Aviso 55/2016

EL JUEGO DE LAS DIFERENCIAS

Los trabajadores y las trabajadoras de Metro nos sentimos muchas veces agraviados por las diferencias a las que nos vemos sometidos cuando nos comparamos con los logros y el trato que reciben los trabajadores y trabajadoras de la EMT.

Vemos, con envidia sana, como firman sus Convenios recogiendo muchas de sus pretensiones: mejoran aspectos laborales, condiciones de trabajo, crean empleo, mantienen sus jubilaciones parciales, etc… mientras en Metro, la Dirección lejos de aceptar propuestas de la parte social, cada nueva reunión es una vuelta de tuerca a nuestras reivindicaciones, un paso más en empeorar nuestras condiciones de trabajo, de no recuperar poder adquisitivo… en definitiva, de imponer unilateralmente sus pretensiones. Es decir, una diferencia abismal con respecto a los compañeros de la EMT, un agravio comparativo y una discriminación en el trato que, desde nuestro lado consideramos un doble rasero a la hora de tratarnos a unos y a otros por parte de las respectivas administraciones.

Pero la realidad es tozuda, y suele explotarnos en la cara, por mucho que intentemos mirar hacia otro lado… las diferencias entre el trato que reciben ellos y el maltrato que recibimos nosotros tiene una explicación muy sencilla.

En Solidaridad Obrera estamos convencidos que este “trato injusto” y ésta “discriminación” que padecemos con respecto a los compañeros de la EMT no es una desigualdad, si no una consecuencia directa de lo que sí nos diferencia a una y otra empresa.

Las Asambleas Generales que convocan los compañeros de la EMT tienen una asistencia media de 6000 trabajadores, es decir más del 70% de la plantilla, en Metro, acuden 500 trabajadores en el mejor de los casos, un 7%.

Cuando desde la EMT se convoca una manifestación, una concentración o cualquier otro acto de protesta, acuden aproximadamente el 90% de los que pueden acudir, en Metro, sin ir más lejos, ayer día 23, apenas éramos 350 trabajadores los que nos manifestamos por nuestro Convenio.

Con estas demostraciones de fuerza, los compañeros de la EMT no suelen necesitar convocar huelgas, pero cuando lo hacen, el seguimiento raya el 100%, siendo residual los que no la  secundan. En Metro el seguimiento de los paros es muy desigual dependiendo de los colectivos de pertenencia…

Solidaridad Obrera siempre ha puesto de ejemplo la lucha que los compañeros de la EMT llevan a cabo, miramos  y aplaudimos con sana envidia sus logros.

Todos sabemos que ese es el único camino con el que podremos borrar las diferencias entre los trabajadores de Metro y de la EMT, y por lo tanto así recibiríamos el mismo trato.

Desde Solidaridad Obrera queremos agradecer, y aplaudir, a todos esos compañeros y compañeras que acudieron a la manifestación del día 23 con todo el entusiasmo y las ganas de pelear por conseguir un Convenio para todos. Esperemos que su ejemplo cunda y cale en el resto, y en próximas movilizaciones seamos muchos más los que tomemos la calle para luchar.

¡¡LA LUCHA SI SIRVE!!

¡¡DESPIERTA, DESDE EL SILLÓN NO SE LUCHA!!

¡¡ES TU CONVENIO, ES NUESTRO CONVENIO!!

Madrid 24 de junio de 2016

Por Solidaridad Obrera

La Junta Sindical

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios