Nota de prensa Destitución del Presidente de Metro 8 de marzo de 2006

EL SINDICATO SOLIDARIDAD OBRERA DEMANDA LA DESTITUCIÓN INMEDIATA DEL PRESIDENTE DE METRO DE MADRID, S.A. Y OTRAS ACCIONES

 

A continuación reproducimos el texto del escrito que hemos entregado hoy al Director-Gerente de Metro de Madrid, S.A., Sr. Ildefonso de Matías.

 

Diversos medios de comunicación han recogido referencias y declaraciones del Presidente de esta empresa, Sr. Manuel Melis, que evidenciarían una grave negligencia empresarial y de los responsables de la construcción del tramo de ampliación de la línea 9, con riesgo para la vida de los viajeros y los trabajadores (de Metro y otras empresas subcontratadas).

Por ejemplo, reproducimos estas citas tomadas de la web de la Cadena Ser: “… deficiencias técnicas extraordinariamente peligrosas para la circulación de trenes…”, “… desastre extraordinario…”.

Solidaridad Obrera presentó en su momento diversos escritos con relación a las deficiencias de seguridad y de otro tipo en las estaciones, en la vía y en la línea aérea de dicho tramo de la red. Además, denunciamos a la empresa ante la Inspección de Trabajo por los graves riesgos laborales a los que se expuso a los trabajadores de las empresas que durante el mes de agosto realizaban obras de reparación o reforma de la construcción inicial de la línea aérea y la vía.

Por todo ello, Solidaridad Obrera requiere la destitución inmediata del Sr. Melis y el inicio de otras acciones, dentro y fuera de la empresa, para exigirle responsabilidades, de tipo que fueran, por estos hechos que él ha reconocido.

 

Madrid, 8 de marzo de 2006

Por SOLIDARIDAD OBRERA,

Fdo. Juan A. González Sánchez

(Teléfonos de contacto: 913798733, 914335786 y 610078090)

 

 

 

Oficio, Conducción ecológica, asistencia a cursos


Unidad de PREVENCIÓN y SALUD LABORAL

COMITÉ de SEGURIDAD y SALUD

 

 

Asunto: CONDUCCIÓN ECOLÓGICA DE VEHÍCULOS.

Formación para una conducción ecológica de los vehículos de la empresa

 

Consideramos que este asunto también se corresponde con las competencias de esa Unidad y ese Comité, ya que enlaza con cuestiones relacionadas con los riesgos laborales y el medio ambiente.

Los ayuntamientos de los municipios de Pozuelo de Alarcón, Alcalá de Henares y Fuenlabrada, recientemente han desarrollado cursos gratuitos de este tipo de formación. En la organización de estos cursos también han participado la Consejería de Medio Ambiente y algunas organizaciones privadas, como el Real Automóvil Club y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA).

Se trata de cursos de cuatro horas, en los que se imparten técnicas de conducción orientadas a un mejor aprovechamiento del combustible. Entre ellas: mantener la velocidad lo más uniforme posible, la correcta elección de la relación de marcha con la que circular, las frenadas y desaceleraciones, el arranque, el apagado del motor en paradas superiores al minuto o incluso cómo utilizar en su provecho las inercias del propio vehículo.

El objetivo es aprender a conducir adecuadamente con la finalidad de reducir el consumo de carburante, lo que conduce al ahorro y a la disminución de emisiones contaminantes. Los promotores de estos cursos estiman que se produce un ahorro en combustible cercano al 15%. Además, se reconocen otras ventajas medioambientales, pues se lograría una importante reducción de emisiones de CO2 (monóxido de carbono), con la consiguiente mejora de la contaminación atmosférica.

El 28% de las emisiones de CO2 en España tiene su origen en el transporte, de ahí la necesidad de actuar en todos los frentes para cumplir con los compromisos adquiridos por el Protocolo de Kioto. Otra ventaja se refiere a la contaminación acústica; por ejemplo: el ruido provocado por un coche a 4.000 revoluciones de régimen de giro de motor, equivale al de 32 coches a 2.000 vueltas.

Asimismo, estamos convencidos que una conducción de este tipo puede influir positivamente en la reducción de los riesgos laborales de los trabajadores y otros riesgos de accidente de terceros.

Por todo ello, proponemos a la empresa que se interese por esos cursos o facilite esa formación a los trabajadores que conducen los vehículos de la empresa. Esta formación debe ser incluida dentro del plan de formación de la empresa y llevada a cabo dentro de la jornada laboral ordinaria de cada trabajador.

Madrid, 3 de marzo de 2006

Por SOLIDARIDAD OBRERA,

Fdo. Juan A. González Sánchez