoría “era” de todos y todas y ningún juez de esos tan prestos a meter en la cárcel a cualquier trabajador en lucha, ya sea minero o pintor.

Por todo esto no hay ninguno en la cárcel. Y eso que tenemos el Código Penal más restrictivo y represor de Europa (ahora con cadena perpetua incluida, gracias al PPSOE), con las penas más graves por cualquier causa, resultando nuestras cárceles masificadas, las más atiborradas de Europa con 60.000 presos (que dicen costar 3 millones de euros diarios) y no hay un solo preso por el saqueo al erario público, ni un solo empresario por “delito contra el derecho de los trabajadores”, ni un solo ministro por las barbaridades cometidas… Las cárceles son para los obreros, para que no levantemos cabeza y se mantenga este sistema de explotación y barbarie, esta injusticia social manifiesta y miserable.

 

Seamos buenos demócratas, dejémosles en paz: Que sigan de fiesta! (¡viva el vino! Mariano Rajoy dixit)

Juventud y trabajo formativo

Juventud y trabajo formativo, ¿qué está pasando?

Por José Luis Carretero Miramar*

Según el Informe Conjunto sobre el Empleo de la Unión de 2013 la gigantesca crisis socioeconómica que estamos viviendo se ha cebado con enorme crudeza en la juventud europea. En septiembre de 2013, el Informe daba cuenta de tasas de desempleo juvenil (es decir, de los menores de 30 años) que iban del 7,7 % en Alemania o el 8,7 % en Austria, hasta el 56,5 % en España y el 57,3 % en Grecia. Al tiempo, se afirmaba que entre 2008 y 2011 la tasa de jóvenes europeos de 15 a 24 años que ni trabajaban ni estudiaban había aumentado en dos puntos porcentuales, hasta el 12,9 %, cifra que en países como Chipre, Croacia, Rumania, Irlanda, España, Italia y Bulgaria, se encontraba entre el 16 y el 23 %.

Frente a estas realidades las instituciones de los países miembros han respondido con continuas y, en muchos casos, profundas reformas laborales, caminando en la estela de una creciente flexibilidad en cuanto a los despidos y las condiciones básicas de trabajo. Asimismo, se han facilitado las formas de contratación temporal y a tiempo parcial en la mayor parte de los países de la Unión, se han introducido novedades en torno a la negociación colectiva que favorecen las aspiraciones patronales, y se han implementado rebajas y congelaciones de salarios que han implicado una evidente pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores.

Hemos de tener en cuenta que el llamado modelo europeo (o “modelo social”) de relaciones laborales ya había quebrado antes de la crisis. La conformación del Derecho del Trabajo como uno de los pilares fundamentales, junto a la democracia parlamentaria y el Estado del Bienestar, de las sociedades centrales del Continente viene siendo desdibujada en los últimos decenios por procesos paralelos de flexibilización de las normas, desregulación, descentralización productiva, sustitución de la negociación colectiva por la individualización de las relaciones de trabajo y conformación de novedosos marcos normativos funcionales a las necesidades empresariales.

El corazón de estos procesos ha sido estructurado en la forma de segmentación de la fuerza de trabajo y dualización de los mercados laborales, mediante la explosión incontrolada de formas de contratación “atípica” y precaria (a tiempo parcial, temporal, en misión, específica para colectivos concretos…); los procesos de descentralización acelerada sobre contratas y subcontratas, falsos autónomos, empresas de contratación temporal, etc.; la descomposición del modelo de gestión de las relaciones laborales basado en la negociación colectiva y el contrapoder sindical; y la irrupción, cada vez con más importancia relativa, de bolsas de actividad más o menos desregulada fronterizas entre el Derecho del Trabajo y otros ordenamientos conexos, como el trabajo para-subordinado o la formación empleo, de la que vamos a hablar en este texto.

Continue reading

Contramarcha 67

CONTRAMARCHA 67 EN PDF

Editorial.-

No queríamos un rey y ahora tenemos dos. Dos reyes y dos reinas. La monarquía se duplica aferrándose a sus privilegios. Cambio de titular, el juego es el mismo. No son muy innovadores que digamos, recordar que también tenemos dos Papas (Benedicto y Francisco). Si seguimos sin hacer nada estamos condenados a ser doblemente súbditos, en este reino y en el reino de los cielos.
No queríamos políticos y tenemos “chico nuevo con coleta en la oficina”. La irrupción de Podemos en las elecciones europeas con Pablo Iglesias resucitado¿? “rompiendo el bipartidismo PPSOE” (que anuncian futura fusión) generando ilusión (humo, sólo humo) y una auténtica epidemia electoralista, incluso en parajes cercanos al anarcosindicalismo que hasta ahora eran inmunes a los cantos de sirena parlamentarios y que ahora afirman que van a apostar por el municipalismo ¡en ciudades de más de 200.000 habitantes!. Ciento cincuenta años contándonos el mismo cuento, ¡y con éxito! pues siempre encuentran adeptos dispuestos a que les resuelvan lo suyo: vótame que yo te lo resuelvo, es mucho más fácil que nuestro lema: organízate, participa, decide y lucha. Es el cuento de la “toma del poder” cuando el verdadero “poder” no se juega en las elecciones.
Y lo realmente importante: la contestación social. Poca o nula. Pasó el 22M, y sus propios organizadores sufrieron pánico al escuchar el clamor multitudinario por la Huelga General. Ni el SAT, ni IU (y sus marcas blancas), ni Podemos, quieren oír hablar de Huelga General; igual que los sindicatos del sistema CCOO y UGT, desaparecidos sin combate. La situación laboral es insostenible, la explotación no encuentra límites en la realidad, si las leyes tras la Reforma Laboral permiten casi todo, la Patronal se lo toma todo y más. El fraude es ley. Se contrata por media jornada y se trabaja jornada y media. Se pacta un salario de miseria y se percibe poco más de la mitad… Los despidos, ERE´s, ERTE’s, continúan siendo la cotidianidad; la creación de empleo, las subidas salariales, las reducciones de jornada, etc, por el contrario en peligro grave de extinción total.
No hay grandes huelgas y sin embargo anuncian la Ley de prohibición de huelgas, porque no piensan bajar el ritmo en la demolición y saqueo de derechos, conquistas, salarios y puestos de trabajo.
Solidaridad Obrera sigue, y seguirá, potenciando la máxima unidad sindical y social para luchar, unidad siempre en construcción. Esperamos que en otoño renazca esta lucha unitaria hacia la Huelga General con un mensaje claro, nítido y positivo que recoja y organice a amplias capas de la clase obrera para la lucha real. Continue reading