Aviso 26 2017 GRACIAS POR LA EXCELENTE ACOGIDA DE NUESTRA CAMPAÑA POR LA RECUPERACIÓN DE LA CONDICIÓN DE AGENTE DE LA AUTORIDAD

Agradecemos a los cientos de compañeros y compañeras que ya han plasmado su firma en las cartas individuales que instan al nuevo Consejero Delegado para que trabaje en recuperar la consideración de los trabajadores de Metro como agentes de la autoridad en el desarrollo de su trabajo.

Como recordaréis Solidaridad Obrera reclamó mediante escrito, reproducido en nuestro Aviso 88/2016, al anterior Consejero la recuperación de la condición de agente de la autoridad. Recibimos buenas palabras y un compromiso formal. Una vez producido el cambio de Consejero, también, desde Solidaridad Obrera, le instamos a que continúe con el compromiso y lo haga suyo sin más dilación. Por ello hemos tomado la iniciativa, para agilizar el proceso, de organizar esta recogida de firmas.

Se están repartiendo impresos junto con nuestro periódico Contramarcha y trataremos de haceros llegar los que nos pidáis desde vuestro puesto de trabajo. Se trata de “inundar” de cartas el despacho del Consejero. Por ello es preferible que las cartas firmadas nos las remitáis por correo interno a Solidaridad Obrera para que nosotros las contemos antes de darles entrada.

Por otro lado, hay que tener en cuenta algunas aclaraciones para evitar malentendidos:

1º. Recordar que los trabajadores y trabajadoras de Metro teníamos la consideración de Agentes de la Autoridad; hemos ostentado esta figura legal hasta que el 25 de julio de 2013, mediante la ley 9/2013, fueron derogadas las leyes sobre las que se sustentaba el Reglamento de Viajeros de Metro de Madrid.

2º. La consideración de Agente de la Autoridad únicamente sería efectiva durante el desempeño de nuestras funciones laborales o derivada de ellas. En ningún caso repercutiría en los actos de nuestra vida privada.

3º. No significaría cambios o aumento de nuestras funciones. Lo que se pretende es, como en el caso de médicos y maestros, disuadir a cualquier potencial agresor o agresora. Para ello es necesario que se desarrolle una campaña en paralelo, por parte de la Empresa, advirtiendo del castigo que espera a quien  AGREDA a un trabajador o trabajadora de Metro en el cumplimiento de sus funciones.

4º. A pesar de que el mayor número de agresiones, físicas o verbales, se produce contra trabajadores y trabajadoras que están en mayor contacto con los viajeros, estas cartas deben ser firmadas también por los integrantes del resto de colectivos.

Una vez hechas estas aclaraciones os animamos a seguir cumplimentando las cartas para presionar al Consejero Delegado. Sabemos que la decisión última no está en sus manos, pero él, como responsable político en Metro, puede mover los hilos necesarios para que consigamos esta reivindicación.

Madrid 3 de marzo de 2017

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *