AVISO 61/2018 MetroMadrid – AVANCE NOTORIO EN LA VIGILANCIA DE LA SALUD

Al inicio de la reunión, la Dirección muestra su enojo ante las denuncias presentadas  por Solidaridad Obrera ante la Inspección de Trabajo, cumpliendo el compromiso adquirido por los delegados de Prevención de todos los sindicatos. Todas las denuncias son referentes a distintos fallos detectados en los trabajos de desamiantado, y con el peligro de seguir exponiendo a los trabajadores al mismo. Desde Solidaridad Obrera se sigue exigiendo el cumplimiento del RD396/2006, además de que se dote a los trabajadores de protecciones mientras se conviva con el material cancerígeno y más aún cuando estemos conviviendo con las empresas que realizan los trabajos de retirada, algo que está ocurriendo sobre todo en mantenimiento de trenes.

Para Solidaridad Obrera el avance en la vigilancia de la salud que nos anunciaron ayer en la Reunión de la Comisión de retirada del amianto es muy positivo, pues se amplía el número de los colectivos que van a ser incluidos en el RETEA, alcanzando la cifra de 917 trabajadores. También anunciaron que presentarían ayer mismo, ante la Autoridad Sanitaria, la relación de trabajadores pasivos que por jubilaciones o despidos, no están en Metro y deben ser incluidos en el protocolo de vigilancia de la salud.

Por otro lado ceden a la exigencia de realizar pruebas voluntarias a toda la plantilla que así lo solicite, es decir las placas de RX y la espirometría. El programa de vigilancia será implantado desde este año 2018, y se nos darán un orden de preferencia para que lo valoremos según colectivos.

Referente a esta vigilancia, se les dice la necesidad de incluir ya a los maquinistas que han trabajado con clásicos, debido a las dimensiones de las cabinas y la cantidad de amianto presente en éstas, además no sólo los activos, si no también los compañeros que ya no están en Metro.

También hemos continuado con la exigencia de realizar los TACAR voluntarios para los trabajadores inscritos en el RETEA como una prueba extra fuera del protocolo y de esta forma poder detectar asbestosis en estadios iniciales y que por la falta de vigilancia en estos 30 años tienen un carácter urgente. Con este compromiso puesto en marcha podremos saber y vigilar nuestro estado de la salud, ni que decir tiene que si se detectan casos en otros colectivos fuera del RETEA éstos serán incluidos en el protocolo de vigilancia específica o así debe ser según indica la Autoridad Sanitaria.

Para Solidaridad Obrera es fundamental que determinados estudios como los sedimentos en las estaciones y dependencias sean realizados, y que los elementos constructivos sean debidamente auditados para poder concluir cual es el estado real de los MCA en estaciones y dependencias. En el Comité de Seguridad y Salud la empresa se escudó en motivos económicos para no hacer estas mediciones,  aún no deben conocer cuáles son sus obligaciones, o sea, la protección de los trabajadores y la salud.

La medición de fibras en ambiente de los andenes de poco vale para sacar una conclusión real de la exposición, si no sabemos la friabilidad exacta de estos materiales y que está marcado por el fin de su vida útil. Este último aspecto en cuanto a los sedimentos que removemos en las diferentes tareas que se realizan en los distintos mantenimientos de las instalaciones fijas, ha sido puesto en conocimiento de la dirección en la comisión de desamiantado, debido a las negativas del Área de Prevención y salud Laboral.

Para Solidaridad Obrera los avances alcanzados nos ponen en la línea de la defensa de los trabajadores, no por ellos bajaremos la guardia, y llamaremos a la movilización unitaria de todos los trabajadores en asamblea general en los términos que hemos manifestado desde hace un mes, la movilización y la unidad de los criterios a defender centrará la estrategia sindical y seguro avanzaremos aún más rápido, poniendo el foco en una problemática que traspasa también los túneles del suburbano. Todas las perspectivas pueden confluir, sin faltar a la verdad y siendo sinceros con la situación, es decir, el principal factor de presión son los trabajadores afectados, ellos son siempre el testimonio real que la empresa ya no puede eludir.

Madrid a 1 de junio de 2018

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *