¡A buenas horas!

Pues eso, a buenas horas el Sindicato mayoritario del comité de empresa realiza una reflexión a la cual nos sumamos:

“todas las propuestas que hace la empresa para el sector de mantenimiento van encaminadas a crear un ahorro para la empresa y una mejora en la cobertura de los servicios.  Esto conllevaría que los trabajadores perdieran poder adquisitivo y trabajen más en peores condiciones”.

Y aunque ahora estamos de acuerdo con vosotros, es indignante que lleguéis tan tarde a esta conclusión, desde Solidaritat Obrera ya lo hemos ido denunciando en nuestros escritos, concretamente en el de “De la plataforma de los trabajadores a la propuesta de convenio” de junio y en los varios escritos de nuestros afiliados de vías y catenaria que desde marzo hasta el día de la última Asamblea General han transmitido su preocupación al respecto evidenciando un redactado de Convenio insuficiente y con muchos flancos abiertos.

Pese a ello, y de saber de primera mano que siempre estáis muy atentos a lo que escribimos para luego hacer bandera de ello, en esa ocasión no nos hicisteis caso y firmasteis el convenio casi como si fuera una bendición divina. Pues bien, ahora os rasgáis las vestiduras y os ofendéis cuando os dais cuenta que ese articulado permite a la empresa todo eso que escribís y más.

Nos gustaría recordaros que, Leer más…

ASIGNACIÓN DE ACTIVIDADES PARA AAC’S

ASIGNACIÓN DE ACTIVIDADES PARA AAC´S

Tras 6 años sin realizar una asignación de actividades para la categoría de AAC´s, este lunes se publicó el aviso para realizarla, con la novedad de la aparición de 2 nuevos turnos (T4 y T5) dónde coexistirán agentes de tiempo total y parcial, y un T8 para tiempo parcial con variedad de horarios de entrada y salida en viernes, víspera de festivos y non stop.

Esos nuevos horarios se acordaron en el que dijeron que sería el “mejor convenio de la historia de Metro”, pero al parecer con las prisas del momento se olvidaron negociar muchos aspectos relativos a ellos. Una vez firmado ese texto redactado por la Conselleria de Treball y aún no publicado por la Generalitat de Catalunya como convenio, todo lo que quedaba por desarrollar se dejaba para las reuniones de la Comisión Mixta y Paritaria.

A nosotros, como a la mayoría de la plantilla de Metro, nos surgen infinidad de dudas y preguntas. Ninguna de las partes que conforman esta comisión (Dirección y Comité de Empresa) se digna a resolverlas cuando se les pregunta directamente ni tampoco informan a la plantilla del desarrollo de las reuniones. Por todo ello queremos plantear unas cuantas dudas por si alguien tiene a bien aclararlas:

  • ¿Por qué los AAC´s hacen petición a ciegas sin saber cuánto personal habrá en cada turno y en cada zona?

 

  • ¿Es necesario que T1 y T2 trabajen 8:30 horas los sábados existiendo 2 nuevos turnos que finalizan más tarde que estos?

 

  • ¿La única explicación para que sea necesario trabajar esas horas en sábado es que la cobertura de estos turnos será tan pírrica que no dará para cubrir el servicio?

 

  • El porcentaje en los turnos 4 y 5 entre tiempo total y tiempo parcial (65% – 35%) ¿sabemos si se aplicará en cada zona? ¿En cada línea? ¿O será como con los porcentajes de mínimos en los días de huelga y se hará un global entre todas las líneas convencionales?

 

  • Si es así, ¿cabe la posibilidad de que alguna zona quede sin agentes en los turnos 4 y 5?

 

  • Si estos turnos van a tener una cobertura tan deficitaria, ¿a la hora de cambiar fiestas podrán hacerlo con los de otro turno? En caso afirmativo, al devolver el día ¿se les respetará su horario?

 

  • En el momento de pedir vacaciones y miniperíodos ¿se harán en base a cada turno o se agruparán en turno y relevo?

 

  • ¿Se podrán cambiar fiestas entre compañeros de tiempo total y tiempo parcial pertenecientes al mismo turno? ¿Y vacaciones o miniperíodos?

 

  • ¿El personal de Tiempo Parcial del 75% puede solicitar los turnos 4 y 5, o únicamente el 8? ¿Los de un porcentaje mayor si?

 

Estos son muchos de los interrogantes que genera esta petición de servicios, interrogantes que deberían haber estado resueltos o bien antes de la firma del laudo encubierto, también llamado Convenio, o bien con anterioridad a publicar el aviso de petición de servicios. Ahora el tiempo corre, los AAC´s tienen hasta el 9 de noviembre para solicitar servicio y, hasta la fecha, ni Empresa ni Comité han explicado ninguna de estas cuestiones.

Todo ello nos hace pensar que la Dirección está usando esta petición como banco de pruebas estadístico para, una vez analizado qué piden los agentes, dar respuesta a algunas de estas preguntas.

Para finalizar una última pregunta:

¿Cuántos creéis que esta petición será la definitiva?

CARTA ABIERTA A LA PLANTILLA DE METRO OCT-17

CARTA ABIERTA A LA PLANTILLA DE METRO

Desde Solidaritat Obrera pensamos que es buen momento para dirigirnos a la totalidad de la plantilla de Metro, tres meses después de la Asamblea en las cocheras de Sants de julio’17, en la que se votó aprobar la propuesta de la empresa para desconvocar las huelgas y firmar el XXVII Convenio Colectivo. Y pensamos que es buen momento porque observamos cómo se van dando diferentes circunstancias que nos hacen estar alerta y no permanecer callados.

Mirando hacia atrás, debemos recordar, por si ya se ha olvidado, que fuimos los únicos en Asamblea que nos posicionamos a favor del NO. Otros sindicatos de Metro, ajenos al comité, también lo hicieron en escritos y RRSS. Pero hay que reconocer que nosotros fuimos el objeto de los “ataques” desde la mesa, más pendiente de manejar los tempos de la Asamblea, de intentar justificar su posición favorable a la propuesta que venia desde Treball con el beneplácito de la Dirección. Para ello, adoptaron una postura beligerante hacia los argumentos de Solidaritat Obrera cuando se intentaba explicar a la Asamblea el porqué de nuestro NO. Pero no es nada nuevo en la historia reciente del sindicalismo en Metro. Y aunque lo escrito hasta ahora hace que no olvidemos cosas que hemos vivido y otras que no hemos explicado muchas de las personas que formamos parte de este proyecto, lo que verdaderamente nos preocupa es lo que vemos, constatamos, intuimos que está sucediendo y que NADIE nos está explicando.

Y tenemos claro que hemos venido a pelear, a defender lo nuestro. Y tenemos claro que no nos va a callar nadie, ni de un bando ni del otro. No nos va a callar la empresa con sus actuaciones déspotas y prepotentes: negándonos la respuesta a escritos que le enviamos a Relaciones Laborales o a la Directora de las Personas, no lo van a conseguir negándonos la entrada a escritos en departamentos como Seguridad y Salud cuando denunciamos actuaciones que ponen en riesgo la salud de trabajadores. No lo va a conseguir el consejero delegado Enric Cañas ni su valedora Mercedes Vidal negándonos el participar en el consejo de administración de Metro, aduciendo normativas inventadas o imaginarias. No lo van a conseguir sus lacayos/asesores Pau Noy o Álvaro Nicolás con bloquearnos en Twitter para que no les molesten nuestros escritos.

Tampoco nos van a callar los sindicatos del comité con sus acciones, sus silencios, sus faltas de respeto a la plantilla al ningunearla negando la información y la participación en el desarrollo de un convenio que se parece como un huevo a una castaña de lo que empezó allá por finales del 2015 a lo que, algún día, se llegue a registrar ante la autoridad laboral. Y no nos van a callar porque no vamos a permanecer impasibles ante los modos en los que se está produciendo el desarrollo del convenio en las mesas técnicas.

No vamos a callar ante los abusos que se hacen desde el sindicato mayoritario en el uso de algo tan serio como la figura del presidente del comité y que, el resto, conoce y calla. No vamos a callar ante escritos del sindicato mayoritario que parecen más el infometro que otra cosa similar a un escrito sindical, ¿acaso en los hoteles donde negociabais a solas con la Dirección todas vuestras prebendas personales os quitaron, además de la honradez, la visión crítica y de paso la autocrítica? No vamos a callar ante el apagón informativo por parte del comité, sin saber si la negociación se hace como un todo, como partes o como cosas. No vamos a callar, y seguiremos pidiendo “sine die”, una Asamblea donde se explique los incumplimientos de la Empresa, el cambalache que se ha producido con el pago de los atrasos a cuenta de convenio, el oscurantismo en el cálculo de la masa salarial y la entrada del personal DyT en convenio. Porque nos gustaría saber que opinan del nuevo organigrama de Marc Grau (si alguno ha olvidado quien es y que hace, puede buscarlo en intranet), qué cobran los nuevos cargos, cómo han negociado su implantación, sus sueldos (porque los cambios organizativos no son esto, ¿verdad?).

¿Acaso habéis olvidado tod@s vuestras palabras de compromiso, en la Asamblea donde se pedían vuestras dimisiones, de hacer elecciones sindicales cuando estuviera firmado el convenio? Vuestra falta de vergüenza es tan grande como vuestras ganas de seguir pasteleando, apoltronados en unos cargos a los cuales no hacéis ningún tipo de honor ni dignidad, para que eso ocurriera deberíais tener de las dos cosas. Preferís callar y olvidar, hacer que la plantilla olvide y se calle, sin daros cuenta de que vendrán más luchas y más movilizaciones donde tendréis la necesidad de tener una plantilla combativa y donde os encontraréis una plantilla cansada, no de la lucha, de vosotros.

Ante eso, nosotros tenemos claro que hemos venido a pelear, a defender lo nuestro. Y si no somos capaces de detectar la indignación de la plantilla ante estas cosas, en Solidaritat Obrera sí estamos indignados. Y si la plantilla se conforma con lo que hay y no quiere pelear, si no quiere complicarse la vida luchando por lo suyo, nosotros sí. Y quizá no conseguiremos nada, o muy poco, pero no nos podremos reprochar el no haber hecho nada y haber callado ante lo que no nos gusta. Solo podréis reprocharnos el haberlo intentado, jamás el habernos callado y habernos rendido.

NOTA DE PRENSA SOBRE ASISTENCIA A CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE METRO DE BARCELONA

Desde Solidaritat Obrera queremos agradecer a los compañeros de la CUP, en particular al compañero Josep Garganté, su decisión de poner a disposición de los sindicatos combativos  el lugar que, como representante municipal, ocupa en el consejo de administración de Metro en TMB.

Solidaritat Obrera aceptó de buen grado esta propuesta por entender que sería una oportunidad para que nuestra visión crítica de la gestión política de Metro fuera escuchada, dudamos que atendida, por los políticos de turno y que tienen la responsabilidad de gestionar lo que, hasta ahora, ha sido un cúmulo de errores y despropósitos.

Pues bien, esta asistencia no ha sido posible, como ya nos suponíamos, porque a última hora de ayer el conseller delegat Enric Cañas, de Bcnencomú, vetaba nuestra asistencia con excusas contradictorias y sin fundamento. Cuando se había comunicado  en tiempo y forma adecuado y cuando, meses antes, en casos similares, brindaba esta posibilidad si algún compañero de la CUP no podía  asistir.

Ante esta situación sólo nos queda manifestar que los representantes políticos que ahora mandan en el ayuntamiento de BCN, bcnencomú, hacen gala de las mismas y poco democráticas prácticas políticas que tanto criticaban a “la casta” que decían venir a combatir. Se demuestra que la presidenta de TMB, Mercedes Vidal, no quiere ni transparencia ni democracia en TMB. Para ella sólo cuenta el sindicalismo oficialista y palmero de los sindicatos mayoritarios del régimen, CCOO y UGT. Está claro que a esta “nueva política” sólo le interesa las viejas formas del sindicalismo vertical y la opacidad de sueldos y gestiones millonarias con cargo a los fondos públicos. Sólo de esta forma se puede explicar una situación como la descrita.

El miedo que demuestran a que se conozca la verdad, contrasta con todo lo que proponían cuando llegaran al poder. Su democracia participativa ha quedado reducida a una democracia coercitiva al servicio de los mismos intereses que la sociovergencia ya puso en práctica cuando mandaba en TMB.
Solidaritat Obrera seguirá trabajando para que todas las oportunidades que se nos brinden puedan ser llevadas a cabo en beneficio de los trabajadores.