CARTA ABIERTA A LA PLANTILLA DE METRO OCT-17

CARTA ABIERTA A LA PLANTILLA DE METRO

Desde Solidaritat Obrera pensamos que es buen momento para dirigirnos a la totalidad de la plantilla de Metro, tres meses después de la Asamblea en las cocheras de Sants de julio’17, en la que se votó aprobar la propuesta de la empresa para desconvocar las huelgas y firmar el XXVII Convenio Colectivo. Y pensamos que es buen momento porque observamos cómo se van dando diferentes circunstancias que nos hacen estar alerta y no permanecer callados.

Mirando hacia atrás, debemos recordar, por si ya se ha olvidado, que fuimos los únicos en Asamblea que nos posicionamos a favor del NO. Otros sindicatos de Metro, ajenos al comité, también lo hicieron en escritos y RRSS. Pero hay que reconocer que nosotros fuimos el objeto de los “ataques” desde la mesa, más pendiente de manejar los tempos de la Asamblea, de intentar justificar su posición favorable a la propuesta que venia desde Treball con el beneplácito de la Dirección. Para ello, adoptaron una postura beligerante hacia los argumentos de Solidaritat Obrera cuando se intentaba explicar a la Asamblea el porqué de nuestro NO. Pero no es nada nuevo en la historia reciente del sindicalismo en Metro. Y aunque lo escrito hasta ahora hace que no olvidemos cosas que hemos vivido y otras que no hemos explicado muchas de las personas que formamos parte de este proyecto, lo que verdaderamente nos preocupa es lo que vemos, constatamos, intuimos que está sucediendo y que NADIE nos está explicando.

Y tenemos claro que hemos venido a pelear, a defender lo nuestro. Y tenemos claro que no nos va a callar nadie, ni de un bando ni del otro. No nos va a callar la empresa con sus actuaciones déspotas y prepotentes: negándonos la respuesta a escritos que le enviamos a Relaciones Laborales o a la Directora de las Personas, no lo van a conseguir negándonos la entrada a escritos en departamentos como Seguridad y Salud cuando denunciamos actuaciones que ponen en riesgo la salud de trabajadores. No lo va a conseguir el consejero delegado Enric Cañas ni su valedora Mercedes Vidal negándonos el participar en el consejo de administración de Metro, aduciendo normativas inventadas o imaginarias. No lo van a conseguir sus lacayos/asesores Pau Noy o Álvaro Nicolás con bloquearnos en Twitter para que no les molesten nuestros escritos.

Tampoco nos van a callar los sindicatos del comité con sus acciones, sus silencios, sus faltas de respeto a la plantilla al ningunearla negando la información y la participación en el desarrollo de un convenio que se parece como un huevo a una castaña de lo que empezó allá por finales del 2015 a lo que, algún día, se llegue a registrar ante la autoridad laboral. Y no nos van a callar porque no vamos a permanecer impasibles ante los modos en los que se está produciendo el desarrollo del convenio en las mesas técnicas.

No vamos a callar ante los abusos que se hacen desde el sindicato mayoritario en el uso de algo tan serio como la figura del presidente del comité y que, el resto, conoce y calla. No vamos a callar ante escritos del sindicato mayoritario que parecen más el infometro que otra cosa similar a un escrito sindical, ¿acaso en los hoteles donde negociabais a solas con la Dirección todas vuestras prebendas personales os quitaron, además de la honradez, la visión crítica y de paso la autocrítica? No vamos a callar ante el apagón informativo por parte del comité, sin saber si la negociación se hace como un todo, como partes o como cosas. No vamos a callar, y seguiremos pidiendo “sine die”, una Asamblea donde se explique los incumplimientos de la Empresa, el cambalache que se ha producido con el pago de los atrasos a cuenta de convenio, el oscurantismo en el cálculo de la masa salarial y la entrada del personal DyT en convenio. Porque nos gustaría saber que opinan del nuevo organigrama de Marc Grau (si alguno ha olvidado quien es y que hace, puede buscarlo en intranet), qué cobran los nuevos cargos, cómo han negociado su implantación, sus sueldos (porque los cambios organizativos no son esto, ¿verdad?).

¿Acaso habéis olvidado tod@s vuestras palabras de compromiso, en la Asamblea donde se pedían vuestras dimisiones, de hacer elecciones sindicales cuando estuviera firmado el convenio? Vuestra falta de vergüenza es tan grande como vuestras ganas de seguir pasteleando, apoltronados en unos cargos a los cuales no hacéis ningún tipo de honor ni dignidad, para que eso ocurriera deberíais tener de las dos cosas. Preferís callar y olvidar, hacer que la plantilla olvide y se calle, sin daros cuenta de que vendrán más luchas y más movilizaciones donde tendréis la necesidad de tener una plantilla combativa y donde os encontraréis una plantilla cansada, no de la lucha, de vosotros.

Ante eso, nosotros tenemos claro que hemos venido a pelear, a defender lo nuestro. Y si no somos capaces de detectar la indignación de la plantilla ante estas cosas, en Solidaritat Obrera sí estamos indignados. Y si la plantilla se conforma con lo que hay y no quiere pelear, si no quiere complicarse la vida luchando por lo suyo, nosotros sí. Y quizá no conseguiremos nada, o muy poco, pero no nos podremos reprochar el no haber hecho nada y haber callado ante lo que no nos gusta. Solo podréis reprocharnos el haberlo intentado, jamás el habernos callado y habernos rendido.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *