Por un Convenio Justo

POR UN CONVENIO DIGNO. CONTRA EL ENTREGUISMO SINDICAL

Para Solidaridad Obrera es negativo este preacuerdo porque:

· Seguimos perdiendo poder adquisitivo. La subida salarial no llega al aumento del coste de la vida real.

· Perdemos 615.000€ que nos adeudan en concepto de productividad de 2006.

· Se incumple el compromiso del señor ZP de crear escuelas infantiles en las empresas donde 5 trabajadores lo soliciten.

· Se institucionalizan, dándoles validez legal, los informes negativos a trabajadores interinos.

· Se mantienen trabajadores de primera y trabajadores de segunda (este es el caso de los conserjes de colegio, que trabajan más horas anuales y con jornada partida a cambio de nada y se les obliga a tomar las vacaciones en periodo estival a cambio de tres días más de vacaciones, al resto de trabajadores municipales por coger las vacaciones fuera del verano nos dan cinco días).

· Las ayudas sociales son claramente insuficientes, ni subvención del transporte público, ni descuentos en instalaciones deportivas y culturales ni hablar de días libres por enfermedad de hijo menor.

¿Cómo se negocia el futuro de los trabajadores municipales de Alcorcón?

Como todos sabemos los sindicatos firmones (CCOO y UGT) ya han llegado a un acuerdo con la Empresa sobre el convenio y acuerdo colectivo que regirá el futuro de los trabajadores municipales durante los años 2008, 2009, 2010 y 2011.

Hasta la fecha la única Asamblea General de trabajadores que se ha convocado fue en el pasado mes de Mayo, donde las secciones sindicales informamos de la marcha de las negociaciones a los trabajadores, expresando que la apuesta y el caballo de batalla sindical para este convenio – acuerdo era conseguir unas mejoras salariales que facilitaran a los trabajadores hacer frente a la crisis económica generada por las grandes empresas y las grandes fortunas, desde una posición algo más estable.

En aquel momento existía, aunque llena de desconfianzas mutuas y puñaladitas por la espalda, unidad sindical. Por supuesto esta unidad sindical estaba vinculada a una plataforma reivindicativa que pedía subidas salariales por encima del IPC de un 8% para 2008, 7% para 2009, 5% para 2010 y un 4% para el 2011, así como la equiparación de todos los trienios a los del grupo A.

Sólo DOS MESES después de esta Asamblea General nos encontramos de bruces con un preacuerdo negociado en reuniones paralelas pseudo clandestinas entre la Empresa y los sindicatos firmones donde la subida salarial pasa a ser de un 0 zapatero para el 2008, un 0,25% para el 2009, un 0,50% para el 2010 y un 0,75% para el 2011. y los trienios que cobra el grupo D podrán llegar a equipararse en el 2011 a los que cobra el grupo C pero pagando la mitad entre todos los trabajadores.

Además los 615000€ que nos adeuda la Empresa en concepto de productividad del año 2006 también se olvidan para siempre.

¡Que bien negociáis, vaya acuerdazo!

Las negociaciones de este convenio – acuerdo han estado plagadas de incidencias de las que cabe destacar por ejemplo el interés del sindicato UGT en que Solidaridad Obrera no participara en las negociaciones, saltándose a la torera los acuerdos intersindicales previos y forzando el aplazamiento de las negociaciones, en un momento tan crítico para los políticos como son las Elecciones Generales, no fuera a ser que los trabajadores amargaran la fiesta al señor Senador. Intentaron impedirlo utilizando el Estatuto Básico de los Empleados Públicos (EBEP) ley que también fue negociada por estos sindicatos firmones. Pero aunque Solidaridad Obrera no tuvo voto ni quiso firmar ningún acta, su perseverancia permitió que pudiera seguir informando puntualmente a los trabajadores de la marcha de las negociaciones, así como intentar influir en las mismas en beneficio de éstos.

Algo después y vinculado al convenio, se empieza a negociar el reglamento de conserjes de la concejalía de Educación, pero esta vez quien carga contra Solidaridad Obrera es el Concejal de turno, excusándose en unas pequeñas inexactitudes sobre unas cifras de alumnos por colegio y relativas al plus que cobran los conserjes y de las que ya se dieron cuenta públicamente, impidiendo que SO participe en las negociaciones, con la connivencia de estos sindicatos firmones. Pero aún así Solidaridad Obrera insistió y acudió a todas las reuniones de negociación, consiguiendo al fin ser admitidos, aunque para entonces ya lo tenían todo negociado.

En cuanto a los resultados de las negociaciones del convenio – acuerdo colectivo debemos saber que a partir de su firma se darán validez a los informes negativos que tantos compañeros de PPJJ interinos han sufrido.

Que aunque desde SO se ha solicitado varias veces, no se realizará una valoración adecuada de los puestos de trabajo. Heredaremos los del PP (aquellos tan malos y que obligaron a UGT a levantarse de la mesa). Ahora si vale la valoración.

También como ya se ha mencionado perderemos para siempre los 615000€ del pago de la productividad de 2006 que aún nos adeudan.

Los únicos avances en relación a la conciliación de la vida laboral y familiar son los derivados de la aplicación de la Ley de igualdad. Y en relación a los riesgos laborales de la aplicación de la ley de prevención. Pero para hacer cumplir la Ley no es necesario un convenio.

Además se mantienen trabajadores de 1ª y trabajadores de 2ª, como es el caso de los conserjes de colegio, que trabajan más horas al año y con jornada partida a cambio de nada, y tan sólo reciben tres días compensatorios por estar obligados a coger las vacaciones en periodo estival, mientras que en otros departamentos se cobran pluses por jornada partida, realizan menos horas anuales y reciben cinco días compensatorios por coger vacaciones fuera del periodo estival.

Tampoco se consigue la añorada escuela infantil para los hijos de los trabajadores, tal y como se comprometió el señor ZP en su debate televisivo preelectoral.

Ni la ayuda al transporte, vinculada al uso de transporte público, que ayudaría tanto a las economías de los trabajadores como a la contaminada atmósfera de una de las ciudades más contaminadas de España.

Ni siquiera subvenciones para entrar en las instalaciones deportivas y culturales municipales, y eso que no les costaría ni un euro.

Para llegar a este lamentable acuerdo, que vamos a tener que sufrir durante al menos cuatro años, en ningún momento estos sindicatos firmones han consultado con los trabajadores y ni tan siquiera con sus propios afiliados, algo que demuestra el miedo que tienen estas élites sindicales plagadas de liberados a que los trabajadores expresen en asamblea sus intereses.

Tampoco durante la negociación se ha planteado ninguna medida de presión para conseguir las demandas sindicales (algo elemental en el sindicalismo, o ¿acaso alguien se cree que los derechos laborales se consiguen sin ninguna presión de los trabajadores?)

En definitiva para Solidaridad Obrera nos encontramos ante un mal preacuerdo, donde los trabajadores siguen siendo los paganinis de la crisis económica. Una crisis cíclica del sistema capitalista originada por los desajustes generados en los mercados financieros, inmobiliarios y alimentarios, por las grandes fortunas especuladoras sin escrúpulos que han acumulado enormes beneficios durante la etapa de bonanza económica.

Pero estas grandes empresas tampoco pierden durante la crisis, tan sólo ganan algo menos de lo que esperaban como son los casos que publica la prensa estos días, donde  los beneficios en el primer semestre del año 1º de la crisis de grupos como Iberdrola, se han incrementado un 78%, es decir 1959 millones de euros, su presidente ha ganado en ese periodo 12.7 millones; de Endesa se publica que ha ganado un 378% con respecto al ejercicio anterior, 6002 millones y el BBVA,  3108 millones.

Al mismo tiempo los precios no paran de subir para los consumidores con incrementos desproporcionados en combustible, alimentación, luz, euríbor…

Pero si los trabajadores no somos los responsables de la situación económica, ¿por qué tenemos que pagarla?

Como trabajadores asalariados la única forma de conseguir mejoras sustanciales en la calidad de vida de nuestras familias es mediante un aumento salarial y/o mejoras sociales que repercutan directamente en nuestro bienestar.

Por ello tenemos que rechazar este preacuerdo, por ser negativo para los intereses de los trabajadores municipales y exigir a nuestros representantes sindicales que estén a la altura de los trabajadores a los que representan, pues esta bajada de pantalones es excesiva.

Desde S O pensamos que con la unión y la implicación de todos los trabajadores podemos conseguirlo, como ya han hecho los trabajadores del Ministerio de Justicia, de la limpieza del Metro, de las residencias de mayores de Valencia (con gobierno pepero), de la EMT (gobierno pepero),etc. que tras varias jornadas de lucha unitaria de los trabajadores han conseguido importantes mejoras salariales y sociales.

Ya sabemos que los sindicatos firmones nos van a vender las bondades de este su preacuerdo, con la verborrea habitual para estos casos (No se ha podido conseguir más) (Antes estábamos peor) (Esto es mejor que nada) etc.

Pero si no somos los responsables de su crisis, no tenemos porque pagarla.

Tomemos conciencia de esto y actuemos en consecuencia, y si los sindicatos con sus liberados no nos sirven que se vayan a currar al tajo.

Si nadie trabaja por ti, Que nadie decida por ti.

NO AL PREACUERDO DE LOS SINDICATOS FIRMONES

Imagen de muestra

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *